Cultivo de Flor de Jamaica

Indice del artículo

Una viajera del mundo esperando a ser descubierta… aceptemos su invitación, probemos y disfrutemos esta rosa intemporal.

El cultivo de plantas medicinales o funcionales es practicado por agricultores de diversas partes del mundo, quienes reconocen en esta actividad su importancia económica, alimenticia y medicinal; aunque no recibe el mismo nivel de atención que los rubros tradicionales básicos orientados hacia la alimentación.

Obviamente, aspectos de mercado y rentabilidad, así como  el desconocimiento de su adecuado cultivo, han evitado que alcancen el sitial que merecen dentro de la agricultura mundial.

Flor o Rosa de Jamaica, es una planta anual o perenne cultivada en las regiones tropicales y subtropicales del mundo, a la que se le atribuyen cualidades medicinales y funcionales.

Diversas investigaciones destacan que su consumo, entre otras cosas, reduce el colesterol y disminuye la presión arterial.

Ha recibido una considerable atención de los investigadores alrededor del mundo, principalmente por sus propiedades alimenticias y medicinales, lo que la hace aceptable en muchos lugares y muy apetecida para el consumo, pues sin importar el clima, la flor de Jamaica es ampliamente consumida principalmente en bebidas refrescantes como té, ponches y tizanas; así como también en confituras, mermeladas y vinos.

La flor de jamaica, es muy llamativa no solo por su porte exótico, sino por sus múltiples usos en la agricultura, pues su tallo puede ser aprovechado por su fibra como textil, en la elaboración de pulpa para papel o en la industria cosmética; por sus cálices comestibles,  por sus hojas y semillas que pueden servir como alimento animal.

La flor de Jamaica ¿Una rosa por nombre y una tierra sin origen?

Denominación por región

La flor de jamaica, pertenece a la amplia familia de las Malváceas (que incluye al algodón, al kenaf, la okra y la malva arbórea) y responde al nombre científico de Hibiscus sabdariffa L.

En el mundo, es conocida comúnmente como: “rosa jamaica”, “serent”, “aleluya” y “agria de jamaica” en México; “roselle”, “red sorrell”, “Jamaica sorrell” o “Indian sorrell” en regiones de habla inglesa (como Estados Unidos e Inglaterra); “l’oiselle” en Francia; “grosella” en Italia; “karkade” en África del Norte y el Cercano Oriente; “bissap” en Wolof-Senegal y dâ (Bambara-Malí).

En centro y parte de suramérica se le conoce como “flor de dardo”, “rosa de Jericó”, “té rojo”, “flor roja” y “flor de jamaica”.

 

Nota: En Venezuela a la flor de Jamaica se le ubica como una especie exótica y según Henri Pittier se le designa con el nombre común “Chiriguata” (Valencia), “frambuesa” o “grosella” (Caracas), considerándola como una planta ornamental, herbaria, de introducción intencional. Geográficamente se le ubica en la región Centro Norte del país y algunos la consideran una planta silvestre.

Con base en estas consideraciones, podemos decir que flor de Jamaica (H. sabdariffa L.) es una planta bastante apreciada en el mundo, debido a sus diferentes propiedades y múltiples usos, aunque aún no alcanza el sitial que merece; de allí la importancia de conocer sobre esta llamativa y poco conocida especie.

Origen, historia, etimología

El origen de la rosa de jamaica, roselle, agrio de Guinea, rosa de Abisinia o flor de jamaica, es bastante controvertido.

Mientras la mayoría parece inclinarse a establecer las zonas tropicales y subtropicales de África como su centro de origen, debido a su amplia presencia desde Egipto y Sudán hasta Senegal; otros afirman que es nativa de Asia (desde India hasta Malasia) y un grupo más reducido de famosos botánicos ubican su hábitat en las Indias Occidentales.

El famoso botánico H. Pittier reporta que la flor de jamaica es de origen paleotrópico, pero casi naturalizada en América. Fue introducida desde las regiones tropicales del viejo mundo en forma de cultivo, aunque a veces puede crecer en forma subespontánea.

Una extensa literatura reseña la historia respecto a la llegada de la flor o rosa de jamaica a América. ¿Quieres conocer esa historia? sigue leyendo y entérate.

Nota: En Egipto la bebida de la flor de jamaica era considerada la bebida de los faraones.

Historia

Podemos iniciar señalando que hasta la tercera década del siglo XIX se registró la mayor diáspora africana conocida, producto del comercio de esclavos hacia el nuevo mundo.

Junto con las personas, en los cargamentos de barcos que transportaban africanos para su esclavitud, una gran diversidad de plantas cruzó el Atlántico como provisiones alimenticias, productos medicinales o para usos generales; entre ellas la flor de jamaica.

Muchas plantas fueron cultivadas en las áreas  de siembra de subsistencia de los esclavos, en huertas caseras y en cultivos desarrollados en sus sitios de habitación.

La mayoría de ellas se convirtieron en los únicos recursos disponibles por los esclavos para tratar sus enfermedades; de allí que estos desarrollaron una rica farmacopea basada en plantas que aún hoy día sobrevive en la práctica de muchas culturas caribeñas.

Nota: Dentro de las plantas provenientes de las sabanas del África Occidental y del centro-oeste Africano Tropical, destacan algunas con propiedades curativas como Momordica charantia (cundeamor), Cannabis sativa (marihuana), Ricinus communis (ricino o tártago), Kalanchoe integra (kalanchoe), Cola acuminata y Cola nítida (cola o nuez de Sudan) y la Hibiscus sabdariffa (flor de Jamaica), que es la que nos ocupa.

Etimología

El género Hibiscus, es el nombre usado en latín para Althaea officinalis (marsh mallow) se dice también que deriva del griego ebiskos, hibiskos o ibiscos, usado por Dioscorides para malvas u otras plantas con partes pegajosas.

Según otra fuente, del griego hibiscus o hibiscum, aludiendo a que habita con cigüeñas (ibis) en los pantanos; probablemente derivado de ibis porque se dice que estas aves comen algunas de estas plantas; aunque es importante destacar que las cigüeñas son carnívoras.

La flor de jamaica pertenece al género Hibiscus, que es además  un género muy antiguo y muy numeroso en especies (unas 500), de amplia distribución, aunque la mayoría son tropicales, las únicas especies europeas son Hibiscus trionum e H. roseus.

Respecto al epíteto sabdariffa, es poco lo que puede decirse. Algunos autores indican que es un nombre originario de las indias occidentales. Sin embargo, el término está compuesto por la palabra sabda que en malayo significa “sabor”, mientras el sustantivo riffa se asocia con el término “fuerte”; nombre muy acorde con el aroma y sabor fuerte de la flor de Jamaica.

Importancia de la flor de Jamaica en el mundo

La flor de jamaica es un cultivo característico de pequeñas empresas familiares que estimula la participación de la mujer, puesto que, su manejo requiere de detalle y delicadeza. Representa una importante fuente de empleo en el medio rural que impulsa la economía, tan necesario en los países en vías de desarrollo donde se cultiva.

 Producción y rendimiento mundial

La flor de jamaica se cultiva principalmente en África Central, Tailandia, Sudán, China, Taiwán, México, Panamá, Estados Unidos, Jamaica, e India.

Los principales países productores son China (con un rendimiento de 2.000 kilos de Materia Seca (MS)/ha) e India (con rendimiento de 1.500 kilos MS/ha), ambos son mercados de exportación.

En el mundo se producen más de 97.975 toneladas de flor de jamaica; China ocupa el primer lugar con 27.76% de la producción, seguido por la India (17.91%), Sudán (9.1%), Uganda (8.40%), Indonesia (6.23%), Malasia (5.53%) y México (5.14%).

En América Latina, el mayor productor es México, país donde se cosechan aproximadamente 19.000 ha con rendimientos promedios de 289 kilos MS/ha.

Fuente: FAO, IICA (2004)

Formas de consumo de la flor de Jamaica

El consumo de la flor o rosa de jamaica es conocido en todo el mundo, pero es tradicional en países como Jamaica, México, Centroamérica y partes de Sudamérica y el Caribe, donde es accesible a todo tipo de consumidor por su bajo costo y fácil preparación...las altas temperaturas típicas del clima tropical lo convierten en un refresco favorito y natural.

Aunque sus flores son las más conocidas, toda la planta es utilizada tanto para consumo humano como en otros productos no comestibles. Existen diversas formas de utilizarlo, tanto fresco como procesado, veamos a continuación.

Procesado

En un principio, la flor de Jamaica se cultivó para obtener la fibra de sus resistentes tallos, como sustituta del yute utilizado para hacer arpillera y consecuentemente fabricar sacos o cubrir bultos en almacenes o transportes.

Más tarde, los cálices de la flor de jamaica se emplearon como colorante alimentario natural, sobre todo en Alemania.

Fresco

Asimismo, en otros lugares del mundo comenzaron a utilizarse diversas partes de esta versátil planta para su consumo fresco.

Su consumo en bebidas puede ser tanto fría como caliente e ingerirse en el momento de su preparación o macerada.

La planta, sobre todo sus hojas y flores, se consume en ensaladas y se incluye en la elaboración de pasteles, salsas y conservas.

Por ejemplo, la comunidad senegalesa consume sus flores frescas o en jarabe; así como sus hojas verdes las cuales utilizan una especie de “espinaca especiada” que añaden a veces al arroz y al plato nacional de su país, el tiéboudienne, compuesto de arroz con pescado.

Fuente: http://www.senegal-carte.com/le-tieboudienne-delice-du-senegal/

También la bebida típica de Senegal es a base de flor de jamaica, su nombre es bisap, bebida de color violeta hecha a base de agua con sus hermosas y refrescantes flores, acompañada de azúcar, menta y vainilla.

Esta bebida también se consume en países vecinos a Senegal como Gambia donde se denomina “wanjo”, Mali “dabileni” y Nigeria “tsobo”.

https://mentesacorposao.com/hibisco-para-perder-peso/

Otras formas de consumo

En otros países es común el uso de la flor de jamaica en la preparación de bebidas. Por ejemplo, en América Central se toma como bebida refrescante o como infusión caliente, en África se prepara un té azucarado denominado carcadé.

En el Caribe, este té se prepara a partir del fruto fresco y se toma en Navidad. En Trinidad y Tobago se produce incluso una bebida alcohólica, denominada shandy sorrel, que combina este té con cerveza.

En México es muy popular tomar té frío o la famosa “agua de Jamaica”, como acompañamiento de la comida, en ocasiones se combina con limón.

En Panamá la flor de jamaica fue introducida por inmigrantes jamaiquinos y se le conoce como saril (el nombre deriva de la voz sahel). Allí, se prepara un refresco que se consume en navidad haciendo una infusión de cálices de H. sabdariffa L. con jengibre conocida popularmente como "chicha de saril".

En el norte de Nigeria, la flor de jamaica es utilizada comúnmente en preparaciones laxativas para el tratamiento de la constipación; mientras que en Argentina y México se utiliza para preparar una mermelada, hecha hirviendo los cálices frescos con azúcar.

¿Sabías que?
Mussolini promovió el hábito de beber té de flor de Jamaica, en lugar de "té inglés", tras las penalidades para la guerra en Etiopía que golpeó a Italia entre octubre de 1935 y mayo de 1936.

La rosa de Jamaica: un remedio contra el orgullo

3 componentes fitoquímicos esenciales de interés

En la flor de jamaica se ha revelado la presencia  de variados compuestos fitoquímicos de interés para las industrias farmacológica, cosmética y alimentaria, ya que, aunque no se consideran nutrientes básicos, tienen efectos positivos en la salud. Los principales son:

1. La Antocianina, su nombre se deriva del griego ἀνθός (anthos): 'flor' + κυανός (kyáneos): 'azul', son pigmentos hidrosolubles pertenecientes al grupo principal de pigmentos con características de glucósidos, que tienen propiedades antioxidantes y no presentan actividad tóxica ni mutagénica.

Son generalmente de colores rojos y violetas y solubles en agua.

2. La Xeronina, es un alcaloide que ocasiona que las personas se sientan mejor, ya que brinda mayor energía tanto física como mental, es antiinflamatorio y reduce el dolor; es el elemento que ha infundido las famosas propiedades curativas de la planta de noni Morinda citrifolia.

3. El Damnacanthal, es una sustancia natural con características fitoquímicas muy potentes para combatir afecciones cancerígenas.

Un tesoro curativo: 9 aplicaciones de la flor de Jamaica para la salud

En la medicina tradicional se reconoce que la flor de jamaica tiene efectos terapéuticos benéficos para la salud y mínimos colaterales.

“Le invitamos a que haga de la bebida de flor de jamaica una costumbre diaria acompañada de una buena alimentación y ejercicio físico para una vida saludable”.

De allí que a sus propiedades farmacológicas se le atribuyen diversas aplicaciones:

1. Un remedio contra el orgullo 

Se conoce que muchas de las enfermedades cardíacas están asociadas a situaciones emocionales, por lo que se recomienda para tratar enfermedades de los nervios. Es un coadyuvante en la regulación de la presión sanguínea alta (hipertensión arterial) y calcificación de las arterias.

2. Efectiva para ponerse en forma

Por sus propiedades diuréticas ayuda al proceso renal, a tratar enfermedades hepáticas a controlar el colesterol malo (LDL), los triglicéridos y es útil para bajar de peso.

3. Mueve tus intestinos

También destacan sus beneficios en el proceso digestivo y contra espasmos gastrointestinales pues es un antiséptico intestinal, apreciando su acción antiparasitaria y antibacteriana y sus propiedades ligeramente laxantes.

4. Poderoso antienvejecimiento

Debido a su alto contenido de vitamina C (18.4 mg), la flor de Jamaica es muy útil como antioxidante tonificando la piel y tratando infecciones cutáneas (uso externo) y para el fortalecimiento del cabello.

5. Alivia la “resaca” alcohólica

Gracias a su función como limpiador del hígado, la infusión de flor de Jamaica ayuda a contrarrestar los malestares asociados al consumo de bebidas alcohólicas.

6. Favorece el buen dormir

Cuando se toma en forma de té alivia el insomnio y los procesos gripales. Las tisanas o infusiones han sido muy apreciadas desde la antigüedad. Por sus propiedades sedantes y suavemente medicinales, va ganando popularidad como alternativa sana y sabrosa al café y al té.

7. Apoyo en regímenes para diabéticos

Regula la producción de insulina, propiedad que lo hace un alimento de alto valor para las personas que sufren de diabetes.

8. Es anticancerígeno

Por sus componentes fitoquímicos, combate las células malignas de varias formas de cáncer, sin afectar las células sanas. Propiedad que hace de la flor de jamaica un alimento deseable en la prevención de esta enfermedad.

9. Tratamiento de várices y hemorroides

La flor de jamaica tiene una sustancia llamada "gosipetina", la cual posee un alto poder desinflamatorio por lo que consumida, y a la vez usada como cataplasma sobre la parte infectada, esta planta mejora las varices y hemorroides.

Importancia, usos y aplicaciones en la industria

La dieta definitivamente desempeña un papel importante en la aparición y desarrollo de muchas enfermedades, en especial las relacionadas con trastornos cardiovasculares y degenerativos, los cuales se asocian con el estrés oxidativo.

De allí que la industria de alimentos ha puesto atención en plantas cuyos compuestos naturales, adicionados a alimentos y bebidas, actúan como agentes quimioprotectores, dada su acción inhibitoria sobre trastornos de la salud.

Toda planta alimenticia posee un valor nutritivo por el contenido de proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y oligoelementos...distribuidos en diferentes concentraciones, según se trate de la raíz (vinos), tallo y hojas (crudos o son comestibles aunque altamente fibroso), cálices (tés, refrescos, gelatinas, postres), flores (ensaladas, jaleas, mermeladas) frutos o semillas (aceites para sopas y salsas, harina desgrasada).

Por ello, a muchas plantas se les reconoce por sus propiedades medicinales o funcionales. La flor de jamaica tiene gran diversidad de usos; además de los ya conocidos como coadyuvante en tratamientos farmacológicos. A continuación, veremos algunos de ellos:

En la industria alimenticia

Semilla

Con la semilla de la flor de jamaica se produce aceite comestible; asimismo se puede consumir tostada y puede ser utilizada en la alimentación animal.

Flor

La flor, en especial sus cálices, es la parte más comercial de la planta.

Se utilizan y consumen en: té, licor, jalea, mermelada, pulpa, gelatina, helado, jarabe, colorante, aderezos, dulces, conservas, bebidas refrescantes, licores y como aditivo natural para mejorar el aspecto y sabor de otras plantas medicinales o preparados alimenticios.

Hojas

Las hojas tiernas de la flor de jamaica se pueden consumir en ensaladas y junto a los tallos tiernos y cálices en la preparación de sopas y salsas.

También se utilizan como alimento para aves y como abono orgánico.

Tallo

De su tallo se extrae la fibra y con ella se elaboran cordones que sustituyen al cáñamo o al yute.

Flores

Las antocianinas extraídas de las flores secas de la flor de jamaica, son pigmentos naturales muy utilizados en la preparación de alimentos, también se emplean en oftalmología. En grandes cantidades se puede procesar y hacer concentrados.

Colorante

Como colorante natural la flor de jamaica es muy utilizada en la industria textil, en la cosmetología, perfumería, medicina, gastronomía, artesanías e incluso como planta ornamental.

En la industria textil y cosmética

Sales Minerales

Su riqueza en sales minerales, ha permitido que la flor de Jamaica sea utilizada en la elaboración de bebidas hidratantes ideales para deportistas, o como restituyente en caso de deshidratación por exceso de bebidas alcohólicas o fiebre.

En la decoración y ornato

La flor de Jamaica se usa para adornar los espacios, ya que destaca por su vistoso colorido y exótica presentación. Los jardines se ven muy bien por sus hermosas y abundantes flores.

¿Cómo se consume y prepara la flor de Jamaica?

La forma de preparar la flor de jamaica está vinculada a los gustos de los consumidores. Veamos algunas recomendaciones:

Características de la planta

⦁ Taxonomía y morfología: bella Pero espinosa

Desde el punto de vista morfológico, la flor de Jamaica crece como arbusto semileñoso anual o bianual y alcanza hasta 2 m o más de altura y se encuentra en regiones de clima tropical a subtropical.

⦁ Sistema radical

Es disperso y no profundiza, aunque presenta una raíz pivotante que se deforma fácilmente en suelos pesados, lo más usual es conseguir las raíces absorbentes ubicadas en los primeros 20 cm de suelo.

⦁ Tallos y hojas

Los tallos de la flor de jamaica son abundantes, lisos, muy ramificados con hojas alternas de bordes irregularmente aserrados, las hojas más bajas son enteras y lanceoladas y las hojas superiores con 3-5 lobulados palmeados.

Tanto los tallos como los pecíolos de las hojas de la flor de jamaica son de color rojo oscuro o claro, con tendencia a morado; exceptuando las variedades productoras de fibra cuya coloración tiende a ser verde o amarillenta.

⦁ Flores

Las flores de la planta generalmente son solitarias, axilares y algunas veces crecen en racimos terminales; su consistencia es carnosa; la corola es de color blanco con un centro rojizo en la columna estaminal; el cáliz, cuando madura, se alarga y torna rojo con 4 o 5 sépalos y con largas espinas que rodean la flor y el tallo.

⦁ Frutos

Los frutos se presentan en cápsulas de 5 compartimentos que al madurar (algunas veces 6), contiene de 15 a 20 semillas de color café oscuro, reniformes y pubescentes (urticantes), y está cubierto por un carnoso y jugoso cáliz de color rojo brillante, que alcanzan 2 a 3 centímetros de largo y representan el producto comercial de esta planta, por excelencia.

La flor de jamaica, se reproduce por autofecundación y por la siembra de sus semillas.

Respecto a su clasificación taxonómica, la flor de jamaica pertenece a:

Tipos y variedades

La flor de Jamaica (H. sabdariffa L.) presenta dos subtipos:

H. sabdariffa altissima

Esta variedad denominada de manera común “cáñamo roselli” es una planta de tallos ramificados y cáliz suculento, dedicada a la obtención de fibra similar al yute, por lo que a este grupo pertenecen las variedades de fibra.

H. sabdariffa sabdariffa L.

Es una planta tipo arbusto, vigorosa y alta que puede alcanzar los 2 m de altura, anual, herbáceo, de tallos rectos sin ramas, muy fibrosa, incluye las llamadas variedades de chirrión, a veces con espinas.

Se utiliza en alimentación en forma de infusión o refresco y es muy apreciada por sus propiedades medicinales.

En el mundo existen más de 200 variedades de flor de jamaica; pero a nivel internacional destacan las siguientes:

Parámetros de Adaptación

Zonificación y requerimientos edafoclimáticos del cultivo

 Temperatura y Humedad

Como planta de origen tropical y subtropical, la flor de jamaica es sensible al frío de manera que para su óptimo desarrollo requiere de temperaturas calientes y secas que oscilen entre 25° a 30°C; así como de una humedad relativa menor al 70% y mucha luz solar durante su desarrollo vegetativo.

Precipitación

La planta se desarrolla bien en zonas con regímenes lluviosos entre 1300-1500 mm de precipitación anual, con precipitaciones anuales promedios de 900 mm. Es una planta resistente a la sequía, por lo que se puede producir bajo condiciones semidesérticas o desérticas, no tolerando los encharcamientos.

Altitud

La planta se desarrolla en zonas de altitud comprendida entre los 200 y 400 msnm.

Suelo

Se adapta a una gran diversidad de suelos, ya que su labranza es poco exigente; pero es más productivo en suelos franco arenosos y franco arcillosos, profundos, ricos en materia orgánica y se necesita la presencia de suelos ácidos de rango pH 4.0-7.5, cuyo pH óptimo es de 6.5.

Debe evitarse su cultivo en suelos susceptibles de inundaciones pues es sensible al ataque de nemátodos, por ello se prefieren los suelos de topografía plana a levemente ondulada.

Fotoperíodo

Es una planta muy exigente en cuanto a horas luz, considerada de días largos con fotoperíodo mayores de 11 a 12 horas luz. Se adapta perfectamente a los climas tropicales y subtropicales, no llegando a sobrevivir a las heladas.

Resumen de requerimientos del cultivo (Hibiscus sabdariffa L.)

Fuente: (IICA/USAID, 2004)

Parámetros de productividad

Ciclo del cultivo

Es un arbusto anual, y su ciclo es de 6 a 7 meses; se siembra en julio, florece en octubre y se cosecha entre diciembre y enero.

La flor de jamaica florece alrededor de los 100 a 120 días después de sembrada; es decir entre los meses de noviembre-diciembre y la cosecha se realiza cuando la planta inicia la maduración.

Se aconseja sembrar en julio, en época de lluvia, para que prospere en octubre y se pueda cosechar sin inconveniente de diciembre a enero, evitando meses más allá de enero cuando las fuertes brisas pueden tumbar la cosecha incrementando las pérdidas.

Manejo agronómico del cultivo

Selección de semilla

Cuando se utilizan variedades tempranas de flor de jamaica (136-160 días), la floración ocurre en noviembre; mientras que en variedades tardías o postreras (más de 181 días) ocurre entre diciembre y enero.

Para obtener las semillas adecuadas, se debe:

Seleccionar plantas vigorosas, sanas y bien formadas.
Una vez obtenidas las semillas, se secan, limpian y guardan en recipientes herméticos en ambiente seco y fresco.

Se recomienda realizar pruebas de germinación, colocando en germinador unas 100 semillas de flor de jamaica. Luego de 8 a 10 días se verificará el porcentaje de germinación, si es de 85 % o mayor entonces la semilla es óptima para la siembra.

Preparación del terreno

La planta de jamaica es más productiva en suelos profundos donde se puede desarrollar libremente su sistema de raíces, por lo que se debe garantizar que el suelo esté adecuadamente preparado para recibir las plantas con un pase de arado, para romper las capas compactadas del suelo y luego dos pases de rastras para eliminar los terrones.

Se aconseja la nivelación del terreno para evitar encharcamientos y luego realizar el surcado; esto permitirá:

⦁ Exponer las plagas del suelo al sol.
⦁ Evitar el encharcamiento del agua de lluvia o riego
⦁ Ubicar la semilla a una profundidad uniforme.
⦁ Eliminar plantas y semillas de malezas.

Siembra

La siembra de la flor de jamaica puede efectuarse de manera directa o en semilleros.

El semillero o almácigo, es un método más seguro  debido al pequeño tamaño de la semilla; se recomienda su elaboración en superficies de 600 m2 como mínimo.

Esto permitirá obtener una población de plantas uniforme; su trasplante se realiza a los 25 días de germinada la plántula, la cual es mejor manejada llevando al campo únicamente las que presenten mejores condiciones de adaptación al medio.

Para la siembra definitiva en campo, en condiciones de secano, se requiere que el suelo presente suficiente humedad, así mismo el ambiente debe ser fresco o caliente, evitar áreas con vientos fuertes y de ser necesario sembrar cortinas rompevientos.

Antes de la siembra, si no se tiene riego, se necesita al menos de 3 o 4 lluvias fuertes que empapen el suelo, hasta unos 20 cm de profundidad. Se planta en hileras de surco de longitud variable de acuerdo con las condiciones del terreno.

Densidad de siembra

La flor de jamaica se siembra en hileras utilizando de 2,3 a 2,5 kg de semilla/ha en siembra directa o también pueden sembrarse en cama de propagación a distancia de 8-10 cm en cuadro y a 1-2 cm de profundidad, a los 10-15 cm de alto se trasplanta en campo.

La distancia de siembra debe ser de 1 a 1,5 m entre surcos y 40 cm a 1 m entre plantas. Al mes de la siembra se realiza raleo o deshije para garantizar una población cercana a 24.000 plantas/ha.

A fin de lograr plantas de flor de jamaica robustas y con abundantes ramas, se recomienda realizar la siembra durante los meses de mayo a junio.

Riego

La planta de flor de jamaica es exigente en cuanto a requerimientos hídricos durante su desarrollo vegetativo, pero no es resistente al aguachinamiento, ya que su raíz es susceptible a la pudrición.

Durante la época de siembra se debe garantizar el riego, suficiente precipitación para garantizar su optimo crecimiento, de lo contrario hay que aplicar riego complementario, fundamentalmente para la fase de establecimiento del cultivo, ya que una vez iniciada la producción no requiere de la aplicación de agua.

Aunque el uso de riego complementario es poco frecuente en el cultivo de la flor de jamaica, en extensas áreas con destino comercial se debe garantizar el suministro de agua, siendo más común el riego por gravedad.

Poda

Al alcanzar la altura de 0,5 m (35 días aproximadamente), la flor de Jamaica debe ser podada (poda apical) para que las ramas se extiendan a los lados y se garantice una mayor ramificación y uniformidad en su desarrollo y producción.

Control de malezas

Es importante mantener el cultivo de flor de jamaica libre de malezas. Los primeros 25 días son críticos. Se recomienda realizar limpieza manual o mecánica con azadón o escardilla.

Fertilización

La flor de jamaica no es exigente en fertilización; es recomendable, realizar un análisis de suelo para conocer las condiciones del suelo y realizar las aplicaciones necesarias de abonos y fertilizantes.

De manera general y atendiendo a lo que arroje los resultados del análisis de suelo, se recomienda una primera aplicación de fórmula completa, al momento de la siembra y aplicado al fondo del surco y, una segunda aplicación 30 días después de la siembra con fertilizante nitrogenado.

También es recomendable la fertilización orgánica foliar, pues la flor de jamaica responde bien a ella. El biofertilizante debe usarse en proporción de 2 a 3 litros por bomba, aplicado cada 15 días a partir de los 60 días después de la siembra.

Cosecha y manejo poscosecha

Cuando termina la floración, debe dejarse madurar el cáliz (20-25 días), que debe estar carnoso y de un color rojo intenso alrededor del fruto.

Para la cosecha es necesario arrancar la planta, y realizar las labores bajo sombra.

El cáliz es separado del fruto de manera manual o mecánica, mientras que los frutos se dejan secar bajo sombra por un período de 6-10 días para luego obtener la semilla.

Punto óptimo de cosecha

Para determinar el punto óptimo de cosecha existen varios indicadores a nivel de campo, entre los que podemos mencionar:

⦁ Tamaño alcanzado por la planta.

⦁ Separación de las brácteas que dejan ver la cápsula.

⦁ La planta comienza a perder sus hojas de abajo hacia arriba.

⦁ Color rojo intenso de las brácteas

⦁ Estado fisiológico de la planta (edad del cultivo con relación a su ciclo).

Es necesario llevar un registro del cultivo a fin de que sirva de guía para determinar conjuntamente con las características morfológicas de la planta el momento adecuado para su cosecha.

Secado o deshidratado

Una vez cosechado el cáliz, debe ser tratado hasta perder el 90 % de su peso y quedar con un 12 % de humedad para su óptima conservación. Para lo cual se pueden utilizar diferentes métodos desde los más tradicionales, colocando la cosecha sobre mantas en el suelo, hasta secadores solares más sofisticados como los secadores de túnel.

En todo caso el cáliz es esparcido en una capa fina, sobre la superficie la cual debe estar bien limpia, aireada y debe proveerse protección al material colectado contra plagas, roedores, insectos, pájaros y animales domésticos; un período de tres días con intenso sol es suficientes, el cual variará según la temperatura y debe cuidarse de que los cálices se volteen todos los días.

Almacenamiento y empaque

Es una plantación temporal, pero su producto está disponible todo el año. El cáliz seco tiene una vida de 1 año; almacenándose en sitios sombreados y aireados y preferiblemente sellado para evitar plagas.

Para cálices, flores y hojas se recomienda un almacenamiento máximo de 18 a 24 meses, para garantizar estabilidad en las características físicas, químicas, organolépticas y terapéuticas del producto.

Del almacenamiento depende que el producto no vuelva a absorber humedad del ambiente, lo que favorecería la aparición de mohos.

¿Cómo se manejan las plagas y enfermedades del cultivo?

Debido a que la planta se usa con fines médicos, el control debe procurarse con productos biológicos y controladores naturales que no afecten a la salud humana. Afortunadamente, la flor de jamaica es poco susceptible al ataque de plagas y enfermedades cuando está en pleno desarrollo; pero hay que estar atentos a la presencia de plagas que por lo atractivo de sus flores, son susceptibles de ataques, igual pasa con las hojas; veamos a continuación.

Plagas
Las principales plagas que atacan al cultivo son insectos tanto en fase adulta como larval, entre los que destacan las hormigas y bachacos, áfidos, trips, y falso medidor.

⦁ Hormigas y bachacos
Estas atacan la parte foliar de las hojas, consumiendo gran parte de ellas, en el caso de los bachacos con el tradicional corte de media luna, pudiendo destruir una planta entera en toda una noche cuando la infestación es elevada.

Para el control de las hormigas y bachacos, la observación de los lugares por donde transitan estos es de suma importancia, ya que de eso depende su éxito. Se recomienda la aplicación de cebos paletizados, por las vías de paso y en las horas de mayor ataque, que es durante las noches.

⦁ Falso medidor
En la fase larval del insecto Trichoplusia ni, generalmente se presenta atacando las partes más tiernas y blandas de la planta como las hojas y los ápices, produciendo en el follaje agujeros irregulares de gran tamaño y reduciendo su crecimiento, lo que en ataques severos detiene su crecimiento.

Para su control, los productores aplican productos químicos de manera preventiva, dado su frecuente ataque; pero específicamente para la flor de jamaica es preferido el uso de controladores naturales con especies como:

Cotesia marginiventris
Microgaster sp.
Trichogramma minutum
Trichogramma platneri
Trichogramma pretiosum

Sin embargo, se han encontrado buenos resultados con la aplicación de Bacillus thuringiensis.

También se deben aplicar medidas de manejo en la plantación como:

⦁ Preparación de suelo adecuada que permita la eliminación de las crisálidas y malezas hospederas

⦁ Durante la cosecha eliminar frutos infectados y restos de la misma.

Áfidos y trips

Especies de insectos del género Aphis spp conocidos también como mielecilla o goma por el liquido azucarado que producen que lo hacen favorable a la producción de hongos.

El daño a la planta de flor de Jamaica es ocasionado por ninfas y adultos que se ubican en el envés de la hoja y se alimentan de las partes más tiernas como las yemas terminales y también en los tallos jóvenes; El síntoma de su ataque se observa en que las hojas se arrugan y sus bordes se doblan hacia abajo.

Las hojas se tornan amarillas hasta secarse produciendo la muerte del ápice; además de esto que disminuye el área fotosintéticamente activa de la planta se ha encontrado que estos son transmisores de virus y su medio propicio para el desarrollo de enfermedades fungosas.

La mayor incidencia de estas plagas se produce en la época de sequía si la planta padece de estrés hídrico.

Enfermedades

⦁ Pudrición del tallo Phytophtora parasitica

La infestación de Phytophtora generalmente ocurre en la etapa vegetativa y de maduración de la planta. Se caracteriza en su fase inicial por manchas amarillas húmedas en la base del tallo que invade las raíces y sube hacia la parte superior del tallo. En consecuencia, la planta se marchita y muere.

Para prevenir el ataque de estos hongos se recomienda tratar la semilla con fungicidas y evitar la inundación en las áreas de siembra.

⦁ Nemátodos

Ciertas especies de nemátodos presentes en el suelo pueden causar daño económico a las plantas de flor de jamaica, entre las que destaca el nemátodo Meloidogyne arenaria, que se presenta atacando el sistema radical, induciendo la formación de agallas.

Esta especie se localiza en casi todas las regiones templadas y tropicales del mundo y habitan como parásitos en las raíces de las plantas, donde la formación de agallas obstruye la absorción de nutrientes esenciales con el consiguiente debilitamiento de la misma.

Sus afectaciones reducen los rendimientos en la planta y puede llevarla a la muerte junto a un complejo causal de afectación.

⦁ Pudrición de la raíz

Esta enfermedad causada por Phythium perniciosum ataca frecuentemente en la etapa de semilleros y en plantas jóvenes, manifestándose una mancha en la base del tallo y marchitamiento de la planta hasta su muerte.

⦁ Collar de la raíz

Esta enfermedad causada por Scherotium rolfsii, ocasiona la formación de filamentos blancos en la base del tallo, dispersándose hacia las raíces que marchitan la planta y ocasionan la caída de hojas, y muerte de la planta.

El futuro del cultivo de la flor de Jamaica en el mundo

La Jamaica será el desinfectante del futuro

Como dato curioso, el Dr. Javier Castro Rosas, profesor de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo en México, quien desde hace más de 15 años investiga las propiedades antimicrobianas de la flor de jamaica, señaló que en Michoacán se cultivan dos variedades con alto potencial microbiano: Criolla y Blanca o “Alma Blanca”.

Después de analizar las bondades del cáliz de ambas especies, el científico mexicano determinó que la variedad Blanca posee una elevada actividad antimicrobiana contra las bacterias patógenas de las frutas y hortalizas.

Los reportes indican que solo bastan diez bacterias de salmonella para que una persona enferme, y es preocupante ya que los microorganismos han desarrollado resistencia a ciertos antibióticos usados en los alimentos.

Según este científico el efecto antimicrobiano de la Jamaica es capaz de eliminar entre 800 y 900 microorganismos dañinos, de los mil que pueden contener los alimentos, en comparación con los desinfectantes de uso común en los hogares.

Destacó como ejemplo el cloro, que tan sólo suprime de 200 a 500 bacterias relacionadas con enfermedades como la tifoidea.

También, el Dr. Castro y su equipo estudian el ácido hibiscus en modelos de animales (ratas) para conocer su efectividad contra salmonella y E. coli. “Es posible en un futuro, con estas investigaciones, tengamos nuevos fármacos desarrollados a partir del cáliz de la flor de jamaica porque puede haber menos toxicidad y reducir los costos” (Rosas, 2017).

¡Otro dato curioso!

La flor de jamaica también ha sido inspiración para crear bellos pasajes que nos alegran el día. Acá les dejo estas hermosas palabras de Sergio V. Collins…

“Las hierbas humildes que alegran el paisaje con sus hermosas flores y que nos deleitan con su aroma y sabor agradables cuando las preparamos en forma de tisana para calmar los nervios, normalizar el aparato digestivo o suavizar los bronquios, son sólo una parte de los numerosos recursos naturales, mentales y espirituales que Dios ha puesto a nuestro alcance para que vivamos con salud y felicidad”.

Compilador:

Ing. Agr. Oneyda Mengo

Referencias consultadas

Cid-Ortega, S; Guerreo-Beltrán, J. 2012. Propiedades funcionales de la jamaica (Hibiscus sabdariffa L.). Temas Selectos de Ingeniería de Alimentos 6(2): 47-63.

FAO. 2019. AGROVOC tesauro multilingüe de agricultura. (en línea). Consultado 29 feb. 2019. Disponible en http://aims.fao.org/es/agrovoc.

FAO-IICA. 2004. HIBISCUS:Post-Production Management for Improved Market Acces. Mazuad F, Röttger A, Steffel K (eds.). 20 p.

IICA/USAID. 2004. Perfil de Proyecto. Cultivo de Rosa de Jamaica tecnificada Hibiscus sabdariffa L. Managua, Editarte. 50 p.

Meza-Chavarria, P. 2012. Guía Flor de Jamaica (Hibiscus sabdariffa L) e Hibiscur cruentus Bertol). Chinandega, Nicaragua, Asociación para el

Desarrollo Eco-Sostenible (ADEES). 25 p.

Ortiz-Márquez, S. 2008. Composición en macronutrientes, minerales y metales pesados en cálices de Jamaica cultivada en el Estado Monagas.

Revista Voces: Tecnología y pensamiento 3(1-2): 61-75.

Pittier, H. 1978. Manual de las plantas usuales de Venezuela y su suplemento. 3ra. Reimpresión. Barcelona, España, Editorial Ariel, S.A. 620 p.

SAGARPA/SNICS. 2014. Guía Técnica para la Descripción Varietal de Jamaica (Hibiscus sabdariffa L. Torr.). Secretaría de Agricultura,

Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas. México: SAGARPA/SNICS. 32 p.

Urbina-Torres, F. 2009. Cultivo de Flor de Jamaica (Hibiscus sabdariffa L) y (Hibiscus cruentus Bertol). Nicaragua, Chemonics Internacional. 9 p.

NOTA: Agropedia es una herramienta de Agrotendencia TV para la producción y difusión de conocimiento técnico-agrícola especializado enfocado a optimizar el uso de los recursos y mejorar significativamente el manejo de los sistemas de producción en América Latina. Puedes acceder a la información más actualizada sobre la agricultura en el mundo a traves  de nuestro portal web: Agrotendencia.tv

2
Deja un comentario

avatar
1 Hilos de comentarios
1 Hilos de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más activo
2 Autores de comentarios
Editor AgropediaAlberto Autores de comentarios recientes
Recientes Antiguos Mas votado
Alberto
Invitado
Alberto

Muy interesante la información, me gustó.

Editor Agropedia
Editor

Gracias por tu comentario Alberto