Top 10 de frutas exóticas en Latinoamérica

Tanto en Latinoamérica como en el conjunto de islas que conforma el caribe es considerado en relación al mundo entero una región con una alta biodiversidad botánica, con variedad de plantas que incluyen frutos exóticos que sin duda nos aporta identidad.
A pesar de gozar con una gran fuente de frutos de alta calidad nutricional en su mayoría son poco conocidas y apreciadas en el mercado internacional por lo que muchas de ellas carecen de manejos agronómicos o sistemas de cultivos específicos para su producción: es decir que su obtención se da principalmente a través de plantaciones silvestres.

A fin de darle una ventana al conocimiento, hacemos un recorrido por el continente para describirles de sus 10 frutas exóticas más representativas dado su apreciación organoléptica.

La Carambola

La carambola es la fruta exótica de más popularidad en los mercados internacionales, conocida principalmente por su forma de estrella una vez cortada.

En función de su procedencia, recibe distintos nombres: en la República Dominicana, “cinco dedos”; en Costa Rica, “tiriguro”; en Brasil, “caramboleiro” y en Venezuela, “tamarindo chino” o “tamarindo dulce”. Es una fruta con una forma muy bonita, de gran empleo en la decoración de diversos platos exquisitos.

Su componente mayoritario es el agua. Contiene pequeñas cantidades de hidratos de carbono simples y aún menores de proteínas y grasas, por lo que su valor calórico es muy bajo.
La pulpa de la carambola es rica en oxalato de calcio y fibra soluble, además contiene una cantidad moderada de provitamina A y de vitamina C y en cuanto a minerales, destaca su contenido en potasio.

La Pitahaya

La pitahaya, también conocida por el nombre de fruta del dragón es una fruta originaria de Centro América. Tiene forma ovalada, con espinas por fuera y se pueden encontrar tres variedades:

 Amarilla por fuera y pulpa blanca con semillas por dentro, roja por fuera y pulpa blanca o pulpa roja con semillas por dentro. Es muy aromática y su sabor es muy dulce y agradable.
La pitahaya es un tesoro desde el punto de vista nutricional, contiene antioxidantes, mucílagos, ácido ascórbico, fenoles. Es rica en Vitamina C, también contiene vitaminas del grupo B, minerales como calcio, fósforo, hierro, y tiene alto contenido en agua y posee proteína vegetal y fibra soluble. Las semillas, que son comestibles, contienen ácidos grasos beneficiosos. Y una de sus propiedades más destacadas es su acción antiinflamatoria y antioxidante, por todo ello la OMS recomienda su consumo.

La Uchuva

La uchuva, es una fruta de origen americano, oriunda de los Andes, posee excelentes propiedades nutricionales y especialmente curativas.

Se le conoce con diferentes nombres alrededor del mundo, entre ellos: uvilla, guchuva, vejigón, topetorope, aguaymanto, alquequenje, topo-topo, capulí, poga poga, tomate silvestre ó tomatillo.

La uchuva es una fruta semiácida, redonda, amarilla, dulce y pequeña (mide entre 1,25 y 2 cm de diámetro), y viene envuelta en una cáscara protectora.

A la uchuva se le considera una fruta exótica, se utiliza para preparar helados, yogurt, glaseados y “chutneys”. Su alto contenido de pectina, la hacen ideal para mermeladas y salsas. La uchuva se puede consumir sola, en postres, en jugo, vino, en almíbar y con otras frutas dulces.

La Granada

La granada es una fruta de alto contenido acuoso, aunque no la que mayor proporción de agua concentra ni la que más hidratos posee.

Igualmente, su sabor dulce nos habla de su riqueza en fructosa natural que se acompaña de otros buenos nutrientes para el organismo tales como compuestos fenólicos con función antioxidante, fibra, potasio, magnesio, calcio vegetal en menor medida, un mínimo de vitamina C así como de hierro y cobre.

La fruta posee una piel gruesa de color escarlata o dorada con tono carmesí en el exterior y una gran cantidad de semillas internas rodeadas de una jugosa pulpa de color rubí.

El lulo

El lulo ó naranjilla es una fruta nativa de los Andes, cultivada y consumida principalmente en América Central.

Es una fuente importante de proteína y minerales, y en especial de vitamina C.

El fruto son bayas globosas de 4 a 8 cm de diámetro. Su corteza es amarillo intenso cuando está madura y se encuentra cubierta por una especie de pelusas de color amarillo o rojizo, dependiendo de la variedad.

Su pulpa es verde, de sabor agridulce y con numerosas semillas en su interior.

La Chirimoya

Originaria de Sudamérica, más concretamente de la zona andina limítrofe entre Ecuador y Perú, donde crece en altitudes comprendida entre 1400 y 2000 metros. No obstante, algunos historiadores también incluyen las zonas andinas de Chile y Colombia como lugar de origen de esta fruta.

La chirimoya es una fruta tropical de pulpa refrescante y muy aromática, con sabor dulce ligeramente ácido que recuerda a una mezcla de piña y plátano, o al sabor de la pera. Es muy fácil de comer, se parte en dos mitades y se toma la pulpa con una cuchara, evitando las semillas. Procede de un árbol que le da nombre, el chirimoyo.

Esta fruta subtropical es pobre en grasa y proteínas. Tiene la peculiaridad de contar con una gran cantidad de ácido fosfórico que, fluctúa alrededor de un 14%, lo cual eleva notablemente su valor nutritivo, constituyendo un alimento fosfatado natural.

La Pumarosa

La Pumarosa es una fruta que suele ser confundida con los nombres de pomarosa y pumalaca, las cuales han sido también bautizadas con el curioso nombre de manzana rosa.

Los beneficios nutricionales de la pumarosa destacan por su alto contenido en pectinas, vitaminas (vitamina A, B3 y vitamina C), minerales (calcio y hierro principalmente) y betacarotenos.

Además, es baja en calorías y grasas, por lo que su consumo es adecuado no solo en dietas equilibradas, sino también bajas en grasa que persiguen el objetivo de perder peso.

Por otro lado por su alto contenido en vitamina C es una fruta especialmente adecuada en la protección frente a gripes y resfriados, ayudando a su vez a la hora de aumentar las defensas.

Ciruela de huesito

La ciruela de huesito una fruta originaria de Centroamérica con gran sabor y originalidad.

La pequeña fruta de 2 a 3 cm de diámetro y de origen latino se le conoce con varios nombres: ciruela de huesito, jocote, ciruela jobo, su característica principal es el color rojo fuerte vibrante, cuando la fruta está en esta tonalidad significa que se encuentra en su punto óptimo de maduración sin embargo se puede comer y recolectar cuando está verde.

La ciruela de huesito es una drupa con una semilla que ocupa gran parte de la fruta lo cual hace que tenga poca pulpa entre la piel y la semilla; tal vez por eso se le llama ciruela de huesito. La pulpa comestible es delgada de color amarillo, jugosa, agridulce y con un aroma delicado, profundo y hasta estimulante.

Rambutan

También conocida como achotillo, lichas, litchi peludo, mamón chino, nefelio ó rambustán.

Originaria de Centroamérica, el rambután posee una cáscara exterior rojiza con unos pelos ondulados, como si fuera un erizo. Su pulpa también es translúcida, tirando a blanca, de aroma exótico y delicado, textura como de uva y sabor similar al de las almendras.

Es rica en carbohidratos, vitamina C y en menor medida en ácido fólico. Se consume idealmente cruda, y ha de conservar con altos niveles de humedad, mejor en bolsas, ya que a temperatura ambiente se secan rápido.

Guaraná

Originario de la Amazonia, encontrado en Bolivia, Paraguay, Perú, Argentina y Brasil siendo este último donde más se consume.

También conocida como Paullinia Cupana, es una semilla que contiene más cafeína que los propios granos de café. Es utilizada como suplemento dadas sus propiedades estimulatorias y vigorizantes. Esta planta, en concreto, sus principios activos, se clasifican como hierbas con propiedades beneficiosas para la salud.

El Guaraná contiene xantinas, como cafeína, catequinas, taninos, procianidinas, saponinas y otros fitoquímicos. Las xantinas son alcaloides que proporcionan efectos estimulantes, es decir, actúan sobre el sistema nervioso central, produciendo una serie de alteraciones. Estas propiedades resultan interesantes para personas que se encuentran en fase de pérdida o control del peso (dieta) y así como para deportistas y/o atletas, y mejorar su rendimiento deportivo.

 

Aún quedan muchas más…

Así finaliza nuestro recorrido de colores, formas y sabores únicos a través de todas estas frutas que en menores cantidades a otras típicas, tradicionales y ampliamente cultivables, es posible encontrar en nuestra región de Latinoamérica, aunque no son las únicas… vale la pena hacer uso de ellas en nuestra dieta diaria por su valioso aporte nutricional y también para incentivar su consumo y producción comercial.

 

Ing. Agr. Ralexy Hernandez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *