Sistemas automatizados en la acuaponía – Ventajas

La automatización en acuaponía es muy recomendable pues se requiere de un monitoreo constante de los parámetros ambientales y de calidad de agua; con el fin de mantener un balance entre peces, bacterias y plantas. En efecto, una falla en el sistema puede traer consecuencias fatales en cuestión de horas; por lo que se deben tomar medidas en tiempo real para estabilizar el sistema rápidamente. Muchas veces el personal experimentado puede detectar si algo anda mal, simplemente observando a los peces, o la turbidez del agua; pero por lo general, la mayoría de las instalaciones no cuentan con personal las 24 horas del día y la observación visual no es suficiente. Además, el sistema acuapónico requiere de dispositivos mecánicos y eléctricos como aireadores, bombas, calefactores, etc., que pueden fallar en algún momento. Por todo esto, es recomendable contar con un monitoreo automatizado de los parámetros más críticos, como pH, oxígeno y temperatura; para asegurar el buen funcionamiento del sistema en todo momento y garantizar el crecimiento y supervivencia de los organismos cultivados.
Leer más

Acuaponía: Cultivo vertical, tipos, técnicas y desventajas

Los sistemas de acuaponía vertical han demostrado ser una alternativa a la agricultura urbana; debido a que permite una producción intensiva de alimentos frescos y de alta calidad, en espacios reducidos. Actualmente la mayoría de los centros urbanos demandan la búsqueda de alternativas de cultivo dadas las limitaciones de espacio para la práctica agrícola; con el fin de producir la mayor cantidad de alimentos en el menor espacio posible. Cabe destacar que la mayoría de los sistemas acuapónicos utilizan lechos de cultivo horizontales, necesitando un área considerable para el desarrollo de las plantas. Sin embargo, en años recientes la acuaponía vertical ha surgido como una opción para aprovechar mejor el espacio; puesto que utiliza áreas que normalmente no se usan en unidades de producción o en invernaderos. En términos generales, los sistemas acuapónicos verticales tienen la capacidad de producir más alimentos por metro cuadrado; además, se vislumbran como una vía para mantener la seguridad alimentaria y fomentar la agricultura urbana sostenible.
Leer más

Acuaponía – 3 tips para la producción de peces y plantas

Es importante mantener una proporción adecuada de peces y plantas en el sistema acuapónico ya que la cantidad de peces define la cantidad de alimento suministrado al sistema acuapónico, lo que a su vez influye en la disponibilidad de nutrientes para las plantas, lo importante es mantener un equilibrio entre el número de peces y plantas. El método Rakocy utiliza la relación de la tasa de alimentación de los peces, que no es más que la cantidad de alimento suministrado a los peces diariamente, por metro cuadrado de área de crecimiento de la planta La acumulación de la materia orgánica en el sistema puede causar una disminución del oxígeno disuelto, con la consecuente producción de dióxido de carbono y amonio. La descomposición anaeróbica del lodo depositado en los tanques produce metano y sulfuro de hidrogeno, convirtiendo al agua en un medio tóxico para sus habitantes. Las plantas sufren ya que los sólidos suspendidos se adhieren a las raíces de las plantas, disminuyendo así su capacidad para absorber oxígeno y nutrientes. Por ello es importante la filtración biológica o biofiltración, porque remueve los compuestos amoniacales tóxicos, siendo estos producto de la descomposición del alimento y de la excreción de los peces (vía branquias, orina y heces), y los convierte en elementos menos tóxicos como el nitrato que es más aprovechable para las plantas. Si el oxígeno disuelto (OD) en el agua es deficiente no solo se ven afectados los peces, sino además la respiración de las plantas por lo que se reduce la captación de los nutrientes provocando una reducción del crecimiento de las plantas, y para evitar esto es necesario proporcionar una adecuada aireación en el sistema acuapónico. Los niveles bajos de OD se asocian con altas concentraciones de dióxido de carbono, siendo una condición que promueve el desarrollo de patógenos de las raíces de las plantas. Por si fuera poco, las poblaciones bacterianas nitrificantes necesitan un nivel adecuado de oxígeno disuelto (OD) en el agua en todo momento, así se mantienen altos niveles de productividad dado que la nitrificación es una reacción oxidativa, donde el oxígeno se utiliza como reactivo; por lo tanto sin oxígeno la reacción se detiene.
Leer más

Acuaponía – Tipos de sustratos y características

Los sustratos cumplen la importante función, de albergar las bacterias nitrificantes que participan en la transformación de los compuestos amoniacales (producto de los desechos de los peces y residuos del alimento), en elementos más disponibles para las plantas como el nitrato actuando como biofiltros. Los mejores resultados se han obtenido hasta ahora resultan de la combinación de sustratos de diferentes orígenes, ya que las deficiencias de uno son muchas veces compensadas por el otro.
Leer más

Acuaponía – Proporción óptima pez : planta

Para garantizar un sistema de acuaponía sostenible se debe tener una proporción adecuada de peces por planta. Sin embargo para fines prácticos lo importante no es la cantidad de peces que se tenga, sino la cantidad de alimento que ingresa al sistema ya que de este depende la disponibilidad de nutrientes para las plantas.
Leer más

Acuaponía, la simbiosis perfecta entre el cultivo de plantas y la cría de peces.

La Acuaponía se viene convirtiendo en una tendencia creciente en la agricultura del siglo 21. La acuaponía consiste en una combinación de acuicultura con hidroponía, donde se integran ambos sistemas, generando como resultado un modelo de producción que podemos describir como “peces que alimentan plantas”. Los modelos agrícolas integrados son las nuevas tendencias, donde se aplican principios de economía circular para aprovechar al máximo los recursos y minimizar los desperdicios. El negocio de la acuicultura se basa en el cultivo de organismos, animales o vegetales, en un medio acuático. Estoy organismos pueden ser: peces de agua dulce y salada, moluscos, crustáceos, algas, plantas o cualquier ser vivo que se desarrolle en el agua. En la acuaponía se busca criar la especie acuícola más rentable para cada período del año. Las especies se deben seleccionar según la demanda del mercado y respetando las normas ambientales. En un sistema acuícola es posible supervisar todos los parámetros del proceso productivo. Si bien la acuicultura puede emprenderse en lagunas, ríos o mares abiertos, el uso de tanques garantiza: Ciclos cortos, Ciclos continuos de producción y Cultivo independiente de las condiciones climáticas. A pesar de ser mucha el agua necesaria para el desarrollo de la producción acuícola, esta actividad resulta una actividad de bajísimo impacto ambiental.  Esto se debe a que, luego de la producción, el agua se destina a otras actividades igualmente productivas. Para comprender a fondo cómo funciona la acuaponía, cuáles son sus bondades y cómo lograr poner en práctica este sistema de manera eficiente para la producción agrícola, tenemos el gusto de entrevistar, al acuacultor Eduardo Catania. El profesor Catania es productor de peces desde hace más de 30 años. Bajo este sistema ha producido truchas, langostas, tilapia, pacú, entre otras especies para consumo humano. Debido al clima de Buenos Aires de 4 estaciones, tuvo que desarrollar un sistema de acuicultura controlada para lograr el cultivo de estas especies y a partir del éxito en estos cultivos, muchas personas comenzaron a adoptar su novedoso sistema. La acuicultura es el arte de ejercer el control sobre los parámetros del agua y potenciarlos para obtener peces, crustáceos, bivalvos, moluscos, algas, bacterias o cualquier otro organismo acuático que se desee cultivar. Si quieres saber más, ingresa en el portal de la Escuela de Acuicultura "Productor Acuícola"  ¡Si quieres iniciar un proyecto de acuaponía no dejes de visitar nuestra agropedia y revisar todo el material que preparamos para ti!
Leer más

Acuaponía: que es, para que sirve, ventajas y desventajas

La acuaponía, es un sistema de producción que combina la cría de animales acuáticos (peces o moluscos) con el cultivo de plantas en agua (hidroponía en horticultura), mediante la recirculación continua de agua y nutrientes a través de los dos subsistemas. Con esta técnica se ahorra espacio, agua y energía. Además de lograr una reducción o eliminación total de los residuos del sistema; en él, prácticamente todo se aprovecha. La acuaponía consigue producciones sanas, vigorosas y de buen sabor, tanto de vegetales como de peces, al tiempo que se respeta el medio ambiente. Los sistemas acuapónicos se pueden dimensionar a cualquier escala, tanto para uso particular o familiar, como para un uso industrial y comercial. Este método de producción cada vez se especializa más, ya que utiliza las técnicas más avanzadas de acuicultura e hidroponía para obtener altos rendimientos y además generar energía a través del uso de biodigestores integrados en el mismo sistema. La acuaponía es economía circular a su máxima expresión.
Leer más