Cultivo del Camarón Marino

Indice del artículo

El camarón, delicia de los mares.

El camarón es uno de  los crustáceos  con mayor demanda en la gastronomía a nivel mundial por lo apreciado de su carne. Además de ser comercializado como alimento, pueden ser mantenidos en acuarios como especies ornamentales o como método natural para eliminar algas y algunos parásitos en peces.

Es un alimento altamente nutritivo, hipocalórico y sano en general. Su alto contenido vitamínico, especialmente del complejo B, como la niacina, favorece al sistema nervioso central. También aporta minerales antioxidantes como el selenio.

Su contenido de colesterol es muy significativo, sin embargo, los estudios han demostrado que el consumo moderado del camarón no aumenta los niveles de colesterol en la sangre.

Existen más de 2000 especies diferentes de camarones, todos ellos son decápodos, es decir que poseen diez patas, e invertebrados, o sea que no poseen espina dorsal, pero poseen un exoesqueleto duro (cáscara) que suele ser transparente e incoloro, lo que hace difícil verlos en el agua.

Los camarones son pequeños, si bien el tamaño es variable entre las especies. Algunos no miden más de unos milímetros, como Periclimenes imperator, pero otros alcanzan hasta 20 centímetros de longitud. Pueden mostrar vivos colores como morado o rosado, o bien, ser blancos o semitransparentes.

Los camarones son consumidos prácticamente en todo el mundo y en cada país se consumen de una manera distinta. Un punto en común, es que, en todas las variedades, el camarón se cuece, eliminando la cabeza y la coraza corporal, partes ricas en quitina, que pueden causar indigestión.

También es común que se eliminen sus intestinos que son fácilmente reconocibles, ya que es una línea oscura que recorre todo su cuerpo, en la parte superior y termina en la cola.

El camarón: un crustáceo con muchos nombres


La palabra camarón es el aumentativo de la palabra cámaro que proviene de la palabra latina cammarus, y este a su vez de la palabra griega antigua κάμμαρος (kámmaros), que significa langostino.

Según algunos autores la palabra griega tiene raíces indoeuropeas de la palabra kemer, que se refiere a los animales con armadura.

El camarón puede ser llamado gamba, langostino, quisquilla, dependiendo de la zona geográfica y del tamaño. Generalmente se piensa que una gamba es una especie de tamaño grande, mientras que el camarón se refiere a las más pequeñas.

En Sudamérica, a los langostinos se les denomina camarones y a los camarones y gambas de aguas profundas, se les conoce como langostinos rojos.

Las quisquillas son una especie de crustáceo más pequeño que los camarones, estos que no sobrepasan los 5 cm.

Historia del cultivo de camarón

El cultivo del camarón se remonta al siglo XV y se cree que fue en Indonesia donde comenzó esta práctica. Los camarones eran cultivados a pequeña escala en estanques o en zonas donde solía cultivarse el arroz para aprovechar el empozamiento del agua.

Pero los verdaderos orígenes del cultivo industrial del camarón, se remontan a la década de 1930 en Japón, cuando el doctor Motosaku Fujinaga logró la reproducción en cautividad del camarón japonés Penaeus japonicus.

Fujinaga compraba hembras maduras que estaban listas para desovar; las transportaba hasta sus instalaciones donde extraía los huevos y los colocaba en estanques hasta que salían las larvas, a las que alimentaba con algas microscópicas y pequeños crustáceos.

Cuando las larvas llegaban al estado juvenil, las trasladaba a grandes estanques que había construido en las salinas donde les daba como alimento almejas, gusanos y trozos de calamar hasta que alcanzaban tallas apropiadas para su comercialización.

Ya en la década de los 70, países como Francia, Estados Unidos, China y Taiwán dominaban las condiciones de cría para muchas especies de camarón de interés económico.

Esta tecnología fue extendida a América Latina (Ecuador, Colombia y Cuba), África (Guinea, Madagascar) y, en menor medida, a Asia (Tailandia, Indonesia e India), por lo que la producción de camarón comenzó a aumentar drásticamente.

Entre los años 70 y 90, la aparición del virus de la mancha blanca ocasionó altas mortalidades en los principales productores de camarón. Sin embargo, la aplicación de regulaciones a las importaciones de camarón en sus diferentes fases y el uso de buenas prácticas de manejo, contribuyó con la recuperación del sector y es así como en el presente siglo, la producción de camarón se ha venido incrementando, con la participación de más de 50 países.

Principales países productores de camarón

En los últimos años, la producción mundial de camarón ha estado liderada por los países del continente asiático, siendo China la potencia, seguida por Indonesia, Vietnam, India y Tailandia, con un estimado de entre 2,5 millones de toneladas para el 2017.

En América Latina, los principales productores fueron Ecuador, México y Brasil, generando un total de más de 700 000 toneladas en el 2017.

La siguiente gráfica muestra el comportamiento en el cultivo del camarón por país, durante los últimos 10 años.


Fuente: Estimaciones del Panel de Camarones, National Fisheries Institute, 2018.

NOTA
El 97,49% de la producción de camarones y langostinos se destina a la exportación, siendo Japón y Estados Unidos los mayores compradores, representando en conjunto el 60% del total en el mundo.

Clasificación taxonómica del camarón

El infraorden Caridea incluye especies tanto de agua dulce como marinos y pueden encontrarse en forma abundante tanto en regiones templadas como tropicales, lo cual los convierte en un importante recurso pesquero y alimenticio.

Los camarones marinos pertenecen a la familia de los peneidos (Penaeidae), que incluye varias especies de interés para la pesca comercial y acuicultura como son: el camarón tigre (Penaeus monodon), el camarón blanco (Litopenaeus vannamei) y el camarón blanco del Atlántico (Litopenaeus setiferus).

Usos del camarón, nada se desperdicia

 

En el campo agroindustrial

1. El camarón seco

Los subproductos obtenidos del camarón son numerosos e incluyen productos alimenticios como el camarón seco, que se obtiene mediante secado al sol del crustáceo. Esta operación reduce su tamaño pero intensifica los sabores, por lo que se emplea como condimento en gran parte de las cocinas asiáticas.

2. La harina de cabeza de camarón

También ha sido empleada en alimentos formulados para especies acuáticas, mejorando los parámetros productivos y obteniéndose los mejores resultados con un 30 % de inclusión de la harina de cabeza macerada, en la formulación de la dieta.

3. Abono orgánico

A partir de los desechos de cabezas y caparazón de camarón, se puede elaborar un abono orgánico, dicho abono contiene nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de especies vegetales como el tomate.

4. Quitosano

El exoesqueleto del camarón contiene quitina, un polisacárido estructural, que da esa dureza al crustáceo. Mediante procedimientos químicos esta quitina es transformada en quitosano, un material con múltiples usos a nivel industrial.

El quitosano actúa como absorbente de metales de transición y contaminantes ambientales, por lo que es usado en el tratamiento de aguas de piscinas y estanques, afluentes de industrias de alimentación y residuos alimenticios, aguas residuales, cerveceras, mataderos.

En la industria alimentaria el quitosano se utiliza como aditivo en los alimentos, por sus propiedades como espesantes, gelificantes y emulsificantes.

Se usa en alimentos funcionales como bebidas, barras comestibles, por sus características de solubilidad y la posibilidad de obtención de múltiples compuestos derivados.

En la Industria papelera su uso se da en la elaboración del papel, como en el aumento del rendimiento y de capacidad de retención de agua; como pañuelo de papel, los kleenex, o pañales desechables para bebés y toallas sanitarias por la retención de flujo debido a los geles utilizadas en estas.

Como adhesivo y tratamiento de superficie en el papel para mayor resistencia y mejor fijación de la tinta, en papel fotográfico, en la separación de productos y recuperación de componentes. En Industria textil el quitosano se utiliza como agente para evitar el encogimiento de los tejidos y como fijador del color.

En el campo de la salud

¡Su aporte nutricional es importante para la salud! El camarón es un alimento que tiene muchas propiedades de las que se puede beneficiar el ser humano, ¡veamos!

Previene enfermedades del corazón

Tiene un elevado contenido de ácidos grasos omega-3, los cuales han demostrado prevenir enfermedades del corazón. Dos porciones semanales de pescado o camarones es tan efectivo como tomar un suplemento de aceite de pescado al día.

Buen funcionamiento de la tiroides

El camarón contiene yodo que participa en el buen funcionamiento de la tiroides, de tejido nervioso y muscular, y colabora con el metabolismo de otros nutrientes.

Complemento en regímenes de dieta

Comiéndolos en moderación y preparados de forma saludable, los camarones pueden disfrutarse por cualquier persona que esté controlando su peso.

Antioxidante e inmune

Las vitaminas del complejo B también apoyan el metabolismo, el sistema nervioso y el sistema inmune. La vitamina E junto con el selenio actúan como antioxidantes y fortalecen las defensas del cuerpo.

El Quitosano y la medicina

En el área de Medicina, el quitosano extraído de la cascara del camarón, y sus formas derivadas, son empleados con éxito debido a sus propiedades mecánicas de elasticidad. Forman parte de vendajes, lentes de contacto, gotas oftalmológicas, cremas y recubrimiento para quemaduras, heridas y úlceras, suturas quirúrgicas reabsorbibles e implantes y cultivos de tejido, eliminando la contaminación por microorganismos.

En la cosmetología

No se puede obviar el uso en el área cosmética, ya que son varias sus aplicaciones por sus propiedades humectantes como en cremas de manos y de afeitar, lociones de baño, shampoo para el cabello y limpieza de la piel.

Se emplea con éxito como matriz apropiada para otros ingredientes como el cuidado bucal en pasta de dientes y colutorios bucales y en el tratamiento para la celulitis.

Aportes nutricionales del camarón

El camarón es un crustáceo con un contenido alto en proteínas, bajo en grasas perjudiciales y alto en omega 3.

Respecto al contenido en minerales, el camarón es fuente de calcio, yodo, zinc, selenio, potasio y fósforo, entre otros.

Además, estos pequeños crustáceos son fuente de vitamina B12 y vitamina E.

Características de los camarones

Anatomía y fisiología del camarón

Morfología externa del camarón

El camarón presenta el cuerpo alargado y comprimido a los lados, protegido por una coraza o exoesqueleto poco resistente. La cabeza y el tórax se unen formando lo que se conoce como cefalotórax o caparazón, seguido del abdomen o cola.

El abdomen está dividido en seis segmentos y el último segmento termina en una estructura puntiaguda llamada telson, que se usa en algunas ocasiones para la natación o para la defensa.

La cabeza se alarga hacia adelante en una estructura llamada rostro, a ambos lados de la cabeza se encuentran dos pares de antenas, un par de ojos compuestos, dos pares de apéndices torácicos que funcionan como piezas bucales o maxilípedos, y tres pares que corresponden a los pereiópodos o patas caminadoras.

En el abdomen se encuentran otros apéndices pares llamados pleópodos en forma de paletas, cuya función es propulsar al camarón a través del agua, y nadar hacia adelante.

Cada apéndice del cefalotórax y abdomen lleva a su vez, distintos tipos de apéndices articulados, formados por dos ramas: exopodito y endopodito.

Los últimos apéndices que se ubican en el abdomen forman parte de la cola y reciben el nombre de, urópodos, los cuales al extenderse, forma un abanico que permite al camarón ejecutar un movimiento rápido de escapatoria que les impulsa hacia atrás, llamado “reacción de escape caridoidea”.

Morfología interna del camarón

Presenta un aparato circulatorio de tipo abierto a través del cual es impulsada la sangre, o hemolinfa, por un corazón ubicado en la cabeza o cefalotórax.

El sistema digestivo es esencialmente un tubo recto, con una especie de trituradora gástrica a modo de molleja que se emplea para triturar o moler la comida.

Gran parte del cefalotórax está ocupado por una glándula digestiva llamada hepatopáncreas (HP), cuya principal función es la absorción de nutrientes, almacenaje de lípidos y producción de enzimas digestivas.

Cerca de las antenas hay unas estructuras que hacen las veces de riñones. Tienen un cerebro que adopta la forma de ganglios próximos a los órganos sensoriales y bajo el intestino se encuentran una serie de nódulos y nervios importantes.

Características morfológicas sexuales del camarón

La gran mayoría de los camarones  marinos son de sexos separados (gonocóricos o dioicos) y presentan dimorfismo sexual, es decir se diferencian externamente machos y hembras por algunos apéndices y en el tamaño de ambos sexos.

El aparato reproductor consiste en gónadas y conductos asociados, siendo estructuras pares que se localizan en la parte dorsal del camarón junto al tubo digestivo.

Sistema reproductor de las hembras

Está constituido por un par de ovarios, que se extienden desde la región cardíaca del estómago hacia el telson, corriendo paralelos al intestino.

Los oviductos se originan en los extremos del sexto y séptimo lóbulos laterales, y descienden hacia las aberturas genitales ubicadas en el tercer par de periópodos.

El télico que forma parte del aparato reproductor, es una estructura externa quitinizada, colocada ventralmente entre el cuarto y quinto par de pereiópodos. Forma una cavidad llamada receptáculo seminal donde se recibe el espermatóforo del macho.

Se pueden distinguir hembras con télico cerrado y abierto.

ˆ Télico cerrado: Presentan receptáculos seminales en la parte ventral del cefalotórax, formados por placas laterales dentro de las que se alojan los espermatóforos en el momento de la cópula, por lo que no son fácilmente visibles al ojo desnudo.

ˆ Télico abierto: Carecen de receptáculos seminales. El cefalotórax tiene depresiones, sedas, espinas, etc, que recubren y protegen al espermatóforo, que se ve a simple vista.

Hembra de camarón de télico abierto donde se observa el espermatóforo adherido.

Sistema reproductor de los machos

Está constituido por un par de testículos, cada uno con un vaso deferente que se une a una ampolla terminal, colocada en el quinto par de pereiópodos. En este sitio se forma el espermatóforo, una estructura que contiene a los espermatozoides y que está compuesta de varias capas que brindan protección y nutrición a los espermatozoides.

El órgano copulador del macho es el petasma que es una modificación de las ramas internas del primer par de pleópodos.

En el momento de la cópula, los machos con la intervención del petasma, transfieren los espermatóforos al vientre de la hembra en la región del télico, donde permanecerán el tiempo necesario hasta la maduración ovárica y el desove o liberación de huevos al medio ambiente.

Maduración de los camarones

La maduración es el proceso por medio del cual machos y hembras desarrollan sus órganos genitales. Se han diseñado técnicas de apreciación visual del desarrollo gonadal tanto para la hembra, como para el macho.

Desarrollo del ovario

El sistema comúnmente usado divide el desarrollo del ovario en cinco etapas:

Estadio 1
Inmaduro; se observan los ovarios traslúcidos, sin pigmentación e invisible a través del exoesqueleto.

Estadio 2
Inicio de la madurez; los ovarios se los observa largos, opacos, amarillosos a través del exoesqueleto (lóbulos anteriores y medios).

Estadio 3
Los ovarios son visibles a través del exoesqueleto, el desarrollo de los lóbulos anteriores y medios es completo, el diámetro del lóbulo posterior es más grande que el intestino; su coloración es amarillo naranja.

Estadio 4
Llegan a su punto de madurez, son claramente visibles a través del exoesqueleto y presentan un color café-oliva.

Hembra desovada

Después del desove los ovarios se observan flácidos, sin coloración desgastados, como en estadio 1.

Desarrollo del testículo

La evaluación visual de maduración en el macho se ha basado en el tamaño de las ampollas terminales y se ha dividido en tres estadios:

Estadio 1
Inmaduro; las ampollas terminales no son visibles a través del exoesqueleto.

Estadio 2
Desarrollo parcial; las ampollas terminales son pequeñas pero visibles a través del exoesqueleto.

Estadio 3
Maduro; las ampollas terminales son largas y claramente visibles a través del exoesqueleto.

Reproducción del camarón

Los camarones peneidos se reproducen en alta mar. Los machos comienzan a alcanzar la madurez con un peso de 20 g, mientras que las hembras alcanzan la madurez a partir de 28 g y a la edad de 6-7 meses.

El macho persigue a la hembra receptiva, palpa sus genitales y finalmente transfiere el esperma a ella. Cerca de 12 horas después, los huevos fertilizados son liberados en la columna de agua.

Al cabo de unas horas los huevos eclosionan en una serie de estadios denominados larvas que a medida que crecen se acercan a la costa, donde alcanzan la forma de poslarva.

Estas generalmente penetran en aguas estuarinas, donde continúan su desarrollo rápidamente a juveniles y cuando son camarones adultos, regresan al mar abierto a desovar.

Ciclo de vida del camarón

El camarón blanco presenta los siguientes estadios en su ciclo de vida: huevo, nauplio, zoea, mysis, poslarvas, juvenil y adulto.

Ciclo de vida más típico de los camarones tropicales o subtropicales (Boschi, 1980).

• Nauplio
Primera fase larval después de la eclosión del huevo. Se puede subdividir en 4 o 5 subestadíos y dura aproximadamente 2 días. Tiene forma de pera, furca caudal, antena, anténula y mandíbula. Se nutren exclusivamente de sus reservas de vitelo.

• Zoea
Cuerpo dividido en cabeza y resto del cuerpo, formado por el tórax y abdomen. Se divide en tres subestadios, se desarrollan los ojos compuestos, y aparecen los maxilípedos, periópodos y urópodos rudimentarios. Se alimenta básicamente de algas.

• Mysis
Cuerpo alargado parecido al de un camarón, periópodos bien desarrollados y funcionales. Se divide en 4-5 subestadios, al final de los cuales ya presentan flagelos antenales y pleópodos muy desarrollados. Nadan constantemente con la cabeza hacia abajo, de atrás para adelante con ayuda de los apéndices torácicos.

• Poslarvas
Adquiere la forma de un camarón juvenil o adulto y ya no se transforma sino solamente crece. Talla entre 5 y 25 mm, pleópodos y pereiópodos bien formados. Luego de 14 días en esta fase, el camarón es considerado juvenil. Se alimentan inicialmente de zooplancton y luego su alimentación pasa a ser omnívora.

Crecimiento del camarón

En los camarones al igual que en todos los crustáceos, el proceso de crecimiento se produce de forma discontinua y cíclica debido al fenómeno de muda o ecdisis. La muda ocurre cuando el organismo está preparado para aumentar de talla y peso.

El viejo exoesqueleto es liberado y el animal comienza a absorber agua aumentando su volumen con lo cual la nueva cutícula se expande; el volumen ocupado por el agua es reemplazado por tejidos y de esta forma el camarón crece.

Luego se forma una nueva capa quitinosa que tenderá a endurecerse, hasta adquirir la consistencia y dureza del exoesqueleto anterior.

La frecuencia de muda del exoesqueleto varía entre las especies, el tamaño y la edad. Los camarones jóvenes mudan dos o tres veces al día, mientras que los juveniles dependiendo de la temperatura en un intervalo de 3-25 días. Los adultos mudan una vez cada uno o dos años.

Hábitos alimenticios del camarón

Los camarones básicamente son de régimen omnívoro, es decir, comen de todo, ingieren algas, restos de materia orgánica, así como gran variedad de organismo bentónicos. Se han encontrado en su tracto digestivo partes de nemátodos, anélidos, moluscos y otros crustáceos.

Durante su primera etapa de vida el alimento que consumen es de origen planctónico y a medida que continúa su crecimiento, su dieta varía de acuerdo con el comportamiento bentónico que adquieren.

Distribución y hábitat del camarón

Los camarones marinos están ampliamente distribuidos en todos los océanos alrededor del mundo, a excepción de las zonas polares (aunque hay especies que viven al borde de estas) debido a que sólo soportan el rango de temperatura que oscile entre -2.03 y 29.16 ºC.

Muchas son especies pelágicas, pero otras se consideran bentónicas, al habitar el fondo marino. La mayoría son de aguas poco profundas, pero hay especies que pueden vivir a 5,000 metros o un poco más de profundidad. Se mueven en cardúmenes o bancos de miles de individuos.

Las aguas preferidas son las tropicales y templadas, prefiriendo zonas rocosas, pastos marinos, fango, arenas de playa, arrecifes coralinos, fondos de costas y lagos, lagunas salobres. Algunas especies viven en esponjas y otros invertebrados.

Comportamiento del camarón

Es común que los camarones  se encuentren enterrados durante gran parte del día, pero al atardecer salen de su estado casi inactivo para buscar alimento.

Los individuos de la familia Alpheidae, denominados camarones pistola, usan su garra más grande para producir un chasquido que utilizan para cazar y alimentarse. Por su parte, Periclimenes imperator mantiene una relación simbiótica con pepinos y babosas de mar.

Pesca vs. cultivo del camarón

¿Por qué cultivar camarón?

El camarón se ha venido aprovechando mediante la extracción de las poblaciones naturales con barcos arrastreros desde hace mucho tiempo, y se ha constituido en una fuente solida de ingresos para los productores.

Sin embargo, en la actualidad esa fase extractiva de la pesca por medio de barcos, ha venido experimentando descensos año tras año.

La rentabilidad de la industria se mantiene principalmente, debido al incremento en los precios en el mercado internacional, a pesar de que los niveles de rendimiento disminuyen.

El comportamiento descendente de los niveles de rendimientos anuales en volumen de pesca, justifica la búsqueda de alternativas para aprovechar el camarón a través del cultivo en estanques, lo que además de elevar la producción y las divisas del país productor, contribuye con la generación de empleo.

Principales especies cultivadas

La familia Penaidae representa más del 80% de la producción de camarón de cultivo, siendo los más importantes el camarón tigre (Penaeus monodon), el camarón japonés (Penaeus japonicus), camarón blanco de la India (Penaeus indicus) y el camarón patiblanco o blanco (Penaeus vananmei).

El camarón tigre se cultiva principalmente, en Tailandia, India e Indonesia, mientras que el camarón patiblanco, que es de una talla menor, se produce en Ecuador, México, Brasil y Colombia, entre otros países.

Modalidades del cultivo de camarón

El cultivo del camarón tiene varias modalidades de acuerdo con el nivel de inversión que se quiera realizar, y al conocimiento que se tenga de la especie a cultivar, en cuanto a su biología, ecología, migraciones, hábitos, etc.

Según la densidad de siembra, el tipo de alimentación suministrada y las tecnologías empleadas, se pueden separar en tres niveles técnicos: Extensivo, Semi-intensivo e Intensivo.

Sistema de cultivo extensivo de camarón

Fuente: https://www.empagran.com/camaroneras/infraestructura.html

- Emplea grandes espacios acuáticos para el cultivo, la densidad de siembra es igual o menor a 2 organismos/m2.

- Las mareas proveen los recambios de agua a tasas de aproximadamente un 5%/día.

- La alimentación del camarón se basa en organismos del mismo medio natural, por lo que no requiere fertilización.

- La producción por cosecha es de 50 a 500 kg/ha.

Sistema de cultivo semiintensivo de camarón

- Además de los estanques de engorde, se utilizan estanques para una fase de maternización o precría, donde se mantienen las poslarvas por un periodo de 30 a 45 días, hasta alcanzar una talla de 0,5 a 1,0 g.

- Se incrementa la productividad natural de los estanques mediante el uso de alimentos balanceados y/o fertilizantes orgánicos e inorgánicos.

- Se utilizan densidades de siembra en un intervalo de 2,5 a 20 org/m2, por lo que existe competencia por el alimento natural, lo que hace necesario que se adicione alimento peletizado de bajo contenido proteico, como complemento alimenticio.

- El recambio de agua es mediante mareas y las tasas de recambio de agua varían del 5 al l0%/día.

- Con este sistema de cultivo se pueden producir de 500 a 5 000 kg/ha/año.

Sistema de cultivo intensivo de camarón

- La infraestructura se construye en espacios reducidos, con un flujo elevado de agua y tasas de siembra superiores a los 20 org/m2.

- El cultivo está basado principalmente en la alimentación artificial, mediante dietas comerciales, con un alto contenido de proteína.

- La tasa de recambio de agua es superior al 20%/día y se requiere de aireación, la cual es suministrada por bombas aireadoras o blowers.

- En estos sistemas de cultivo se obtiene una producción anual de 5000 a 20 000 kg/ha/año.

Fases del cultivo de camarón

El cultivo de camarón se realiza en tres grandes procesos: producción de poslarvas en laboratorio, engorde en granja y maduración.

1. Producción de poslarvas de camarón

Se realiza en un laboratorio al que se le denomina hatchery y comprende el desarrollo de las diversas fases de larva y poslarvas.

Utiliza tanques de 8 a 15 toneladas de capacidad, donde se siembran de 80 a 150 nauplios por litro de agua de mar, obteniendo una sobrevivencia entre 50% y 70%.

Las larvas se alimentan primero con fitoplancton (principalmente diatomeas) y posteriormente de zooplancton (preferentemente estadios naupliares de Artemia salina); los estadios de poslarva avanzados pueden ser alimentados con algún alimento preparado y molido.

2. Engorde de camarón

Una vez alcanzados los estadios de poslarva, estos  son trasladados a pequeños estanques denominados precriaderos o “nurseries”, colocándolos en densidades de hasta 150 animales/m2.

Cuando pesan entre 1 y 3 g los camarones son transferidos a tanques de engorde, de mayores dimensiones (entre 3 y 16 ha), donde permanecen hasta alcanzar la talla comercial (entre 18 y 25g).

Tanto en los precriaderos como en los estanques se engorde se realiza fertilización con distintos tipos de abono, se alimenta con comidas preparadas, se realizan cambios de agua mediante bombas, y se lleva control de todas las variables ambientales (temperatura, salinidad, oxígeno disuelto, etc.).

3. Maduración del camarón en cautiverio

Comprende la obtención de los nauplios que luego serán transferidos al hatchery para su desarrollo en poslarvas. Para realizarla es necesario obtener hembras y machos maduros (reproductores) capturándolos en el mar, o a través de la cría en piscinas o estanques.

Los camarones criados en lagunas están listos para reproducir cuando alcanzan un tamaño de 40 a 50 gramos, lo cual ocurre entre los 8 y 11 meses, dependiendo del sistema de cría.

Los reproductores son llevados a una sala de maduración donde reciben una alimentación rica en proteínas y lípidos para lograr la maduración de las gónadas.

Para conseguir que las hembras ovulen continuamente en cautiverio, sin cumplir los ciclos de la naturaleza, se les ablaciona o extirpa uno de los ojos, ya que ahí guardan una glándula asociada con el ciclo reproductivo.

Al suprimir esta glándula el animal comienza a producir, estimulado por otros factores como por ejemplo períodos de luz- oscuridad (fotoperíodo) y se olvida de las señales de sus hormonas, acelera la reproducción, y los desoves son más rápidos que en el medio natural.

Cada hembra produce entre 150.000 y 300.000 huevos, dependiendo de la especie y procedencia de los reproductores, los cuales son transferidos a tanques de eclosión para obtener unos 70.000 y 180.000 nauplios.

NOTA
La cría de poslarvas y su posterior engorde es la metodología más empleada por la mayoría de los productores camaroneros, ya que puede resultar costoso para pequeños o medianos inversores realizar el ciclo completo del camarón en cautividad.

Es conveniente iniciar una granja camaronera comprando las poslarvas y juveniles, a laboratorios ya instalados para realizar el engorde, una vez obtenida cierta ganancia, iniciar las operaciones de cría de larvas.

Requerimientos del cultivo de camarón

La cría o engorde de camarones se realiza en grandes estanques, que suelen ser de por lo menos un metro de profundidad, y los diques se construyen empleando maquinaria de excavación.

El sitio suele estar situado en un estuario o cercano a la costa, para asegurar una fuente cercana de agua salobre o salada.

Calidad de suelos para el cultivo de camarón

El suelo para el cultivo del camarón deberá ser apto para la construcción de estanques y preferiblemente no ácido, debiendo reunir ciertas condiciones:

- Permeabilidad del suelo: El suelo debe tener una composición de 70% de arena y 25% de arcilla, lo que favorece la permeabilidad de los mismos. Para tener una idea de la permeabilidad del suelo se puede tomar un puñado de suelo húmedo y hacer una pequeña pelota amasándola, si la pelota queda intacta y no se cuartea, el suelo es en principio, lo suficientemente impermeable para la construcción de un estanque.

- pH del suelo: Si los suelos son ácidos, al secarse y oxidarse baja su pH a menos de 4; esta disminución produce una alta concentración de hierro y aluminio, los cuales son tóxicos para camarones en cantidades de 0,5 y 0,2 ppm respectivamente. Para determinar el grado de acidez del suelo, puede realizarse una simple prueba:

a. Tomar una muestra de suelo húmedo, colocarlo en una bolsa de plástico,

b. Dejar secar la muestra a temperatura ambiente.

c. Luego de 2 o 3 semanas mezclar la muestra con agua, tomar el pH y si este es inferior a 4 nos encontramos ante un suelo ácido.

Para reducir la acidez en un estanque se puede llenar y vaciar con agua repetidas veces, agregando antes del llenado final, cal hidratada en cantidades que varían entre 0,1 y 1 t/ha dependiendo del grado de acidez del suelo. Es beneficioso también el uso de fertilizantes inorgánicos, con el fin de reducir la presencia de Carbono (C) que favorece el desarrollo de bacterias oxidantes.

Calidad de agua

El agua que será empleada para el cultivo debe provenir de fuentes sin contaminación por residuos industriales, mineros, agrícolas o domésticos a fin de obtener un producto de buena calidad e inocuidad para el consumidor final. Debe presentar salinidades comprendidas entre 15 y 35 ppm, dependiendo de la especie.

La temperatura del agua de mar debe ser adecuada para el crecimiento de la especie con la que se trabaje. En el caso de especies tropicales, la temperatura no debe descender de los 20°C, mientras que, para especies de aguas templadas, el rango de temperatura del agua podrá variar entre los 7 y 24°C.

Sitio de construcción de los estanques

Las granjas camaroneras deben situarse a lo largo de las costas tropicales o subtropicales, a distancias que permitan bombear el agua desde el mar hacia las instalaciones con facilidad.

Es importante construir los estanques con una profundidad de agua entre 1 a 1.5 m, esto permite la penetración de la luz que es necesaria para que ocurra la fotosíntesis y así un mayor aporte de oxígeno.

Los estanques deben estar en dirección perpendicular al viento, para minimizar la erosión.

Infraestructura

En el cultivo del camarón es indispensable la construcción de las siguientes obras de infraestructura:

a. Piscinas de cría o criaderos donde se deposita el agua marina. Su suelo debe ser arcilloso o arenoso e impermeable y con cierto desnivel para permitir el vaciado completo del estanque.

b. Un canal reservorio para transportar agua desde la estación de bombeo hasta las piscinas de cría y/o precriaderos.

c. Un canal de drenaje o desagüe para recoger todas las aguas provenientes del recambio de las piscinas y de la cosecha.

d. Un muro perimetral que forma parte del muro de las piscinas, lo suficientemente ancho para permitir el paso de vehículos y facilitar el transporte de alimento, la cosecha, la medición de parámetros, y el tránsito en general.

e. Una estación de bombeo para llevar el agua desde el mar hasta el canal reservorio.

f. Como infraestructura complementaria, se contempla la construcción de una oficina administrativa, un pequeño laboratorio biológico y de control de calidad, dormitorios de los técnicos, una sala de procesamiento, una bodega para almacenaje de materiales, equipos e insumos y una caseta de vigilancia.

Tipos de estanques para el cultivo de camarón

En la actualidad se utilizan 2 tipos de estanques para engorde y cría de camarones:

a. Precriadero, o nursery: En general son tanques de 1 o 2 hectáreas con una profundidad de 0,6 a 0,8 m; en ellos se colocan los camarones desde los estadios de poslarvas o juveniles hasta alcanzar un peso entre 0,5 y 4 g, de acuerdo con la especie.

b. Estanque de engorde o criadero: En ellos se colocan los camarones desde que salen de los precriaderos hasta alcanzar la talla comercial. En la actualidad se los construye con superficies que varían entre 5 y 20 hectáreas lo que permite un mayor control de los mismos.

La construcción de los estanques debe cumplir algunos requerimientos como son:

1. Los estanques deben ser de forma rectangular con una compuerta de entrada y otra de salida de agua.

2. El fondo de los estanques deberá ser liso, libre de malezas, con una inclinación de 0,3 a 1% desde la boca de entrada hacia la de salida y de los bordes laterales al centro, para favorecer el vaciado por gravedad.

3. Las paredes deben tener una inclinación entre 1:1,3 y 1:3, para evitar desmoronamientos por erosión de la base de los muros.

4. Las compuertas o cajas de entrada y salida del agua podrán ser de madera o cemento. Deben tener ranuras (5 cm de ancho) para colocar tablones, y marcos con mallas de distinto tipo de para evitar la salida de los camarones y entrada de organismos indeseables.

Manejo del cultivo de camarón

Preparación de los estanques

Luego de la cosecha se inicia la limpieza de las compuertas y eliminación de sedimento de los canales internos del estanque. La preparación consiste en secado del estanque, encalado, roturación, colocación de mallas, fertilización y llenado.

Secado del estanque

Los estanques deben ser sometidos a un período prudente de secado por la acción del sol y viento en la estación seca, hasta que el fondo desarrolle cuarteaduras. Esto permite oxidar sustancias reducidas (sulfuros inorgánicos presentes en el suelo del estanque), acelerar la descomposición de la materia orgánica y desinfectar el fondo.

Puede hacerse después de cada cosecha o en intervalos más largos si se desea, pero no siempre son necesarios los secados largos y frecuentes.

Encalado

El encalado se lleva a cabo  para subir el pH en el caso de suelos ácidos y para mejorar la alcalinidad del agua.

Deben tomarse sub-muestras de suelo en puntos equidistantes, antes y después del encalado, las cuales se deben mezclar para formar una muestra única que será sometida a un análisis de laboratorio.

En aquellas zonas con drenaje deficiente y materia orgánica elevada, debe usarse cal viva (óxido de calcio) y la cal hidratada (hidróxido de calcio), para desinfectar el fondo de los estanques, las cuales son más reactivas y cáusticas que la cal agrícola (carbonato de calcio).

Los materiales para encalar deben aplicarse uniformemente sobre la superficie del fondo del estanque y roturar el suelo a una profundidad de 5 a 10 cm acelerará la reacción del material calizo.

Roturación del fondo de los estanques

Cada uno o dos años es recomendable el roturado (arado o volteado) del fondo de los estanques para dar mejores condiciones al suelo y garantizar un ambiente apropiado para el engorde del camarón (aireación, mineralización, desinfección y oxidación).

Para una adecuada roturación del suelo, se deben utilizar equipos agrícolas adecuados como la rastra o la semi-roma, ya que son más eficientes para esta operación.

Durante el roturado se aprovecha para incorporar cal u otros insumos destinados al mejoramiento de las características del suelo.

Llenado del estanque

Los estanques deben llenarse lentamente y vigilando la limpieza de mallas para evitar roturas.

Los filtros o mallas no deben ser removidos de las estructuras de entrada y salida durante, los primeros 30 días de cultivo, por lo menos, con el fin de evitar la fuga accidental de las poslarvas. Luego se pueden ir cambiando a mallas con ojos más grandes a medida que el camarón va creciendo.

 

Fertilización

La fertilización del agua de los estanques se realiza con fertilizantes químicos de formulación conocida N-P-K (16-20-0 u otra equivalente) en una tasa de 2,5 Kg/ha/día, para proporcionar la producción de fitoplancton.

Se aplica antes del llenado y también durante el desarrollo del cultivo, aplicando además fertilizante orgánico que puede ser estiércol de ganado vacuno o porcino o de aves, con una tasa de 10 y 20 Kg /ha/cada 15 días.

El producto se aplica al boleo, tratando de que el fertilizante se disperse por toda el área del estanque.

Siembra de poslarvas

Una vez terminada la preparación de los estanques, se procede a la siembra de las poslarvas. Las poslarvas deben ser evaluadas previamente para asegurar que estén libres de enfermedades y someterse a un proceso de aclimatación antes de ser sembradas.

Aclimatación de poslarvas

La aclimatación consiste en igualar los parámetros fisicoquímicos del agua de las bolsas con los de los estanques donde serán sembradas, siendo las variables más importantes a monitorear durante el proceso de aclimatación de poslarvas de camarón: salinidad, temperatura y oxígeno disuelto.

La igualdad de estos factores, se logra añadiendo agua del estanque a las bolsas con poslarvas muy lentamente para evitar la mortalidad por estrés.

Finalizado el proceso de aclimatación, las poslarvas deben ser liberadas tan pronto como sea posible en los estanques.

La siembra se debe realizar durante el período más fresco del día (6 a.m. – 8 a.m., o durante la noche), cuando se encuentran las menores temperaturas y, por consiguiente, se reduce el estrés en las poslarvas.

Se recomienda monitorear la supervivencia de las poslarvas sembradas a las 24 y 48 horas.

Siembra en estanques de engorde

Los estanques de engorde son sembrados con camarones de tamaño juvenil (30-40 mm), cosechados de los estanques de precría, después de haber permanecido en cultivo 1,5 meses.

La cosecha de juveniles para sembrarlos en estanques de engorde se hace al amanecer para sembrarlos inmediatamente en estanques de engorde o almacenarlos para sembrarlos al atardecer, buscando condiciones favorables de temperatura.

La densidad de la siembra, puede variar dependiendo de la intensidad del cultivo y las condiciones de manejo (5 a 50 por metro cuadrado). Para cada estanque de engorde durante la siembra, se debe llevar un control del número total de individuos por especies y sus tamaños y pesos promedios.

Alimentación del camarón

En los estanques de precría, inicialmente la alimentación consiste generalmente en una dieta peletizada en forma de migajas con un 40% de proteína. La tasa de alimentación varía del 25 al 5% del peso corporal de todos los camarones por estanque, durante los primeros 45 días después de la siembra.

Para los estanques de engorde, se aplica un alimento peletizado de 35% de proteínas a una tasa del 5 al 2,5% del peso corporal desde la siembra hasta la cosecha de los adultos en un período de 4 a 5 meses.

La tasa de alimentación diaria promedio, se modifica según la ganancia de peso y longitud que se vayan experimentando, de acuerdo con los registros de los muestreos semanales de longitud y peso en cada estanque.

La forma de alimentación en los estanques de precría y engorde, se hará "al voleo", dispersando el alimento por todas las partes del agua de los estanques en dos tiempos, al amanecer y al atardecer, desde un bote con motor fuera de borda.

Otra alternativa de alimentación es utilizar bandejas para colocar el alimento o comederos en el fondo de los estanques.

La opción más recomendada para estanques de gran tamaño es usar alimentadores automáticos para no tener que introducir un bote al estanque, lo cual puede introducir riesgos de contagio entre los estanques cuando hay algún problema de enfermedad.

No se debe usar dieta fresca para alimentar los camarones en engorde, debido a que causa más problemas de calidad de agua que los causados por los alimentos peletizados y podría transmitir enfermedades.

El alimento utilizado debe provenir de un establecimiento certificado, que tenga implementado un programa de aseguramiento de control de calidad e inocuidad (ej.: BPA, BPM y HACCP).

La calidad del alimento se debe garantizar almacenándolo en lugares secos y frescos y por períodos cortos.

Controles durante el cultivo

Calidad del agua

El agua de cada estanque debe ser chequeada y controlada diariamente al amanecer y al atardecer.

El análisis de muestras de agua, incluye el monitoreo de parámetros físico-químicos y biológicos, es decir, la calidad y cantidad de poblaciones de algas presentes en el medio.

Parámetros físico-químicos


Entre los parámetros físico-químicos más importantes se encuentran: salinidad, temperatura, oxígeno disuelto, pH, amonio y turbidez.

La salinidad puede ser medida con un equipo óptico llamado refractómetro, mientras que la temperatura, oxígeno y pH por lo general se miden con un equipo digital o multiparámetro.

El siguiente cuadro muestra los valores aceptados en el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei.

La turbidez o visibilidad del agua de los estanques es estimada mediante el disco de secchi. Con respecto al color debe ser "verde caña”, lo cual se logra con la aplicación de fertilizantes y recambios de agua.

Una buena calidad de agua normalmente se logra recambiando de un 10 a 20% del agua almacenada para cada estanque que presente problemas.

Para el recambio de agua, el volumen que está ingresando, debe ser el mismo que está saliendo por las compuertas de drenaje en condiciones simultáneas.

Parámetros biológicos

Las algas juegan un papel importante en nuestro cultivo, ya que es el alimento natural de las poslarvas, es por esto que se debe tener un adecuado programa de fertilización para promover la productividad primaria o fitoplancton.

Para esto debe realizarse el monitoreo de fitoplancton del agua en los estanques, por lo menos una vez por semana.

Se toma una muestra de agua que se fija con lugol y luego es observada al microscopio utilizando una cámara de conteo de algas (Sedgewick-Rafter Cell) o un hemocitómetro.

Una densidad de 80.000 células/ml mínimas, son consideradas óptimas para el cultivo de camarón.

El tipo de algas encontrada  también es importante. Ciertas especies de algas verde-azules pueden ser tóxicas para el camarón y producir compuestos que dan olores y sabores desagradables al producto, haciéndolo inaceptable para los consumidores, entre ellas tenemos las cianobacterias (Oscillatoria, Anabaena y Microcystis sp.), actinobacterias (Actinomycetes, Streptomyces y Nocardia sp.), dinoflagelados y otros microorganismos como los hongos.

Las diatomeas constituyen  la principal fuente de alimento del zooplancton que a su vez es consumido por el camarón en cultivo.

Muestreo de longitud y peso

Semanalmente deben extraerse muestras de camarones "al azar", en cada estanque utilizando atarrayas. El tamaño de las muestras variará de 20 a 30 camarones por estanque, dependiendo del tamaño del estanque.

Se deben llevar registros de esos muestreos en formularios específicos para llevar el récord de longitud (mm) y peso (gramo) para hacer los cambios de tasas de alimentación y la planificación de las cosechas.

Muestreo de supervivencia en camarón

Permite una estimación del número de camarones que se encuentran en la piscina, en un determinado momento del cultivo.

Con el muestreo de crecimiento y supervivencia se puede hacer una buena estimación de la biomasa existente en el estanque, lo que ayuda a realizar ajustes efectivos de la ración diaria de alimento.

Se realiza utilizando una atarraya especial (de 9 cuartas, 7 a 8 libras de plomo y ojo de malla de 1/4") y siempre bajo las mismas condiciones, es decir, el mismo atarrayador, la misma hora, con el mismo nivel del estanque y el mismo número de atarrayadas (7 a 15 lances por hectárea), para obtener datos más confiables.

Durante el ciclo de cultivo; el primer muestreo se realiza, generalmente a los 35 a 45 días de cultivo, el segundo muestreo se realiza los 60 a 70 días de cultivo.

Muestreo de cosecha en camarón

Se realiza de 1 a 3 días antes de la faena de cosecha para estimar el porcentaje de camarón que se encuentre en muda o con alguna otra condición que pueda afectar su comercialización, como es el caso de olores, sabores, flacidez o manchas.

Si el porcentaje de camarones mudados en la muestra es más del 5% se debe suspender la cosecha, hasta mejorar las condiciones del camarón.

Si el camarón presenta olor y sabor extraño se debe suspender la cosecha, hasta mejorar las condiciones del camarón. Como acción correctiva se deben realizar fuertes recambios de agua y aplicación de Hidróxido de Calcio (100 a 200 lb/ha).

Observación y control de enfermedades en el camarón

Durante los muestreos de peso semanales también puede aprovecharse para realizar un examen detallado del camarón en la búsqueda de alguna anormalidad.

En caso de encontrarse alguna deformidad, mancha, coloración inusual, etc., debe tomarse una muestra y preservarla, según las indicaciones de los laboratorios de análisis, para su estudio posterior.

Se ha demostrado que, bajando la densidad de siembra de 3 a 5 individuos por metro cuadrado, aún con escaso recambio de agua, es posible minimizar o neutralizar el efecto de varias enfermedades, evitando pérdidas económicas por las mortalidades que estas provocan.

Cosecha de camarones

Las cosechas se hacen generalmente a los 160 días después de la siembra o cuando el camarón alcance el tamaño solicitado para comercializarlo.

Se procede a disminuir lentamente el nivel de agua en el estanque, dos días antes de la cosecha. La alimentación de los camarones se debe suspender por los menos un día antes de la cosecha.

Una vez obtenido el nivel de agua adecuado en el estanque, se colocan las bolsas de cosecha en la caja de salida del estanque.

Para iniciar la cosecha se levantan las mallas de las compuertas y se van quitando una a una las tablas para permitir la salida gradual del camarón, bajo una presión normal de drenaje.

Para evitar que la bolsa de cosecha se sobrecargue, el camarón capturado debe irse colocando en tinas con hielo y agua clorinada a una concentración de 10,0 ppm. También se utiliza Metabisulfito de Sodio para evitar problemas con bacterias en la cabeza del camarón.

Una vez cosechados todos los camarones en el estanque, son transportados a la planta de proceso donde son clasificados por talla, empacados y pesados, para luego ser almacenados en cuartos fríos hasta su exportación a los mercados.

Procesamiento del camarón

El camarón al llegar a la sala de proceso es lavado y descabezado, ya que el producto que predomina es el de las colas congeladas de camarón, sin cabeza y conservando la concha o cáscara, conocido como head off o shell-on.

El producto es evaluado según una escala sensorial de buena textura, buen color y olor.

Luego es clasificado de acuerdo con su talla expresada en el número de colas que pesan una libra. Las categorías de tamaño son: U-8, U-10, U-12 y U-15 que indican el número de unidades por libra.

Otra clasificación se basa en el rango del número de colas que pesan una libra, ejemplo 16-20 (los camarones más grandes), 21-25, 26-30, 31-40, 41 -50, 51-60, 61-70, 71-90, 91-110 (camarones más pequeños).

Una vez clasificado, las colas son empacadas en cajas de 5 libras y almacenado en frezeer de congelamiento rápido a -40 °C para preservar el producto en excelente calidad.

Por último, el producto congelado se empaca en cartones master de 25 kilos y se almacena en cuartos fríos a temperaturas del orden de -25° C, hasta el momento de su despacho.

Cuánto cuesta producir el cultivo

Costos de producción

El costo típico de producción de una granja camaronera, debe abarcar los costos de la infraestructura, manejo de estanque, alimentación de los camarones y los costos financieros.

Los rubros de mayor magnitud son la construcción de los estanques, costos de operación, servicios profesionales y los costos financieros, los cuales pueden alcanzar unos tres millones de dólares.

Mientras que los costos variables que incluyen el precio de la larva, alimento balanceado, fertilizantes, combustibles y mantenimiento, pueden alcanzar un millón de dólares (Camaronera INDUPEG, 2014).

Precios del camarón a nivel mundial

El precio del camarón en algunos países productores es tan elevado que se convierte en un alimento prohibido para la mayor parte de los ciudadanos, por lo que la producción está destinada primordialmente a la exportación, especialmente hacia los Estados Unidos.

Sin embargo, de acuerdo con las estadísticas del Fishery Market New el precio del camarón ha presentado una baja en los últimos 4 años, alcanzando el precio de 11,79 dólares americanos por libra para marzo 2019.

Comercialización

La comercialización del producto entero puede hacerse a comerciantes locales, pero puede ser ubicado en plantas de procesamiento y vendidos al mercado internacional, generalmente al mercado de los Estados Unidos, en donde desde hace más de 25 años existe una demanda insatisfecha por este tipo de producto.

La siguiente gráfica muestra los principales tipos de productos procesados del camarón en el mundo y su respectiva participación. El principal producto procesado es el camarón congelado, que tiene una participación del 82,5% en el total mundial.

Indicadores económicos

Según algunas experiencias a nivel de cultivos semi-intensivos, la tasa interna de retorno obtenida en un proyecto camaronero varía del 10 al 20%. El punto de equilibrio, es decir, la capacidad total para percibir utilidades y una buena rentabilidad, se alcanza al tercer ciclo de producción a capacidad total del proyecto.

La rentabilidad neta, sobre ventas varía del 10 al 15% a partir del tercer ciclo de producción en la vida de cada proyecto.

Productividad

La productividad definida en términos de kg/ha/año puede variar dependiendo de si se realizan dos ciclos largos de cultivo al año o tres ciclos cortos, produciendo en promedio unos 2138 kg/ha/año (2 ciclos largos) y 2605 kg/ha/año (3 ciclos cortos).

Estas productividades varían con el sistema de cultivo, las tecnologías empleadas y la región geográfica. En Brasil pueden obtenerse 1962 kg/ha en 2 ciclos cortos consecutivos de 75 días cada uno con una densidad de siembra de 10/m2, mientras que en Alabama con una densidad de siembra de 17/m2 se pueden obtener hasta 2 660 kg/ha.

Mediante un análisis de estos costos, el productor debe ser capaz de tomar decisiones y hacer ajustes en el sistema de cultivo para adaptarlo a sus posibilidades económicas haciéndolo más eficiente.

En los ciclos cortos, por ejemplo, se pueden reducir los costos por combustible mejorando el sistema de bombeo, el de transporte utilizando un camión más grande para hacer menos viajes y el de poslarva haciendo pedidos más grandes y compartidos para reducir el flete.

En el ciclo largo hay que reducir el gasto excesivo por concepto del alimento haciendo ajustes en la tabla de alimentación, las frecuencias alimenticias, la estimación de la biomasa, el uso de comederos o indicadores y la pericia de los alimentadores en la aplicación del alimento diario.

Enfermedades y desordenes fisiológicos del camarón en cultivo

Las altas densidades facilitan la diseminación de los patógenos en el estanque y entre los estanques de cultivo.

Otra de las causas que vuelven a las especies susceptibles a las enfermedades, son la excesiva fluctuación de los factores abióticos como oxígeno, salinidad y temperatura.

El camaronicultor debe tomar las medidas de prevención (cuando se pueda) para evitar que los organismos en cultivo se estresen y, por ende, se vuelvan susceptibles a las enfermedades.

Principales enfermedades del camarón

En el siguiente cuadro, se listan las principales enfermedades que afectan al camarón, y algunas recomendaciones para la gestión de la enfermedad.

Los patógenos que han generado mayores problemas, y pérdidas, a los productores de camarón son los virus.

Se considera que L. vannamei es más resistente a las enfermedades que otros camarones blancos, y por eso se ha venido incentivando su cultivo en muchas partes del mundo. No obstante, es altamente susceptible a WSSV y TSV, y portador del IHHNV.

Medidas de prevención

Se conoce que los crustáceos no poseen un sistema inmunitario específico ni con capacidad de memoria, lo que impide la utilización de vacunas.

Una vez que el virus afecta el cultivo, no existen químicos o medicamentos disponibles para tratar las infecciones, pero la buena gestión del estanque, agua, alimento y el estado de salud de la población puede reducir la virulencia.

La disponibilidad de reproductores libres de patógenos específicos (SPF) o resistentes a patógenos específicos (SPR) provee un medio para evitar las enfermedades, aunque las siguientes medidas de bioseguridad también son importantes:

- Uso de semilla de fuentes certificadas como libres de enfermedades.

- Secado y arado de los fondos de los estanques entre cada ciclo de producción.

- Reducir la tasa de recambio de agua.

- Usar redes para evitar las aves.

- Colocar barreras alrededor de los estanques.

- Procedimientos sanitarios.

Futuros del cultivo de camarón

Para el 2019 se espera que la producción de camarón de acuicultura continúe en crecimiento, principalmente en países del sureste asiático como India, Vietnam, Indonesia y China, donde se concentra más de 86% de la producción de camarón de cultivo.

En América Latina, se espera en el 2019 un crecimiento en la producción para los principales países productores de camarón cultivado: Ecuador (480.000 toneladas); México (178,000 toneladas), y Brasil (80,000 toneladas).

El uso de tecnologías innovadoras ha permitido que el sector camaronero vaya en crecimiento, y los productores acuícolas esperan que el 2019 sea un año de grandes resultados en este sector productivo.

Súper camarón

La tecnificación en el manejo del cultivo, ha llevado a innovar en áreas de mejoramiento genético, con la cría del “súper camarón” que puede crecer dos veces más rápido que los camarones de crianza actuales, y varias veces más grandes

Este camarón ayudaría a satisfacer la creciente demanda de proteínas de la población mundial y los científicos aseguran que, además, tendrá niveles más altos de omega-3, y es más resistente a las enfermedades.

Formas de cocinar el camarón

Los que aprecian este marisco, dicen que el camarón se come apenas cocido en agua, sal marina y laurel, ya que su sabor es tan intenso y exquisito que no necesita más acompañamiento. Pero en la gastronomía de todo el mundo existen miles de recetas de camarones, como los cocktails de camarones, los camarones fritos y muchas variantes de guisados y arroces con camarones.

En España son famosas las tortillitas de camarones y platos de camarones a la chipitilla, cocidos (se comen a manojos).

En la gastronomía mexicana se destacan los camarones al mojo de Ajo, camarones en chipotle, camarones a la diabla, camarones veracruzanos,

Aguachiles estilo Sinaloa, en ceviches, cócteles y al vapor en su cáscara.

Y en Perú es famoso el chupe de camarones y el ceviche de camarones, así como la ocopa de camarones, camarones a la piedra y la causa de camarones.

¿Y quién no ha comido un buen plato de arroz chino frito con camarones?

Curiosidad del Camarón

Según los entendidos, el camarón es un potente estimulante en la producción de espermatozoides, por eso si algún caballero presenta insuficiencia y no puede embarazar a su pareja, se recomienda comer camarones.

Observaciones finales

Los criadores utilizan antibióticos todos los días, mezclados con los pellets que le dan como alimento a los camarones, para combatir las bacterias patógenas que atacan a estos crustáceos. Muchos de estos productos están prohibidos en Estados Unidos y se consideran ilegales.

Por estas razones la revista Consumer Reports, una revista estadounidense publicada por la Unión de Consumidores, recomienda comprar camarones cultivados que hayan sido criados sin productos químicos adicionados, como los antibióticos.

Si compra camarones cultivados asegúrese de que estos cuenten con un certificado expedido por los laboratorios de Naturland, Aquaculture Stewardship Council o Whole Foods Market Responsibly Farmed.

Debido a que la mayoría de las etiquetas y menús de los restaurantes no proporcionan información suficiente, y menos fidedigna, sobre la procedencia y origen del camarón, seguir estas pautas es difícil.

Compilador

MsC. en Ciencias Marinas Trinidad Urbano

Referencias Consultadas

Calcaneo, G. 22 abril 2013. Los desechos de camarón transformado en producto con diversos usos (en línea). México. Consultado el 14 de mayo 2019. Disponible en https://quimicoglobal.mx/los-desechos-de-camaron-transformado-en-producto-con-diversos-usos/

Colaboradores de Wikipedia, 19 agosto 2012. Camaronicultura (en línea). Consultado el 13 de mayo 2019. Disponible en https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Camaronicultura&oldid=58928752>

Colaboradores de Wikipedia. 2018. Camarón seco [en línea]. Consultado el 14 de mayo 2019. Disponible en https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Camar%C3%B3n_seco&oldid=108972133>.

Cuéllar-Anjel, J.; Lara, C.; Morales, V.; De Gracia, A.; O. García Suárez, O. 2010. Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei. OIRSA-OSPESCA, C.A. 132 p.

Espinosa-Chaurand, L.; Silva-Loera, A.; García-Esquivel, Z.; López- Acuña, L. 2015. Uso de harina de cabeza de camarón como reemplazo proteico de harina de pescado en dietas balanceadas para juveniles deTotoaba macdonaldi (Gilbert, 1890). Latin American Journal of Aquatic Research, 43(3): 457-465. DOI: 10.3856/vol43-issue3-fulltext-7

FAO/NACA/UNEP/WB/WWF. 2006. International Principles for Responsible Shrimp Farming. Network of Aquaculture Centres in Asia-Pacific (NACA). Bangkok, Thailand. 20 p.

Rodríguez, M.; Linné, M.; Rodríguez, G.; Monroy, Y.; Mata, J. 2001. Manual de enfermedades de camarones peneidos en México. Boletín del Programa Nacional de Sanidad Acuícola y Red de Diagnostico 2001, 2(14): 10 p.

Sancho, M. 28 jul 2013. De la cáscara del camarón a curar heridas y regenerar la piel (en línea). Costa Rica. Consultado el 20 de abril 2019. Disponible en https://archivo.crhoy.com/de-la-cascara-del-camaron-a-curar-heridas-y-regenerar-la-piel/tecnologia/

Treminio, X.; Bartolomé, J. 2014. Residuos de camarón siete barbas, como abono orgánico en el cultivo de tomate. Ciencia e Interculturalidad, 15(2): 126-136.

Valverde-Moya, J.; Jorge Alfaro-Montoya, J. 2014. Productividad y rentabilidad del cultivo de camarones marinos en el Golfo de Nicoya, Costa Rica. Revista Marina Costera. 6: 37-53.

NOTA: Agropedia es una herramienta de Agrotendencia TV para la producción y difusión de conocimiento técnico-agrícola especializado enfocado a optimizar el uso de los recursos y mejorar significativamente el manejo de los sistemas de producción en América Latina. Puedes acceder a la información más actualizada sobre la agricultura en el mundo a traves  de nuestro portal web: Agrotendencia.tv

Deja un comentario

avatar