Cómo hacer un análisis de suelo | Agro en 2 minutos

Saber cómo hacer un análisis de suelo es vital, éste es el recurso más importante en la mayoría de los sistemas de producción agropecuarios; ya que es la base donde se sustentan e interactúan factores bióticos y abióticos mediante un sistema dinámico que requiere un uso responsable y racional. Para conocer más detalles sobre cómo hacer un análisis de suelo, visita nuestra Agropedia. [embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=VCaVpW6nLj0[/embedyt]
Leer más

Bioles: Qué son, tipos y uso en agricultura vertical

Los bioles en la agricultura vertical proporcionan nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Replican la actividad natural de los microorganismos beneficiosos presentes en la capa de humus del suelo. Aportan fitohormonas mejorando los rendimientos en los cultivos e incrementan los ingresos económicos. Los obtenidos de excretas de bovinos poseen un 40 % de materia orgánica y los porcinos entre un 20 – 25 %. Son elaborados con altos estándares de calidad para ser usados en la agricultura vertical como alternativa ecológica. Los bioles mejorados se caracterizan porque incluyen otros componentes además de las fuentes orgánicas
Leer más

Fertilizante: ¿Qué es, para qué sirve, qué beneficios tiene?

En la actualidad, se denomina fertilizante o abono a todo elemento o substancia, orgánica, inorgánica, natural o sintética, que aplicada al suelo o a los vegetales tengan la capacidad de proporcionar nutrientes y elementos esenciales para el óptimo desarrollo de las plantas. El uso de fertilizantes es estimulado por la necesidad de aumentar los rendimientos, la calidad y la salud de los cultivos sin aumentar o sustituir la superficie agrícola cultivada en los asentamientos humanos. Aunque se registra la existencia de técnicas de fertilización con humus y estiércol desde hace 800 años antes de Cristo, El uso generalizado de fertilización química surge a partir del año 1600, con la aparición del nitrato de sodio, y posteriormente se masifica en 1860, gracias a la aparición del abono potásico en Alemania. Hoy día, de conformidad con la naturaleza de su composición, existen tres tipos principales de fertilizantes que son: orgánicos, químicos y biológicos. Cada uno de ellos poseen características, presentaciones, ventajas y desventajas que es necesario considerar cuidadosamente antes de su utilización. La fertilización química ha sido un gran paso en el desarrollo de la agricultura moderna, sin embargo, el uso de entes biológicos como estrategia de abono, es cada vez mas popular, tecnificado y eficiente, además de amigable con el medio ambiente.
Leer más

Cultivo de Limón en 2 minutos

El cultivo de limón o limonero, es un árbol perenne, generalmente con espinas de origen asiático. Tiene más de 4000 años de domesticación y más de 2 millones de años de existencia. Puede alcanzar hasta 4 metros de altura, con una copa abierta y muy ramificada. Sus flores, son llamadas flores de azahar, y son solitarias. Su fruto es famoso, por sus contenidos de vitamina C. Al igual que las hojas han sido utilizadas desde la antigüedad para tratar y curar enfermedades infecciosas, teniendo propiedades bactericidas. Además, ayuda a tonificar la piel y a eliminar toxinas en el organismo siendo un importante aliado del sistema inmunológico. El aceite o esencia del cultivo de limón, se extrae de la cascara y tiene diversos usos como repelente, desinfectante y cosmético. Además de un notable valor gastronómico como ingrediente. El fruto del limonero es botánicamente un hesperidio, que puede tener hasta 18 lóculos o secciones carnosas y muy jugosas. Y puede contener o no semillas gracias al fenómeno de partenocarpia. El limón, no es un fruto climatérico; lo que significa que produce poco etileno, y no continúa su maduración después de cosechado. Descubre más sobre el cultivo de limón visitando nuestra Agropedia Agrotendencia.tv [embed]https://www.youtube.com/watch?v=5z0MdKWG0G0[/embed] [embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=5z0MdKWG0G0[/embedyt]
Leer más

Cultivo de Piña en 2 minutos

La preparación de los suelos para el cultivo de piña se inicia con la limpieza del terreno. Es importante la incorporación de los residuos vegetales, para mejorar el contenido de materia orgánica. Se puede sembrar por medio de la corona, de los hijuelos o de los retoños. La forma alargada y acanalada de las hojas se debe a su adaptación para poder acumular el agua de lluvia y del rocío. Este recurso es utilizado por la planta durante la época seca. La flor de la piña es hermafrodita, y la formación del fruto ocurre sin necesidad de fecundación, lo que se conoce como partenocarpia. La planta florece después de un periodo prolongado de sequías; sin embargo mediante el uso de fito-hormonas se puede lograr un inducción floral en cualquier época, logrando una producción programada con base en las necesidades del mercado. De cada planta se obtiene una sola piña, que es una fruta compuesta o una fruta múltiple, porque lo que en realidad es un fruto individual, es cada una de las secciones exagonales que la componen. La piña es el segundo cultivo tropical de mayor importancia mundial después del cambur, aportando más del 20% del volumen total de frutas. 70% de la piña que se produce en todo el mundo es consumida como fruta fresca en el país que la produjo. Hoy día la piña es uno de los rubros más rentables y de mayor importancia nutricional de la región tropical. Es ampliamente utilizado como cultivo de subsistencia en muchas regiones de Latinoamérica por su facilidad de adaptación y manejo. Aunque lo más común es que la comercialización de la piña sea como fruta fresca, las nuevas tendencias del mercado y las preferencias de los consumidores han promovido la necesidad de que la fruta tenga mayor durabilidad, por lo que a través de diferentes procedimientos es procesada y ofertada con valor agregado. Artículo disponible Visita nuestra Agropedia y obtén toda la información para el cultivo de piña Agrotendencia.Tv [embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=VYgPbjwwnwQ[/embedyt]
Leer más

Cultivo de caña de azúcar: manejo y su importancia

La caña de azúcar es una planta milenaria que según registros, su origen se ubica en el lejano oriente hace más de 6 mil años. La planta forma parte de las gramíneas, alcanza entre 2 y 5 metros de altura. Para cosecharla se deben esperar entre 9 y 24 meses, dependiendo del clima. Una planta de caña de azúcar puede permanecer produciendo por varios años. Para mantener niveles de producción óptimos se debe mejorar la fertilidad del suelo. La caña de azúcar se adapta mejor a climas cálidos. La temperatura ideal para el desarrollo de la planta es de 30 grados centígrados. Durante el desarrollo de la caña es indispensable el suministro de agua para que la planta asimile mejor los nutrientes. Comúnmente se relaciona a la caña de azúcar con un endulzante, pero la cantidad de derivados que tiene esta planta es inmensa. Es materia prima de biocombustible, papel, bebidas, azúcar… además las hojas de la planta sirven de alimento para animales. El jugo que se extrae de la planta contiene: Vitamina A, B y C. También contiene: Potasio magnesio, zinc y calcio. Actualmente se produce en más de 120 países. Brasil encabeza la producción mundial con más de 750 millones de toneladas cosechadas. Una gran amenaza contra el cultivo de caña de azúcar en el futuro es la inestabilidad climática. Las etapas de crecimiento y desarrollo de la planta, necesitan de una adecuada cantidad de agua y luz solar, de no ser así la planta tendrá un crecimiento deficiente.
Leer más