Semilla de ébano y su alto valor nutritivo para el ganado

La semilla del árbol Ébano se utiliza en los grandes hatos de México como alimento para el ganado bovino. Ya existe harina de esta semilla que se utiliza en los concentrados proteicos.

Investigaciones realizadas en el Nordeste de México revelaron el alto poder nutritivo de la semilla de la especie arbórea del Ébano.

Según infojardin.com, muestras de tres localidades del país azteca permitieron constatar que las semillas maduras contienen un alto poder nutritivo compuesto por 35,3 por ciento de proteína, 25 por ciento de grasa y 13,2 por ciento de fibra dietaria total (FDT).

Por su parte las semillas tiernas contienen 12.7 por ciento de proteína, 6.6 por ciento de grasa y 3.5 por ciento de FDT.

Dicha semilla es utilizada en los grandes hatos de México, como alimento para el ganado bovino porque contribuye positivamente en la dieta de los rumiantes.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Tuxtepec (Ittux), México, han sugerido su uso en productos alimenticios. Dicho Instituto -según conacytprensa.mx- evaluó la harina de Ébano y recomendó su uso desengrasado en formulaciones de harinas compuestas de alimentos para humanos. “El proceso de desengrasado de la harina elimina los lípidos, disminuye su energía total y aumenta el contenido de proteínas (por lo cual se denomina concentrado proteico)”.

Otras bondades

De acuerdo con el Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria, CIPAV, el Ébano en Colombia es una especie que favorece a la ganadería.

Genera sombra al ganado y es un recurso de reforestación que ahora se usa en sistema silvopastoriles en las unidades productivas ganaderas. (Lea: Carta Fedegán 131)

Señala que, en condiciones naturales, el ébano de la costa crece desde el nivel del mar hasta los 1.000 metros de elevación. Sin embargo, los árboles que han sido sembrados a altitudes mayores en el Valle del Cauca y Quindío son bellos y vigorosos, y han tenido un crecimiento moderado. (Lea: Hileras de ébano son útiles en la caña de azúcar orgánica)

Para Enrique Murgueitio y Zoraída Calle de CIPAV, así como Calos Hernando Molina D. y Enrique José Molina D., ambos de la Reserva Natural El Hatico, la sobreexplotación de la madera del mencionado árbol, hizo que se convirtiera en una especie en vía de extinción. (Lea: El ébano colombiano: una especie que sirve a la ganadería y está en peligro)

Señalaron que el “El Jardín Botánico Guillermo Piñeres de Cartagena, conserva algunos individuos de esta especie. Igualmente sucede en la Reserva Natural El Hatico, en El Cerrito, Valle del Cauca y en la finca El Bambusal en Montenegro (Quindío), que tiene un bello ejemplar procedente de una semilla del valle del río Sinú (Córdoba)”.

Fuente: http://www.contextoganadero.com
Foto: Archivo

Te parecio interesante?, no te lo quedes, compartelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *