calidad de agua en acuicultura

Bioseguridad: qué es, medidas y protocolos en acuicultura

Bioseguridad - Acuicultura - medidas de bioseguridad

Las enfermedades en la acuicultura constituyen un aspecto que pocas veces se puede evitar en este sistema de producción, convirtiéndose en uno de los principales retos a resolver para el desarrollo de la industria.
De manera que la mortalidad de los organismos en cultivo ocasionada por agentes patógenos; así como el impacto económico y social que esto representa, obliga a buscar nuevas alternativas de manejo de los organismos y la prevención de enfermedades infecciosas.
Actualmente existe una creciente preocupación relacionada con la inocuidad de los alimentos; además del impacto que representa para el medio ambiente el uso de antibióticos y compuestos químicos en las labores acuícolas.
De ahí surgieron las prohibiciones para la importación de alimentos con residuos de dichos compuestos.
Por consiguiente es necesaria la aplicación de medidas de bioseguridad para controlar o eliminar la amenaza o el peligro de enfermedades en las instalaciones acuícolas; disminuyendo así los efectos negativos que se presenten.
Las medidas de bioseguridad en acuicultura son esenciales para controlar y prevenir las enfermedades infecciosas y sus devastadoras consecuencias económicas.
Es por ello que los elementos clave de la bioseguridad en la acuicultura son: una fuente fiable de organismos, un diagnóstico temprano de enfermedades, la prevención de patógenos y las mejores prácticas de manejo.
Asimismo los planes de bioseguridad bien estructurados mejorarán la salud animal, la producción acuícola, la economía regional y nacional.
La bioseguridad es un esfuerzo de equipo, de responsabilidad mutua y además es un proceso dinámico que tiene que ser constantemente reevaluado y seguido.

Acuicultura: Tipos, reciclaje de nutrientes y sus beneficios

Acuicultura - cultivo de algas - cultivo de peces

Durante las últimas décadas la producción mundial de especies procedentes de la acuicultura ha ido en continuo crecimiento, constituyendo uno de los rubros más importantes para la seguridad alimentaria.
Este crecimiento viene dado principalmente por el cultivo de especies alimentadas como peces y camarones, por lo tanto se genera una importante cantidad de desechos que son liberados en el cuerpo de agua donde son cultivados.
Como consecuencia las aguas de cultivo terminan cargadas con altos contenidos de nutrientes y materia orgánica, dando lugar a afloramientos de algas, así como el agotamiento del oxígeno.
Para mitigar los impactos de esta actividad sobre el medioambiente es necesaria la búsqueda de prácticas de acuicultura responsable.
De allí surgen alternativas como la acuicultura multitrófica integrada (AMTI) caracterizada por ser un tipo de acuicultura ecológica, ambientalmente benigna, diversificada y rentable.
La acuicultura multitrófica integrada todavía está en su infancia, pero presenta grandes perspectivas para convertirse en la acuicultura del futuro caracterizada por una mayor producción y diversidad de productos, también promueve una mejor calidad del medio ambiente, sostenibilidad económica y social.
Asimismo, los beneficios ambientales en conjunto con la reducción de costos en el tratamiento de efluentes; mientras se produce biomasa sin gastar en piensos comerciales, es una gran ventaja económica.
No obstante, las grandes oportunidades vienen acompañadas de grandes desafíos e identificar las especies más adecuadas para combinar en los sistemas acuicultura multitrófica integrada, junto con la necesidad de crear modelos para mejorar las condiciones para que el co-cultivo genere los ingresos óptimos, requerirán una investigación considerable.

Acuicultura – Sistemas de recirculación y sus ventajas

acuicultura - sistemas de recirculación

Un ahorro importante del agua en la acuicultura Los sistemas de recirculación de agua en la acuicultura (también conocidos como "RAS") surgen como una alternativa con diversas ventajas importantes ante los métodos tradicionales; principalmente en cuanto al ahorro de agua, la sanidad de los peces y la productividad. Las prácticas tradicionales de producción en acuicultura Acuicultura – Sistemas de recirculación y sus ventajas

Acuicultura – Tipos de alimentos, nutrición y manejo

acuicultura - cultivo de peces

El desarrollo de la acuicultura depende de la alimentación, ya que esta asegura el suministro de los nutrientes para el buen desarrollo de los peces.
La alimentación puede significar un 50 a 70% de los costos directos de producción en un cultivo acuícola, por lo que su eficiencia influye en el desempeño económico de la empresa.
El tipo y la cantidad de alimento depende de la especie, el tamaño y edad del pez; sus hábitos alimenticios (herbívoros, carnívoros u omnívoros); su forma de cultivo (intensiva, superintensiva o extensiva) y la fase tecnológica a desarrollar.
En general, los animales jóvenes tienen un crecimiento acelerado y requieren mayor cantidad de alimento en proporción a su peso, y más rico en nutrientes.
Las necesidades de proteínas son elevadas y fluctúan entre 24 a 57%; en cuanto a los ácidos grasos, se recomienda entre 6 y 8%; mientras que la proporción de carbohidratos oscila entre 5 a 40%.
Existen tres tipos de alimentos para peces: Alimento vivo, suplementario y balanceado.
Solo en 2019, se produjo 1103 millones de toneladas de alimento para peces, atribuida a 144 países y casi 30 000 fábricas, donde debe tenerse en cuenta la dureza, el tamaño, la flotabilidad, la durabilidad y la estabilidad en el agua del pienso.