1. Inicio
  2. /
  3. Agropedia
  4. /
  5. Acuicultura
  6. /
  7. Cachama y tilapia: alimentación...

Cachama y tilapia: alimentación con fuentes no convencionales

La elaboración de dietas para cachama o tilapia es relativamente exigente y complicada debido a que el nivel de proteína cruda es superior al 25 %. Aunque los niveles de fibra cruda son bajos, estos peces son exigentes en el balance de aminoácidos; con respecto a las cantidades de minerales necesarios son superiores al resto de las especies animales.
Comparte el artículo vía

Los peces como cachama y tilapia son especies animales de gran utilidad para el ser humano, ya que producen alimento de muy buena calidad, con un contenido elevado de proteínas, minerales como el fosforo, muy digestibles; además, con un contenido de ácidos grasos tipo omega muy útiles a la salud cardiovascular.

De manera que todo productor ganadero podría sembrar cachamas o tilapias en sus lagunas y préstamos de agua, aprovechando que hoy día se consiguen los alevines con facilidad en casas especializadas; así como los alimentos concentrados que ya existen en el mercado.

Además, elaborar los alimentos en la finca resultará más económico y de mejor calidad. A tal fin, se necesitará una peletizadora y una extrusora, pero hoy día se ofrecen en el mercado de pequeño tamaño y a buen precio; por lo tanto, no hace falta una planta de alimentos para ello.

Actualmente, existen contribuciones importantes con la cría de camarones en zonas costeras, producción de ostras en lagunas; así como en agua dulce se tienen experiencias bien alentadoras con la cría de tilapias y cachamas, solo por mencionar algunas.

Características alimentarias de los peces

Normalmente, el nivel de proteína cruda necesario en la dieta de los peces como cachamas o tilapias es bastante elevado, superior al 25 % y frecuentemente según el estado fisiológico y la especie puede llegar al 35 %. Aunque los niveles de fibra cruda deben ser bajos, son exigentes en el balance de aminoácidos; con respecto a las cantidades de minerales necesarios son superiores al resto de las especies animales.

Todo esto ocasiona que la elaboración de dietas para cachama o tilapia es relativamente exigente y complicada. En especial, porque en algunos países no es fácil conseguir materias primas en el mercado con elevados niveles de proteína cruda, excepto la harina de soya, importada con precio elevado; además de los aminoácidos sintéticos, que son costosos y escasos.

Por ello, debe incluirse harina de pescado como saborizante para lograr un consumo apropiado; asimismo, los alimentos deben peletizarse, someterse a extrusado, para lograr un tiempo de flotación en el agua que no permita irse al fondo mientras los peces comen.

Tilapias

Con el tiempo, esto ha llevado a pensar en materias primas alternativas que puedan garantizar un tenor elevado de proteína cruda; sobre todo, sin depender de la importación de harina de soya, que puedan conseguirse en el país y que no compitan con otros usos.

Así, algunos subproductos de la molienda húmeda del maíz disponibles cuando se produce para consumo humano, el almidón de maíz o maicena podría ser una alternativa; ya que poseen entre 20 y 60 % de proteína cruda dependiendo del residuo. Entre estas encontramos las fibras y conchas, germen o gluten.

Alimentación de Cachama y Tilapia con subproductos obtenidos de la molienda húmeda del maíz

En este artículo discutiremos los aspectos relacionados con estos subproductos de la molienda húmeda del maíz para alimentar peces, con información detallada en cachamas (Colossoma macroponum) y tilapias (tetra hibrido de Oreochromis).

Asimismo, reportaremos las necesidades nutricionales contempladas en las tablas ARC y NRC; también, recomendaremos una dieta, usando materias primas no convencionales que podría variar siempre y cuando se respeten los requerimientos.

De igual forma, otras alternativas como la producción de Canavalia ensiformes conocida como haba de burro con muy alto nivel proteico; además del uso de los subproductos de la industria sardinera, también son válidas.

En el cuadro 1 se observan los subproductos obtenidos de la molienda húmeda del maíz. Aunque el producto principal es el almidón, también se produce aceite y algunos subproductos que se pueden usar en la alimentación animal.

Cuadro 1. Productos obtenidos de la molienda húmeda del maíz

Productos Rendimiento en MS  (%)
Almidón 68,2
Gluten 9,0
Fibras 8,0
Germen 7,3
Solidos del agua de lavado 6,5
Aceite 3,2
Total subproductos 29,8

Composición química de los alimentos para cachama y tilapia

En el cuadro 2 se observa la composición química de los concentrines recomendados para poder satisfacer las necesidades proteicas; sobre todo, sin tener que recurrir a grandes cantidades de soya importada y de precio relativamente alto.

Cuadro 2. Composición química de los subproductos de la molienda húmeda del maíz

MS % C21 C25 C60
Materia seca 86,8 99,5 89,5
Ceniza 9,0 1,6 2,3
Proteína 23,9 22,2 69,7
Fibra 9,9 16,9 1,3
Grasas 1,7 10,8 2,2
Lignina 1,7 6,8 2,8
Celulosa 8,2 14,8 4,4
Calcio 0,06 0,02 0,01
Fósforo 1,5 0,45 0,28

Requerimientos nutricionales de las tilapias, cachamas y bagres

Por ejemplo, los niveles de proteína en estos subproductos están entre 23,9 y 69,7 %, lo cual permite atender con facilidad las necesidades nutricionales de peces como cachamas, tilapias o bagres, las cuales son relativamente elevadas en proteína.

En cuanto al balance de aminoácidos se presenta en el cuadro 3, estos indican que se podrá atender bastante bien, sin tener que recurrir a un uso elevado de aminoácidos sintéticos.

Cuadro 3. Requerimientos nutricionales de las tilapias, cachamas y bagres.

Porcentaje del alimento Tilapias Cachamas Bagres
Proteína 30,6 32,4 31,7
Energía Kcal 2900 3000 2870
Grasa 0,7 0.5 0,5
Fibra 5,7 5,1 6,2
Arginina 1,1 1,2 1,6
Metionina 0,9 0,6 1,2
Lisina 1,4 1,3 1,2
Triptófano 0,2 0,1 0,8
Calcio 0,9 0,5 0,7
Fósforo 0,5 0,4 0,5

Asimismo, en el mismo cuadro se compara el aporte de nutrientes de la dieta recomendada con los requerimientos de las tilapias, cachamas y bagres. Por supuesto, esta dieta podrá variar de acuerdo las materias primas que se consigan, pero la sumatoria porcentual de cada nutriente debe ser igual o muy parecida al requerimiento establecido.

De manera que el que se presenta en cuadro es el promedio entre lo recomendado por el NRC (National Research Council) y el ARC (American Research Council).

Composición porcentual de materias primas recomendada para peces

Por otra parte, en el cuadro 4 se presenta la composición porcentual en el alimento recomendado de las diferentes materias primas utilizadas, la mayor parte de ellas no tradicionales; con el fin de reducir lo más posible la harina de soya y la harina de pescado, ambas con poco inventario y alto precio en países como Venezuela y buena parte de la América tropical.

Asimismo, se logró reducir la harina de soya a solo 5 % y fue necesario incluir harina de pescado para garantizar un buen consumo de alimento, pero solo a nivel de 9 %. Mientras que los alimentos comerciales usan entre 20 y 30 % de harina de soya tostada y molida y con frecuencia hasta 25 % de harina de pescado.

Cuadro 4. Composición porcentual del alimento recomendado para peces

Materia prima Participación (% BS)
Germen de maíz 55
Gluten  de maíz 23
Fibras y conchas 4
Melaza 2
Harina de pescado 9
Harina de soya 5
Fosfato di cálcico 1
Vitaminas y minerales 1
Proteína 32 %  ED 4020 Kcal/kg

Forma de alimentación y alojamiento de la Cachama y Tilapia

El sabor de la carne de los peces como la cachama o tilapia depende del tipo de alimento utilizado, la calidad del agua y las algas existentes. Por tal razón, una buena alimentación asegura mayor crecimiento, menor mortalidad, mayor productividad por metro cuadrado; además, permite mayor densidad de siembra.

Igualmente, dependiendo del tamaño del pez, se recomienda alimentar manualmente 4 o 5 veces al día. Cabe destacar que la frecuencia de alimentación reduce la exposición del alimento en el agua, se reduce la desintegración del pelet y es menor la pérdida de alimento y la contaminación del agua. Además, hacerlo de forma manual permite observar mejor la alimentación del pez y regular la cantidad ofrecida.

Debido a que los alimentos representan algo más del 60 % de los costos de alimentación; por lo tanto no pueden desperdiciarse y deben estar bien ajustados a los requerimientos.

Es recomendable que la conversión de alimento debe estar en no más de 2,5 kg de alimento por cada kg de peso vivo ganado, lo cual se logra con una ganancia diaria de peso ente 2 y 25 g/día dependiendo de la especie y del estado fisiológico; además por supuesto de la calidad del alimento.

Hoy en día, la producción de peces en agua dulce se está realizando en jaulas, no así en ambientes marinos.

Tilapias

Características del sistema de cría en jaulas

  • Las jaulas permiten una alimentación mucho más eficiente.
  • Según la especie y el estado fisiológico las jaulas pueden ser flotantes, provistas de flotadores y ubicadas a no menos de 4 metros de profundidad, o fijas al fondo, ideales para la precría y animales pequeños, ‘por la estabilidad del agua.
  • Las dimensiones de las jaulas, dependiendo de la especie y el lugar donde se colocaran pueden variar sensiblemente.

La densidad de siembra recomendada en las jaulas es la siguiente:

  • Pequeñas (1 a 4 m3): se recomienda una densidad de siembra de 400 a 500 peces por m2, para tener un alto rendimiento, cercano a los 200 kg por m3.
  • Grandes: la densidad de siembra, la alimentación y la productividad irán aumentando de acuerdo al tamaño.

Sistema de cría libre

La otra manera es criar la cachama o la tilapia libres en el cuerpo de agua, pero este sistema desperdicia más alimento, es menos eficiente y la recolección es más dificultosa.

A tal fin, la cantidad de alimento utilizado debe estar entre 3 y 4% del peso vivo de los animales y no menos de 20 % de proteína cruda, con los aminoácidos debidamente balanceados.

Cachama y Tilapia: la importancia de la alimentación

La producción de peces en cautividad, como cachamas y tilapias, extensible también a otras especies; ciertamente, es una actividad pecuaria reciente que puede contribuir de manera importante a ofertar alimentos de muy buena calidad para el consumo humano.

También puede generar un ingreso adicional al productor de campo, cualquiera sea su área de producción, siempre y cuando tenga disponibles cuerpos de aguas naturales o artificiales.

Es importante mencionar que sobre la oferta de alevines existe bastante avance y ya se consiguen suficientes y de buena calidad; sobre todo, en casas especializadas en la reproducción de especies acuícolas.

Actualmente, la tecnología utilizada ya se conoce bastante bien y los detalles de su uso se consiguen en cualquier publicación relacionada con la materia; por ende, se podrá adaptar a las condiciones particulares de cada quien.

No obstante, el alimento es uno de los aspectos más delicados y el que representa el mayor porcentaje de los costos de producción. Por eso, es necesario dedicar atención a su formulación y de ser posible, tratar de producirlo a menor costo en la misma unidad de producción, asegurando su calidad y que cubra todos los requerimientos.

Lo más importante, tratando de usar materias primas locales, no tradicionales, poco usadas hasta ahora y que permitan reducir la importación y los costos de elaboración.

Compilador:  Miguel Benezra Sucre. Ingeniero Agrónomo, MSc en Nutrición Animal, Dr en Ciencias Agrícolas

Referencias consultadas

García, Ricardo y Miguel Benezra. 2010. Utilización de los subproductos de la molienda húmeda del maíz en la alimentación de cachamas y tilapias en Venezuela. Tesis de grado. 114 p. Facultad de agronomía Universidad Central de Venezuela.

Sette, Santiago 2016. Manual para productores piscícolas. Programa de fomento acuícola. DAINCO Venezuela 231 p

Parra, Luis. 2014. Crecimiento de la cachama (Colossoma macropomum) utilizando lodos de cervecería.  Tesis de grado. 135 p. Facultad de agronomía Universidad Central de Venezuela.

Suscribir
Notificar a
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Déjanos tu comentariox