El Cultivo de la Cachama

La cachama, un pez con gran porte.

La cachama, Colossoma macropomum es un pez dulceacuícola, relativamente grande. Ampliamente distribuido desde el río Orinoco de Venezuela a toda la cuenca amazónica. Es considerado como un pez de lujo, dado lo difícil de su captura y por el aspecto saludable de su carne.

En Perú es conocida como "Gamitana", en Colombia y Venezuela "Cachama negra", en Brasil "Tambaquí"  y en Bolivia "Pacu".

Es una de las numerosas especies que realizan migraciones estacionales en los ríos, formando grandes cardúmenes con la finalidad de alimentarse y reproducirse.

Puede llegar a medir hasta 1 metro de longitud y pesar más de 30 kilogramos.

Es considerada como la especie de aguas cálidas con mayor potencial para su cultivo; no solo por haberse logrado su reproducción en forma masiva, sino también por soportar altas densidades de siembra, aceptación de alimento concentrado y porque su carne es ideal para el consumo humano.

Su contenido de proteína es de 18,4% y puede consumirse tanto como producto fresco o seco salado.

La cachama ha sido cultivada en viveros de tierra, estanques de concreto y más recientemente en jaulas flotantes, bajo diferentes densidades de siembra, regímenes alimenticios y niveles de suministro de alimento.

Debido a que se adapta fácilmente al ambiente controlado, se la cultiva a nivel extensivo, semi intensivo e intensivo, siendo frecuente su asociación en policultivo con otros peces o animales, como los cerdos.

Es un pez dócil y resistente al manipuleo, soporta bajos niveles de oxígeno disuelto por periodos cortos, pero en exposiciones prolongadas desarrollan una expansión del labio inferior, que les permite captar el oxígeno disuelto de la película superficial del agua.

Puede ser mantenida en acuarios, pero crecen muy grandes, rapidamente y pronto superan en tamaño al resto de los peces.

Generalmente se venden como juveniles y a menudo se confunden con pirañas similares. Aunque estos dos peces son parientes cercanos, la cachama no es un depredador agresivo como la piraña y generalmente tiene una conducta más pacífica con los compañeros de tanques.

La cachama, excelentes cualidades para el cultivo

Origen del cultivo de la cachama

Las primeras experiencias en el cultivo de Colossoma macropomun se iniciaron en Manaus, Brasil, cuando en 1966 fueron capturados ejemplares adultos del medio natural y acopiados en instalaciones para reservorio de aguas en el estado de Ceará.

De igual forma, en los años 60 también se realizó en Perú el acopio de alevines procedentes de la amazonia peruana, los cuales fueron distribuidos en esa región con el propósito de promover el cultivo extensivo de la especie.

Posteriormente, en 1972, adultos y alevines originarios de Iquitos (Perú) fueron trasladados al Centro de Investigaciones Von Ihering en Brasil, donde se obtuvo en 1977, la primera reproducción inducida de C. macropomum en ese país.

Durante ese mismo año también se logró la reproducción inducida en Venezuela, más tarde hacia 1982 en Perú y para 1984 en Colombia.

Desde entonces, la tecnología de propagación artificial a gran escala fue adaptada al cultivo de estos peces, lo que condujo a un incremento en la popularidad de la cachama entre los granjeros con reservorios de agua y estanques.

Este incremento se debió principalmente a las siguientes razones:

• La cachama puede ser manejada fácilmente en todas las etapas de vida y no requiere técnicas especiales de cultivo, ni condiciones especiales para obtener buenos resultados.

• Es un pez omnívoro y consume un amplio rango de alimentos naturales; además acepta alimentos concentrados en cultivo.

• La cachama en cultivo es adecuada para la pesca deportiva y se desarrolla bien en sistemas de producción en policultivo con otros peces.

Alimento esencial para la buena salud

 

Beneficios del consumo de cachama

Los pescados en general poseen propiedades nutricionales, que los convierten en alimentos fundamentales para una alimentación equilibrada y cardiosaludable.

No sólo disponen de proteínas de excelente calidad, sino que además presentan un perfil de lípidos más saludable que el de otros alimentos también ricos en proteínas, como las carnes.

La carne de cachama no presenta un contenido de ácidos grasos omega 3 tan elevado como en los peces de mar, pero la relación entre ácidos grasos poliinsaturados es mucho más equilibrada que en los pescados de mar, y más cercana a la ideal recomendada por los organismos de salud internacionales.

Así mismo presenta contenidos de aminoácidos importantes en su carne, como lisina, en un 8,7 % y metionina 2,2 %.

La carne de cachama ayuda a reducir los niveles de colesterol y los niveles de triglicéridos, por lo que son recomendables en dietas para bajar de peso.

Ayuda a mejorar la salud ósea y reduce el riesgo de osteoporosis.

Ayuda a reducir los síntomas del envejecimiento debido a su contenido de vitaminas A y E que poseen acción antioxidante.

Composición química de los filetes de cachama

En el pescado proveniente de cultivo, el perfil de los ácidos grasos está estrechamente ligado a la dieta ofrecida a los peces, pudiendo variar en cuanto a la composición de grasas, dependiendo del nivel de alimentación durante su fase de engorde final.

En el cultivo se pueden modificar los atributos de los peces para beneficio de la salud humana y también para el mejoramiento de la calidad de los mismos y aceptabilidad del consumidor.

Otros usos de la cachama

Producción de colágeno

De las escamas de la cachama se puede extraer colágeno, el cual puede transformarse en lociones, cremas, u otros productos diversos.

En la moda

La piel curtida de estos peces se utiliza en la industria de la moda como, por ejemplo, en la confección de bikinis.

De abundante y apetecible carne

Taxonomía de la cachama


Características morfológicas y fisiológicas

La cachama es un pez muy robusto. Generalmente presenta una talla de 70 cm de longitud total y un peso máximo de 40 kg.

Los juveniles y preadultos tiene forma de rombo y redondeada, mientras que los adultos se hacen más alargados con la edad.

Esta especie es confundida comúnmente con otra especie de carácido el Piaractus brachypomus (Morocoto) conocido con el nombre común de "pirapitinga" en Brasil, "cachama blanca" en Colombia y Venezuela, y "pacu" en un gran número de países de América del Sur.

El patrón de coloración de estas dos especies en la fase de adultos es un aspecto que contribuye a diferenciarlas.

La coloración de la cachama adulta depende del tipo de agua en la que vive el pez. En las aguas negras de los ríos, el pez se hace muy oscuro, mientras que en aguas claras la parte dorsal se vuelve verde oliva y la ventral permanece verde oscuro a negro.

Cuando crece en cultivo tiene una coloración verde oliva en la cabeza, un ligero color amarillo hacia la parte dorsal, mientras el abdomen es casi blanco, variando a negro hacia la espina anal. Las espinas anal, pectoral, pélvica y caudal son negras.

El morocoto presenta una coloración gris oscuro en el dorso, y lados con tonalidad anaranjada en la parte ventral, un tanto más intenso en los juveniles.

En los adultos el tono plomizo a marrón oscuro se uniformiza. Se diferencia también de la "gamitana" en su mayor altura y por poseer una espina en la base de la aleta dorsal, la que es relativamente corta.

Los alevines de ambas especies son difíciles de identificar durante sus primeros seis meses de vida.

Cuando alcanza los 20 mm de longitud, el color de C. macropomum, es de color gris bronce a negro, blanqueándose hacia la parte ventral y presenta un ocelo en la parte media del cuerpo debajo de la aleta dorsal, lo que la diferencia de P. brachypomus.

Cuando alcanza una etapa en la que mide de 60 a 90 mm de longitud estándar (LS), el ocelo desaparece.

Escamas

Las escamas están imbricadas, traslapadas como las tejas en un techo, con el margen libre orientado hacia la cola.

En la parte lateral y a lo largo del cuerpo de los peces se observa una hilera de escamas perforadas, que constituyen la línea lateral, cuya función principal es sensorial, al detectar las variaciones de presión.

Las escamas de la línea lateral, son utilizadas por los especialistas para fines taxonómicos y para determinar la edad de las poslarvas ya que la cachama desarrolla escleritos (anillos de crecimiento en las escamas) cada uno o dos días.

Distribución geográfica y hábitat

La cachama está ampliamente distribuida en América del Sur, entre el río de la Plata y el sistema del río Orinoco.

En su ambiente natural vive la mayor parte del tiempo en cuerpos de agua lénticos o estancados de aguas negras como lagos, con pH ácido, cubiertos de vegetación. Sin embargo, también se le encuentra en ambientes de aguas blancas y claras.

Durante el periodo de creciente, los adultos dejan los lagos y entran a los principales canales de los ríos, donde se reproducen. Cuando el nivel del agua baja, ellos retornan a los lagos.

Alimentación

Los peces adultos comen mayormente frutas y semillas, y la especie ha adaptado sus dientes a los hábitos alimenticios, por lo que posee largos y poderosos dientes que le permiten comer muchas semillas.

Los juveniles (menores a 4 Kg) se alimentan también de zooplancton. La especie presenta una serie de largos filamentos branquiales densamente localizados en los arcos branquiales, característica de los peces planctívoros.

La boca no tiene verdaderos labios, aunque en ciertos casos el borde inferior carnoso se desarrolla anormalmente en situaciones de baja concentración de oxígeno, como un mecanismo para captar dicho gas de la atmosfera.

Su estómago está bien desarrollado, con una longitud del intestino de 2 a 2,5 veces más larga que la longitud corporal.

El número de apéndices pilóricos varía entre 43 y 75, lo que facilita una eficiente absorción de los nutrientes digeridos en el estómago.

Reproducción en la naturaleza

La cachama alcanza su madurez sexual a los cuatro años, con 55 cm de longitud estándar aproximadamente.

No presenta dimorfismo sexual, y solamente se reconoce su sexo cuando alcanzan la madurez sexual a los tres años de edad.

Durante la fase de crecimiento, los peces juveniles permanecen en las zonas inundadas hasta alcanzar la madurez sexual.

Desova una vez al año en respuesta a la subida del nivel del agua durante las estaciones lluviosas, cuando migran a las zonas inundadas de los ríos para desovar.

Las hembras sueltan sus huevos dentro de la corriente y los machos los fertilizan en el agua.

Los huevos semiflotantes son llevados por la corriente hasta que ocurre la eclosión en aproximadamente 17-20 horas a una temperatura promedio de 28ºC.

Es una especie muy fecunda, llegando a producir cada hembra hasta 2.500.000 óvulos, dependiendo del tamaño y edad del pez.

En zonas donde la temperatura se mantiene sobre los 26ºC, la cachama puede reproducirse durante todos los meses del año.

En cautiverio llega a madurar, pero no desova, por lo que se requiere de la administración de extractos hormonales, técnica que ha sido incorporada al proceso de producción de alevines en ambiente controlado.

Gracias a estas técnicas se ha logrado la obtención de peces híbridos donde se unen los óvulos de una especie con el esperma de una especie diferente.

La unión de gametos de Colossoma macropomun y Piaractus brachypomus, da origen al hibrido conocido como “cachamoto” o “tambancu” los cuales presentan mejor crecimiento, buenos rendimientos y conversión alimenticia que las especies parentales.

Importancia del cultivo de la cachama

La piscicultura constituye una alternativa de producción de pescado capaz de atenuar la demanda y disminuir la presión sobre los recursos naturales, en especial de los peces de mayor valor como gamitana, paiche, paco, que muestran signos de sobreexplotación.

Con la piscicultura se pueden emplear eficientemente aquellos sitios que no son aptos para la agricultura. Se puede hacer un buen aprovechamiento del agua y la tierra que posee en la finca, además es una buena forma de solucionar los problemas de alimentación y generación de empleo.

Debido al incremento de la población que se estima aumentará en 2,5 mil millones de personas para el año 2025, la demanda de pescado continuará su expansión.

Se requerirán 55 millones de toneladas de pescado y mariscos adicionales para atender sus necesidades alimenticias.

El déficit de pescado sólo podrá ser completado a través de los procesos de la piscicultura, cuya producción para el 2016 contribuyó con un 20% de la oferta total de pescado.

Producción mundial de cachama

De acuerdo con las estadísticas de la FAO, la producción mundial de cachama mediante acuicultura en el año 2016 alcanzó las 142.135 toneladas, de las cuales el 96,4% fue producida por Brasil. La siguiente tabla muestra el aporte de los otros países a la producción de cachama para el año 2016.

¿Cómo se cultiva la cachama?

En la producción de cachamas se pueden distinguir dos grandes fases, la producción de alevines o semillas, y la ceba o engorde propiamente dicha.

A. Producción de alevines de cachama en ambientes controlados

En el pasado los juveniles de cachama eran colectados del ambiente natural en los márgenes de los ríos y sembrados en reservorios de aguas y estanques.

La disponibilidad de alevinos en el medio natural, además de ser estacional, es aleatoria, ya que depende del nivel del río, de las características físico químicas del ambiente, de la oferta de alimento, de la intensidad de predación y de los factores inherentes propios de cada especie.

Por lo que, para obtener suficientes cantidades de alevines para propósitos de acuicultura, se desarrollaron tecnologías de cultivo, donde se utilizan peces adultos maduros o reproductores para la obtención de crías en cautiverio.

El proceso involucra una secuencia de pasos que se detallan a continuación.

a. Manejo de reproductores

Los reproductores pueden obtenerse:

(i) De los propios cultivos, seleccionando los ejemplares que presenten mejor crecimiento;

(ii) Formarlos desde el estado de alevines capturados en el ambiente natural y

(iii) Capturar los adultos en los ambientes naturales. Esta última opción tiene la ventaja de obviar el periodo de cría y asegurar que no haya parentesco entre los individuos.

• Preparación y manejo de estanques para los reproductores

Se recomienda, para los estanques de reproductores, una superficie de espejo de agua de 500 y 1,000 m2, profundidad de hasta 1,50 m, sistema de abastecimiento de agua controlado, y un sistema de desagüe, que puede ser del tipo “tubo abatible”.

Los estanques deben ser secados, limpiados y expuestos por dos días al sol.

Posteriormente, son desinfectados usando 25-80 g/m2 de óxido de calcio (CaO) y fertilizados con estiércol de gallina ponedora (100-2.200g/m2) y/o fertilizante inorgánico (15 g/m2 de urea), con la finalidad de estimular la producción de plancton, particularmente zooplancton.

• Calidad del agua de estanques de reproductores

El agua de buena calidad es importante dado que garantiza el buen desarrollo sexual de los reproductores.

El agua puede proceder de un curso por derivación o represamiento, de escorrentía de las aguas pluviales, de manantiales y también del subsuelo.

La evaluación de parámetros físico-químicos del agua es importante. Algunos valores de referencia son:

El flujo de agua usada en estanques de reproductores puede ser de 10-20 % de su volumen por día. En algunas piscifactorías solo se agrega el agua perdida por evaporación o por filtración.

• Densidad de carga de reproductores.

Se recomienda una densidad de siembra de los reproductores de 1 kg de peso vivo del pez por 10 m2 de espejo de agua.

Si provienen del cultivo puede optarse por esta densidad a partir del tercer año de cultivo, es decir, dos años antes de que alcancen su primera madurez sexual.

Con la baja densidad se propicia un mejor aprovechamiento del alimento natural en el estanque como resultado de la fertilización, para cubrir las necesidades proteicas y de vitaminas esenciales que requiere el proceso de vitelogénesis, o sea la incorporación de sustancias nutritivas en los oocitos.

• Alimentación de los reproductores

La alimentación de los reproductores es fundamental para obtener productos sexuales de buena calidad.

Una deficiencia en nutrientes esenciales, particularmente aminoácidos, vitaminas y minerales, puede afectar el desenvolvimiento del huevo y la ovulación.

Se les puede suministrar un alimento concentrado cuyos niveles proteicos no bajen del 25%, con una tasa de alimentación entre 1,5 a 3% de la biomasa total y la frecuencia diaria es de 2 a 4 veces. La forma del alimento es del tipo “pellets” de 4 a 8 mm de diámetro.

• Selección de reproductores

Existen dos criterios para la selección de los reproductores, por las características externas del pez y por biopsia ovárica.

Por características externas

La hembra madura de cachama se puede distinguir por un vientre abultado y blando al tacto, orificio genital rojizo y levemente prominente.

En el macho, se observa la emisión de líquido espermático ante una suave presión abdominal, de aspecto lechoso blanquecino y de considerable viscosidad.

Por biopsia ovárica

Consiste en introducir una cánula por el oviducto de la hembra y extraer una muestra de ovocitos para su análisis.

La muestra obtenida es lavada en una solución conocida como solución de Serra que clarifica el citoplasma del ovocito y permite visualizar la posición del núcleo, utilizando una lupa estereoscópica.

Si el núcleo está en posición central, se considera inmaduro; si está en migración, maduro, y si se encuentra en la periferia se considera sobre maduro.

Este método presenta desventajas como provocar traumatismo y generar hemorragias internas en el pez, lo que puede ocasionar reabsorción de los huevos.

Luego de ser seleccionados, los reproductores son colocados en tanques con agua y aireación evitando en lo posible ser molestados.

B. Inducción a la reproducción

Las cachamas son peces que migran para desovar, por lo que no pueden reproducirse en cautiverio, y se requiere el tratamiento con hormonas para lograr el desove.

Con este tratamiento se reemplaza la hormona endocrina propia de los peces para inducir la maduración final y la ovulación de los huevos en las hembras, y la producción de esperma en los machos.

Hormonas empleadas en la reproducción de cachamas

La inducción al desove de la cachama puede ser realizada con hormonas naturales como los extractos de hipófisis de carpa, o con hormonas sintéticas, los cuales tienen distintos nombres comerciales como Ovaprim, Dagin, Ovopel, Aquaspawn, Conceptal y Ovudal.

Otra hormona que ha sido usada es la Gonadotropina coriónica humana (HCG), obtenida de la placenta de mamíferos.

Dosis hormonal

Cada una de las hormonas tienen dosis y protocolos de aplicación específicos, pero por lo general la dosis empleada de hipófisis de carpa es de 5 mg/kg de peso del pez, para las hembras y 3 mg/kg para los machos. Para disolver el producto se usa agua destilada o solución fisiológica.

Cuando se usa Conceptal (gonadotropinas) la dosis total es de 2,6 ml/kg de peso vivo del pez, para la hembra. Para el macho se usa solamente el 25% de la dosis aplicada a la hembra.

Lugar de la inyección

Las inyecciones se aplican intramuscularmente, en la región dorsal, debajo de la aleta dorsal, o intraperitoneal, en la base de la aleta pélvica, con intervalos de doce horas entre cada inyección.

Luego de la inyección los machos y las hembras son colocados en tanques separados.

El agua de los tanques debe ser aireada para mantener niveles de oxígeno entre 5 a 6 mg/L favoreciendo que los peces respondan favorablemente al tratamiento hormonal.

La velocidad de maduración final y ovulación depende de la temperatura del agua. Temperaturas altas aceleran el proceso, mientras que temperaturas bajas lo retrasan.

C. Desove y fertilización

La cachama que madura por primera vez, llega a desovar a las 11 horas, aproximadamente, luego de la aplicación de la dosis, con una temperatura promedio de 25ºC. En los desoves posteriores, el periodo suele acortarse.

Llegada la hora estimada para el desove se extrae a la hembra con mucho cuidado cubriendo de inmediato la abertura urogenital para evitar la pérdida de óvulos.

Se coloca a la hembra sobre una espuma plástica y con toallas suaves se procede a secar el abdomen para evitar el contacto de los óvulos con el agua.

Si los óvulos se hidratan el micrópilo se cierra impidiendo el ingreso del espermatozoide, en consecuencia, no se produce la fecundación.

Los óvulos suelen fluir libremente cuando la hembra es extraída del agua. Este proceso se favorece con una ligera presión del vientre, avanzando desde la parte anterior hacia el canal de evacuación.

Los óvulos son recogidos en una bandeja de plástico y se pesan para hacer cálculos de eficiencia del proceso.

Finalizado el desove de la hembra se extrae el macho, secándolo con una toalla suave.

Se ejerce presión en el vientre para lograr que el semen fluya por el orificio urogenital, colectándolo con una inyectadora sin aguja.

El semen es vertido luego sobre la bandeja que contiene los óvulos previamente obtenidos.

Con la ayuda de una pluma de gallina o de pato, se mezclan los productos sexuales en seco por espacio de uno a dos minutos, luego se añade gradualmente pequeñas cantidades de agua para incrementar la movilidad de los espermatozoides.

La mezcla se continua por espacio de 2 minutos más y se continúa agregando agua para lograr una mayor hidratación de los huevos y eliminar los productos extraños como escamas, sangre, esperma coagulado, heces, que pueden presentarse con el desove.

D. Incubación

Los huevos hidratados son colocados en las incubadoras de 40 a 60 litros de capacidad, a una tasa de 300 a 500 ml de huevos por cada una.

Las incubadoras más frecuentes son cónicas, construidas de fibra de vidrio, con ingreso de agua por la parte inferior a través de un tubo de ½ pulgada de diámetro, creando un flujo ascendente, que mantiene a los huevos en movimiento dentro de la incubadora.

El flujo de ingreso de agua a cada incubadora es de 0, 7 a 1,5 litros por minuto, según se trate de incubadoras de 40 o 60 litros.

El tiempo de incubación es de 18 a 20 horas a temperatura promedio de 25 a 27ºC.

También se utilizan macroincubadoras construidas de diversas formas y materiales, provistas de aireación en el fondo, lo que permite incubar una mayor cantidad de huevos.

E. Eclosión de los huevos

En el proceso de eclosión, las larvas mueven su cola violentamente y rompen la membrana del huevo, emergiendo primero la cola.

En general, el tiempo reportado para la eclosión de los huevos está entre 12 y 21 horas con rangos de temperatura del agua entre 26-29°C.

F. Larvicultura

Después de la eclosión, las larvas  son transferidas a diferentes contenedores, tales como acuarios, incubadoras, tanques o estanques de tierra.

La densidad de siembra en larvicultura varía entre 10 y 500 larvas/L.

En estos ambientes la manipulación del agua usada para la incubación y larvicultura es muy importante para la buena supervivencia, incluyendo flujo constante de agua (2,5 y 4,0 L/min en incubadoras de 60 y 200 L, respectivamente) y/o aireación.

El manejo del agua es acompañado con filtración, esterilización con luz ultravioleta, regulación del pH, aumento de la temperatura, sistemas de recirculación de agua, eliminación de predadores y fertilización.

Las larvas recién eclosionadas tienen un promedio de 3,8 mm, nadan en una dirección vertical a la superficie y luego caen hacia el fondo. Las larvas continúan con este comportamiento por 2-3 días después de la eclosión.

Durante los primeros 4-5 días, las larvas se nutren del saco vitelino. Después de 4- 5 días tienen todos sus órganos y están listas para tomar alimento del ambiente.

Las larvas son consideradas prematuras durante el periodo que va de la eclosión hasta que llena su vejiga natatoria. Después que ha llenado su vejiga natatoria es llamada poslarva y requiere una adecuada alimentación.

La poslarva prematura, se alimenta mayormente de rotíferos, mientras que la poslarva avanzada, se alimenta de copépodos, cladóceros y puede aceptar alimento preparado.

La poslarva alcanza el estado avanzado de desarrollo 10 días después del inicio de su alimentación (15 días después de la eclosión). En este tiempo, tienen entre 1,5 a 2,0 cm de longitud total.

En Colombia y Venezuela las larvas son sembradas a los 5 días después de la eclosión, en estanques de concreto, donde son alimentadas con un preparado de huevo de gallina (1huevo/100.000 poslarvas/24h) y nauplios de artemia.

Después de 5 días, las larvas son transferidas a estanques de tierra fertilizados con dos días de anticipación. Posteriormente las larvas son alimentadas con alimento comercial de 23% de proteína cruda.

Preparación de los estanques de larvaje/alevinaje

De la preparación adecuada y oportuna de los estanques depende lograr el mayor porcentaje de sobrevivencia en la fase larva- alevino.

Se recomienda empezar el tratamiento del estanque con la debida anticipación (no menor de 10 días).

Las lagunas deben secarse totalmente y eliminar cualquier predador presente en ellas. Para este propósito se puede colocar cal viva en los charcos que se formen dentro de ella.

Luego del encalado deben abonarse con estiércol bovino, porquinasa o gallinaza a razón de 1.500-800 o 1.200 Kg/ha, además se debe agregar abono inorgánico (triple 15 u otro en las relaciones normales de Nitrógeno: Fosforo: Potasio o NPK) a razón de 30 Kg/ha.

Luego llenar la laguna hasta un nivel promedio de 80 cm con agua filtrada a través de mallas finas para evitar la entrada de huevos o larvas de depredadores.

La laguna puede ser de diferentes tamaños desde 500 m² hasta 3.000 m².

Siembra de poslarvas

Las poslarvas se deben sembrar a los 5 o 6 días de llenar la laguna. La densidad a sembrar puede variar entre 100-500/m3, según la proporción de alimento natural observado.

Al cabo de 10 días se debe comenzar a alimentar con alimento balanceado (peletizado o extruido) bien molido, alrededor de toda la laguna.

G. Alevinaje

A los 30-45 días de sembrar las poslarvas, los animales tienen un tamaño de 2,3 g y son llamados alevines.

Transcurrido este periodo deben sembrarse en estanques, tanques o jaulas a más baja densidad para engordarlos, o venderlos.

La tasa de siembra varía entre 10 y 30 individuos por m2, dependiendo de la renovación de agua.

La tasa de alimentación varía entre 5 al 10% de la biomasa, aunque puede suministrarse de acuerdo con el consumo que se observa.

Para su comercialización y distribución, los alevines se colocan en bolsas plásticas con 5 a 6 litros de agua, selladas con ligas.

Dependiendo del tiempo que tomará el traslado, se les insufla oxígeno a través de una manguera conectada a un cilindro de oxígeno.

La cantidad por bolsa depende del tamaño de los alevinos, los de 2 a 3 cm pueden colocarse hasta 200 por bolsa; para mayores de 5 cm no sobrepasar de 80 alevines.

Ceba o engorde de la cachama

Sistemas de Cultivo

El tamaño del desarrollo piscícola depende de la disponibilidad del agua, de terreno y de recursos económicos.

Los sistemas de cultivo más utilizados en las cachamas pueden ser clasificados en extensivos, semiintensivos, o intensivos.

• Extensivo

Desarrollado en lagos y reservorios en monocultivo o policultivo con carpa común, tilapia Oreochromis niloticus, boquichico Prochilodus nigricans y Prochilodus ceaerensis. En estas condiciones, los peces no reciben alimento complementario, y se alimentan sólo de la producción natural del agua.

La densidad de siembra en este sistema es menor a 0,5 peces/m2 y empieza con juveniles de 5 cm de LT o más largos.

Las tareas a realizar están limitadas a la siembra y cosecha de los peces. En estos cuerpos de agua, los pobladores hacen pescas temporales para autoconsumo, pesca deportiva, y pueden vender los excedentes.

• Semiintensivo

Se realiza en estanques de 300 y 2.500 m2, con densidades de 2 a 4 peces/m2; y recambio de agua. Se recomienda suministrar alimento concentrado y suplementar con alimento natural a través de la fertilización del agua en el estanque. Este tipo de cultivo presenta excelente rentabilidad, pero menor que la de los cultivos pequeños, pues necesitan de apoyos administrativos, financieros y logísticos, que disminuyen las ganancias

• Intensivo

Realizado en estanques con alto recambio de agua (mínimo un 30% diario), utilizando densidades entre 5 y 15 peces/m2 y alimento concentrado exclusivamente. En este tipo de cultivo se requiere un buen control de la calidad del agua, principalmente de oxígeno disuelto, pH, alcalinidad, dióxido de carbono libre, etc.

La alimentación se hace con dietas de alto valor nutritivo, con un tenor de proteína de 25%-30% y en forma permanente.

Esta tecnología requiere de implementos para aumentar la concentración de oxígeno del agua (por ejemplo, mediante aireadores de paletas, o mediante recirculación del agua).

• Superintensivo

Otro tipo de cultivo que se emplea con cachamas es en jaulas flotantes, aun cuando no es muy utilizado por cuanto esta especie tiene baja capacidad de crecer en altas densidades.

En este sistema la alimentación es exclusivamente con concentrado comercial y se manejan densidades de 40-80 peces / m3. Se pueden obtener producciones promedio de hasta 20 Kg/m3/año.

Con base en el número de especies en el estanque, los sistemas de cultivo se pueden clasificar en:

Monocultivo

Es aquel donde se maneja tan solo una especie. Generalmente se emplea en cultivos intensivos y semiintensivos.

Policultivo

Se manejan dos o más especies y la finalidad es aprovechar mejor el estanque, utilizando peces con diferentes hábitos alimentarios (Omnívoros y Detritívoros). Ejemplo, cachama + bocachico

Piscicultura asociada

Cuando se trata de asociación de peces con otros animales, como peces y cerdos o peces y pato.

Infraestructura

Hay tres formas de producir peces de acuerdo con las instalaciones y son: en estanques, en tierra, estanques de cemento y en jaulas flotantes, siendo el más conveniente para el cultivo de la cachama, los estanques de tierra.

Factores determinantes en la construcción de estanques

La topografía

El terreno apropiado para la construcción de lagunas debe oscilar preferiblemente entre los 0,5 a 2 % de pendiente natural. La pendiente del terreno no sólo permite llenar el estanque, sino también vaciarlo con facilidad cuando sea necesario.

Terrenos muy accidentados no son apropiados para construcción de estanques, pues se requieren de diques muy altos para inundar una pequeña extensión.

Si el terreno, por el contrario, es demasiado plano, es posible hacer estanques por excavación, lo que dificulta el drenaje, requiriéndose tal vez bombas para vaciarlo, con el consiguiente mayor gasto.

Calidad del suelo

Los mejores suelos para la construcción de estanques son los franco-arcillosos, puesto que retienen bien el agua y son fáciles de trabajar ya sea con maquinaria o mano de obra.

El suelo debe tener por lo menos un 20% de arcilla, lo que puede determinarse con un examen de laboratorio.

Existe sin embargo un método muy sencillo para determinar si el sitio donde pensamos construir nuestro estanque es adecuado:

a. Tome un puñado de tierra de la superficie y apriételo hasta formar una bola, tire hacia arriba la bola y recójala al caer. Si la bola se deshace quiere decir que el suelo contiene demasiada arena o grava y por esto no nos sirve. Si la bola no se rompe, aún no se puede estar seguro si el suelo es apto para la construcción, así que es la hora de hacer una segunda prueba.

b. Cave un hoyo de unos 80 centímetros de profundidad y llénelo completamente de agua, luego cúbralo con ramas frondosas o madera. A las 12 horas el agua se habrá filtrado, entonces debe llenarlo y taparlo nuevamente. Si a las 12 horas de hacer esto la mayor parte del agua está todavía en el hoyo, quiere decir que el suelo retiene el agua lo suficiente para que se pueda construir un estanque en ese lugar.

Fuente de Agua

El abastecimiento de agua debe estar ubicado lo más cercano posible, tener disponibilidad de agua todo el tiempo y que no esté contaminada. Puede provenir de fuentes como: manantiales, quebradas, ríos, nacimientos y reservorios.

El agua debe ser conducida por gravedad o por bombas con manguera o tubería plástica desde la fuente de agua más próxima.

La cantidad de agua necesaria varía de acuerdo con el número de peces por metro cuadrado que se siembre en el estanque, a mayor densidad de siembra, mayor cantidad de agua o mayor porcentaje de recambio de agua se requiere, para suplir las pérdidas de oxígeno disuelto y la eliminación de productos de excreción como el amonio.

Forma y tamaño del estanque

La forma ideal de un estanque es rectangular, puesto que facilita la cosecha y vaciado del estanque, y un mejor aprovechamiento del agua de recambio, gracias a  que recorre toda la totalidad del estanque.

El tamaño puede ser de varias hectáreas hasta unos cuantos metros cuadrados, dependiendo del tipo de piscicultura, la especie a cultivar, el espacio que tenga en la finca para esta actividad y la disponibilidad de agua.

Profundidad

La profundidad ideal es de un metro promedio, es decir de 0,8 metros en la parte más baja y 1,2 en la parte más profunda.

Estanques con profundidad inferior a 0,5 metros son propicios para el fácil calentamiento del agua y proliferación de plantas acuáticas.

Estanques con profundidades superiores a 2 metros son muy difíciles de manejar (pesca), son costosos y se pierde el espacio de 1,5 hacia abajo, puesto que la luz solar no llega hasta allá y por supuesto los peces tampoco.

Diseño de un estanque

Dentro de los elementos que deben conformar un estanque, se pueden mencionar:

a. Dique: es un terraplén compacto para retener el agua, su altura es igual a la profundidad del agua más una porción de borde libre para evitar el desbordamiento. A la parte superior del dique se le denomina corona y el talud es la parte lateral o parte inclinada de los estanques.

b. Entrada y salida de agua: deben ubicarse en extremos opuestos al estanque, esto permite una mejor circulación y adecuado recambio de la misma. El tubo de la salida del agua debe ser giratorio de tal manera que al querer desocupar el estanque tan solo se necesita acostarlo sobre el fondo.

c. Caja de pesca: es una estructura localizada en la parte profunda del estanque, cerca del desagüe, generalmente 30 cm por debajo del fondo. Sirve para recoger la cosecha cuando se desocupa un estanque.

d. Bocatoma: es la estructura que se localiza en la fuente de agua, su dimensión depende del caudal a tomar.

e. Canal de conducción o abastecimiento es la estructura que conduce el agua desde la fuente hasta los estanques. Puede ser canal abierto o por tubería.

Preparación de laguna para siembra de alevines

Los estanques de engorde de cachama son preparados de la misma manera que los de reproductores y producción de larvas.

Siembra de alevines

La siembra de alevines se debe hacer con cierto cuidado a manera de no proporcionales lesiones ni alteraciones fisiológicas a los mismos.

Generalmente se siembran alevines con 3 gramos de peso promedio, los cuales son transportados en bolsas de plástico a razón de 250-500 por bolsa de 60 lt, dependiendo del tiempo de transporte.

Una vez en la granja, las bolsas con los alevines se deben colocar en la superficie del agua de las lagunas, para procurar una nivelación entre la temperatura de la laguna y el agua de transporte de las bolsas, esto puede lograrse en un espacio de 10-15 minutos, luego se abren las bolsas, se combina agua de la laguna con agua de las bolsas y al cabo de 3 a 5 minutos se liberan los alevines en la laguna.

Crecimiento en cultivo

Para alcanzar el peso comercial de 500 gramos toma generalmente seis meses incluyendo la preparación y limpieza de los estanques. Los alevinos se siembran de un tamaño aproximado de 3 cm.

En cultivos con densidades bajas (hasta 2 peces por 1 m²), excelentes condiciones medio-ambientales y de manejo, la tasa de crecimiento se incrementa, registrándose lotes con promedio de 480 gramos (eviscerado) en 130 días.

Alimentación de peces en etapa de engorde

Se recomienda utilizar el alimento concentrado extruido, ya que es el que ha presentado los mejores resultados. El suministro de este alimento ha reportado mejoras en la conversión alimenticia, disminución en los residuos nitrogenados y, en general, mejor aprovechamiento, que el alimento en forma de pellets.

En la tabla se muestran los días de cultivo, peso alcanzado y tasa de alimentación suministrada diariamente a los peces, en un cultivo típico.

Este consumo de alimento concentrado arroja una conversión alimenticia total de 1,59:1 para peces enteros.

El contenido de proteína de los concentrados varía de acuerdo con los días de cultivo, como se refleja en la siguiente tabla:


La alimentación debe ser suministrada, todos los días de la semana, tres veces por día durante el primer mes, dos veces por día durante el segundo y en adelante se suministra en una o dos dosis por día.

Calidad del agua

Las características físicas y químicas básicas en el agua para el cultivo de cachama son:

• Temperatura óptima: 24-29 ºC.

pH: 6.5 - 8.5. Óptimo pH es de 7.0 para que haya buena producción de plancton.

• Oxígeno disuelto: mayor de 3 mg/litro en el agua para el normal desarrollo del cultivo.

• Alcalinidad: mayor de 20, ideal 60 mg/litros equivalentes a Carbonato de Calcio, importantes en la regulación del pH, producción de fitoplancton, producción de oxígeno y turbidez adecuada para el cultivo.

• Dureza: mayor de 20 mg/litro.

• Compuestos nitrogenados (nitritos, nitratos y amonio) < 0.1 mg/l.

Estos parámetros se deben registrar permanentemente en los estanques de cultivo.

Uno de los factores que más afecta el cultivo es la variación diaria del oxígeno disuelto, que alcanza valores mínimos en las primeras horas de mañana, afectando la ingestión de alimentos por parte de los peces, y consecuentemente su metabolismo y crecimiento.

Los rangos más altos de oxigeno se dan en estanques con elevada producción de fitoplancton durante el día, como resultado de la fotosíntesis, pero en la noche, por el proceso inverso, la abundante comunidad fitoplanctónica consume para sí, el oxígeno del agua, liberando dióxido de carbono (CO2).

En el caso de la cachama, este pez compensa la falta de oxígeno desarrollando el labio inferior que le facilita captar el oxígeno de la capa superficial del agua, rica en este elemento.

El oxígeno se mide electrónicamente con un aparato denominado “oxímetro”; pero existe también la posibilidad de registrar este parámetro mediante un ‘kit’ de reactivos.

Para corregir la baja concentración de oxígeno disuelto en el agua, se recurre a un incremento del flujo del agua hacia el estanque.

Control del cultivo

Los cultivos deben ser controlados periódicamente para evaluar su desarrollo y observar el estado de salud y apariencia de las cachamas y, a la vez, hacer los ajustes de alimentación diaria correspondiente.

En cachama basta con hacer un muestreo cada 22 a 30 días, entre menos se molesten mejor, generalmente las cachamas dejan de comer uno o dos días después del muestreo.

En cada muestreo se puede estimar los cálculos con un 5 a 10 % de la población, procurando causar la menos molestia posible. Las cachamas deben ser pesadas, medidas y observadas en su apariencia externa.

El muestreo permitirá conocer el peso promedio de las cachamas, ganancia diaria de peso, conversión alimenticia, biomasa, etc., datos que nos permitirán hacer observaciones y recomendaciones en los cultivos.

Cosecha de la cachama

En los cultivos de cachama manejados eficientemente puede realizarse la cosecha a partir de los 6 meses, con cachamas que promedian pesos entre los 0,8 a 1,3 Kg. Es probable que las cachamas alcancen con facilidad 1,5 Kg en el séptimo mes.

Los cultivos pueden planificarse a 10 meses, pero se pueden hacer cosechas parciales a partir del 5to mes de cultivo, ya que, en algunos mercados locales, las cachamas se comercializan con pesos promedios de 700 y 800 g, incluso de 500 g, peso que podría lograrse al 4to mes de cultivo.

Las cosechas parciales, consisten  en cosechar un porcentaje de la población existente, las cuales tengan mayor peso, esto permitirá disminuir la densidad en esas lagunas en los meses subsiguientes, permitiendo un mejor crecimiento a las cachamas que quedan en cultivo.

Las capturas deben realizarse por la madrugada, pues favorece la mejor conservación de los peces, al no estar expuestos al sol.

Una vez capturadas las cachamas deben ser sacrificadas y preparadas para el mercado en las mejores condiciones higiénicas posibles.

Procesamiento de la cachama

La gran mayoría de los productores entrega el producto entero, eviscerado y fresco.

El proceso básico consta de selección, sacrificio, eviscerado y lavado; el empaque se hace a granel y, si la distancia lo requiere, se utiliza hielo para conservar baja la temperatura.

Dentro del proceso de comercialización de la cachama se produce una pérdida adicional, como es: cabeza, 23,69 %; piel más huesos, 25,32 %; vísceras, 10,6 %. La carne aprovechable representa un 37,91 %.

Unos pocos productores están realizando un procesamiento secundario que consiste en la descamación de los peces y un mejoramiento en la presentación, colocándolo en bandejas de icopor con protección de película plástica. De esta forma se ha iniciado un comercio en cadenas de supermercados, el cual aún es muy incipiente.

Comercialización

Los pequeños productores de cachama venden en la misma finca (inclusive con vísceras) o dentro de un radio de pocos kilómetros de ella; algunos venden el producto directamente al consumidor, permitiendo mayores márgenes de utilidad.

Los medianos productores requieren de un mercadeo más elaborado, vendiendo el producto a minoristas en las plazas de mercado, e inclusive a intermediarios que lo transportan fuera de la región; en este caso se requiere de congelación previa.

Es importante realizar la promoción del producto antes de la venta a fin de asegurar el éxito en la comercialización con los mejores precios, ya que, en las grandes ciudades, un alto porcentaje de la población no sabe aún de la existencia de la cachama y por lo tanto no la consume.

Así mismo, se requiere la investigación de otros subproductos del pescado que le den mayor valor agregado como embutidos y filetes listos para freír, ya que, de otro modo, es difícil que el pescado de cultivo pueda competir en precio con el pescado del medio natural.

Costos de producción

Los costos de producción en un cultivo de cachama en estanques están referidos a cuatro rubros principales: preparación de estanques, siembra, alimentación, mano de obra y combustible.

El principal rubro es el de alimentos, que representa el 60% de la estructura de costos. Sigue en importancia el costo referente a la compra de alevines, participando con un 7% en el cultivo de cachama.

La mano de obra no es calificada y varía entre un 7% y 8% de los costos totales, siendo más baja la participación en los cultivos de mediana y grandes extensiones. El restante se emplea en actividades de aplicación de abonos y mantenimiento, entre otros.

Se estima que la actividad genera entre 40 y 100 jornales por cada 1.000 m² de espejo de agua.

Los empaques en el procesamiento tienen una participación marginal (0,5%) dentro de los costos operacionales. Otros ítems de menor peso son la compra de abonos orgánicos y cal con un 1 % de participación.

Factibilidad económica

En el estudio de la factibilidad económica para la explotación de la cachama, deben tomarse en cuenta ciertas previsiones tales como la factibilidad de combinar el cultivo de cachama con otra producción pecuaria (cerdos, patos, gansos, etc.) así como centralizar la producción en los meses de lluvia, cuando la oferta competitiva es baja, motivada por el aumento en el caudal de los ríos, siendo afectada la pesca.

Por otra parte, en necesario crear una política de publicidad con el fin de dar a conocer al intermediario la existencia de una nueva fuente de abastecimiento del producto en épocas críticas y al consumidor motivarle a ingerir el producto.

Principales enfermedades que afectan a la cachama

La aparición de enfermedades o mortalidad en un cultivo, refleja que existe algún factor que afecta el normal desarrollo de los peces y que puede estar relacionado con la limpieza de los estanques, una excesiva cantidad de animales, deficiencias en la cantidad o calidad del alimento o problemas de calidad del agua que se está empleando.

Por estas razones, es importante que se brinden las condiciones más favorables posibles para mantener los peces sanos en el cultivo.

No se recomienda hacer ningún tratamiento con drogas hasta no saber qué afecta realmente a los peces, por esta razón es importante acudir con muestras de peces enfermos, pero aún vivos a un laboratorio donde personal capacitado pueda hacer una evaluación y hacer las recomendaciones del caso.

Los principales patógenos en el cultivo de la cachama son:

En laboratorio

En la etapa de incubación puede observarse el protozoo Epistylis, sobre el corión de los huevos; también el hongo Saprolegnia y bacteriosis.

En la etapa larval pueden ser atacados por diferentes bacterias (Aeromonas y Pseudomonas) y hongos (Saprolegnia).

En engorde

Los cultivos de cachama en lagunas tienen como característica común una muy baja incidencia de enfermedades y parásitos; la sobrevivencia promedio está por encima del 96% y no son raros los casos del 100%.

En los alevines se presentan bacteriosis (Aeromonas, Pseudomonas, Myxobacterias), ataques de protozoos como Coslia, Ichthyophthirius, Trichodina y Piscinoodinium; ocasionalmente se encuentran Hexamita en el sistema digestivo; tremátodos monogenésicos como Dactylogyrus y Gyrodactylus y tremátodos digenésicos (como Diplostomun sp.).

Medidas de control

Para el control de los ectoparásitos en la incubación y larvicultura se ha generalizado el uso del verde de malaquita (0.1 ppm) y el sulfato de cobre (0,5 ppm.); para la Hexamita se utiliza el metronidazol, incorporado al alimento concentrado; para controlar los tremátodos monogenésicos se utilizan baños con Formol (25 ppm).

Los tremátodos digenésicos no se pueden eliminar directamente y por lo tanto se recomienda interrumpir su ciclo de vida eliminado del estanque los vectores (caracoles/aves); en ocasiones los productores sacrifican lotes enteros infectados con esas metacercarias para evitar su difusión.

Cuando se registra presencia de parásitos en estanques es recomendable, antes de una nueva siembra de alevinos, encalar el estanque con cal viva en una proporción de 100-150 g/m2 para realizar la desinfección; se debe aplicar con el estanque seco, esparcida por toda el área y luego proceder a llenar lentamente el estanque (3 - 5 días).

El estanque lleno puede ser usado en 7 días sin peligro para los nuevos peces.

Sintomatología de peces enfermos

Cuando los peces presentan algunos de estos síntomas: pérdida del apetito, nado en espiral o vertical, agrupación en la superficie o cerca a la entrada del agua, ulceraciones o desgarramientos de la piel o aletas y nado en la superficie entre las 5 y 8 de la mañana, es síntoma de deficiencia de oxigeno o de enfermedades

En el primer caso, se debe aumentar el recambio de agua y en el segundo, de ser posible, tratar de establecer la causa probable (parásito, hongo o bacteria) que este atacando y así poder aplicar el tratamiento más adecuado. Para esto, lo mejor es consultar con personal capacitado.

Calidad de la cachama para consumo

En general, la calidad de los peces para el mercado de consumo varía según las costumbres de la localidad o región, del poder adquisitivo de los consumidores, así como de la forma en que son presentados.

Sin embargo, se pueden establecer algunos criterios de calidad para los peces que son llevados vivos al mercado, como para el pescado fresco.

En el caso en que se lleven peces vivos al mercado, ya sea en recipientes con agua, o sin ella, se deberán considerar los siguientes factores de calidad:

• - Coloración normal.

• - Carencia de lesiones.

• - Carencia de malformaciones.

Los peces vivos tienen un especial atractivo para los consumidores ya que de esa manera quedan plenamente convencidos de su frescura.

Se pueden trasladar al mercado ya sea en recipientes con agua del estanque de origen o sin agua, cubiertos con paños embebidos en ella, lo que permite mantener los peces vivos hasta por media hora.

En el caso del pescado fresco, la calidad varía según se trate de pescado entero, descamado y eviscerado o fileteado.

Cuando se trata de pescado fresco entero, los factores de calidad que deberán tenerse en cuenta son los ya señalados para los peces vivos; cuando se trata de pescado descamado y eviscerado, se deberá seleccionar los peces completos y, sobre todo, limpios.

Asimismo, con el pescado fileteado se deberá tener cuidado que los filetes sean los más regulares posibles y que no representen espinas o hueso en exceso.

La mayoría de las personas están acostumbradas a comer las cachamas como un pescado entero, pero en otros países latinoamericanos existe toda una tecnología para la fabricación de productos como hamburguesas, croquetas y ruedas.

En todo momento se deberá tener en cuenta que una buena presentación del producto atraerá al comprador, haciendo posible a la vez, la consecución de los mejores precios.

Compiladora

MsC. en Ciencias Marinas Trinidad Urbano

Referencias

Campos, L. 2015. El cultivo de la gamitana en Latinoamérica. Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana – IIAP. Primera edición. Iquitos. 50 p.

Woynárovich, A.; Van Anrooy, R. 2019. Field guide to the culture of tambaqui (Colossoma macropomum, Cuvier, 1816). FAO Fisheries and Aquaculture Technical Paper No. 624. Rome, FAO.132 p.

Alarcon, R. 2001. El cultivo de la cachama. In Rodríguez, H.; Victoria, P.; Carrillo, M, (eds). Fundamentos de acuicultura continental. Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura – INPA. 423 p.

Woynarovich, E.; Horváth, L. 1981. Propagación artificial de peces de aguas templadas. Manual para extensionistas. FAO. Doc. Tec. Pesca (201). 187 p.

Da Silva, A.; Vinatea, J.; Alcantara, F. 1987. Manual de reproducción de peces Colossoma sp, “pacu” y “tambaqui”. Proyecto FAO/ITA - IIAP/CORDESAM, Tarapoto Perú.

Guerra, H.; Rebaza, M.; Alcantara, F.; Rebaza, C.; Deza, S.; Tello, S.; Cortez, J.; Padilla, P.; Montreuil, V.; Tello, G. 2000. Cultivo y procesamiento de peces nativos: una propuesta productiva para la amazonia peruana. Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana – IIAP, Iquitos, Perú, 82 p.

Alcántara, B. 1989. Situación del cultivo de Colossoma macropomum en el Perú. En Hernández, A (ed.) Cultivo de Colossoma. Editorial Guadalupe Ltda., Bogotá, Colombia. 475 p.

NOTA: Agropedia es una herramienta de Agrotendencia TV para la producción y difusión de conocimiento técnico-agrícola especializado enfocado a optimizar el uso de los recursos y mejorar significativamente el manejo de los sistemas de producción en América Latina. Puedes acceder a la información más actualizada sobre la agricultura en el mundo a través  de nuestro portal web: Agrotendencia.tv

Deja un comentario

avatar