3 tips para producir en sistemas acuapónicos

Es importante mantener una proporción adecuada de peces y plantas en el sistema acuapónico ya que la cantidad de peces define la cantidad de alimento suministrado al sistema acuapónico, lo que a su vez influye en la disponibilidad de nutrientes para las plantas, lo importante es mantener un equilibrio entre el número de peces y plantas.
El método Rakocy utiliza la relación de la tasa de alimentación de los peces, que no es más que la cantidad de alimento suministrado a los peces diariamente, por metro cuadrado de área de crecimiento de la planta
La acumulación de la materia orgánica en el sistema puede causar una disminución del oxígeno disuelto, con la consecuente producción de dióxido de carbono y amonio. La descomposición anaeróbica del lodo depositado en los tanques produce metano y sulfuro de hidrogeno, convirtiendo al agua en un medio tóxico para sus habitantes. Las plantas sufren ya que los sólidos suspendidos se adhieren a las raíces de las plantas, disminuyendo así su capacidad para absorber oxígeno y nutrientes. Por ello es importante la filtración biológica o biofiltración, porque remueve los compuestos amoniacales tóxicos, siendo estos producto de la descomposición del alimento y de la excreción de los peces (vía branquias, orina y heces), y los convierte en elementos menos tóxicos como el nitrato que es más aprovechable para las plantas.
Si el oxígeno disuelto (OD) en el agua es deficiente no solo se ven afectados los peces, sino además la respiración de las plantas por lo que se reduce la captación de los nutrientes provocando una reducción del crecimiento de las plantas, y para evitar esto es necesario proporcionar una adecuada aireación en el sistema acuapónico. Los niveles bajos de OD se asocian con altas concentraciones de dióxido de carbono, siendo una condición que promueve el desarrollo de patógenos de las raíces de las plantas.
Por si fuera poco, las poblaciones bacterianas nitrificantes necesitan un nivel adecuado de oxígeno disuelto (OD) en el agua en todo momento, así se mantienen altos niveles de productividad dado que la nitrificación es una reacción oxidativa, donde el oxígeno se utiliza como reactivo; por lo tanto sin oxígeno la reacción se detiene.

Leer más

Los sustratos usados en acuaponía

Los sustratos cumplen la importante función, de albergar las bacterias nitrificantes que participan en la transformación de los compuestos amoniacales (producto de los desechos de los peces y residuos del alimento), en elementos más disponibles para las plantas como el nitrato actuando como biofiltros.
Los mejores resultados se han obtenido hasta ahora resultan de la combinación de sustratos de diferentes orígenes, ya que las deficiencias de uno son muchas veces compensadas por el otro.

Leer más

La proporción óptima peces: plantas en acuaponía

Para garantizar un sistema de acuaponía sostenible se debe tener una proporción adecuada de peces por planta. Sin embargo para fines prácticos lo importante no es la cantidad de peces que se tenga, sino la cantidad de alimento que ingresa al sistema ya que de este depende la disponibilidad de nutrientes para las plantas.

Leer más

Pepino de mar

Los pepinos de mar, también llamados holoturios, son invertebrados marinos pertenecientes a la familia de los equinodermos donde se incluyen los erizos de mar, estrellas, ofiuroideos, lirios y galletas de mar, entre otros.

Su nombre común se debe a su parecido con la conocida hortaliza, aunque en realidad se trata de animales y no de plantas marinas. A nivel mundial son conocidos bajo distintos nombres como cohombros o carajos de mar.

Presenta las siguientes características:

Tienen un cuerpo de forma cilíndrica parecida a un gusano.
Una piel similar al cuero.
Pueden encontrarse en el fondo marino de distintos lugares alrededor del mundo.
Por lo general miden entre 10 y 30 centímetros de largo, aunque algunas especies pueden llegar a medir más de un metro.

Estos productos del mar constituyen un manjar en la cocina de los países asiáticos, debido a su alto contenido de nutrientes y proteínas. Adicionalmente existe la creencia popular de que poseen propiedades afrodisíacas.**
Actualmente se conocen cerca de 1400 especies de pepinos de mar, sin embargo, sólo el 3 por ciento de ellas son de interés comercial.

Leer más

Sistemas de recirculación en acuicultura

Un ahorro importante del agua en la acuicultura Los sistemas de recirculación de agua en la acuicultura (también conocidos como

Leer más

Tecnología biofloc

Se denomina “Tecnología bio-floc” o “bio-floc probiótico”, a la técnica de acuicultura que permite el cultivo de peces y crustáceos en un ambiente acuático dominado por microorganismos.
Éstos, se aglutinan en “bioflóculos” y el conjunto de los mismos es llamado “bio-floc”.
Los bioflóculos están formados por bacterias, protozoos, fitoplancton y zooplancton que beneficia la calidad del agua, la alimentación y a la salud de los organismos de cultivo.
Entre las bacterias que conforman el bio-floc se encuentran algunas que actúan como probióticos, lo que deriva en el fortalecimiento del sistema inmune de los peces y crustáceos cultivados.
En el sistema bio-floc, los residuos orgánicos generados por los peces son desintegrados y mantenidos en suspensión en los tanques., estos combinados con las sobras de alimento sirven de sustrato para el desarrollo de bacterias que reciclaran gran parte de sus elementos.
La ingesta de microorganismos suspendidos en el agua permite una mayor densidad de peces en los estanques, además de mejorar el aprovechamiento del alimento, por esto, el contenido proteico de las raciones puede ser menor, ahorrando costos.
Esta técnica es una derivación de los “sistemas de recirculación”, diferenciándose de éste en la no utilización de filtros mecánicos o biológicos. Así como también en la ausencia de recirculación o renovación del agua, lo que con frecuencia significa un ahorro del 95% del recurso.

Leer más

Cultivo de macroalgas

Se define como macroalga, a todas aquellas algas generalmente marinas, cuyo cuerpo vegetativo o “talo” puede verse y distinguirse a simple vista.
Estos organismos tienen gran variedad de usos, que van desde el consumo humano, hasta materia la prima para cosméticos y medicinas. Pasando por el uso agrícola como abonos orgánico o fertilizante, e incluso como acondicionador del suelo para corregir problemas de acidez o pH.
El cultivo de plantas acuáticas representa el 24% de la acuicultura marina a nivel mundial y su producción ha aumentado a más del doble en los últimos 12 años. Actualmente más de 30 millones de toneladas de macroalgas son producidas cada año, siendo China Corea y Japón los principales países productores.
El cultivo de macroalgas puede realizarse directamente en el mar o puede ser mixto. Usando laboratorios para las primeras etapas de cultivo, y terminando el proceso en el mar o en centros de producción especialmente diseñados para ello tierra adentro.
Algunas de estas algas crecen extremadamente rápido, llegando a alcanzar hasta medio metro por día; lo que equivale a un par de centímetros por hora.
La salinidad es una condición limitante para su cultivo al igual que cantidad y el tipo de luz. Sin embargo, en aguas excepcionalmente claras se pueden encontrar macroalgas hasta a unos 250 metros de profundidad.

Leer más

Acuaponía, la simbiosis perfecta entre el cultivo de plantas y la cría de peces.

La Acuaponía se viene convirtiendo en una tendencia creciente en la agricultura del siglo 21. La acuaponía consiste en una

Leer más

Cultivos en acuaponía

La acuaponía, es un sistema de producción que combina la cría de animales acuáticos (peces o moluscos) con el cultivo de plantas en agua (hidroponía en horticultura), mediante la recirculación continua de agua y nutrientes a través de los dos subsistemas.
Con esta técnica se ahorra espacio, agua y energía. Además de lograr una reducción o eliminación total de los residuos del sistema; en él, prácticamente todo se aprovecha.
La acuaponía consigue producciones sanas, vigorosas y de buen sabor, tanto de vegetales como de peces, al tiempo que se respeta el medio ambiente.
Los sistemas acuapónicos se pueden dimensionar a cualquier escala, tanto para uso particular o familiar, como para un uso industrial y comercial.
Este método de producción cada vez se especializa más, ya que utiliza las técnicas más avanzadas de acuicultura e hidroponía para obtener altos rendimientos y además generar energía a través del uso de biodigestores integrados en el mismo sistema. La acuaponía es economía circular a su máxima expresión.

Leer más