Cría de Búfalo

Comparte el artículo vía

Índice del artículo

“Adaptación extrema a diversas condiciones agroecológicas”

El símbolo de la vida y la fertilidad, así es considerado el búfalo de agua en el continente asiático, donde su uso en sistemas de producción agrícola es más importante que cualquier otra especie animal.

En muchos países latinoamericanos existen amplias áreas consideradas marginales (sabanas inundables, pantanales, humedales, etc.) para el cultivo de plantas y la cría de animales; sin embargo, existe una alternativa para la producción animal en estas zonas usando especies multipropósito; este es el caso del “Búfalo de agua”.

Muchos científicos coinciden al expresar que ésta especie animal se adapta muy bien a las condiciones climáticas imperantes en esas zonas anegables, ya que posee una alta capacidad para aprovechar los pastos de baja calidad, pobres en nutrientes y con alto contenido de celulosa presentes en estos ecosistemas. Empero, la producción bufalina no se limita a los ambientes limitantes, puesto que estos animales se adaptan a una gran diversidad de ecosistemas entre altitudes desde 0 a 3000 m.s.n.m.

manada de búfalos
El búfalo de agua es uno de los animales bovinos que mejor se adapta a las sabanas húmedas.

La producción sostenible con búfalos representa una gran oportunidad para instalar un negocio rentable, cónsono con el medio ambiente y sostenible en el tiempo con un animal muy dócil, que inclusive, en términos de relación social con el hombre, ha sido comparado con el perro, caballo y oveja.

Búfalo de agua de origen africano.

En relación al aspecto económico, se ha informado que los sistemas de producción con búfalos pueden alcanzar rentabilidades entre 50% y 70% en la producción de leche, y entre 35% y 45% en la producción de carne.

El búfalo una excelente adaptación a sabanas inundables

Adicionalmente a las ventajas mencionadas con anterioridad, el búfalo tiene un alto rendimiento, medido en kilogramos de peso corporal ganado por mes, es más precoz, presenta baja mortalidad, se puede alcanzar un parto al año y su vida productiva es cercana a los 20 años.

La utilidad cárnica es excelente y la calidad nutricional de este producto es elevada, ya que posee altos niveles de proteínas, bajos niveles de grasa intramuscular y colesterol. La leche producida por la búfalas posee mayores niveles de grasa y proteína que la leche de vaca; a pesar de ello, los niveles de lactosa y ácidos grasos saturados es menor; a lo que debe sumarse los altos niveles de vitaminas y minerales presentes en la misma.

Las ventajas nutricionales mencionadas, colocan a la leche de búfala como una candidata muy firme para ser utilizada en dietas saludables, que propendan a mejorar el metabolismo, las funciones vitales y prevenir enfermedades.

Asimismo, su uso en la producción quesera ofrece ventajas, puesto que la mayor proporción de sólidos totales en su composición derivará en una mayor cantidad de queso por litro de leche utilizado. En este orden de ideas, se ha reconocido que el verdadero queso mozzarella es producido con leche de búfala, dándosele inclusive valor agregado con la denominación de origen.

Un prodigioso animal desde siempre...

Es necesario resaltar que los búfalos han sido usados desde tiempos ancestrales como animales de trabajo, promoviendo el ahorro de combustible y otros insumos necesarios en la mecanización agrícola. En este punto, debemos agregar la ventaja que ofrecen al posibilitar las labores agrícolas en terrenos con pendientes excesivas, en aquellos suelos inundables o con mucha retención de humedad.

Los aspectos mencionados convierten al búfalo en una alternativa extraordinaria para incursionar en la producción animal con una especie multipropósito, por lo que es considerado “un animal muy promisorio, que no tiene comparación”.

Origen, etimología e historia del búfalo

Etimología

El término búfalo proviene de una forma del latín tardío “búfalus”. Es una variante dialectal de las que frecuentemente alternan, del vocablo clásico bubálus, empleado en el siglo primero después de Cristo por Plinio y Marcial para referirse tanto a gacelas africanas como a ciertas especies de búfalos.

dibujo de búfalo

La palabra deriva del griego βoúβɑλoς “búbalos”, la cual era usada por Aristóteles y Polibio para nombrar a los búfalos y gacelas. Su expresión más antigua βoúβɑλǀς define solo al antílope africano.

Asimismo, se ha expresado que la palabra griega probablemente también sea un préstamo de origen poco claro. Es posible que tenga una relación en la etimología popular con la palabra βoûς, cuyo significado es “buey”, lo que pudo alterar el vocablo primitivo. En la actualidad también se usa para definir al bisonte americano.

Origen e historia

El Búfalo común es descendiente del búfalo salvaje asiático (Buballus arnee), con episodios de domesticación múltiple hace aproximadamente 5.000 años antes de Cristo en lo que ocupa actualmente la República Islámica de Irán, República Islámica de Irak, el subcontinente indio y China (Zhang et al., 2020).

búfalo salvaje y búfalo doméstico.
Izquierda: búfalo asiático salvaje; derecha: búfalo de agua doméstico.

Estudios de ADN mitocondrial han descrito dos tipos dentro de los búfalos salvajes asiáticos:

  • El búfalo de río: se encuentra en la India, en Asia central y occidental y Europa del este.
  • El búfalo de pantano: se distribuye en China y los países de Asia sudoriental.

A pesar de que la domesticación de los dos tipos de búfalos ocurrió en regiones diferentes y el número de cromosomas (50 y 48) difiere, ambos se cruzan naturalmente.

Los posibles centros de domesticación son descritos por FAO (2010) de la siguiente manera:

  • Valles del Indo, Éufrates y Tigris para el búfalo de río y
  • China para el búfalo de pantano.

De Asia fue llevado a África, luego a Europa, Oceanía y más recientemente fue introducido en el continente americano.

El búfalo es muy versátil, desde tiempos remotos es usado para arar el suelo. Esta característica hizo del búfalo de agua un compañero primordial en los arrozales del sudeste asiático.

Búfalos de agua pastando
Búfalos de agua pastando en sabanas inundables.

En el oriente próximo y África del Norte está presente desde el año 600 antes de Cristo, luego, probablemente durante la permanencia del Imperio Otomano, fue llevado a Bulgaria, Italia, Rumanía y Hungría.

Posteriormente, es llevado al Caribe y países suramericanos (Trinidad, Colombia, Venezuela y Brasil) principalmente como animal de trabajo (Patiño, 2020).

Importancia del búfalo

En países latinoamericanos que poseen sabanas inundables, tal es el caso de Venezuela y Colombia, la producción simultánea de leche y carne con búfalos ha cobrado mucha relevancia en años recientes.

Entre las razones que incrementan el interés podemos mencionar:

  • Son muy buenos productores de leche y carne.
  • Se pueden usar como animales de trabajo.
  • Pueden alimentarse con recursos forrajes de bajo valor nutricional.
  • Pueden ocupar ecosistemas limitantes para otras especies.

Es importante mencionar que la producción con búfalos en Latinoamérica y El Caribe no se encuentra solo en los ecosistemas limitantes. Existen experiencias de emprendimiento de explotaciones de ésta especie en espacios más apropiados, no solo en los países mencionados, sino en otros como Brasil, Trinidad, Argentina, Bolivia, México, etc.

bufalos en el agua

Según Espitia et al. (2014), el búfalo tiene un futuro con muy buenas expectativas, puesto que existen muchos animales en los países latinoamericanos, es un animal que supera a otras especies en producción, rusticidad y fertilidad.

Los búfalos están distribuidos a nivel mundial de la siguiente manera:

  • Más del 96 % están en Asia.
  • Cerca del 2 por ciento en África, particularmente en Egipto.
  • Otro 2 % en América del Sur.
  • Menos del 1 % en Australia y Europa.

La población mundial de búfalos de agua es cercana a los 200 millones de cabezas...

Producción de búfalos en el mundo

Según datos de la FAO (2020) para el año 2018 las existencias de búfalos se concentraban en su mayoría en Asia (Tabla 1), el cual es el continente originario, luego le siguen África, América, Europa y Oceanía.

Se debe resaltar el hecho que ésta especie no existía en América y ha tenido un auge muy acelerado en los últimos años. Algunos autores indican que las cifras expresadas por la FAO (2020) son inferiores a la realidad. Algunas estimaciones indican la existencia de 3.800.000 búfalos en América (Patiño, 2008) destacándose los siguientes países:

  • Brasil: 3.500.000.
  • Venezuela: 350.000.
  • Colombia: 150.000.
  • Argentina: 1.000.

Tabla 1. Existencia de búfalos a nivel mundial y continental.

Área Año
2014 2015 2016 2017 2018
Mundo 198.070.711 199.732.021 202.613.442 204.264.583 206.600.676
Asia 192.399.108 194.247.695 197.382.949 199.016.864 201.258.156
Europa 395.576 404.846 415.472 432.724 439.047
América 1.326.495 1.377.648 1.377.922 1.382.124 1.397.116
África 3.949.287 3.701.584 3.436.841 3.432.606 3.506.086
Oceanía 245 248 258 265 271

Fuente: FAO (2020).

En todo caso, todos coinciden en señalar el alto crecimiento que ha tenido el censo de Búfalos a nivel mundial (Gráfico 1), quedando relegada sólo África, cuyo número de individuos disminuyó entre los años 2014 y 2018.

En el caso americano, el crecimiento ha sido un poco más de 5% y como se dijo con anterioridad, los países que son responsables principalmente de ésta aceleración son Brasil, Venezuela, Colombia y Argentina.

Gráfico 1. Incremento porcentual del censo de búfalos a nivel mundial y continental.

Fuente: FAO (2020)

Los países con la mayor cantidad de búfalas lecheras son la India, Pakistán, China, Egipto y Nepal. En Pakistán, Egipto y Nepal hay más búfalas lecheras que vacas lecheras.

Producción mundial de leche de búfala

búfalo africano

El ganado bufalino aporta buena cantidad de la producción lechera mundial, siendo en algunos países el principal animal productor.

Según León (2018) las búfalas ocupan el segundo lugar en producción de leche (Figura, 1) seguidas de las cabras, ovejas y camellas, liderando este grupo las vacas.

Los principales países productores de leche son India, Pakistán, China, Egipto, Nepal, Irán e Italia.

Asimismo, se ha argumentado que la mayoría de los búfalos son criados por pequeños productores, con excepción de algunos países o áreas (Italia, Siria, América del Sur) en los cuales la producción con búfalos posee mayor importancia (Mendes y de Lima, 2010).

produccion mundial de leche por especie
Figura 1: Producción mundial de leche por especie.

Fuente: León (2018).

La leche de búfala posee menos lactosa que la leche de vaca. De hecho, en la India científicos encontraron que la baja tasa de presencia de caries en las personas está relacionada con el alto consumo de leche de búfala.

Beneficios del consumo de leche de búfala

La literatura refiere que la leche de búfala tiene mayor contenido de grasa, proteína y minerales que la de vaca. Sin embargo, posee menos colesterol.

Algunos autores han notificado que el consumo de leche de búfala propende a mejorar las funciones vitales y combatir enfermedades, esto asociado a la suplencia de nutrientes tales como (Gómez, 2017):

  • Proteínas.
  • Ácidos grasos insaturados.
  • Calcio, fósforo, sodio, selenio, magnesio, yodo, hierro, potasio y retinol.
  • Vitamina B2, B3, B6, B12, A, E y D.

búfalo mediterraneo y búfalo de agua

Este comportamiento tiene una base biológica que ha sido comprobada con investigaciones científicas. Es así como se ha demostrado que la leche de búfala posee el doble del porcentaje de grasa, mientras que los porcentajes de proteína y sólidos totales superan en casi 1,5 veces los niveles de la leche de vaca (Tabla 2).

Tabla 2. Composición de la leche de búfalas y vacas

Indicadores Búfalas Vacas
Densidad kg/L 1.037 1.029
Grasa (%) 6,98 3,35
Proteína bruta (%) 5,40 3,87
Sólidos totales (%) 15,55 11,23
Sólidos no grasos (%) 8,57 7,88

Fuente: Adaptado de Fundora (2015)

Formas de consumo de la leche de búfala

Con la leche de búfala se pueden fabricar otros productos, siendo el rendimiento en cada uno de estos muy bueno, entre estos se pueden mencionar:

  • Yogurt (1,2 L leche/1 kg de yogurt).
  • Dulce de leche (2,5 L de leche/ 1 kg de dulce).
  • Mantequilla (15 L de leche/ 1 kg de mantequilla).
  • Queso: Solo se necesitan unos 4 o 5 kg de leche de búfala para producir un kilogramo de queso mozzarella, comparados a los 8 o 10 kg de leche de vaca (Cervantes et al. 2010).
productos hechos con leche de búfalo.
Arriba a la izquierda: dulce de leche, a la derecha: mantequilla y abajo queso mozzarella de búfala.

¿Sabías que?...

  • El verdadero queso mozzarella italiano es hecho exclusivamente con leche de búfala.
  • En Italia no se permite el uso del nombre de mozzarella para productos que no sean elaborados exclusivamente con la leche de búfalas.
  • Existen referencias muy antiguas de elaboración de queso mozzarella en Italia.

Beneficios del consumo de carne de búfalo

Los búfalos también producen carne, a nivel mundial ocupan el cuarto lugar. A pesar de que la carne de búfalos no ocupa los primeros lugares en producción, es sabido que poseen bondades nutricionales comprobadas a nivel científico.

Se ha evidenciado que la carne de búfalo posee:

  • Más proteína que la de vacunos (26% vs. 24%).
  • Su nivel de grasa es inferior a sus pares (< al 1% vs 3 – 10%).
  • Posee 1,06% de minerales.
  • Contiene menos ácidos grasos saturados, que son los precursores del colesterol malo (0,6 g vs. 8,13 g).

La literatura (Cervantes et al., 2010; Fundora, 2015; Gómez, 2017) resume de la siguiente manera que la carne de búfalo posee:

  • Menos colesterol (30%).
  • Menos calorías (55%).
  • Niveles superiores de proteína (11%)
  • Niveles inferiores de grasa intramuscular.

Clasificación taxonómica del búfalo de agua

Reino Animalia
Phylum Chordata
Clase Mammalia
Orden Artiodactyla
Familia Bovidae
Género Bubalus
Especie Bubalis

¿Sabías que la leche de búfala es muy blanca, diferente del vacuno, que es levemente amarilla?

Características generales del búfalo

Es un animal muy grande que mide entre 260 y 280 cm de largo y pesa de 800 a 1200 kg. Tiene orejas peludas y enormes cuernos anchos y lisos.

Aunque es un animal terrestre poseen la capacidad de estar tiempo prolongado en el agua. Poseen la limitante que no irradian con facilidad el calor, debido a que posee baja capacidad de transpirar.

Las búfalas de río generalmente producen entre 1.500 y 4.500 litros de leche por lactación. Tienen una vida productiva considerablemente mayor que la del ganado vacuno, proporcionando crías y leche hasta después de los 20 años de edad.

Los principales factores que limitan la producción comercial de leche de búfala son (FAO, 2010):

  • La edad tardía del primer parto.
  • La estacionalidad reproductiva.
  • El prolongado intervalo entre partos.
  • El largo periodo de secado.

Según Barboza (2011) los búfalos son muy resistentes a enfermedades y con poca presencia de mastitis, derivada de una mejor oclusión del orificio del pezón y mayor presencia de queratina.

También son resistentes a parásitos tanto externos como internos. Son muy dóciles e inteligentes, con gran capacidad de aprendizaje de los hábitos de manejo.

Los búfalos atienden muy bien a los silbidos.

Búfalos nadando
Manada de Búfalos nadando.

Reproducción del búfalo

Erróneamente durante muchos años se consideró que las búfalas tenían baja eficiencia reproductiva. Sin embargo, se ha demostrado que son capaces de reproducirse regularmente y tienen gran longevidad, pues pueden vivir hasta 25 años (EcuRed, 2020).

Llegan a la pubertad a los 18 meses de edad. Las hembras son servidas entre los 22 y 24 meses.

Según Fundora (2015) poseen:

  • Una gestación prolongada alrededor de los 315 días.
  • Intervalo entre partos que oscila entre 365 y 381 días.
  • Período parto - gestación entre 45 y 61 días.

El porcentaje de natalidad del búfalo suele ser muy alto (sobre el 90%) y los partos siguen una tendencia estacionaria, su distribución depende del país. Puede ser entre julio y agosto, septiembre y noviembre, etc. Normalmente no presentan partos distócicos (parto anormal) ni retención de placentas.

Búfala con su cría.
Búfala raza Murrah con su cría.

La duración promedio del ciclo estral de la búfala es de 21 días, en las adultas puede durar hasta 24 días y en novillas 19 días.

Generalmente cuando las búfalas están en estro no expresan los reflejos característicos como en las vacas, que tienden a brincarse unas con otras.

En este período la hembra acepta el macho y este la persigue continuamente olfateando sus genitales y colocando su cabeza sobre la grupa de la hembra (ECuRed, 2020). Es importante resaltar que el celo de las búfalas se inicia en el día y dura aproximadamente 14 horas.

Relación Macho: Hembra

Debe haber en las explotaciones ganaderas de búfalo una correcta relación macho: hembra para asegurar la mayor tasa de fecundidad posible. En este sentido existen las siguientes recomendaciones:

  • Una relación macho: hembra 1:25 - 40. Estos números pueden variar de acuerdo al nivel tecnológico del sistema de producción.
  • Los machos deben tener un periodo de descanso de la actividad sexual en el cual se provee alimentación adecuada y complejos vitamínicos.
  • No es usual aplicar temporadas de servicios, aunque en algunas latitudes, la estacionalidad de los partos ofrece posibilidad de implementarla.

En estado salvaje, un rebaño de búfalos puede tener hasta mil individuos…

Búfalo monta
Búfalo macho raza Murrah montando una hembra en Zulia, Venezuela. Foto cortesía de Donbufalo (@donbufalo).

Inseminación artificial

Cuando se aplica inseminación artificial es necesario tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Detectar celo en campo, para lo cual se deben observar las hembras en horas tempranas de la mañana (antes de las 8:00 am) con ayuda de un macho recelador, el cual es un búfalo vasectomizado o con pene desviado.
  • Para facilitar o concentrar (no es obligatorio) las labores de inseminación artificial se puede sincronizar la presentación del celo con las hormonas prostaglandina F2 alfa o con progesterona.
  • Se debe usar semen de calidad genética, verificando la preservación en tanques de nitrógeno líquido con una temperatura de -196 ºC.
  • Las búfalas deben ser inseminadas entre 8 y 12 horas después de haber detectado el celo y se repite a las 12 horas.

¿Cuándo ovulan las búfalas?

  • Usualmente las búfalas ovulan entre 9 y 24 horas después de haber finalizado el celo.
  • Entre 20 y 40 días después del parto las hembras ovulan.

¿Cómo se verifica la gestación?

Para verificar la gestación, se colocan las hembras a los 30 días con el semental, de manera de observar si se repite el celo. Posteriormente, se realiza la palpación rectal a los 50 días o más.

¿Qué características deben tener los sementales?

Los sementales de rebaños a campo deben ser preferiblemente de edades similares y ser cambiados cada dos años.

Para seleccionar los sementales producidos en la unidad o comprados en otra finca se debe corroborar:

  • La identificación.
  • Que sea hijo de una búfala alta productora de leche.
  • Que se conozca la genealogía y los pesos a las distintas edades.

Descarte de búfalas

Usualmente en las unidades productivas se realizan descartes de búfalas todos los años. Esta eliminación se ubica entre 20 y 40 % de acuerdo a las características de la explotación. Esta práctica origina que se seleccionen los reemplazos, para lo cual se debe seguir las siguientes recomendaciones:

  • Elegir las candidatas que no tengan problemas físicos como pezones ciegos, malformaciones en las patas o malos aplomos y que se correspondan con las características raciales.
  • Que sean hijas de madres y padres superiores para producción de leche.
  • Para ser incorporada al servicio debe cumplir con los requisitos de edad y peso específicos de la unidad de producción (aproximadamente 22 – 24 meses de edad con 340 kg).

La esperanza de vida de un búfalo es de 25 años.

Mortalidad

búfalos Murrah
Los bufalos son de los animales más longevos entre los bovinos. Foto cortesía de Donbufalo (@donbufalo).

Los búfalos de agua son muy resistentes a enfermedades. Sin embargo, no se debe descuidar la prevención, la cual es similar al caso de vacunos.

La mortalidad en ésta especie es muy baja, puede llegar al 10% (la más elevada) hasta los 12 meses de edad en sistemas extensivos (Colmenares et al., 2009). Luego se reduce notablemente inclusive pudiendo llegar al 1% o menos (EcuRed, 2020).

No se han reportado partos distócicos y los adultos son resistentes a las garrapatas, por tanto, las enfermedades que transmiten las mismas no los afectan. Casi no requieren baños contra ectoparásitos.

Con una correcta rotación de potreros y zonas para baños con agua y lodo, se rompe el ciclo de los endoparásitos, por tanto disminuye la aplicación de desparasitantes internos.

Se ha demostrado que entre las primeras causas de mortalidad están la diarrea y pneumonia (Shivarudrappa et al., 2013).

¿Cómo reducir la mortalidad de los bucerros?

Dado que la mortalidad inicial de los bucerros es el punto crítico, es crucial prestar especial atención al cuidado de estos. Los aspectos a considerar para reducir la mortalidad de bucerros deben ser:

  • Asegurarse que las crías consuman calostro, debido a que esta es la primera inmunización y provee los nutrientes iniciales necesarios para su sobrevivencia.
  • Dejar un cuarto de la ubre que están en ordeño para el amamantamiento del bucerro, se debe desinfectar el ombligo para evitar la onfalitis y la onfaloflebitis.
  • Desparasitar los bucerros al salir a pastorear, la rotación de potreros reduce notablemente la carga parasitaria.
  •  El pastoreo se aplica a partir del día 30 después de nacido, a partir de las 8:30 – 9:00 am para evitar el exceso de humedad de las pasturas que puede afectar de forma negativa a los bucerros.
  • Proveer apropiada alimentación a la madre lactante para que ésta pueda ofrecer leche en cantidad y calidad adecuada a la cría.
  • Mantener los corrales y galpones en estados adecuados de limpieza y desinfección.

Cerca de 7% de toda la leche consumida en el mundo es de búfalas.

Producción de leche

Tienen una capacidad extraordinaria, llegando a producir leche en condiciones extremas de humedad, con recursos alimenticios de bajo valor nutricional.

La producción de leche por lactancia en búfalas oscila entre 800 y 2500 kg/leche/lactancia, con duraciones de la misma entre 200 y 250 días.

ordeño de búfala
Izquierda: ordeño de una búfala; derecha: Leche de búfala en cántaro.

Cabe mencionar, que al igual que en muchas especies la producción de leche aumenta paulatinamente con el número de partos, para luego disminuir cuando el animal tiene avanzada edad (Tabla 4).

Tabla 4. Producción de leche de búfalas en pastoreo.

Indicadores

Lactancia
1 2 3 4 5 6 7 8
Producción de leche (kg) 821 754 929 850 917 924 754 988
Duración de la lactancia (días) 299 220 229 196 212 226 207 241

Fuente: Adaptado de Fundora (2015).

Por otra parte, diversos estudios referentes a la curva de lactancia evidencian que:

  • Más de la mitad de la producción de leche se obtiene en los primeros 100 días.
  • La persistencia se mantuvo superior a 4 kg/leche /día hasta los 120 días de lactancia.
  • Posteriormente disminuye a 3 kg hasta los 180 días y valores inferiores a medida que aumentaban los días de lactancia (Gráfico 2).
lactancia en búfalas
Lactancia en búfalas de agua.

Fuente: Fundora (2015).

Las búfalas son muy dóciles y aceptan con frecuencia amamantar crías que no suyas.

Recomendaciones en la unidad de producción de leche

  • En explotaciones controladas se debe hacer control de pesaje de leche con dos mediciones mínimas mensuales (cada 15 días).
  • Luego que el bucerro consuma el calostro, permaneciendo con la madre unos 8 – 10 días, la búfala es incorporada al ordeño.
  • Se debe tener especial atención con las búfalas primerizas, se deben amansar y acostumbrar a las labores de ordeño y trato con los ordeñadores.
  • Es aconsejable que uno o dos meses antes del parto aumente el contacto de las búfalas con el personal a cargo.
  • En algunos casos se requiere del apoyo del bucerro, es decir, se le presenta y se puede atar a la extremidad anterior para que los vea.
  • Es usual en los sistemas de producción con búfalos utilizar la metodología de amamantamiento restringido, mediante el cual se puede dejar un cuarto para el bucerro.

La carne de búfala tiene apariencia similar a la de vacuno.

Crecimiento y producción de carne

Los búfalos alcanzan pesos superiores a los vacunos en el mismo tiempo, llegando a ser estos alrededor de los 450 kg de peso o más para búfalos en de 20 a 24 meses de edad, con ganancias de peso promedio/animal/día superiores a 700 g (Tabla 5).

Tabla 5. Comportamiento de búfalos en crecimiento – ceba en pastoreo, rendimiento de sus canales y componentes.

Indicadores Valor promedio
Peso inicial (kg) 130,5
Peso final (kg) 474,0
Ganancia diaria de peso vivo (g) 706,3
Edad al sacrificio (meses) 23,1
Rendimiento de canal (%) 48,3
Carne 69,1
Hueso 20,3
Grasa 9,0

Fuente: Fundora (2015).

A pesar de las ventajas que tienen en crecimiento los búfalo presentan bajos rendimientos en canal, probablemente por el mayor peso de la piel, cabeza y vísceras (Ramírez et al., 2010; Fundora, 2015).

Búfalo alimentándose
Búfalo alimentándose con piensos. Foto cortesía de Donbufalo (@donbufalo).

Para búfalos en pastoreo se debe establecer cargas animales entre 0,5 y 0,8 UA, dependiendo de la calidad del forraje. Si se suministran otros cultivos y alimentos balanceados se pueden lograr mayores pesos en menor tiempo.

Los mayores productores de leche de búfala de agua son la India y Pakistán, donde las búfalas producen más leche que el ganado vacuno.

Indicadores productivos de crecimiento

  • Peso al nacer: 35 - 45 kg.
  • Edad al destete: 8 – 10 meses.
  • Peso al destete: 160 – 180 kg.
  • El Peso de hembras a la entrada de servicio: 340 – 380 kg.
  • Peso de machos a la entrada de servicio: 500 – 550 kg.
  • Edad al sacrificio: 25 meses.
  • Peso al sacrificio: 480 – 500 kg.

Potencialidades del búfalo como animal de trabajo

Al igual que los vacunos, durante mucho tiempo el búfalo ha sido usado como animal de trabajo y como apoyo a las actividades agrícolas.

Aseguran los expertos que es capaz de mover 6 veces su propio peso vivo, por lo que es usado con frecuencia para las labores de preparación de tierras para la siembra, en el arado, nivelación y para arrastrar cargas de peso considerable (1 – 2 toneladas).

Se mueve con carga y en labores de preparación de tierras a una velocidad promedio de 3 km/h, adicionando la ventaja que se puede usar en terrenos con mucha pendiente y con alta humedad o texturas que ocasionen la presencia de mucho barro y, por tanto, dificulta la mecanización de los mismos (García et al., 2020).

búfalo arando
Búfalo de raza carabao tirando de un arado.

Instalaciones para búfalos

Las instalaciones usadas para búfalos son similares a las usadas para vacunos. Empero, aquí nuevamente es necesario aclarar que estas variaran en cantidad, diseño y materiales, de acuerdo al nivel tecnológico aplicado.

De manera general las instalaciones para búfalos deben incluir (EcuRed, 2020):

Cercas

La cerca de alambre de púas ha sido utilizada tradicionalmente para delimitar las áreas de pastura de los animales, cultivos, predios, etc.

Su instalación es muy sencilla y de durabilidad moderada. Sin embargo, el manejo de búfalos con este tipo de cercas se dificulta debido a que estos animales las rompen con frecuencia. Por ello, se recurre a cercas eléctricas, las cuales controlan el paso de los animales con pulsaciones eléctricas, son de fácil instalación y movilización.

A pesar que los búfalos son animales muy dóciles, las cercas de alambre (convencionales) deben ser construidas de manera firme. Para tal fin, los cercados deben tener al menos cuatro líneas o pelos de alambre y poseer estantillos (postes) y botalones de madera de calidad, de concreto, plástico u otro material duradero.

  • La primera línea se coloca a 40 cm del piso y las siguientes separadas a 30 cm cada una.
  • Los estantillos generalmente se colocan cada 2 metros de distancia.
  • Los botalones, que no son más que estantillos más gruesos, se colocan cada 25 metros de distancia para dar más fortaleza a la cerca.
  • Las líneas pueden ser fijadas a los estantillos y botalones con grapas o alambre liso.

Las cercas eléctricas son alimentadas por la red eléctrica (110 o 220 v) o a través de baterías. Se debe tener en cuenta que cuando se usan redes eléctricas se pueden usar tendidos más largos.

Para el buen funcionamiento de las cercas eléctricas deben colocarse varillas de cobre enterradas al menos 1 m (tierra). Se usan usualmente entre dos y tres hilos eléctricos con postes dispuestos a 5 m de distancia.

Los búfalos son muy dóciles a pesar de que su imagen expresa lo contrario.

 cerca de alambre púas y cerca eléctrica.
Izquierda: cerca de alambre púas; Derecha: cerca eléctrica.

Lagunas o préstamos

Aunque los búfalos pueden estar sin problemas fuera del agua es preferible contar con lugares de almacenamiento del vital líquido, donde los animales pueden sumergirse y propender a la disipación corporal. Debemos recordar que el búfalo puede pastorear aún dentro del agua.

Búfalo en el agua
Búfalo sumergido en ecosistema de sabana.

Bebederos y comederos

Indispensable en cualquier explotación agropecuaria, deben ser suficientes.

  • El agua ofrecida debe ser de calidad y en la cantidad adecuada.
  • Debe asegurarse entre 70 y 80 cm de ancho para cada animal en el bebedero/comedero.
  • Su ubicación debe ser estratégica, puesto que se considera entre 2 y 2,5 m para la longitud del animal, a lo cual debemos añadir 1,2 m para la circulación de los otros búfalos.
  • Los bebederos y comederos deben colocarse en zonas sombreadas para evitar que el agua se caliente y no sea consumida por los animales.
  • La altura depende del tipo de animal, en adultos debe tener aproximadamente 50 cm; asimismo, los comederos no deben superar los 40 cm de profundidad para no dificultar el acceso al alimento por parte de los búfalos.
Bebedero para búfalos
Bebedero para búfalos en potreros.

Corrales

Necesarios para trabajar con los animales, realizar clasificación, etc. Deben cumplir las siguientes características:

  • Estar alrededor de la manga de trabajo.
  • Ser seguros para los operadores y para los animales.
  • Sin defectos que permitan que los animales se escapen.

El tamaño y número de las instalaciones dependerá de las dimensiones de la unidad y el objetivo productivo, sea este cría, recría, etc (González, 2018). A pesar de que las instalaciones varían de acuerdo a cada explotación, se deben seguir ciertas pautas generales:

  • Ubicar en lugares altos, con buen drenaje.
  • Verificar los vientos y la incidencia del sol para que no molesten a los operadores y animales (se pueden colocar cercas vivas).
  • Instalar puertas y/o portones grandes para facilitar la entrada de los animales.
  • Pueden construirse de madera, alambre, vigas o tubos.
  • La altura mínima debe ser de 1,6 m.
  • En la medida que las búfalas permanezcan más tiempo en el corral, se debe disponer de más espacio para cada una. Se sugiere entre 3,7 m2 y 10 m2 por animal.
  • Construir corrales aledaños a la manga para facilitar el trabajo y apartarlos por grupos etáreos.
  • Proveer un espacio de sombra de al menos 4 m2/animal, no es recomendable exceder los 12 m2 debido a que se reduce la circulación del aire en el centro de la misma.

cría de búfalos

Manga

Además de las recomendaciones emitidas anteriormente debe tomarse en cuenta los siguientes aspectos:

  • La manga debe ser suficientemente larga para que entren 10 búfalos, preferiblemente con brete que permita la sujeción de los mismos.
  • La altura no debe ser inferior a 1,6 m.
  • El ancho inferior será de 0,45 m y el superior de 0,95 m.
  • Preferible que tenga piso de cemento.
  • Es aconsejable construir 6 corrales aledaños para apartar y trabajar con comodidad los animales.
  • Al igual que en vacunos el corral de ingreso debe tener forma de embudo con una capacidad mínima de 20 búfalos.
manga para búfalos
Izquierda: detalles de la manga; derecha: baño por aspersión de animales.

Vaquera o sala de ordeño

El ordeño de búfalas puede ser manual o automatizado, ambos presentan ventajas y desventajas. Sin embargo, no es nuestro objetivo la comparación de los mismos. Debe haber una correcta higiene y limpieza del personal e instalaciones para garantizar la mayor producción de leche y que ésta sea de calidad sanitaria.

ordeño mecanizado de búfalas
Sistema de ordeño mecanizado de búfalos.

¿Qué aspectos deben tomarse en cuenta en el momento del ordeño?

  • Se debe reducir el estrés en las vaqueras y salas de ordeño.
  • No maltratar a los animales.
  • Proveer la ración correcta de alimento durante el ordeño, lo cual funciona como estimulante para la bajada de la leche.

Cuando el ordeño es manual, se debe tener especial cuidado en la forma de agarre del pezón. De manera de no causar lesiones a las búfalas que comprometan su salud y por supuesto la producción láctea.

Antes del ordeño se deben considerar ciertos aspectos:

  • No gritar, golpear o perseguir a las búfalas para llevarlas al ordeño.
  • Lavarse las manos, no tener uñas largas.
  • Limpiar los pezones con agua limpia.
  • Limpiar los utensilios: paños, baldes, embudos, etc.
  • Lavar las pezoneras usadas en ordeño mecanizado.
  • Al finalizar las labores se deben lavar todos los equipos y utensilios, así como, el área de trabajo: corrales, puestos, etc.

Ordeño manual

El ordeño manual puede ser directo en el corral (aire libre) o en salas de ordeño techadas, diseñadas para tal fin. En todo caso, es preferible que la labor se realice bajo sombra.

Algunas recomendaciones para el ordeño manual son:

  • Se debe tener un corral de espera y otro para las búfalas ordeñadas con sombra, comederos y bebederos, contiguos a la vaquera o sala de ordeño.
  • Para ordeñar las búfalas se pueden sujetar por las patas traseras (manea) o sueltas, lo cual dependerá del grado de mansedumbre del animal.
  • Otro aspecto a considerar es que la becerrera (corral de becerros) debe estar contigua a la vaquera o sala de ordeño.
Ordeño manual de búfala de agua
Ordeño manual de búfala de agua.

Ordeño mecánico

El ordeño mecánico reduce el uso de mano de obra y el tiempo de ejecución. Existen varios diseños de salas de ordeño mecanizado. Sin embargo, los expertos recomiendan la configuración en tándem debido a que facilita las labores de ordeño de búfalas (García et al., 2020).

El modelo de sala de ordeño en tándem se caracteriza por:

  • Estar compuesto por una fosa en el medio.
  • Las búfalas se ubican de manera longitudinal a ambos lados de la misma, una detrás de otra, en jaulas individuales.
  • El ordeño es individualizado, cada hembra tiene entrada y salida independiente.
  • Entre las ventajas, el ordeñador accede a la ubre de manera lateral, pudiendo atender de manera adecuada y segura a la misma.

Por otra parte, existen equipos móviles que pueden ser llevados al sitio donde está la búfala. Tienen ruedas y todos los componentes necesarios: motor, bomba de vacío, etc.

Potreros de bambú para búfalos.
Corral hecho con bambú para el manejo de búfalos.

Las búfalas de agua son la principal fuente de leche en Asia meridional.

Balanza

Necesaria para pesar la leche, becerros, animales en crecimiento y adultos. Es de particular importancia no sólo para explotaciones de búfalos, sino para otros sistemas de producción que venden sus productos medidos en kilogramos.

Por otra parte, permite tomar datos productivos necesarios para las evaluaciones técnicas y financieras del sistema. Datos necesarios para tomar decisiones y correctivos de manera acertada, entre los cuales podemos mencionar:

  • Kilogramos de carne por hectárea.
  • Promedio de peso al nacer.
  • Destete.
  • Adulto.

Generalmente se pesan los animales:

  • Al nacer.
  • Destete.
  • 18 meses.
  • Entrada de servicio.
  • La leche y el queso.

Por lo regular se tienen varias balanzas en la finca. Se dispone de una romana que se coloca en la manga para pesar los animales vivos, dicha balanza tienen capacidades de al menos 1000 kg.

También se tienen balanzas más pequeñas que usualmente son portátiles, para poder pesar los bucerros al nacer y otras para pesar la leche y el queso.

romana o balanza para animales.
Romana para pesar los animales vivos.

Embarcadero

De ser posible, es preferible contar con ésta estructura. Se ubican a continuación de las mangas y tienen la misma forma de estas. Presenta las siguientes dimensiones:

  • Ancho inferior de 0,45 m y superior de 0,95 m.
  • Altura mínima desde la superficie de transito es de 1,6 m.
  • El extremo que está en el suelo se comunica con la manga y corrales.
  • El otro extremo es elevado hasta la plataforma del camión a una altura aproximada de 1,5 m.

Se caracterizan por facilitar:

  • El ascenso de los animales a los vehículos para su traslado.
  • El ingreso a la explotación al poder bajar fácilmente de los vehículos de carga.
embarcadero para ganado
Embarcadero fijo de concreto para facilitar la carga y descarga de los animales a camiones de transporte.

Razas de búfalos

Murrah

Es originario de la India, el nombre hace referencia a los cuernos “espiralado”. Posee color negro uniforme y acentuado. Los cuernos son de color negro y se curvan desde la base hacia el exterior y luego hacia atrás.

Los machos pueden alcanzar los 800 kg y las hembras 600 kg con ubres de mediano desarrollo (Patiño, 2020).

búfalo murrah
Izquierda: búfala; derecha: búfalo ambos adultos.

Mediterránea

Es de origen italiano, formada a partir de la razas Surti. Posee coloración negra, gris oscuro y marrón oscuro.

Los cuernos forman una media luna, creciendo hacia atrás, costados y hacia arriba. Los machos pueden pesar 800 kg y las hembras 600 kg con ubres de mediano desarrollo(Patiño, 2020).

Búfalo mediterráneo.
Búfalo de raza mediterránea.

Jafarabadi

Originario de la India, de la ciudad de Jafarabadi. Posee coloración negra, se aceptan manchas blancas en la cabeza y el extremo distal de las patas.

Poseen frente prominente y los cuernos crecen hacia abajo, con la punta en forma de espiral. Son animales muy pesados que pueden llegar a pesar 1.500 kg los machos y las hembras 900 kg.

Al igual que las otras razas poseen ubres bien conformadas (Patiño, 2020).

búfalos Jafarabadi
Búfalas de raza Jafarabadi, oriundo de India.

Nili Ravi

Es originario de la provincia de Punjab en la India. Posee piel negra, se acepta la coloración marrón oscura.

También posee manchas blancas en la cara, hocico, porción distal de los miembros y borla. Además de, cuernos enroscados, similares al Murrah. Resalta el color de los ojos, los cuales poseen el iris de color azul.

Tienen el cuerpo compacto, corto y con el dorso ligeramente curvo. El macho puede alcanzar un peso de 760 kg y la hembra 550 kg (Patiño, 2020).

Nili Ravi
Búfalo Nili Ravi oriundo de la India.

Carabao

Originario de Australia. Es de color marrón claro o gris con manchas blancas. Los cuernos crecen en forma de hoz, hacia atrás y puntiagudos.

Poseen mejor configuración para producir carne, es usado como animal de tiro. Son animales muy nerviosos con propensión a escaparse (Patiño, 2020).

Búfalo carabao
Búfalo raza Carabao oriundo de Filipinas.

Alimentación del ganado bufalino

Cada rumiante posee sus particularidades alimenticias y nutricionales. Se ha señalado reiteradamente que los bufalinos poseen:

  • Mayor eficiencia alimenticia.
  • Mayor capacidad de absorber los nutrientes presentes en las pasturas que los vacunos.

Consumo de materia seca

En estudios realizados en la India se evidenció que los búfalos bajo el mismo nivel de producción que vacunos, poseen un menor consumo voluntario de materia seca (2,59% vs 3,09%) que estos últimos (Mendes y de Lima, 2011).

Cuando varía el nivel productivo de las hembras las búfalas mantienen un consumo de materia seca inferior a las vacas en todos los niveles (Tabla 6).

Tabla 6. Consumo voluntario de materia seca de bovinos y bufalinos en lactancia en diferentes niveles de producción.

Producción de leche Consumo (% de peso corporal)
Bovinos Bufalinos
< 9 2,79 2,32
9 – 11 3,67 2,67
> 11 3,29 2,67
General 3,09 2,57

Fuente: Adaptado de Mendes y de Lima (2011)

Mendes y de Lima (2011), mencionan que la superioridad de la digestibilidad de los búfalos (en comparación al vacuno) obedece al menor consumo de materia seca, ingestión y tasa de pasaje más lenta de los alimentos.

Asimismo, refiere el mismo autor que existe una mayor concentración de ácidos grasos volátiles, nitrógeno amoniacal, bacterial y algunos electrolitos (potasio, calcio) en el licor ruminal.

También se ha sugerido que los búfalos tienen una mayor eficiencia en la utilización de nitrógeno, como producto de una mayor transferencia de urea de la sangre al rumen (Mendes y de Lima, 2011).

Por otra parte, se ha comprobado que el número total de bacterias proteolíticas, amilolíticas y lipolíticas es mayor en búfalos, siendo el conteo de bacterias proteolíticas en búfalos 7,5 veces mayor que en vacunos.

Las especies de bacterias celulolíticas Fibrobactor succinogenes y R. flavifasciens predominan en el rumen del búfalo.

Requerimientos nutricionales del búfalo

alimentación de bufalos
Alimentación de búfalos con piensos en sistema semi intensivo.

Los requerimientos nutricionales en búfalos dependen del estado fisiológico y variaciones medio – ambientales.

A manera de guía se presentan los requerimientos nutricionales de búfalos (Mendes y de Lima, 2010):

Tabla 7. Exigencias nutricionales de búfalas en lactancia.

Peso corporal MS (kg) PB (g) PD (g) NDT (kg) EM (Mcal)
Exigencias para Mantenimiento
400 5,35 485 280 3,16 11,4
450 5,85 530 307 3,45 12,5
500 6,33 574 332 3,74 13,5
550 6,80 617 357 4,01 14,5
600 7,26 658 380 4,28 15,5
650 7,70 699 404 4,55 16,4
700 8,15 739 427 4,81 17,4
Grasa (%) Exigencias para Producción de 1 kg de leche de acuerdo al % de Grasa
5,0 0,608 80,0 49,0 0,359 1,30
5,5 0,648 85,1 52,0 0,383 1,39
6,0 0,688 90,3 55,2 0,406 1,47
6,5 0,728 95,5 58,5 0,429 1,55
7,0 0,768 101,0 61,6 0,453 1,64
7,5 0,807 106,0 64,8 0,476 1,72
8,0 0,847 111,0 68,0 0,499 1,80

MS = Materia Seca; PB = Proteína Bruta; PD = Proteína Digestible; NDT = Nutrientes Digestibles Totales; EM = Energía Metabolizable.

Fuente: Mendes y de Lima (2010).

Tabla 8. Exigencias nutricionales de búfalos machos (400 kg de peso vivo).

GMD (kg) CMS (kg/d) CNDT (kg/d) CPB (kg/d) CCa (g/d) CP (g/d)
0,200 7,8 4,09 0,63 17 15
0,400 8,2 4,61 0,70 20 16
0,600 8,6 5,10 0,77 24 17
0,800 8,9 5,58 0,82 27 18
1,000 9,0 6,04 0,88 30 19
1,200 9,1 6,44 0,93 33 20
1,400 8,9 6,81 0,97 36 21

GMD = ganancia diaria media; CMS = consumo de materia seca; CNDT = consumo de nutrientes digestibles totales; CPB = consumo de proteína bruta; CCa = consumo de calcio; CP = consumo de fósforo.

Fuente: Mendes y de Lima (2010).

Manejo Sanitario del búfalo

El búfalo tiene menos exigencias sanitarias que los vacunos. Sin embargo, deben seguirse prácticas adecuadas para preservar la salud de los mismos.

Asimismo, los planes sanitarios preventivos y curativos varían de acuerdo a la zona y la incidencia de enfermedades.

A continuación se mencionan algunas pautas de manejo sanitario (Vargas, 2012):

Bucerros

  • Aplicación de yodo para la desinfección del ombligo al momento de nacer.
  • Suministro de vitamina B12 (primera semana de vida).
  • Vacunación contra neumoenteritis (primera semana de vida).
  • Desparasitación con productos de amplio espectro, al menos una dosis (con repetición a los 15 o 21 días) en la época seca y dos en la ápoca lluviosa.
  • Aplicación de vacuna IBR (tres semanas después del nacimiento).
  • Baño contra ectoparásitos (tres meses).
  • Aplicación de vacuna contra brucelosis (solo a bucerras, tres meses).

Adultos

  • Revacunación contra brucelosis (buvillas), posterior a la prueba de detección.
  • Vacunación contra fiebre aftosa, dos veces al año.
  • Vacuna clostridial, una vez al año.
  • Vacuna contra tripanosomiasis, tres veces al año.
  • Prueba de detección de brucelosis, dos veces al año.
  • Prueba de detección de tuberculosis, tres veces al año.
crotales para búfalo
Búfalo con crotales o zarcillos para su identificación.

Identificación del búfalo

Ésta labor debe hacerse antes del destete para poder llevar controles genealógicos y productivos. En otras palabras:

    • Identificar los familiares de los individuos.
    • Sus pesos.
    • Aspectos reproductivos.
    • Producción de leche en las hembras.

En la práctica tradicional los animales son herrados al destete. Tecnologías más recientes propenden al uso de aretes (crotales) y los microchips (subcutáneos o ruminales).

Estos últimos ofrecen ventajas en el volumen de información que se puede manejar. La desventaja es que este sistema es más costoso.

La configuración de la numeración que se coloca es variable de acuerdo al interés del productor. No obstante, es aconsejable colocar los dígitos del año de nacimiento y el número correlativo de nacimiento en ese año.

Algunas explotaciones usan cinco dígitos, otras seis; dependerá del número de individuos que posee la explotación y el límite o la capacidad que tienen de crianza, como ejemplo:

  • 20001: (20) año de nacimiento (2020); (001) primer individuo nacido ese año.
  • 200001: (20) año de nacimiento (2020); (0001) primer individuo nacido ese año.

En el primer caso se podrán marcar 999 animales, en el segundo 9999. Asimismo, se puede prescindir del primer dígito y solo colocar 4 o 5 números:

  • 0001: (0) año de nacimiento (2020); (001) primer individuo nacido ese año.
  • 00001: (0) año de nacimiento (2020); (0001) primer individuo nacido ese año.
chips para ganado y crotales
Arriba: crotales para orejas. Abajo izquierda: chips para ubicación subcutánea. Y a la  derecha: chips ruminales.

Ingresos y costos de producción

En el sistema de doble propósito basado en búfalos la mayor proporción de los ingresos están comprendidos por las ventas de leche (Tabla 9).

Las lactancias de vacas y búfalas son similares en cuanto a producción de leche, siendo más cortas en las búfalas. Asimismo, los machos son más pesados y se van al mercado en menor tiempo.

En cuanto al plan sanitario es menor la inversión, puesto que existen vacunas que no se colocan en búfalos y las desparasitaciones tanto internas como externas se hacen con menor frecuencia (Paiva, 2005).

Todo esto se traduce en una mayor rentabilidad. Dentro de los costos de producción, el mayor porcentaje (en sistemas semi – intensivos e intensivos) lo ocupa la alimentación, sobre todo de las hembras lactantes.

En segundo lugar está la mano de obra, seguido de gastos financieros, reproducción y salud, etc. (Tabla 9).

Tabla 9. Ingresos y costos de producción.

Rubro Porcentaje
Ingresos  
Ventas de leche 82,7
Ventas de animales 17,0
Otros ingresos 0,3
Total 100,0
Egresos  
Alimentación 35,8
Mano de obra 22,6
Reproducción y salud 6,7
Mantenimiento 7,0
Transportes 5,7
Servicios 2,7
Otros 1,9
Gastos financieros 9,7
Depreciación de activos 1,9
Total 94,1
Utilidad 5,9

Fuente: León (2018)

Principales enfermedades del búfalo

Tuberculosis

Agente causal: Mycobacterium bovis.

Descripción: Su denominación se asocia a los nódulos o tubérculos que se forman en los ganglios linfáticos del individuo afectado. Es transmisible al humano, por lo que su declaración es obligatoria. Es una enfermedad crónica que puede durar meses o años en desparecer.

Los síntomas más comunes son: debilidad, anorexia, pérdida de peso, fiebre, tos seca, disnea y diarrea. Rara vez se trata a los animales enfermos, se deben sacrificar los animales infectados, incinerar y enterrar.

Tratamiento o control: El control de la enfermedad se realiza con pruebas individuales y sacrificio de animales detectados positivos.

Brucelosis

Agente causal: Producida por la bacteria Brucella abortus.

Descripción: La enfermedad es zoonotica, en otras palabras se transmite a los humanos y puede ser una enfermedad grave, debilitante, algunas veces, crónica que afecta diversos órganos. Es característico que produzca abortos y nacidos muertos.

Los abortos se producen en el último tercio de la gestación; pueden nacer bucerros vivos, pero débiles, que mueren al poco tiempo. Se debe cuidar que no ocurra retención de placenta y metritis. Suele ocurrir infertilidad en ambos sexos como consecuencia de la metritis o la orquitis/epididirmitis. En infecciones prolongadas se produce artritis.

Tratamiento o control: El control parte de la vacunación oportuna, de acuerdo a la legislación local.

Leptospirosis

Agente causal: Esta enfermedad es causada por la bacteria Leptospira spp.

Descripción: Usualmente cursa de forma subclínica hasta que aparecen los síntomas reproductivos. Produce fiebre, decaimiento, pérdida de apetito, ojos amarillentos, reducción de la excreción urinaria, bucerros débiles al nacer o muertos, abortos, baja fertilidad, baja en la producción láctea, mastitis y agalactia.

Tratamiento o control: El tratamiento con antibióticos es indicado en la fase inicial de la enfermedad; luego de aparecer complicaciones renales, el tratamiento no tiene efecto. Para la prevención existen vacunas específicas.

Carbunco Sintomático

Agente causal: Producida por el Clostridium chauvoei.

Descripción: Los animales enfermos presentan temperatura alta (40 – 41ºC), se afectan los músculos de las piernas, cojean y aparecen edemas con gas en el cuello, paleta, cadera y anorexia. Poco antes de la muerte los animales presentan rigidez. Se presenta muerte repentina.

Tratamiento o control: El tratamiento incluye aplicación de antibióticos en fase temprana de la enfermedad. Los animales enfermos pueden tratarse con penicilinas; sin embargo, la vacunación es el método más efectivo y seguro de control.

Septicemia Hemorrágica o Pasteurellosis

Agente causal: Es producida por la bacteria Pasteurella multocida.

Descripción: Es una enfermedad muy peligrosa e importante en los búfalos, ya que es muy susceptible, por lo que ocurre un alto porcentaje de mortalidad. Se presenta con inflación caliente, dura, dolorosa en la región ventral.

Se hincha la lengua y las membranas mucosas, dificultad respiratoria, fiebre, causa daño hepático, que a su vez conlleva bilirubinemia y disminución del colesterol.

Tratamiento o control: El tratamiento con antibióticos es útil en fase inicial. La mejor acción profiláctica es la prevención con programas de inmunización.

Ántrax o Edema Maligno

Agente causal: Es causada por el Bacillus anthracis.

Descripción: Produce fiebre, inflamación del cuello y tórax, debilitamiento, dificultad respiratoria.

Tratamiento o control: El tratamiento con antibióticos a estadios tempranos de la enfermedad suele ser exitoso.

Mastitis

Agente causal: En las búfalas las bacterias responsables de la enfermedad que se han reportado en mayor proporción son Staphylococcus spp., Streptococcus spp. y Corynebacterium spp., también otras especies de bacterias y hongos en menor frecuencia.

Descripción: La mastitis subclínica en muchos casos pasa desapercibida, ya que, las búfalas parecen saludables, sin signos evidentes de enfermedad en la ubre. Sin embargo, las células somáticas (encargadas de combatir la infección de bacterias y hongos) están aumentadas en número en la leche.

Por el contrario, cuando ocurre mastitis clínica, el cuarto infectado se inflama, el aspecto de la leche cambia, pudiendo presentar coágulos, descamaciones y algunas veces sangre. En la forma más severa (mastitis aguda) la búfala presenta fiebre, anorexia y reducen notablemente la producción de leche.

Tratamiento o control: El tratamiento para la mastitis comienza con el lavado de la ubre, extracción de la leche y aplicación de antibióticos vía intramamaria o parenteral según la indicación del fabricante.

Paratuberculosis

Agente causal: Es producida por Mycobacterium avium subsp. Paratuberculosis.

Descripción: Los búfalos afectados padecen diarrea profusa, pérdida de peso, deshidratación, caquexia y muerte. Las lesiones se localizan principalmente en el tracto intestinal y linfonodos mesentéricos.

Las pérdidas económicas de las infecciones sub clínicas (no detectadas) se producen por reducción de la conversión alimenticia, disminución de la producción, disminución de las cantidades de proteína y grasa de la leche, alta incidencia de mastitis, reducción de peso al sacrificio y de la fertilidad.

Tratamiento o control: No existe tratamiento específico para ésta enfermedad, los animales infectados deben ser eliminados y se deben seguir los protocolos de limpieza y desinfección de las unidades productivas.

Vibriosis o Campylobacteriosis

Agente causal: Es producida por el Campylobacter fetus.

Descripción: Es una enfermedad infectocontagiosa que causa abortos e infertilidad.

Tratamiento o control: Es posible tratar los animales infectados con antibióticos, aunque preferiblemente la vacunación anual es un método muy eficiente de control.

Fiebre aftosa

Agente causal: Es una enfermedad muy contagiosa producida por un Aphtovirus de la familia Picornaviridae.

Descripción: Afecta a los animales domésticos de pezuña hendida. Se presenta con vesículas y lesiones en la boca y los espacios interdigitales, pérdida de apetito, fiebre, reducción de la producción de leche, detención de la rumia, cojera, postración y aumento de la salivación. Ocasionalmente se pueden presentar lesiones en la ubre.

Tratamiento o control: El mejor control, es la prevención con vacunas, sin embargo, la inmunidad es de corta duración, por lo cual los programas incluyen aplicaciones al menos dos veces al año.

Rabia

Agente causal: Es una encefalomielitis vírica, transmitida principalmente por la mordedura de murciélagos hematófagos.

Descripción: Los animales afectados presentan salivación espumosa, temblores musculares, incoordinación del tren posterior, ceguera, deshidratación y temblores musculares.

Tratamiento o control: El control de los murciélagos y la vacunación anual son las medidas más efectivas para prevenir la enfermedad.

Diarrea viral

Agente causal: Es producida por un pestivirus de la familia Flaviviridae relacionado con el virus de la peste porcina clásica.

Descripción: Presenta múltiples cepas que se pueden clasificar en dos grandes serotipos: serotipo 1 y serotipo 2. Los signos clínicos son: fiebre, diarrea, anorexia, inmunosupresión, disminución del rendimiento productivo, úlceras en boca y sistema digestivo. El virus puede además provocar muerte embrionaria y abortos.

Tratamiento o control: No se conoce tratamiento específico, las medidas de bioseguridad y la vacunación son los métodos recomendados para su control.

Peste Bovina

Agente causal: El agente causal es un virus del género Morbillivirus, familia Paramyxoviridae.

Descripción: Los síntomas clínicos de la enfermedad son: fiebre alta, diarrea, lesiones en la mucosa, úlceras en los labios, encías y lengua, pérdida de apetito, reducción de la producción de leche, lagrimeo y descarga nasal.

Tratamiento o control: La vacunación de animales jóvenes de aproximadamente 6 meses de edad ha demostrado ser eficaz.

Fiebre Catarral Maligna

Agente causal: El agente causal es un herpervirus del género Macavirus.

Descripción: Los animales presentan fiebre, descarga nasal, necrosis y úlceras en las mucosas oral y nasal, leucopenia, opacidad corneal, oftalmia y diarrea.

Tratamiento o control: No existe tratamiento específico para ésta enfermedad.

Compilador

Ing. Agr. PhD. Rafael Galindez

Referencias Consultadas

Barboza, G. 2011. Bondades ecológicas del búfalo de agua: camino hacia la certificación. Tecnología en Marcha 24(5): 82 – 88.

Cervantes, E.; Espitia, A.; Prieto, E. 2010. Viabilidad de los sistemas bufalinos en Colombia. . Rev. Colombiana Cien. Anim. 2(1): 215 – 224.

Colmenares, O.; Coss, D.; Vargas, D.; Herrera, P.; Birbe, B. 2009. Análisis de la sobrevivencia hasta el destete en un rebaño bufalino en condiciones de sabana bien drenadas. Zootecnia Trop. 27(2): 105 – 111.

EcuRed. 2020. Búfalo de agua. Disponible: https://www.ecured.cu/Bufalos_de_agua. Consultado: febrero 2020.

Espitia, A.; Montes, D.; Prieto, E.; Cervantes, E. 2014. Caracterización de parámetros productivos – reproductivos de ganado bufalino, en finca de San Marcos Sucre, Colombia. Rev. Colombiana Cien. Anim. 6(1): 145 – 158.

FAO. 2010. La situación de los recursos zoogenéticos mundiales para la alimentación y la agricultura, editado por Barbara Rischkowsky y Dafydd Pilling. Roma (disponible en http://www.fao.org/docrep/011/a1250s/a1250s00.htm) (traducción de la versión original en inglés, 2007).

FAO. 2020. FAOSAT. Datos. Ganadería. Disponible: http://www.fao.org/faostat/es/#data/QA. Consultado: marzo 2020.

Figueroa, M.; Vargas, L.; Mendoza, L.; Acevedo, O.; Chavarría, M.; Fonseca, E.; Moya, F. 1984. Enfermedades Infecciosas de los Animales Domésticos en Centroamérica. Editorial Universidad Estatal a Distancia. San José, Costa Rica. 687 p.

Fundora, O. 2015. Comportamiento de búfalos de agua (Bubalus bubalis) de la raza Buffalypso en sistemas de alimentación basados en pastoreo: quince años de investigaciones en el Instituto de Ciencia Animal. Revista Cubana de Ciencia Agrícola 49(2): 161 – 171.

García, S.; Planas, T.; López, E.; Rodríguez, J.; 2020. Búfalos, animales multipropósito.Disponible: http://roa.ult.edu.cu/bitstream/123456789/2314/2/Manual%20de%20
bufalos.pdf. Consultado: mayo, 2020.

Gómez, O. 2017. El búfalo de agua venezolano. An. Venez. Nutr. 30(1): 75-77.

...

González, K. 2018. Diseño de mangas y corrales para ganadería. Zootecnia y veterinaria es mi pasión. Disponible: https://zoovetesmipasion.com/ganaderia/instalaciones-bovina/recomendaciones-sobre-instalaciones-ganaderas/. Consultado: mayo, 2020.

León, H. 2018. Cuidando los costos de producción en la ganadería de Costa Rica. En: Seminario Nacional de Búfalos. Costa Rica. Disponible: https://www.utn.ac.cr/sites/default/files/attachments/V%20SEMINARIO%20BÚFALOS%20UTN%20AGO-2018%20%20Costos%20HLeon.pdf. Consultado: febrero 2020.

Mendes, A.; de Lima, F. 2010. Aspectos nutricionales del búfalo. En: Seminario Internacional y Taller de Búfalo de Agua en el Trópico. 20 – 23 de julio de 2010. Brasil. CD – ROM.

Mendes, A.; de Lima, F. 2011. Aspectos nutricionales del búfalo. Tecnología en Marcha 24(5): 105 – 120.

Paiva, R. 2005. Comparación económica entre el vacuno y el búfalo, en sistemas doble propósito, en el sur del lago de Maracaibo. IX Seminario de Pastos y Forrajes. Maracaibo. p 208 – 213.

Patiño, E. 2020. El Búfalo: Clasificación, Origen y Situación en América. Disponible: https://www.produccion-animal.com.arinformacion_tecnicarazas_de_búfalos54-búfalos.pdf. Consultado: febrero 2020.

Patiño, E.2008. Lechería bubalina en el Mundo y en el país. Producir XXI 16(201): 18 – 28.

Ramírez, B.; Verdecia, D.; Font, H.; Leyva, L.; Ramírez, Y. 2010. Rendimiento de la canal en búfalos de río (Bubalus bubalis) y bovinos mestizos (Bos indicus x Bos taurus) en el Municipio Bayazo. REDVET 11(7). Disponible: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n0707.html. Consulado: enero 2020.

Shivarudrappa, B.; Gopal, S.; Jyoti, S.; Bhagat, R. 2013.Assessment of Buffalo Calves Mortality in West Godavari District of Andhra Pradesh, India. Open Access Scientific Reports 2(4): 704 doi:10.4172/scientificreports.704.

Vargas, D. 2012. Peso y medidas zoométricas en búfalas de agua (Bubalus bubalis) y su relación con la reproducción y producción de leche. Trabajo de Ascenso a la Categoría de Asistente. Instituto de Producción Animal, Facultad de Agronomía, Universidad Central de Venezuela. 92 p.

Zhang, Y.; Colli, L.; Barker, J. 2020. Asian water buffalo: domestication, history and genetics. Animal Genetics 51: 177 – 191.

CRÍA DE BUFALOS EN 2 MINUTOS
Producción de Búfalos: Avances en reproducción, manejo y productos derivados
Cría de Bufalo

Descargas Cría de Búfalo

Principales razas domesticadas de búfalos
búfalo Murrah
Búfalo mediterraneo
Búfalo Jafarabadi
Búfalo Nili Ravi
búfalo Carabao
búfalo estadística en el mundo
búfalo productividad de leche
búfalo datos productivos
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments