Pastos y Forrajes en la Alimentación Porcina

Dentro de la industria porcina son muchos los parámetros que se deben tomar en cuenta, tal y como sucede en cualquier ámbito de producción agropecuaria. En el caso específico de manejo en la nutrición se ha establecido en la mayoría de los casos raciones de alimentos balanceados para animales (ABA) principalmente a base de cereales, generando así una alta demanda de este tipo de producto, que representa en la actualidad más del 50% de los costos de producción.

Sin embargo es conocido que los cerdos son animales forrajeros omnívoros naturales, ya que el intestino grueso puede digerir celulosa y alimentos fibrosos representando así el 48% de la capacidad fermentativa del cerdo.

Por tal motivo los cerdos puede digerir una gran variedad de productos alimenticios, incluyendo materiales de plantas tales como hierbas y pastos, aunque no sea lo común en la explotaciones porcícolas pero si de grandes y pequeños rumiantes como los bovinos y caprinos por ejemplo, con capacidades especiales de digerir aún mejor este tipo de alimentos.

Beneficios del Uso de Forraje

Las hierbas pueden aportar una contribución valiosa a la nutrición en todas las etapas del desarrollo del cerdo; siendo una fuente natural de minerales y vitaminas, mejorando el consumo de alimento y apoyando la salud intestinal, al reducir el riesgo de úlceras gástricas asociadas con los alimentos a base de granos.

Debido a dificultades en algunas regiones para la obtención de ABA, ya sea por su costo ó por su disponibilidad, se está generando un creciente interés en los productores de cerdos en general por el forraje para los programas de alimentación, utilizando raciones orgánicas que se adapten a las necesidades nutricionales de los cerdos y que además apoyen la salud y el bienestar animal, con especial atención durante la gestación.

Las cerdas alimentadas con forraje brindan resultados interesantes, ya que por lo general es muy abundante y le toma mucho tiempo a la cerda terminar de comer la ración lo que favorece la conducta social.

Por lo tanto, el forraje tiene un gran punto a favor para influir en el consumo de alimento de las cerdas.

Se puede considerar que una asignación de forraje en la dieta mejora también significativamente el comportamiento en las cerdas, ya que logra que las mismas ocupen un buena parte de su tiempo en manipular, masticar y comer la fibra; y esto en consecuencia reduce el número de enfrentamientos entre ellas y disminuye el estrés.

¿Qué tipo de forraje es el ideal para la alimentación de cerdos?

Los cerdos pueden consumir cualquier tipo de forraje, pues la composición varía poco entre especies. Lo más importante según expertos es que se debe tener en cuenta la edad de corte de la planta, pues la calidad de la fibra empeora con la edad y en la misma medida disminuye la digestibilidad de los nutrientes.

¿En qué categoría es recomendable?

Los forrajes pueden ser consumidos por cualquier categoría porcina, siempre que se tenga presente el máximo porcentaje de fibra bruta permitido, según la edad y el peso vivo del cerdo. No obstante, es de vital importancia su utilización en las reproductoras vacías, cubiertas y gestadas tal y como se mencionó anteriormente.

Consideraciones importantes

Se debe suministrar de 2,5 a 3,0 kg diarios de forraje fresco, como suplemento de la dieta establecida, es decir, el forraje no vendría siendo un sustituto sino un complemento del ABA por lo que se podría disminuir en cierto porcentaje la ración de este último y por ende disminuir su costo.

El forraje suministrado debe estar troceado lo más pequeño posible.

El suministro de forraje no debe coincidir en horarios con el de la dieta establecida por los reproductores.

La oferta de forraje a los animales se debe realizar en varias ocasiones al día, que evite grandes volúmenes de forraje en el comedero, ya que esto provoca cuantiosas pérdidas de este alimento.

En Síntesis…

Planteado como una alternativa más, la pastura constituye un importante aporte nutricional, en momentos que el precio de los alimentos completos representa un alto porcentaje del costo total de producción. Conociendo los requerimientos nutricionales, forma de pastoreo, selectividad, manejo de la pastura y cargas, podemos elegir el mejor cultivar para cada zona en particular y se puede garantizar el éxito en la producción de carne porcina a un costo inferior respecto a los sistemas confinados clásicos.

Compilador

Ing. Agr. Ralexy Hernandez

Si desea saber más sobre el tema le recomendamos nuestro artículo “Cría de Cerdos”, disponible a través del siguiente enlace: https://agrotendencia.tv/agropedia/la-cria-del-cerdo/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *