La Acuicultura

La acuicultura una creciente fuente de alimentos

La acuicultura es uno de los sistemas de producción de alimentos que está registrando un rápido crecimiento en todo el mundo. En general, por medio de la acuicultura, se produce una gran variedad de organismos acuáticos tanto de agua dulce como salada: peces, reptiles, anfibios, crustáceos, moluscos, plantas y algas, y productos no alimentarios, tales como perlas y conchas marinas para usos ornamentales y decorativos.

Durante la última década el aumento de la oferta de productos pesqueros ha estado representado en un 100% por los organismos provenientes del cultivo, compensando la variación negativa sufrida por la pesca extractiva y demostrando ser la única alternativa para aumentar la oferta mundial de pescados y mariscos.

Cada vez son más los países que realizan esta actividad como fuente suplementaria de proteínas; pero también es utilizada para resolver problemas de conservación de las especies por la sobrepesca a la que son sometidos, y como fuente de empleos y divisas.

En muchas de las áreas, sobre todo rurales de todo el mundo, ha llegado a ser una importante actividad económica dado que produce alimentos, con lo que se refuerza la seguridad alimentaria de las poblaciones.

A través de este artículo conoceremos más sobre las características y tendencias de esta actividad.

Definición de acuicultura

La acuicultura ha sido definida por la FAO como el cultivo de organismos acuáticos, incluyendo peces, moluscos, crustáceos y plantas acuáticas, lo cual implica la intervención del hombre en el proceso de cría para aumentar la producción, en operaciones como la siembra, la alimentación, la protección frente a depredadores, etc.

Este proceso envuelve la reproducción parcial o total del ciclo biológico natural de aquellas especies acuáticas seleccionadas, y puede ser realizado ya sea en aguas marinas, salobres o dulces.

Etimología

El término acuicultura está formado con raíces latinas: “aqua” que significa “agua”, "colere", que significa "cultivar" y el sufijo "ura" que es la acción.

Origen e Historia de la Acuicultura

Los inicios de la acuicultura se dieron motivados por una simple necesidad de mantener vivos los animales capturados en el medio natural hasta el momento de su venta.

El encierro de animales acuáticos silvestres en lagunas, estanques o pequeños lagos poco profundos, fue la primera forma de acuicultura practicada y se remonta a la era neolítica, alrededor de 4000 a. J.C. en China, posiblemente debido a los deseos de un emperador de contar con un suministro constante de peces.

Existen restos arqueológicos que datan de 2500 a.C. que contienen un bajo relieve sobre el muro de un templo egipcio, que representa un precultivo de Tilapias en un estanque artificial.

Por otra parte, hay evidencias de que hace 1400 años a. de J.C. los japoneses, los griegos y los romanos cultivaban ostras con grandes éxitos en tanques especialmente diseñados para esto.

Aparición de documentación técnica

Ya en el año 475 a. C. un político chino, convertido en piscicultor, llamado Fan Lei escribía el primer Tratado que se conoce sobre la acuicultura, Classic of fish culture, en el que se relataban las experiencias de cultivo de la especie Cyprinus carpio (Carpa), autóctona en ese país.

Sin embargo, no fue hasta la Edad Media que las técnicas de cultivo en estanques comenzaron a desarrollarse, particularmente en los monasterios que necesitaban una fuente de alimento sin carne, para los muchos días de ayuno impuestos por la fe cristiana.

En el sur de Europa, la piscicultura en aguas salobres también se remonta a esta época, cuando las lagunas y los estanques costeros se diseñaron para retener a los peces arrastrados por la marea.

El cultivo intermareal para mejillones y ostras, llamada "bouchots" en francés, se remonta al siglo XIII. Esta técnica se extendió ampliamente a lo largo de la costa atlántica francesa durante el siglo XIX.

En cuanto a las algas, los primeros registros de la intervención del hombre en la producción datan de 1670 d.C, cuando los pescadores se dieron cuenta de que las cercas de bambú, utilizadas para cultivar peces estaban cubiertas de algas y que, moviendo la cerca de bambú, podrían hacer que las algas crecieran más rápido.

Criaderos y aumento de la productividad

A partir del siglo XVII, las poblaciones de peces de agua dulce comenzaron a disminuir en ciertos lugares, probablemente debido al aumento de la población humana. Las autoridades comenzaron a explorar la idea de repoblar ríos con alevines nacidos en cautiverio.
En el año 1758 se produce sin lugar a dudas un gran salto con el descubrimiento realizado por el investigador de origen austríaco Stephen Jacobi, sobre fecundación artificial de huevos de truchas y salmones.
En 1830 el argentino Bernardo A. Houssay realizó los primeros estudios de reproducción artificial inducida de peces mediante la utilización de hormonas exógenas para inducir la ovulación de peces, lo que le valió el Premio Nobel.

Desarrollos más recientes

Desde finales del siglo XIX, la trucha arco iris lideró el progreso en la piscicultura europea. Esta especie estadounidense demostró estar mejor adaptada a la acuicultura que su prima europea, la trucha marrón: es más resistente, crece más rápido y puede soportar mayores densidades de cría.

A fines de la década de 1960, las jaulas hicieron posible el cultivo del salmón del Atlántico, en Europa y de peces ambarinos y doradas en Japón.

Los peces estaban cautivos en una gran red en forma de bolsillo anclada al fondo y mantenida en la superficie por un marco flotante rectangular o circular, originalmente hecho de bambú, reemplazado luego por plástico.

El salmón, debido a su escasez en la naturaleza, se había convertido en un producto de lujo. Su nueva disponibilidad a precio razonable demostró ser un éxito comercial sin precedentes que convirtió a la agricultura marina en un sector prometedor en Europa.

Durante la década de 1990, la cría de lubina y dorada se extendió por todo el Mediterráneo y las Islas Canarias. El salmón, la lubina y la dorada siguen siendo los productos estrella de la piscicultura marina europea.

Las décadas de 1990 y 2000 vieron el desarrollo de otra forma de agricultura intensiva, esta vez de peces planos. Las jaulas flotantes no son adecuadas para estos peces, que necesitan descansar sobre un fondo arenoso. Por lo tanto, se introdujeron tanques en tierra con agua de mar.

Con respecto a la cría de moluscos, el cultivo tradicional de mejillones y ostras se mejoró durante la década de 1970 mediante el uso de cultivos suspendidos con cuerdas y palangres.

El cultivo de conchas (alfombras acanaladas o almejas de cuello corto) comenzó en la década de 1980, cuando se desaconsejaba pescar a mano o dragar para proteger los recursos.

Importancia de la Acuicultura

Las limitaciones de terrenos para la expansión de pastizales para el ganado, así como las limitaciones ecológicas para aumentar la producción pesquera de captura, han permitido que la acuicultura se convierta en la próxima y quizás la última esperanza de producción de proteína animal a gran escala.

La actividad acuícola puede ser desarrollada para reproducir organismos con uso ornamentales o para repoblar comunidades que no disponen de algunas especies o en las que se encuentren en peligro de desaparición.

Por otra parte, las materias primas producto de la actividad pueden ser empleadas en diferentes usos industriales o farmacéuticos, como por ejemplo productos antitumorales basados en organismos marinos; ostras, para el cultivo de perlas; algas para la obtención de agar, etc.

Los peces y algunos moluscos pueden ser empleados como bioindicadores de calidad; en redes de abastecimiento de agua, o para evaluar la calidad del agua de los ríos, por ejemplo, el salmón es una especie indicadora del grado de contaminación de los ríos.

Los residuos orgánicos compuestos principalmente por vísceras, cabezas y pieles de los peces, además del material derivado de los cortes, son reutilizados para la obtención de harina y aceite de pescado que se destinan a nutrición animal y plantas refinadoras, y como fertilizantes.

La acuicultura es una importante actividad generadora de ingresos y una fuente de empleo que mitiga la tendencia a la urbanización y crea una mayor demanda de bienes y servicios que estimulan la inversión, el crecimiento económico regional y el bienestar social.

Características de la Acuicultura

El objetivo final de la acuicultura es la producción, crecimiento y comercialización de organismos de aguas dulces, salobres o saladas, útiles para el hombre y/o animales.

Los cultivos acuícolas implican el control de los organismos y del medio acuático, (temperaturas óptimas, abastecimiento de agua suficiente y de calidad), que constituirán los parámetros determinantes para el cultivo.

Tipos de acuicultura

Existen varias clasificaciones de la acuicultura basadas en diferentes criterios, entre los cuales podemos mencionar:

Según la especie o familia a cultivar

Se utilizan términos como: Truchicultura para el cultivo de trucha; Camaronicultura: cultivo de camarones; Conchicultura o Coquilicultura para el cultivo de moluscos bivalvos, Mitilicultura para mejillón; Astacicultura para cangrejos, Ostricultura en ostras y ostión, etc.

Por razón del medio de cultivo

Cultivos marinos

Los que se desarrollan en el mar o en zonas en comunicación directa con éste (bahías, ensenadas, lagunas, rías, bocas de ríos), en agua salada o salobre.

Cultivos continentales

Los que se desarrollan en ríos, lagos, embalses o en agua dulce.

Por el ciclo de vida que comprenden

Cultivo total o integral

El que abarca desde el proceso sexual de los progenitores, hasta los individuos adultos capaces de reproducirse, para iniciar un nuevo ciclo.

Cultivo parcial, semicultivo, engorde

En éste sólo se atiende al animal, durante cierto período de su vida, por ejemplo, desde el huevo hasta el alevín, o desde el alevín hasta el pez comercial.

Según las especies trabajadas

Monocultivo

Se utiliza una sola especie durante todo el cultivo.

Policultivo

Cultivo de dos o más especies en el mismo estanque con el propósito de aprovechar mejor el espacio y el alimento, por ejemplo, el cultivo de la mojarra (se mantiene en la superficie) y la cachama (se mantiene por debajo de 50 centímetros de la superficie), en el mismo estanque.

Cultivos integrados

Se fundamenta en el aprovechamiento directo del estiércol de otros animales como patos o cerdos para la producción de plancton (fitoplancton) que sirve de alimento para los peces.

Sistemas de producción acuícola

Los niveles de intervención del hombre en la actividad acuícola pueden ser realizados en diferentes grados, originando diferentes sistemas de producción entre los que tenemos:

Sistema Extensivo

Se realiza con fines de repoblamiento o aprovechamiento de un cuerpo determinado. Se realiza en embalses, reservorios y lagos, dejando que los peces subsistan del alimento natural. La densidad está por debajo de un pez por metro cuadrado (1 pez/m2).

Sistema Semi-intensivos

Se practican en forma similar a la extensiva, pero en estanques construidos por el hombre, en donde se suministra abono y algo de alimento de tipo casero o concentrado esporádicamente. La densidad de siembra final está entre 1 y 5 peces / m2.

Sistema Intensivo

Se efectúa con fines comerciales en estanques construidos. Se realiza un control permanente de la calidad de agua. La alimentación básicamente es con alimento concentrado y fertilización. La densidad de siembra final va de 5 a 20 peces /m2 dependiendo del recambio y/o aireación suministrada al estanque.

Sistema Superintensivos o hiperintensivos

Aprovecha al máximo la capacidad del agua y del estanque. Se hace un control total de todos los factores y en especial a la calidad del agua, aireación y nutrición. Se utilizan alimentos concentrados de alto nivel proteico y nada de abonamiento. Las densidades de siembra finales están por encima de 20 peces / m2.

Fases de la Acuicultura

Las fases de la acuicultura incluyen la cría de reproductores, la producción de semillas en los criaderos, precriaderos o nursery, los sistemas de crecimiento o engorde y la comercialización.

Criaderos o Hatcheries

Es el lugar donde se realiza la reproducción y cría de la especie; desde el mantenimiento del stock de reproductores hasta el preengorde de alevines. Suelen contar con una sala de reproductores, una cámara de microalgas, tanto para fitoplancton como zooplancton, y una zona de cría larvaria. Se trata de una fase con tecnología avanzada y personal altamente calificado.

Precriadero o Nursery

Se trata del paso entre el criadero y el engorde con el objetivo de proporcionar fortaleza al individuo, hasta que su tamaño le permita afrontar el engorde bajo condiciones ambientales externas. Se realiza en tierra, en estanques o tanques, con agua controlada.

Engorde

Es el proceso que ocurre desde el tamaño de alevín hasta la talla comercial. Puede realizarse en viveros de mar flotantes o sumergidos, bateas o long-lines (para moluscos) o en estanques de tierra.

Comercialización

Es la fase de clasificación y envasado del producto, de forma manual o con máquinas clasificadoras para su posterior distribución al consumidor final.

Ventajas y desventajas de la acuicultura

Ventajas de la Acuicultura

  • Producción por unidad de área en agua mayor que en tierra. La cantidad de energía proveniente del alimento necesaria para producir un kilogramo de pez es menor que la cantidad requerida para producir un kilogramo de un animal terrestre.
  • Incorporación a la producción de suelos no aptos o de baja productividad para otras actividades como agricultura o ganadería.
  • Representan una alternativa de oferta de productos pesqueros (peces-crustáceos-moluscos) frente a las progresivas disminuciones de capturas de estos recursos.
  • Aprovechamiento alterno de cuerpos de agua (Embalses- lagos -reservorios: doble propósito).
  • Producción de alimento de alto valor proteico. El pescado es una fuente de proteína de alta calidad con un elevado valor nutricional, similar al pollo y superior a la carne roja.

  • Permite altas producciones bajo condiciones controladas, con posibles cosechas parciales y una llegada continua al mercado.
  • Diversificación e integración de la granja (utilización de estiércoles de animales como abono orgánico y aguas fertilizadas para riegos de cultivos).
  • Los productos acuícolas tienen alto valor comercial, por lo tanto, la acuicultura puede proporcionar ganancias a una economía de subsistencia.
  • Los costos iniciales de construcción de una granja piscícola son mayores que los de una granja de animales terrestres. Sin embargo, después de que el estanque ha sido construido, el pescado es más rentable de producir.

  • Reproducción de organismos y obtención de semilla para el poblamiento y repoblamiento de cuerpos de agua con fines de carácter medio ambiental o comercial (pesquero o deportivo).
  • Se puede comprobar la trazabilidad del pescado producido y de dónde proviene con exactitud.

Desventajas de la Acuicultura

La acuicultura produce un gran impacto a nivel ecológico, producido por diversos factores como son:

- El exceso de peces en un área reducida ocasiona un descenso de oxígeno en el agua, un mayor consumo de alimento y la necesidad de emplear antibióticos ya que los peces tienden a enfermar.

- Los peces en cautiverio se vuelven predadores, por lo que necesitan alimentarse de otros peces. Como consecuencia de esto, se prefiere el cultivo de especies herbívoras.

- El impacto de las instalaciones y prácticas acuícolas puede afectar negativamente a la fauna y flora de alrededores, además de los productos químicos y terapéuticos que desprenden, capaces de poner en peligro el ecosistema local.

- La utilización de especies exóticas en la acuicultura puede provocar riesgos como la introducción de nuevas formas de vida y patógenos asociados a ellos.

Selección de la especie acuícola a cultivar

Las principales características que se deben tener en cuenta para la selección de las especies son:

- Conocimiento acerca de la biología de la especie, preferentemente de ciclo cerrado.

- Alta tolerancia a condiciones extremas de calidad de agua, como las bajas concentraciones de oxígeno, niveles altos de amonio, valores bajos de pH.

- Que tenga buenos índices de producción (conversión alimenticia, ganancia de peso, sobrevivencia, etc.)

- Facilidad de reproducción, levante de reproductores y disponibilidad de alevines.

- Conocimiento de posibles enfermedades.

- Posibilidad de optimización de gametos o control del sexo.

- Compatibilidad con el medio ambiente local.

- Hábitos alimenticios adaptados a dietas suplementarias que aumenten los rendimientos (facilidad de administrar alimentos balanceados) para que aumente peso y talla rápidamente.

- Buen fenotipo y de fácil aceptación en el mercado.

- Tolerancia a vivir en un elevado número de individuos juntos (alta densidad de cultivo), debido a los altos costos de adecuación de terrenos e insumos.

- Capacidad de alcanzar tamaños de venta antes de la madurez sexual.

Análisis comparativo con otras técnicas acuícolas.

La acuicultura se asemeja mucho más a la agricultura y a la ganadería que a la pesca; pues implica la cría y el manejo de los recursos acuáticos vivientes en un medio ambiente restringido.

A diferencia de la pesca y de la caza, actividades que conllevan la colecta de peces y animales terrestres a partir de recursos de acceso común o libre; la acuicultura implica la existencia de derechos de tenencia y de propiedad de dichos recursos.

Los productos acuícolas contribuyen menos por unidad de peso a las emisiones globales de nitrógeno y fósforo que la producción de carne porcina o vacuna. Ya que los peces, en comparación con los cerdos y las vacas, convierten el alimento que consumen en proteína consumible, lo que reduce el desperdicio.

Producción de la Acuicultura en el mundo

La contribución de la acuicultura a la producción mundial de peces ha venido aumentando de forma constante hasta llegar al 46,8% en 2016. Lo que supone un aumento con respecto al 25,7% del año 2000.

En 2016, la producción mundial de la acuicultura, ascendió a 110,2 millones de toneladas; distribuidas en 80,0 millones de toneladas de peces comestibles, 30,1 millones de toneladas de plantas acuáticas y 37. 900 toneladas de productos no alimentarios.

Entre los peces cultivados se destacó la producción de peces aletas con 54,1 millones; 17,1 millones de toneladas de moluscos; 7,9 millones de toneladas de crustáceos y 938.500 toneladas de otros animales acuáticos; tales como tortugas cohombros de mar, erizos de mar, ranas y medusas comestibles.

La producción mundial de plantas acuáticas cultivadas, en la que predominan considerablemente las algas marinas, aumentó su volumen de 13,5 millones de toneladas en 1995 a algo más de 30 millones de toneladas en 2016.

Los productos no alimentarios comprendían únicamente conchas ornamentales y perlas.

Acuicultura continental

En 2016, provinieron de la acuicultura continental 51,4 millones de toneladas de peces comestibles; o sea, el 64,2% de la producción mundial de peces comestibles cultivados, frente al 57,9% alcanzado en 2000.

La cría de peces de aleta sigue predominando en la acuicultura continental y representa el 92,5%. 47,5 millones de toneladas del total de la producción procedente de este tipo de acuicultura.

Acuicultura marina

Según los registros de la FAO, la producción de peces comestibles procedentes de la maricultura y la acuicultura costera fue de 28,7 millones de toneladas en 2016.

Los moluscos con concha constituyen el 58,8% de la producción combinada de la acuicultura marina y costera (16,9 millones de toneladas).

Los peces de aleta (6,6 millones de tonelada) y los crustáceos (4,8 millones de toneladas) suponían conjuntamente el 39,9%.

Especies acuícolas producidas

La producción acuícola está dominada por un pequeño número de especies.

La cría de peces de aleta, en 2016; se apoyaba en 27 especies y grupos de especies que suponían más del 90% de la producción total. De estos, las especies más representativas fueron diversas especies de carpa; así como especies de tilapia, el salmón del atlántico y trucha arco iris, entre los más cultivados.

En comparación con los peces de aleta, el número de especies de crustáceos, moluscos y otros animales que se crían es menor; siendo los camarones (Penaeus vannamei) y cangrejos (Procambarus clarkii) los más representativos entre los crustáceos.

Entre las algas marinas, las especies Kappaphycus alvarezii y Eucheuma spp. Han supuesto la principal contribución al crecimiento de la producción de plantas acuáticas cultivadas en Indonesia en los últimos años, siendo utilizadas como materia prima para la extracción de carragenina.

 

Distribución de la producción acuícola y principales países productores

Según los registros de la FAO son 202 países y territorios que se dedican actualmente a la producción acuícola; sin embargo, sólo 109 han sido productores activos en los últimos años.

En los últimos dos decenios, Asia ha representado en torno al 89% de la producción acuícola mundial. En ese mismo período, África y las Américas han aumentado sus proporciones respectivas en la producción total mundial; mientras que las correspondientes a Europa y Oceanía han disminuido ligeramente.

Entre los principales países productores, Bangladesh, Chile, Egipto, la India, Indonesia, Nigeria, Noruega y Vietnam han intensificado su cuota en la producción regional o mundial en diverso grado durante los dos últimos decenios.

China ha ido disminuyendo gradualmente su cuota en la producción mundial; que ha pasado del 65% en 1995 a menos del 62% en 2016.

Producción acuícola de peces comestibles por región (miles de toneladas; porcentaje del total mundial) (Fuente: SOFI 2018).

El cultivo continental de peces de aleta está dominado por países en desarrollo; mientras que el cultivo marino se realiza principalmente en algunos países desarrollados.

Los camarones marinos predominan en la producción de crustáceos que se crían habitualmente en la acuicultura costera y constituyen una importante fuente de ingresos en divisas para varios países en desarrollo de América Latina y Asia.

La producción acuícola de varios países de todas las regiones se basa en gran medida en los mejillones, las ostras y, en menor medida, las orejas de mar, aunque la cantidad de moluscos marinos que produce China es muy superior a la de todos los demás productores.

Potencial productivo y rentabilidad en acuicultura

La acuicultura es una actividad que no compite con actividades tradicionales como la ganadería y la agricultura, todo lo contrario; se complementa pues permite explotar aquellos espacios que son inservibles para estas otras dos actividades. Ademas, por lo general se obtienen rendimientos superiores por hectárea a la producción de grano o ganado; ademas de una inversión menor.

Además, permite una oferta durante todo el año independientemente de las distintas estaciones. Ya que se pueden realizar cosechas anuales, semestrales, y en el caso de los sistemas de recirculación; cosechas continuas durante todo el año.

Al igual que la producción pesquera, la acuicultura es capaz de producir en cautiverio toneladas de pescado, alcanzando producciones por hectárea de 600 a más de 1.000 toneladas por año en sistemas de recirculación y según la especie elegida.

De allí que se considere que la acuicultura es un negocio tan rentable como lo es la pesca o el grano. Países como Brasil, Chile, Ecuador, etc., muestran que la acuicultura es un negocio rentable a tal punto que sus economías, se sostienen en gran medida de esta actividad.

En España, el 48 por ciento del pescado que se comercializa es producto del cultivo en cautiverio, y se vende a un precio superior que el pescado de captura pues se reconoce que es de buena calidad, que respeta las normas sanitarias, además de tener identificado el origen del mismo, lo mismo sucede en Estados Unidos.

Eligiendo la especie apropiada, por su valor en el mercado interno como en el mercado externo, la inversión realizada se recupera rápidamente antes del tercer año de cultivo.

Avances tecnológicos en acuicultura

Las tecnologías para el cultivo de organismos acuáticos han venido desarrollándose ampliamente en diferentes niveles del proceso productivo a nivel mundial.

Los avances en la ingeniería, algunos procedentes de la construcción de plataformas de extracción petrolera en mar abierto, han incrementado las posibilidades de la acuicultura en mar abierto utilizando robustas jaulas para el cultivo de peces marinos.

También se están produciendo muchos adelantos en la tecnología de la producción de piensos para la acuicultura, que generalmente exigen la combinación de muchos ingredientes en gránulos de alimento muy pequeños.

Una de las soluciones que han encontrado los acuicultores para disminuir los riesgos de una mala calidad de agua en estanques, es el sistema de reutilización del agua, sin embargo, los costos de esta tecnología son altos, por lo que solamente se ha utilizado cuando el costo del agua tratada es muy inferior al beneficio o al costo del producto.

La tecnología Biofloc, empleada en las últimas tres décadas, es una tecnología basada en el manejo de estanques usando un mínimo intercambio de agua y el desarrollo posterior de densas poblaciones microbianas, que a su vez son consumidas por los animales en cultivo.

Esta tecnología es ampliamente utilizada en la producción de camarones con muy buenos resultados, pero requiere de un manejo muy cuidadoso de la proporción carbono: nitrógeno (C:N) para controlar las concentraciones de nitrógeno inorgánico en el agua.

Muchas de las tecnologías emergentes se han orientado a realizar el control y supervisión de los procesos mediante la operación remota de centros de cultivo.

El operario, puede controlar desde ubicaciones distantes al cultivo, diversos aspectos de la producción, como la alimentación, comportamiento de los peces y variables ambientales, a través de la información entregada en pantallas.

Otras innovaciones

Algunas otras innovaciones tecnológicas incluyen estimadores de biomasa los cuales mantienen cámaras que captan el número de peces en un estanque, la información que captura este equipo es procesada y subida a la “nube”, y bajada posteriormente a través de un programa de computación.

En la actualidad se han diseñado nuevos equipos para mejorar la eficiencia en el tratamiento de las aguas empleadas en las actividades acuícolas, como el tambor rotatorio que ayuda a separar las partículas como heces y alimento no aprovechado del agua, y el generador de nano burbujas que tiene la capacidad de atacar los virus o bacterias rompiendo su pared celular.

Este conjunto de avances tecnológicos, muchos de ellos, marcados por las herramientas de la era digital, aportan importantes beneficios a la actividad acuícola, entre ellos, una reducción de costos por tiempos de proceso, el acceso a información respecto de ámbitos donde hoy no es posible llegar (como el fondo marino), la implementación de bases de datos y el acceso a modelos predictivos.

Todo esto puede llevar a la acuicultura a un nuevo nivel, haciendo más productiva a la industria, incidiendo en su competitividad y en la reducción de su impacto ambiental.

Futuro y tendencias de la acuicultura

En el futuro, está previsto que la práctica de la acuicultura siga aumentando en todo el mundo, ya que se considera que, en la mayor parte de los países, las existencias de pescado procedentes de la pesca marina pueden disminuir.

Existe un aumento en las inversiones para la acuicultura, sobre todo en tecnologías para mejorar la productividad, a través del uso del agua de manera responsable, el mejoramiento genético en crías, las prácticas en los criaderos y la innovación en la alimentación de los peces.

La aplicación de estas tecnologías debería incrementar la producción acuícola hasta un 4,14% anual de aquí al año 2022 y se estima que, en 2030, el 62% de los pescados y mariscos consumidos a nivel mundial será producido por medio de la acuicultura lo que contribuirá a mejorar la seguridad alimentaria y los medios de vida de los países más pobres.

Este crecimiento será originado principalmente por el crecimiento sostenido en China en su producción, seguido luego por otros actores como América Latina y el resto de Asia.

El desarrollo de la producción acuícola no va a sustituir a la pesca, pero si puede ayudar a aliviar la sobreexplotación de los recursos pesqueros, garantizando el suministro de productos acuícolas a una población cada vez mayor.

Existe también una tendencia mundial actual hacia la alimentación sana, la cual marca un camino para importantes oportunidades de negocios, tanto a nivel nacional como internacional.

Consideraciones finales

La acuicultura utiliza, cada vez más, herramientas tecnológicas para mejorar los niveles de producción y expandir los espacios que antes eran dominados por la pesca.

Sin embargo, hace falta que el sector adquiera atractivo para fomentar la inversión, por lo que se debe concientizar al consumidor y a los gobiernos de que no hay suficientes pescados y la acuicultura es necesaria.

¿Sabías qué?

•  La acuicultura contribuyó con el 48,6 % del pescado consumido a nivel mundial en el año 2016.

•  Por medio de la acuicultura se pueden generar poblaciones monosexuales o casi monosexuales por medio del sexaje manual, hibridación, selección y reversión sexual a través de hormonas.

Compiladora.

MSc. en Ciencias marinas Trinidad Urbano

Referencias consultadas

FAO 2001-2019. Aquaculture topics and activities. Tecnología de la acuicultura. In: Departamento de Pesca y Acuicultura de la FAO (en línea). Roma. Consultado 28 Ago. 2019. Disponible en http://www.fao.org/fishery/

Acuicultura marina; tipos, ventajas y desventajas. (en línea, sitio web). Consultado 02 sept .2019. Disponible en: https://www.nauticalnewstoday.com/tipos-acuicultura-marina/

FAO. 2018. El estado mundial de la pesca y la acuicultura 2018. Cumplir los objetivos de desarrollo sostenible. Roma.233 p.
Fundación Alfonso Martín Escudero.2000. La Acuicultura: Biología, regulación, fomento, nuevas tendencias y estrategia comercial. Tomo I. Editorial Grupo-Mundi prensa, Madrid, España.246 p.

Vela Vallejo, S; González-Posada, J. 2007.Acuicultura: La Revolución Azul. Espinosa de los Monteros, J. (Ed.). Publicaciones Científicas y Tecnológicas del Observatorio Español de Acuicultura, Madrid, España, 372 p.

http://www.nuestromar.org/noticias/ciencia_tecnologia_y_educacion8813_062007_potencial_productivo_y_rentabilidad_en_acuicultura 18/06/07

Deja un comentario

avatar