Control Biológico

La biodiversidad al servicio de la agricultura.

El continuo crecimiento de la población humana ha conducido a la búsqueda de estrategias para incrementar la producción de alimentos. La reducción de las pérdidas en cultivos, provocadas por organismos causantes de enfermedades o daños, es un buen punto de partida en la consolidación de una mayor eficiencia productiva.

Para lograr una reducción de los daños económicos en los cultivos, tradicionalmente se utilizan agroquímicos. Sin embargo, la elevada toxicidad de estos, su persistencia en el medio y mal uso, han llevado a un replanteamiento de las técnicas para el control de plagas.

El control biológico ha sido definido como la acción de parásitos, depredadores o patógenos que mantienen poblaciones de otros organismos a un nivel mas bajo de lo que pudiera ocurrir en su ausencia. Esta forma de control se distingue porque permite controlar la proliferación de plagas aprovechando sus enemigos naturales.

Origen del control biológico

El control biológico es una técnica milenaria, que utilizaron culturas como la china en el año 324 a.C, quienes empleaban la hormiga Pharaon, Monomorium pharaonis para el control de orugas dañinas en el cítrico.

El empleo de esta técnica con base científica es mucho más reciente, fue a finales del siglo XIX, cuando el control biológico de plagas despertó un gran interés.

El año 1889 fue un año histórico para el inicio de la era moderna en la disciplina de control biológico, debido al éxito obtenido con la introducción de la mariquita Rodolia cardinales (Coleoptera: Coccinellidae), natural de Australia, para el control de la cochinilla acanalada Icerya purchasi (Homoptera: Coccidae) que atacaba los cítricos en California.

Posteriormente, el uso de los agroquímicos sintéticos generó un retraso momentáneo en el progreso del control biológico.

Debido a los problemas de contaminación ambiental asociados, como la destrucción de los ecosistemas, residuos de los agroquímicos en las cadenas tróficas y la resistencia de las plagas se favoreció el regreso paulatino a las prácticas de control biológico.

En la década de los 70 del siglo XX, se dio a conocer el enfoque del Manejo Integrado de Plagas (MIP), provisto de bases ecológicas, que contempla la intervención de agentes de control biológico, plantas y herbívoros.

Se ha determinado que muchas de las plagas tienen enemigos naturales que se pueden emplear como estrategia de lucha en un programa de control biológico.

En este sentido, han sido muchos los especialistas que han reseñado el importante papel de los organismos entomófagos en la naturaleza para restablecer el perturbado equilibrio ecológico.

Las especies entomófagas, se caracterizan por alimentarse de otros insectos como depredadores o como parásitos.

El enfoque del control biológico de plagas se diferencia de conocidos episodios en los que la introducción de especies exóticas con la misma intención (controlar plagas) ha causado desastres económicos y ambientales en varios lugares del mundo. En contraposición el control biológico busca estabilizar poblaciones y llevarlas por debajo del Nivel de Daño Económico (NDE).

Es por ello que la regulación de la población de un organismo (plaga) que está afectando al cultivo, generando pérdidas económicas, puede lograrse mediante la acción de otro que naturalmente ha sido diseñado para ejercer dicha función.

Entre los logros obtenidos en el control biológico clásico en Latinoamérica, podemos mencionar las siguientes especies de insectos que han sido controladas:

• El pulgón lanígero de la manzana Eriosoma lanigerum (Hausmann) en Uruguay, Chile y Argentina.
• La mosca prieta de los cítricos Aleurocanthus woglumi Ashby en Mesoamérica.
• El barrenador de la caña de azúcar Diatraea saccharalis (F.) en Cuba, Perú, Brasil y el Caribe.
• La escama harinosa Icerya. purchasi en casi todos los países.
• La escama negra Saissetia oleae (Oliver) en Chile y Perú.

¿Sabías que?

En todo el mundo se han liberado hasta la fecha para control de:

Artrópodos, 2000 especies.

Malezas, 350 especies.

Plagas en general, 50 especies patógenas.

Y una mínima proporción de los organismos exóticos establecidos en el mundo tienen su origen en las liberaciones de agentes de control biológico con base científica.

Solo en Australia el control biológico permitió:

El ahorro en los últimos 25 años de unos 4000 millones de dólares en plaguicidas.

El incremento significativo de la biodiversidad y estabilidad de los ecosistemas tratados.

Un ahorro promedio de 23 dólares por cada uno invertido en proyectos de control biológico.

Características de un controlador biológico efectivo

Los programas de control biológico han utilizado una gran diversidad de especies de enemigos naturales, aquellas especies que han demostrado ser efectivas presentan muchas características en común que deben considerarse en la planificación.

Entre las características que reúnen los enemigos naturales más efectivos encontramos:

  • Capacidad de búsqueda que le permite a los organismos sobrevivir incluso a bajas densidades de su huésped o presa.
  • Adaptabilidad a los cambios en las condiciones físicas del medio ambiente.
  • Grado de especificidad a un determinado huésped o presa.
  • Capacidad de crecimiento poblacional con respecto a su huésped o presa.
  • Sincronización con la fenología del huésped o presa.Capacidad de sobrevivir períodos en los que el huésped o presa esté ausente.

Tipos de controladores biológicos

Los organismos que pueden ser usados como agentes de control biológico se clasifican en cuatro categorías: parasitoides, depredadores, patógenos y antagonistas.

Parasitoides

Son individuos que se alimentan de un huésped de la misma clase taxonómica siendo su fase activa el estado larval.

Estos pueden atacar:

Huevos (como Trichogramma y Telenomus).

Larvas (como Cotesia flavipes).

Pupas (como Spalangia cameroni).

Depredadores

Son insectos polífagos que se alimentan de diferentes estados biológicos de sus presas que generalmente son otros insectos.

Patógenos

Los insectos son susceptibles a una variedad inmensa de enfermedades agudas y fatales causadas por estos, su acción puede ser importante en el corto plazo como reguladores de las poblaciones de insectos.

Antagonistas

Los hongos o bacterias antagonistas son reguladores naturales que impiden el desarrollo de ciertos hongos o nematodos (Trichoderma sp por ejemplo).

Parasitoides:

Características biológicas, rol e impacto

Los parasitoides tienen un gran valor como enemigos naturales, para completar su ciclo de vida necesita de un huésped. A diferencia de los parásitos, siempre matan a sus huéspedes.

Las especies parasitoides son parasíticos en sus estados inmaduros, pero en estado adulto son libres.

El parasitoide inmaduro se desarrolla dentro o fuera del insecto plaga, alimentándose de sus fluidos corporales y de sus órganos, emergiendo para pupar o en estado adulto.

Como adultos, la mayoría de los parasitoides buscan su huésped y ponen sus huevos en él o cerca de él. En algunos casos, el huésped puede completar la mayoría de su ciclo de vida antes de morir.

El ciclo de vida y los hábitos reproductivos de los parasitoides suelen ser muy complejos. Por lo general el ciclo del insecto plaga coincide con el del parasitoide. En algunas especies sólo un individuo crece dentro de su hospedero. En otros casos, cientos de larvas jóvenes se desarrollan dentro del insecto plaga.

Rol e impacto

Los insectos parasitoides tienen un ciclo de vida que se desarrolla dentro o fuera de su hospedero, el cual finalmente muere, de ahí el valor de los parasitoides como enemigos naturales. Esto genera un balance a favor de la población del parasitoide, incrementándola, conformando así la base del control biológico.

Una ventaja de gran importancia en la planificación del control biológico, es que atacan una determinada etapa del ciclo de vida de las especies relacionadas del hospedero.

Adicionalmente algunos huéspedes mueren sin haber sido parasitados, simplemente al tratar de introducir el ovipositor, el parasitoide mata al huésped y toma el exudado de la hemolinfa como recurso nutritivo.

Se caracterizan por ser muy específicos, aunque algunos de ellos atacan huevos de varias especies de lepidópteros, como la avispa Trichogramma spp.

Un ejemplo interesante ocurre con el adulto de una microavispa que pone un huevo dentro de un áfido adulto, y luego de este huevo emerge una larva que se alimenta del cuerpo del pulgón hasta provocarle la muerte. El pulgón queda en estado momificado y de él emerge un parasitoide adulto.

Datos curiosos sobre los parasitoides

Se estima que cerca del 15% de todos los insectos son parasíticos.

Existen más de un millón de especies de insectos, de las cuales 150.000 son potenciales agentes de control biológico.

Cerca de dos tercios de los enemigos naturales introducidos en programas de control biológico han sido parasitoides pertenecientes al orden Hymenoptera y en menor grado en el orden Diptera.

Algunos parasitoides son atacados por otros parasitoides, fenómeno denominado hiperparasitismo, reduciendo considerablemente la efectividad de algunas especies benéficas.

Características de los insectos parasitoides

  • Son específicos en cuanto a su hospedero.
  • Son más pequeños que su hospedero.
  • Únicamente la hembra busca al hospedero.
  • Los adultos son de vida libre y también pueden ser depredadores.
  • Los estados inmaduros casi siempre matan al hospedero.

Depredadores:

Características biológicas, rol e impacto

El uso de depredadores aplica en casos en los cuales la plaga no tiene un parasitoide para su control. Los depredadores, en su mayoría, se alimentan de un gran número de insectos plaga durante su desarrollo.

Sin embargo, algunos son más eficaces que otros en el momento de controlar a las plagas. Existen dos tipos de depredación, los depredadores nativos y específicos.

Los depredadores nativos son importantes en la eliminación de muchos organismos, pueden eliminar tanto plagas nativas como exóticas. Por su parte, los depredadores específicos son insectos que se introducen se usan para el control de plagas exóticas.

Las poblaciones de estos depredadores pueden aumentarse mediante liberaciones periódicas de especies criadas en laboratorio.

Clasificación de los depredadores

Los depredadores también pueden clasificarse de acuerdo con el estado del ciclo de vida de la presa que ellos atacan:

Depredadores de huevos.

Buscadores activos de presas móviles (larvas o adultos).

Emboscadores.

Aquellos que construyen redes para atrapar sus presas.

Los hábitos depredadores se distribuyen en las clases Insecta y Arácnida, se pueden encontrar en gran número de órdenes y familias.

El uso de insectos depredadores es muy ventajoso, debido a que estos se alimentan de todos los estados de presa, huevos, larvas, pupas y adultos.

Además, los estados juveniles usan la presa para su desarrollo y crecimiento, mientras que los adultos las usan para su mantenimiento y reproducción.

Son muchos los casos exitosos de este tipo de control biológico, entre estos se puede mencionar a los ácaros, considerados un grupo importante de plaga en los sistemas agrícolas, que se mantienen por debajo del nivel económico mediante el uso de depredadores.

Otro ejemplo son las babosas y caracoles, son atacadas por larvas de moscas de la familia Sciomyzidae, escarabajos y caracoles depredadores.

En el pasado se usaron depredadores vertebrados para el control de insectos plaga, incluyendo pájaros insectívoros, pequeños mamíferos, lagartijas, anfibios y peces.

En general, los pájaros y los pequeños mamíferos nativos, son considerados un recurso importante para la mortalidad de algunas especies plaga en ambientes como bosques.

Algunos ejemplos de depredadores

Arañas

Las arañas son casi todas depredadoras. Su rol en la supresión de ciertos grupos de plagas en algunos cultivos, se ha reconocido en las últimas décadas.

Peces

Se utilizan para el control de la larva de mosquitos principalmente por medio de liberaciones aumentativas en cuerpos de agua.

Características generales de los depredadores

  • Generalmente son de mayor tamaño que su presa.
  • Se alimentan o matan un gran número de individuos.
  • Los individuos inmaduros y adultos pueden ser depredadores.
  • Atacan presas inmaduras y adultas.
  • Algunos depredadores requieren de polen y néctar como recurso alimenticio adicional.

¿Sabías qué?

Las arañas matan más presas de las que consumen.

Los depredadores reconocidos como importantes supresores de plagas en los sistemas agrícolas y forestales incluyen más de 32 familias.

Sólo cerca de un tercio de las especies usadas en el control biológico han sido depredadores en vez de parasitoides.

Los depredadores pueden cambiar de presa cuando esta se torna escasa.

Para hallar presas los depredadores adultos usan productos químicos volátiles, tanto de las plantas como de los insectos.

Depredadores vs parasitoides

A pesar de sus características, el uso de los depredadores ha sido limitado con respecto a los parasitoides.

Esto se debe a que los depredadores son menos específicos, presentan menor adaptación, menor movilidad, y menor eficiencia alimenticia que los parasitoides.

Algunos atributos que deben tener tanto los parasitoides como los depredadores para ser usados en un programa de control biológico son:

  • Ser fáciles de criar en laboratorio.
  • Poder sobrevivir bajo condiciones de campo.
  • Poder localizar el huésped o la presa.
  • Congregarse en áreas con alta densidad de la plaga.
  • Ser específico y sincrónico con el ciclo de vida de la plaga.
  • Destruir gran volumen de plaga en la etapa inicial.
  • Responder rápidamente a posibles incrementos de la población de la plaga.
  • Mantenerse en el área aun después de que las poblaciones de la plaga se hayan disminuido.
  • Bajos costos para el agricultor.

Patógenos

El uso de patógenos como controladores biológicos ha sido de gran interés desde hace más de cien años, actualmente es una alternativa ecológica a los insecticidas químicos.

Los patógenos son microorganismos que causan enfermedades infecciosas a sus huéspedes. Los grupos más importantes son: virus, bacterias, hongos, nematodos y protozoos.

Entre los microorganismos utilizados para el control biológico se encuentran los entomopatógenos, caracterizados por enfermar al insecto causándole la muerte.

La acción de los patógenos incluye la invasión y multiplicación en el insecto, dispersando e infectando a otros insectos.

De igual forma, las enfermedades pueden ser transmitidas por medio de contacto, ingestión, vectores y a veces de padres a la nueva generación.

Ejemplos del uso de patógenos

Algunos ejemplos de estos son los hongos (Beauveria bassiana), virus (Baculovirus) o bacterias (Bacillus thurigiensis). Su modo de infección es por contacto con la cutícula del insecto.

Específicamente, los hongos entomopatógenos han sido reportados como muy eficaces para el control de insectos picadores-chupadores, como los pulgones, mosca blanca y mosca de la fruta.

Una alternativa para el control de la mosca de la fruta es el uso de trampas con dispensadores de Beauveria bassiana denominado control etobiológico.

Entre los hongos más destacados encontramos a Verticillium lecanii y Beauveria bassiana, considerados los patógenos más efectivos en condiciones de campo e invernadero.

Actualmente estos hongos se están produciendo comercialmente y se usan como agentes de control biológico en muchos países.

Propiedades importantes en los patógenos

Algunas de las propiedades más importantes de los patógenos que se pueden mencionar son:

Infectividad

Es la habilidad de un microorganismo para producir infección al entrar al cuerpo de un insecto susceptible.

Virulencia

Es la habilidad de un microorganismo de invadir y causar daño al hospedero, es decir, el poder de un microorganismo de producir enfermedad.

Patogenicidad

Puede considerarse sinónimo de virulencia ya que se refiere a la habilidad del organismo de producir enfermedad.

Capacidad para persistir

La persistencia la favorecen condiciones de humedad, baja temperatura y la protección en excrementos, cadáveres o residuos orgánicos.

Características de los patógenos de insectos

  • Son específicos de las plagas.
  • Matan, reducen la reproducción, detienen el crecimiento o acortan la vida de las plagas.
  • Lentos de acción, puede llevar varios días o más alcanzar un control efectivo.
  • Son ambientalmente seguros.

Estrategias de control biológico

Los agentes de control biológico se usan de diferentes maneras para el control de las plagas agrícolas.

Se han establecido tres estrategias para el control biológico, por introducción (clásico), aumento y conservación. Cada una de estas puede ser usada sola o en combinación en un programa de control biológico.

El Control biológico “clásico”

Este tipo de control consiste en introducir y establecer de manera permanente en el ecosistema un agente exótico para combatir una plaga también exótica.

Una plaga exótica se origina cuando un insecto que ataca cultivos se introduce de un país a otro. Esta plaga logra alcanzar una alta densidad poblacional en el nuevo ambiente debido a la existencia de condiciones más favorables que en su lugar de origen. Adicionalmente, en el nuevo sitio no tiene enemigos naturales que regulen sus poblaciones.

La técnica…

En primer lugar, debe haber una “determinación de los enemigos naturales” que se necesitan para el control de la plaga. Esta determinación puede ser obtenida mediante la observación de la plaga y los enemigos naturales que la atacan en su lugar de origen.

Una vez determinado el enemigo natural potencial, se colecta. Y posteriormente, después de una cuarentena y evaluación apropiada, es liberado, permitiendo su establecimiento en las áreas problemáticas.

La introducción de enemigos naturales como método de control biológico ha proporcionado un control total o parcial de más de 200 especies de plaga. Esta técnica de control biológico clásico tiene una gran ventaja sobre las otras formas de control, porque es autosostenible y económicamente viable a largo plazo.

Pasos para la introducción de enemigos naturales:

Exploración del área de origen.

Identificación de las especies plaga a controlar.

Identificación de posibles especies de enemigos naturales.

Colección de enemigos naturales.

Cría, cuarentena y evaluación.

Colonización en el campo.

Monitoreo de las poblaciones liberadas para su establecimiento.

Evaluación del nivel de control alcanzado.

Control biológico aumentativo

Este tipo de control consiste en la manipulación directa de los enemigos naturales. Esto se puede lograr mediante la propagación masiva y liberación periódica de enemigos naturales multiplicados durante la estación de crecimiento del cultivo.

El proceso de liberación aumentativa va a depender de la especie plaga a tratar, las especies de enemigos naturales y el cultivo. En este sentido, la determinación de la eficacia de aquellos enemigos naturales que se encuentran en el lugar es realizada mediante liberaciones de individuos criados en insectario.

Posteriormente, se crían masivamente, para liberarlos al ambiente en grandes cantidades.

La técnica…

El objetivo de esta estrategia no es el establecimiento permanente de la especie de enemigo natural, pero busca el control inmediato de la plaga y se utiliza especialmente en cultivos bajo cubierta o protegido (invernaderos).

En la actualidad, Cuba es el único país que experimenta un masivo crecimiento en la técnica de control biológico aumentativo. La isla sufrió una reducción de 89% en la importación de fertilizantes y pesticidas a partir de 1989. Este hecho promovió proyectos masivos de control biológico para garantizar la seguridad alimentaria.

¿Sabías qué?

1. Veinte años de investigación en Europa Occidental resultaron en la comercialización de tres productos que utilizan Trichogramma brassicae para suprimir el barrenador del maíz, (Ostrinia nubilalis Hübner).

2. Los productos que utilizan Trichogramma brassicae se aplican a cerca de 7.000 ha tanto en Suiza como en Alemania, 150 ha en Austria y 15.000 ha en Francia.

3. Los productos utilizados para el control biológico contemplan el diseño de paquetes de plástico o papel para proteger a las avispas contra climas extremos y depredación hasta su emergencia en el campo.

4. La mayor parte de la producción de Trichogramma en China se realiza en instalaciones con tecnología de punta.

Control biológico por conservación

Esta estrategia tiene como objetivo conservar y aumentar las poblaciones del agente de control mediante la manipulación del ecosistema.

Los ecosistemas pueden ser manipulados usando técnicas agrícolas que eviten la desaparición de plantas hospedadoras del agente, o sembrando cultivos que favorezcan su establecimiento y conservación.

Para lograr la conservación de enemigos naturales se requiere reducir los factores que limitan su efectividad para modificarlos e incrementarla o suministrar los recursos que estos necesitan en su medio ambiente.

Es recomendable la eliminación del uso de pesticidas químicos, evitar prácticas como el control de malezas con herbicidas y el arado.

De igual forma, los efectos de las defensas químicas de la planta hospedera que dañan a los enemigos naturales, pero a los cuales se adaptan las plagas, pueden reducir la efectividad del control biológico.

Es importante destacar que los tres tipos de control pueden utilizarse contra plagas agropecuarias y para vectores de enfermedades médicas y veterinarias.

Con respecto a las malezas, se aplica principalmente el control biológico clásico.

¿Sabías que?

1. Algunas plagas secuestran componentes tóxicos de su planta hospedera y los usan como defensa contra sus propios enemigos.

2. Las pilosidades de la hoja de una planta hospedera reducen la habilidad de los enemigos naturales para encontrar y atacar los hospederos.

Los sistemas de cultivo diversificados y el control biológico

Los sistemas de cultivo diversificados, como los basados en policultivos, agroforestería o uso de cultivos de cobertura en huertos frutales, han sido el tópico fundamental de muchas investigaciones recientes.

Se relacionan con la amplia evidencia que ha emergido de la actualidad donde estos sistemas de cultivo son más sustentables y conservan mejor los recursos naturales.

Un manejo agroecológico con la biodiversidad adecuada permite la provisión de los recursos, tales como polen, néctar, presas alternativas y refugio, para una óptima diversidad y abundancia de enemigos naturales.

Otras estrategias…

Otras estrategias que pueden implementarse para el control biológico en los sistemas agrícolas son la alelopatía, las aplicaciones de extractos naturales de plantas y el uso de cultivos trampa.

La disposición del cultivo teniendo en cuenta las reacciones bioquímicas de diferentes especies de plantas entre sí es conocida como alelopatía.

Existen plantas que se repelen y otras que se atraen debido a la secreción de las llamadas fitohormonas.

También se han implementado las aplicaciones de extractos, que consisten en el uso de sustancias de origen vegetal, de forma similar a las aplicaciones de agroquímicos.

De igual forma, son relevantes los cultivos trampa, especies vegetales,  que se siembran al lado del cultivo principal para atraer plagas y enfermedades que no afecten la producción principal.

Es importante que estos recursos se integren al paisaje agrícola de una manera espacial y temporal favorable para los enemigos naturales.

Además, es recomendable que sea de fácil implementación para los agricultores.

El éxito de este tipo de sistema depende de:

La selección de las especies de plantas más apropiadas.

La entomofauna asociada a la biodiversidad vegetal.

La manera como los enemigos naturales responden a la diversificación.

La escala espacial a la cual operan los efectos reguladores de la manipulación del hábitat.

Entre las prácticas que incrementan la diversidad en las fincas se pueden mencionar:

Permanencia de áreas en la finca inalteradas como hábitat para incrementar la biodiversidad animal y vegetal.

Incorporación de animales y mezclas de pastos.

Rotación de leguminosas.

Incorporación de cultivos intercalados dentro de cultivos anuales.

Uso de cultivos de cobertura en huertos frutales y viñedos.

Combinar árboles, cultivos y animales en la misma área (agroforestería).

Incluir hileras de vegetación natural en los bordes de cultivo.

Plantar árboles como cortinas rompevientos.

Disposición de corredores para incrementar circulación de enemigos naturales y vida silvestre.


Ventajas y limitaciones del control biológico

Ventajas

Es dirigido a una especie de plaga particular, sin causar daño económico.

Es uno de los métodos de más bajo costo, seguros, selectivos y eficientes para controlar plagas.

Conlleva a una reducción sustancial del tratamiento con insecticidas.

No contamina el ambiente.

No destruye la vida silvestre.

No produce efectos nocivos colaterales de los enemigos naturales hacia otros organismos.

Relación costo/beneficio favorable.

Evita plagas secundarias.

No existen problemas con intoxicaciones.

Desventajas

La búsqueda y la cría de enemigos naturales puede tomar muchos años.

Ejerce una acción más lenta.

El control biológico reduce la plaga a un nivel que no causa daño, pero no la elimina por completo.

El comportamiento de un enemigo natural resulta a veces difícil de determinar.

Ignorancia sobre los principios del método.

Poco incentivo económico.

Falta de personal especializado.

Enemigos naturales más susceptibles a los plaguicidas que los insectos plaga.

Compilador:

Ing. Agr. Palmira Zambrano

Referencias consultadas

Badii, MH; Abreu, JL. 2006. Biological control a sustainable way of pest control. International Journal of Good Conscience 1(1): 82-89. Consultado 07 mar. 2019. Disponible en http://www.spentamexico.org/v1-n1/1(1)%2082-89.pdf

Guédez, C; Castillo, C; Cañizales, L ; Olivar, R.2008. Control biológico: una herramienta para el desarrollo sustentable y sostenible. Academia 7(13): 50-74. Consultado 07 mar. 2019. Disponible en https://www.researchgate.net/publication/242534403_CONTROL_BIOLOGICO_UNA_HERRAMIENTA_PARA_EL_DESARROLLO_SUST

ENTABLE_Y_SOSTENIBLE_Biological_control_a_tool_for_sustaining_and_sustainable_development
Cabrera, G; Briano, J.2012. El control biológico de plagas. Ciencia Hoy 22(128):57-64. Consultado 07 mar. 2019. Disponible enhttp://www.cienciahoy.org.ar/ch/ln/hoy128/index.htm

Rodríguez, A; Guillén, C; Uva,V; Segura, R; Laprade, S; Sandoval, J. 2010. Aspectos a considerar sobre el control biológico. Corbana (Corporación Bananera Nacional) Hoja divulgativa N.° 2012-02. Consultado 07 mar. 2019. Disponible en http://cep.unep.org/repcar/proyectos-demostrativos/costa-rica-1/publicaciones-corbana/HOJA%20DIVULGATIVA%20Nb02-2010%20-CONTROL%20BIOLOGICO.pdf

Nicholls, CI. 2008. Control biológico de insectos: un enfoque agroecológico. Medellin, Colombia, Editorial Universidad de Antioquia. 282 p. Consultado 07 mar. 2019. Disponible en https://www.academia.edu/4479195/Control_biologico_de_insectos_un_enfoque_agroecolgico

NOTA: Agropedia es una herramienta de Agrotendencia TV para la producción y difusión de conocimiento técnico-agrícola especializado enfocado a optimizar el uso de los recursos y mejorar significativamente el manejo de los sistemas de producción en América Latina. Puedes acceder a la información más actualizada sobre la agricultura en el mundo a traves  de nuestro portal web: Agrotendencia.tv

5
Deja un comentario

avatar
3 Hilos de comentarios
2 Hilos de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más activo
3 Autores de comentarios
Editor Agropedialidia sadonis Lopez Cortes Autores de comentarios recientes
Recientes Antiguos Mas votado
donis Lopez Cortes
Invitado
donis Lopez Cortes

hola buenos dias, ustedes que tienen mucho conocimiento en biologia, me podrian decir como podria elaborar un insecticida organico para alejar a los insectos que asen daño al cultivo, el cultivo del que hablo es RAMBUTAN,ya que no podemos utilizar insecticidad quimicos por ser una fruta de consumo humano.
de antemano gracias por el apoyo que puedan brindarme.
saludos.

Editor Agropedia
Editor

Puedes usar la frase “elaboración de insecticidas organicos” en cualquier motor de busqueda (google por ejemplo) y encontraras una cantidad muy variada de información de la cual puedes seleccionar la que más se adapte a tus necesidades (insectos plagas, recursos organicos para su elaboración, presupuesto, volumen de preparación necesario etc.), los productos biologicos tienen otra naturaleza en su composición, y tienden a ser más especificos respecto a la plaga que controlan.

lidia sa
Invitado
lidia sa

Excelente información y excelentes ilustraciones. muy recomendable.

lidia sa
Invitado
lidia sa

Hola, es posible compartir algunos de sus artículos en una página nombrando su fuente?

Editor Agropedia
Editor

Si, no hay problema, saludos Lidia buen día.