Onoto: qué es, para qué sirve, beneficios y contraindicaciones

El onoto Bixa orellana L. es una especia muy rentable, adaptada a diversos ambientes tropicales y ampliamente comercializada en el mundo por sus propiedades colorantes y antioxidantes, usadas en la industria cosmética y farmacéutica.
AgropediaCultivosFrutalesTendencias
Comparte el artículo vía

¿Qué es el onoto y para qué sirve?

El onoto Bixa orellana L. es una especia ampliamente comercializada en el mundo por sus propiedades colorantes y antioxidantes. Por eso es de especial interés para la industria cosmética y farmacéutica.

Cabe destacar que la producción del onoto es muy rentable, ya que se adaptan a diversos ambientes tropicales. Actualmente, el onoto se produce en países como: México, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Panamá, Guyana Francesa, Kenia, Tanzania e Islas del Caribe.

Desde el punto de vista ecológico es también importante debido a su preferencia por terrenos medianamente fértiles y también en suelos no fértiles. Además, después de la cosecha cambia el follaje, proveyendo una gran cantidad de biomasa al suelo; por ende, contribuyendo a su fertilidad.

Por otra parte, el principal constituyente colorante del onoto es la Bixina, la cual se encuentra en la cubierta exterior de la semilla del fruto o cápsula; constituyendo más del 80 % de los pigmentos presentes.

Es de resaltar que el mercado internacional del colorante del onoto es de gran interés comercial; pues su uso está exento de certificación y puede ser empleado en la industria alimentaria, cosmética y farmacéutica.

Origen e historia del onoto

El onoto o achiote también es conocido como roncol, bija, urucú o annatto tiene su origen en la zona tropical de América; específicamente en el suroeste del Amazonas. No obstante, algunos establecen que es originario del Brasil.

Si bien su uso primario se atribuye a los nativos de esos territorios, quienes ya lo empleaban en la época prehispánica como parte de ceremonias religiosas. De hecho, se ha establecido en la época precolombina, el onoto pudo haber sido domesticado, comenzando su cultivo en América Central y los Andes sudamericanos.

En tal sentido, en los manuscritos mexicanos y crónicas españolas se señala que el onoto fue empleado por parte de los pobladores de la época prehispánica; especialmente los mayas, quienes disfrutaban de su consumo común mezclando esta especia con el cacao.

Asimismo, en las ciudades de Caral y Casma se encontraron vestigios sobre su uso por parte de los nativos de antiguas civilizaciones peruanas; de hecho, lo empleaban para componer estupefacientes que incluían cal y coca. Por lo tanto, estos hallazgos certifican que el origen del onoto en esta zona con más de 5.000 años de antigüedad.

También los incas, del alto Perú, emplearon las hojas del onoto como medicina natural para la cura de ciertas afecciones; en particular, gracias a sus bondades curativas, desde tiempos previos a la conquista de su territorio.

Frutos de onoto

Distribución del cultivo de onoto

El onoto se cultiva en grandes extensiones en países como: Kenia, Tanzania, Malawi, Sri- Lanka, Angola, Perú, Colombia, Brasil, Venezuela, Guyana Francesa, Jamaica, República Dominicana, Haití, Puerto Rico, México, Guatemala, El salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

También es cultivado en otras áreas tropicales en el mundo, tales como: Islas Caribeñas, sur de Paraguay, África Central, Sur de Asia y algunas Islas del Pacífico. Actualmente, África es el continente de mayor producción de onoto en el mundo.

Cabe resaltar que en México, uno de los principales productores de América, las plantaciones se encuentran distribuidas en los estados de Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

Mientras que la producción de onoto en Venezuela, ha tenido una incidencia relativamente modesta. Sin embargo, institutos de investigación han reportado ocho materiales recolectados en comunidades locales e indígenas con alto potencial de rendimiento y adaptabilidad a condiciones extremas.

Propiedades del onoto

El onoto posee varios pigmentos carotenoides, principalmente bixina, el cual es utilizado como colorante alimentario. Aunque es catalogado como no tóxico, se ha establecido como límite de consumo diario 2,5 mg/kg de peso corporal al día.

En lo que respecta a su contenido nutricional, el onoto se caracteriza por poseer:

  • Vitamina B y C. Importantes cantidades de vitamina E y en menor proporción luteína, betacaroteno, zeaxantina, criptoxantina, entre otros carotenoides.
  • Minerales como fósforo, hierro, calcio y zinc.

Es de resaltar que la bixina actúa como antioxidante interceptando los radicales libres ayudando a prevenir el envejecimiento prematuro. Por otra parte, los flavonoides le atribuyen un efecto diurético regulando la función renal y actuando sobre el sistema urogenital.

El onoto ha sido utilizado tradicionalmente como protector de la piel y para mejorar la cicatrización de las heridas. En este sentido, estudios recientes señalan el posible mecanismo de protección al daño que produce a la piel por la radiación solar ultravioleta. Por ello, con su uso se haría protección de la piel, tanto del cáncer como del envejecimiento.

Hoja de onoto: ¿Qué enfermedades cura?

De las hojas de onoto se han obtenido sustancias químicas que justifican su utilización terapéutica. En especial, porque el contienen flavonoides, esteroides, antraquinonas, alcaloides y saponinas.

Debido a la presencia de flavonoides y su efecto diurético, regula la función renal actuando además sobre el sistema urogenital. Por otro lado, el esteroide en las hojas de onoto es responsable de las propiedades anti-reumáticas y antiinflamatorias de la próstata.

Usos del onoto

La bixina es utilizada como especie para mejorar el color de los alimentos, ocupando el segundo lugar mundial entre los colorantes naturales utilizados en la industria de la alimentación. Hoy en día, el onoto es muy usado como colorante alimentario natural para dar color en la fabricación de queso, margarina y como un condimento.

Ciertamente, la bixina es un colorante de gran interés en la industria alimentaria, de cosméticos y la farmacéutica. Siendo empleado por la industria de cosméticos para fabricar cremas, lápices labiales, filtros solares y repelentes contra insectos.

Frutos de onoto

Raíz de onoto: para qué sirve, beneficios y contraindicaciones

La raíz de onoto es utilizada en infusión como remedio natural para aliviar enfermedades como el asma, hepatitis A y malaria. No obstante, se ha determinado que existen muchas contraindicaciones para su consumo.

De hecho, es muy tóxica, puede tener efectos graves en caso de presentar lesiones en el hígado o estar padeciendo de hepatitis A. Por lo tanto, no es recomendable su consumo, especialmente las mujeres embarazadas, debido a que puede causar abortos.

Morfología y fisiología de la planta de onoto

El onoto (Bixa orellana L) pertenece a la familia Bixaceae, se caracteriza por ser un arbusto grande o árbol pequeño, de crecimiento rápido, alcanzando entre 2 y 5 metros de altura, aproximadamente.

Además, es una especie perenne y algunas variedades pueden llegar a crecer hasta 10 metros de altura y tener un follaje abundante. Cabe resaltar que la raíz es pivotante y bien desarrollada, lo que le permite adaptarse a condiciones de suelos pobres en nutrientes.

También presenta gran heterogeneidad en sus formas botánicas, como el tamaño y la forma de la planta; forma y color de las hojas, flores y frutos. Por ende, se observa un rango de colores, desde árboles con tallos verdes, flores blancas, frutos verdes hasta árboles con tallos rojos.

Flores de onoto

Las hojas y flores de onoto

Las hojas son alternas, de borde liso, ápice acuminado, con pecíolo de 4 a 6 centímetros. En cuanto a la flor de onoto es hermafrodita, dispuesta en panículas terminales, pueden tener una coloración rosada o blanca, con cinco pétalos, cinco sépalos y estambres numerosos.

Frutos de onoto

Los frutos de onoto son cápsulas, generalmente dehiscentes, de dos valvas, pudiendo ser ovoides, cordiformes, esféricos. En algunos casos achatados, de hasta 5 cm de largo, con o sin pelos; así como colores verdes a rojos intensos en estado inmaduro y marrón claro a marrón oscuro cuando están maduros.

Semillas de onoto

Las semillas de onoto están recubiertas de un envoltorio (arilo) color rojo intenso, característico para casi todas las variedades cultivadas. De hecho, el arilo contiene la bixina, o pigmento utilizado por la industria como colorante. Con respecto a la cantidad de semillas pueden encontrarse entre 30 a 60 por fruto.

Semillas de onoto

Taxonomía del onoto

Clasificación taxonómica
División Magnoliophyta
Clase Magnoliopsida
Subclase Rosidae
Orden Malvales
Familia Bixaceae
Genero Bixa
Especie Bixa orellana

Requerimientos edafoclimáticos del cultivo de onoto

El onoto debe cultivarse en zonas de clima tropical con suelos profundos y buen drenaje. Debido a que los suelos arcillosos limitan su crecimiento, afectando significativamente la calidad y la incidencia del mildiú polvoriento.

En el cuadro 2 podemos observar, a manera de recomendación, las características agroecológicas óptimas para el desarrollo del cultivo.

Cuadro 2. Condiciones óptimas de altitud, temperatura, humedad relativa, precipitación y tipo de suelo para el establecimiento del cultivo de onoto.

Condiciones climáticas Rango
Altitud 30 – 1200 (msnm)
Temperatura 20 – 38 °C
Humedad relativa 60 – 80 %
Precipitación 600 – 2.500 mm
Tipo de suelo Profundos y con buen drenaje, textura Franco- Franco arenosos
pH 4,5 – 9,0
Pendiente 2 – 45 %
Fuente: Elaboración propia con base a los datos de Arce, 1984; Farroqui y Sreeramu, 2005.

Onoto: cómo se cultiva

Preparación del suelo

Para la preparación del suelo debe tomarse en cuenta su pendiente. Si son suelos planos o con ligera pendiente debe realizarse con implementos agrícolas, incluyendo maquinaria. Mientras que en suelos con pendiente o laderas es recomendable el ahoyado, para ofrecer condiciones favorables en el crecimiento de la planta; para ello se sugiere el uso herramientas manuales.

Trazado del terreno

Cuando se siembra en terreno plano, se traza una línea guía en un extremo con una estaca en la que se amarra un cordel de un lado a otro. Entonces el cordel se tensa en el sentido en que se trazarán los surcos y en el otro extremo se coloca otra estaca donde se amarra el cordel.

Así, teniendo esta línea guía se colocan estacas a la distancia en que se sembrarán las plantas dentro del surco. Luego, en la primera y la última estaca se trazan otras líneas guías perpendiculares a la primera línea base, utilizando el método 3-4-5.

Ahoyado

Los hoyos para siembra del onoto deben tener las dimensiones de 0,50 m x 0,50 m x 0,50 m. Además, deben ser cubiertos con materia orgánica, por lo menos dos meses antes de la siembra definitiva. Por lo tanto, si la plantación es realizada en mayo al inicio de las lluvias, el ahoyado se aplica en el mes de marzo.

Trasplante

Las plántulas de onoto deben permanecer en el vivero durante 4 meses cuando han alcanzado la altura de 40 a 50 cm. En ese momento están listas para el trasplante al terreno definitivo. Luego de la selección, se llevan al campo las plantas más vigorosas, de buena calidad; así como las que estén listas para ser trasplantadas, procurando trasplantar al inicio del período lluvioso.

Densidad de siembra

Los sistemas de producción de onoto, por lo general se manejan con altas densidades de siembra de plantas con porte bajo; puesto que esto facilita la recolección al momento de la cosecha. El onoto se siembra a distancias de 3 x 3 metros; es decir, que la densidad óptima es de 1.111 árboles por hectárea.

De igual forma, los dos primeros años es aconsejable cultivar fabáceas u otros cultivos de porte bajo en asociación con el onoto; a fin de asegurar una buena limpieza y evitar los incendios.

 

Planta de onoto

Propagación del onoto

El onoto es un cultivo de fácil propagación, ya que puede efectuarse por medio de semilla, acodo, injerto, estaca y por cortes de la raíz. También puede propagarse utilizando la técnica más moderna de cultivo de tejidos.

Propagación sexual o por semilla del onoto

Esta es la forma más empleada, para ello es necesario hacer una buena selección de la semilla con el fin de garantizar una buena plantación y establecer un vivero.

No obstante, la desventaja de este método de siembra es la polinización cruzada; ya que produce una gran variabilidad de individuos y no se puede mantener la uniformidad y la calidad de los frutos. Aunque permite tener plantas al corto plazo para establecer plantaciones comerciales.

Realmente la mayoría de los árboles de onoto del mundo han sido sembrados mediante semilla. Debido a que es un árbol de polinización abierta, la siembra mediante semilla produce una amplia variación en las plantaciones.

Sin embargo, puede seleccionarse una buena semilla de árboles de onoto que sean buenos productores; y que muestren tolerancia o resistencia natural a la enfermedad mildiú polvoriento, causado por el hongo Oidium bixae.

Propagación asexual del onoto

Para mantener la pureza genética completa del onoto se utilizan otras formas de multiplicación. Así como la propagación mediante acodos, injertos, estacas o esquejes, cortes de la raíz y la biotecnología.

De hecho, estos métodos nos permiten obtener clones. No obstante, el método efectivo actual para la propagación vegetativa es el injerto de escudete. Ya que permite mantener los beneficios de la propagación vegetativa, al conservar las características deseables de una planta de onoto seleccionada.

Entre las características deseables de una planta de onoto se encuentran:

  • Contenido de bixina.
  • Número de semillas por cápsula.
  • Cápsulas por racimo.
  • Racimos por árbol.
  • Resistencia parcial al mildiu polvoriento.

Vivero de plantas de onoto

El vivero corresponde al lugar donde la semilla germinada o el esqueje cumplen su primera etapa de crecimiento, tardando aproximadamente 4 meses; hasta que la planta tenga 6 hojas y estén listas para ser trasladadas a siembra definitiva.

En primer lugar, la época propicia para la preparación de viveros es en los meses de enero y febrero; para sembrar en el terreno definitivo al inicio de la época lluviosa. Para ello se deben usar materiales como:

  • Mezcla de tierra negra con materia orgánica y aren
  • Bolsas de polietileno negras, cuyas medidas deben ser de 9” x 12”.

Luego, en cada bolsa se deben colocar 3 semillas, siendo sembradas entre 0,5 y 1 cm de profundidad. Posteriormente, se cubren con una capa de arena fina, de 1 cm de espesor, esto es para evitar que se forme una costra en la superficie del suelo.

Al finalizar las bolsas deben colocarse donde reciban el sol para facilitar la germinación de la semilla. Así, entre 15 y 21 días después de siembra, las semillas germinan y se deben dejar de 1 a 2 semanas; finalmente se seleccionan las plántulas más vigorosas.

Adicionalmente, se deben controlar factores que afectan el crecimiento y desarrollo de las plántulas. Para ello es necesario que las mismas crezcan con un 50 % de sombra, riegos moderados y buena aireación.

Vivero con plantas de onoto

Plantas de onoto en vivero. Fuente: Bonilla (2009)

Fertilización del cultivo de onoto

Además del tipo de suelo, es importante tener en cuenta los resultados de su análisis para  determinar las cantidades a aplicar.

Aunque los estudios de fertilidad en onoto son escasos se ha  demostrado que las deficiencias de Hierro (Fe), Magnesio (Mg), Potasio (K), Nitrógeno (N); así como Molibdeno (Mo) son letales para las plántulas en fase de vivero. De igual forma son importantes los micro elementos Calcio (Ca), Azufre (S), Zinc (Zn) y Manganeso (Mn).

Tomando en cuenta las necesidades nutricionales del onoto, se puede establecer un programa de fertilización modesto (Cuadro 3); hasta que las investigaciones aporten aspectos críticos y relevantes sobre el crecimiento y rendimiento del cultivo. Al momento del trasplante, se sugiere abonar cada hoyo con 50 kg de compost.

Entonces, el programa debe dividirse en dos etapas: vegetativa y reproductiva. Para la etapa vegetativa se debe enfatizar la aplicación de nitrógeno, fósforo, potasio y de micro elementos, durante los tres primeros años del cultivo. Mientras que en la etapa reproductiva es necesario el aporte de potasio y microelementos.

Cuadro 3. Plan teórico de fertilización para el cultivo de onoto en un lapso de 6 años.

Año Período
Mayo Julio Septiembre
Compost

(g/planta)

Grado de fertilizante: 17-17-17 (g/planta) Urea (46 % N) (g/planta)
1 100 114 80
2 150 230 120
3 250 30 30
4 a 6 250 60 60
Fuente: Elaboración propia con base a los datos de Farroqui y Sreeramu, 2005.

Poda del cultivo de onoto

El onoto expresa su producción en las yemas terminales; por lo tanto, es necesario manejar el cultivo con podas, con los propósitos siguientes:

Se sugiere usar el sistema de poda de recepa, la cual permite rejuvenecer la plantación y mantener los índices de producción. Además, permite incrementar la densidad de población y manejar las plantaciones en topografía accidentada.

Este sistema de podas se recomienda en vista de que los componentes del rendimiento en el onoto son el número de:

  • Semillas por cápsula.
  • Cápsulas por racimo.
  • Racimos por árbol.

Es importante tomar en cuenta que estos racimos se forman en las yemas terminales de los árboles. Por lo tanto, investigadores han determinado que el rápido crecimiento de los brotes ortotrópicos, que crecen verticales; así como la cantidad producida por una planta, parecen determinar en gran parte el volumen de la producción.

Hay tres tipos de podas recomendados para el onoto: formación, mantenimiento y rejuvenecimiento. Con respecto a la poda de formación, generalmente se logra en el primer año; a tal fin se deja un solo tallo y las ramas principales a 30 cm de largo desde el tallo principal.

En cuanto a la poda de mantenimiento, se lleva a cabo en los primeros tres años. De forma tal que consiste en la preservación de la poda anterior eliminando los brotes basal o chupón.

Luego, se aplica la poda de rejuvenecimiento. Así, este sistema conocido como recepa se realiza a los cuatro o cinco años; a fin de evitar que la planta crezca demasiado alta y la cosecha pueda colectarse fácilmente. Para ello se corta el árbol severamente, dejando los brotes nuevos.

Plantas de Onoto una sin podar u otra podada

Árbol de onoto sin podar y con poda de formación. Fuente: Manual técnico El cultivo del achiote CNTAF.

Variedades de onoto

El onoto es una especie alógama con un alto porcentaje de polinización cruzada que se acentúa cuando se propaga por semilla; así en la descendencia se expresa en variedad de formas, tamaño y coloración de las cápsulas y plantas en general.

Cabe destacar que el onoto es un cultivo con una amplia variabilidad genética. De hecho, algunos estudios señalan que existe segregación de 56,18 % entre árboles y el 14,5 % entre panículas en un mismo árbol; razón por la cual se ha hecho difícil poder encontrar plantas con características fenotípicas estables.

Aunque existen ciertos caracteres que se mantienen en este cultivo, los mismos están relacionados con el color de la flor, que puede ser blanco o rosado; por otro lado, la cápsula, dependiendo del tipo, puede ser redonda, acorazonada, lanceolada, oblonga, con setas o sin setas.

Características morfológicas de las variedades de onoto

De acuerdo a las características descritas anteriormente, se pueden describir algunos de los tipos de onoto más cultivados en el mundo.

Cuadro 1. Variedades de onoto según características morfológicas de la capsula: coloración, forma y presencia o ausencia de setas.

Variedad Color Forma / Presencia de setas o apéndices
Roja Roja Ovalada / Apéndices presentes
Verde Verde Redondas / Apéndices presentes
 1- Amarilla Amarillo Ovalada / Apéndices presentes
Café Marrón claro Acorazonada / Apéndices presentes
Ocre Ocre Lanceolada / Apéndices ausentes
2 – Amarilla Amarillo Lanceolada/ Apéndices ausentes
Naranja Anaranjado Ovalada / Apéndices presentes

Fuente: Elaboración propia con base a los datos de Arce, 1984; Aliaga, 1992; Chadha, y Retrinam, 2010.

También se pueden identificar variedades de onoto de acuerdo características como:

  • Árboles con flores blancas y cápsulas verdes; así como flores rosadas y cápsulas en diferentes tonos rojizos.
  • Color del pigmento: esta es una característica que puede diferenciarse en los árboles y se presenta de color rojo de distintos tonos o anaranjado.
  • Época de floración y cosecha: generalmente la floración y la cosecha en la mayoría de variedades ocurren en julio y diciembre; otras en las cuales ocurre en octubre y abril, respectivamente.
  • Tolerancia al mildiú: dependiendo de su tolerancia natural a la enfermedad mildiú polvoriento, causado por el hongo Oidium bixae Viegas, las variedades de onoto pueden clasificarse en susceptibles o tolerantes.
  • La dehiscencia de la cápsula es una característica que nos permite agrupar ciertas variedades en dehiscentes o indehiscentes.
  • Contenido de bixina.
  • Color del tallo: Rojo, café y amarillo.

Frutos y hojas de onoto

Onoto: cómo escoger la mejor variedad

Es necesario tener en cuenta los factores o componentes del rendimiento en el onoto. Por lo tanto, es conveniente contar el número promedio de:

  • Semillas por cápsula.
  • Cápsulas por racimo.
  • Racimos por árbol.

También, el color del pigmento, contenido porcentual de bixina y tolerancia al mildiú polvoriento son factores que deben de tomarse en cuenta. Es conveniente seleccionar una buena semilla a fin de garantizar un buen desarrollo en la plantación; por eso, debe proceder de árboles altamente productores y tolerantes al mildiú polvoriento.

Cosecha del onoto

La primera cosecha del onoto se obtiene a los 2 años después de haber sembrado la semilla. Después la producción fuerte puede mantenerse por 10 años incluso hasta los 50 años si se aplica un buen manejo.

En cuanto al rendimiento anual, el promedio de un árbol adulto de cinco años puede alcanzar 2.3 kg de semilla. Por ejemplo, se estima que aproximadamente 1111 plantas por hectárea tienen un rendimiento promedio de 2.597 kg de semilla.

Con el fin de realizar la cosecha se realizan varios cortes debido a que la maduración de las cápsulas no es pareja por la floración. Es importante fijar la atención en los indicadores que da la planta para poder efectuarla. Entre estos se pueden mencionar:

Para la cápsula:

  • Cambio de coloración.
  • Consistencia firme.
  • Inicio de la dehiscencia.
  • La membrana interior se desprende.

Otros indicadores:

  • Se secan y caen algunas hojas.
  • La semilla endurecida.
  • Las panojas o racimos cuelgan.
  • Algunas cápsulas del racimo se secan.
  • El colorante se hace más intenso.

Cabe resaltar que se debe evitar que la cápsula de onoto se abra completamente, porque los rayos ultravioleta del sol dañan el colorante natural. Por lo tanto, no debe demorarse la cosecha.

Para efectuar la cosecha del onoto se debe de utilizar una tijera de podar a fin de cortar los racimos; luego se colocan en sacos con el fin de transportarlos al patio de secado en el cual permanecen durante 3 o 4 días culminando el secado de la cápsula.

Un fruto de onoto abierto mostrando sus semillas

Postcosecha del onoto

Una vez cosechadas las cápsulas maduras se secan al aire libre, bajo el sol o bajo sombra según se prefiera. Cuando se realice bajo el sol, se debe tener cuidado que las cápsulas no se abran y expongan las semillas a la acción de los rayos solares.

Por ningún motivo se deben secar las semillas de onoto bajo el sol, pues esta es una de las principales causas de pérdida de colorante (bixina). Tampoco se deben mezclar semillas de cultivares con alto contenido de bixina con las de bajo contenido. De forma tal que se deben obtener las mezclas únicamente de cultivares altos en colorante (más de 3,5 % en base seca).

Asimismo, almacenar semilla seca, con contenidos de agua inferiores a 12 %, a fin de evitar el ataque de hongos. En caso de presentar hongos durante el almacenamiento, es mejor desecharla, pues la calidad del colorante no será buena.

Manejo integrado de plagas y enfermedades del onoto

El manejo integrado se inicia con el conocimiento de los insectos, patógenos, malezas, plagas, esto es la clave para determinar las estrategias de control a implementar. Por lo que deben estar  basadas en los preceptos del Manejo Integrado de Plagas (MIP).

Es necesario que estos conocimientos se fundamenten mediante la observación, la experimentación y el diagnóstico fitosanitario por parte de expertos del área. A continuación se nombran y se describen las diferentes plagas más importantes que afectan al cultivo del onoto.

Cuadro 4. Plagas más comunes del cultivo de onoto.

Organismo Especie Daños y/o síntomas
Insectos y arácnidos Chinche

Leptoglosus zonatus

Ataca la cápsula en desarrollo, ocasionando daño en las semillas por hongos secundarios.
Perforador de la cápsula

Milgithea melanoleuca

Las larvas perforan las cápsulas y se alimentan de las semillas.
Bachacos

Atta sp.

Desfolian completamente la planta y no la dejan progresar; ya sea que la planta se encuentre en su etapa juvenil o cuando la planta ya es adulta.
Araña roja

Tetranychus sp.

Los ácaros se alimentan succionando la savia de las plantas, produciendo defoliación.

En la época seca se presentan poblaciones mayores  que agravan el daño. Luego, al secar las hojas, se decoloran y se caen.

 Cuadro 5. Enfermedades del cultivo de onoto.

Organismo Especie Daños y/o síntomas
Enfermedades Antracnosis

Colletotrichum gloeosporoides

Se produce una proliferación de ramas en el lugar donde ataca el hongo. Mientras que los brotes tiernos de las ramas exudan resinas y las hojas caen.
Mildiú polvoriento

Oidium bixae

El polvo blanco cubre la superficie del tallo, de las hojas y las yemas terminales impidiendo el desarrollo de las inflorescencias.
Muerte regresiva

Pestalotia sp. y Verticillium sp.

Las ramas pequeñas y brotes nuevos comienzan a morir desde la yema hacia abajo.
Fuente: Elaboración propia con base a los datos de Saunders et al., 1983.

Dos racimos con frutos de onoto

El onoto: un producto con valor agregado

Cultivar onoto en condiciones tropicales constituye una oportunidad favorable de promover el desarrollo económico local en el marco de las Buenas Prácticas Agrícolas; ya que las mismas garantizan la calidad e inocuidad de la materia prima y por consiguiente, un producto con mayor valor agregado.

Por lo tanto, el carácter de producción del onoto se sustenta los sistemas de agricultura sustentable y sostenible. En tal sentido, es necesario profundizar en el desarrollo científico de este cultivo y de su materia prima, a los fines de garantizar productos seguros para nuestra salud.

Compilador: Ángel A. Mariño S.

Referencias consultadas

Plantas medicinales 10 

Caracterización de 81 plantas de achiote

Plantation and spices crops, advances in horticulture

1 Manual del achiote

Manual del cultivo del achiote

Manual técnico el cultivo del achiote, Bixa orellana L.

Plagas de cultivos en América Central: una lista de referencia.

Farroqui, A; Sreeramu, B. 2005. Tropical Spice Crops and their cultivation. University Press, Hyderabad, India. 139 p.

Parthasarathy, VA; Rajeev, P. 2010. Major Spices Production and Processing, published by Indian Institute of Spices Research, Calicut. 39 p.

Suscribir
Notificar a
2 Comments
Antiguos
Recientes Mas votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Orlando
11 Meses publicado

Excelente la información. Saludos

Editora Agropedia 2
10 Meses publicado
Responder a  Orlando

Saludos Orlando. Muchas gracias por tus comentarios.

2
0
Déjanos tu comentariox