Las cercas vivas como aporte a la ganadería bovina

Las llamadas “cercas vivas” no es más que la formación natural e incluso establecida por el hombre de árboles o arbustos que bordean las delimitaciones de la unidad de producción adicional al tradicional alambrado, siendo estos en algunas oportunidades el remanente de bosque después de la deforestación para la introducción de pastos, sin embargo en vista de los múltiples beneficios que estos aportan según experiencia de ganaderos e investigadores del área incluso del éxito de los sistemas silvopastoriles se ha hecho necesario la incorporación de algunas especies vegetales  idóneas para el animal.

Dentro de los destacados aportes de las cercas vivas se mencionan las siguientes:

Los arboles proporcionan sombra y en algunos casos también forraje y frutos para el ganado en todas las divisiones de los potreros.

Las cercas vivas generan un microclima ideal para el ganado y son un refugio para los animales durante las lluvias y las horas más caliente del día.

La vegetación de las cercas vivas atrae aves e insectos que contribuye al control biológico natural de las garrapatas y proporcionan hábitat para los escarabajos estercoleros que reducen la población del llamado insecto plaga como lo es la mosca de los cuernos.

El uso de las cercas vivas permite reducir el número de puertas y broches en la finca, evitando así la erosión en los caminos del ganado.

Ahora bien las especies agroforestales relevantes para el establecimiento de cercas vivas según experiencias sobre todo en Latinoamericano y más específico en la región intertropical se mencionan “el mataraton”, “la morera”, “la moringa” ó “el nim” idóneas por poseer características antes mencionadas.

Los enfoques han cambiado antes prácticamente era una regla en los sistemas de ganadería bovina extensiva ó semi-intensiva la mayor cantidad de deforestación ya que esto supone mayor área para la introducción de pasto necesario para la nutrición del ganado pero no para su confort al no poseer al menos un espacio para resguardarse del inclemente sol o de tormentas propias de cierta temporada en el año, en este sentido si fuese el caso el no contar en la unidad de producción con cercas vivas es recomendable empezar ahora al menos plantando algunas especies vegetales mencionadas y verificar los aportes en la medida que estos se desarrolle.

 

Fuente: Ing. Agr. Ralexy Hernández.

Te parecio interesante?, no te lo quedes, compartelo!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *