La Florifagia: el arte de consumir flores

Los cultivos en su mayoría se caracterizan por desarrollarse hasta producir un fruto, siendo este la parte que se comercializa para su consumo, por el contrario, en menores casos llega a ser otra estructura de la morfología de la planta como la raíz en el caso de la yuca ó la mandioca, el tallo como en la caña de azúcar, las hojas como la rúcula, así mismo como elementos modificados ó adaptados como los tubérculos, los bulbos en el caso de la papa y la cebolla; por mencionar algunos ejemplos.

Sin embargo, una parte muy poco usada en la gastronomía son las flores, aunque ciertos rubros se incluyen como las alcachofas, la coliflor, las alcaparras o el brócoli que son en realidad flores, en este sentido nos referimos específicamente a las que pueden ser consideradas como ornamentales.

La antigua Florifagia

Aunque no es común el consumo de flores, se conoce de hace miles de años su uso en la gastronomía; primero, por sus propiedades medicinales, luego, porque en regiones como en el Oriente se las venera como ornamento y alimento. En la actualidad son lo último en la cocina de vanguardia.

Existen diferentes opciones en cuanto a las flores, desde las que se usan como té ó bebidas, pasando por las que se utilizan en entrantes y postres.

Pero ¿Qué flores son consideradas comestible? Hay una lista interminable de flores para tal fin, sin embargo, se debe tener cuidado, no se puede usar cualquier flor, ya que por ejemplo las usadas en floristería común han sido tratadas con pesticidas, sumadas a las que por su naturaleza poseen elementos activos venenoso no apto para el consumo humano.

Por otro lado, al momento de escoger una flor comestible, debemos ser cautelosos y tomar en cuenta que su olor está siempre íntimamente ligado con su sabor, así que hay que oler y tocar antes de escoger, ya que una flor marchita otorgará a nuestro platillo invariablemente un sabor amargo.

Es curioso que las flores más valoradas en cuestiones estéticas y olfativas sean también aquellas bien aceptadas por el estómago, y es que si algo sabemos con certeza es que “la naturaleza es sabia” y, por tanto, he aquí una pequeña pero representativa lista de algunas populares flores comestibles:

Violetas, las flores comestibles más conocida

A parte de la belleza visual y el contraste que suponen con sus colores tienen un sabor agradable, suave y se pueden hacer de mil formas. Frescas, secas, cristalizadas e incluso confitadas.

Este tipo de flor fue de las primeras en consumir y aporta un gran grupo de antioxidantes y vitaminas.

Su multiplicación es muy sencilla y se hace a través de semillas o estolones.

Capuchinas, ideal para ensaladas

Las flores de capuchina se han utilizado ampliamente en los últimos años para decorar ensaladas y por supuesto, son totalmente comestibles. De la capuchina podemos utilizar también sus hojas, que tienen un sabor fuerte, parecido al del berro.

Sin embargo, la parte más utilizada son las flores, ya que por los colores rojizos y anaranjados que tienen, son perfectas para adornar ensaladas donde predomina el verde.

Caléndula, ideal para aportar color a platos verdes

La caléndula, aporta un gran aroma (no todo va a ser el color) y se considera un «sustituto mucho más económico del azafrán» Al menos, con un sabor parecido. Puede ser aportada en fresco o bien cambiando el sabor y la textura se puede rebozar en harina, como también se hace con las flores de calabacín. Un manjar que no os podéis perder.

Además, con la caléndula se puede hacer pomadas con fines medicinales. Es decir, prácticamente el aprovechamiento de esta planta es total. Flores comestibles de caléndula y reservar las menos apropiadas visualmente para hacer este tipo de remedios de uso tópico.

Flor de calabacín, ¡Una popular delicatess!

Es quizás la más conocida de las flores comestibles, y es que, junto a un buen sabor, posee una clara ventaja sobre las demás: su gran capacidad para albergar rellenos.

¡Del Girasol se aprovecha todo!

Normalmente la parte que más se aprovecha de esta planta son las semillas, las cuales se consumen en ensaladas, como snack saludable, en la pasta y en arroz.

También se consumen los aceites derivados del girasol.

 

Por otro lado, por sus vistosos pétalos tienen un sabor que va entre lo dulce y lo amargo. Tanto los capullos como los pétalos pueden ser utilizados en recetas a base de verduras y pastas.

Los pétalos de girasol, además de dejar más atractivos los platillos, aportan propiedades a la salud del hombre. Se demostró en un estudio hecho en Japón, que los pétalos de la flor de girasol tienen un compuesto con actividad antiinflamatoria. Otro dato curioso, es que en la cultura maya preparaban una “porción de amor”, utilizando como afrodisíaco natural sus pétalos.

¡Tan comestible como saludable, Flor de Jamaica!

Las propiedades de la flor de la jamaica hacen que se considere benéfica para la salud, especialmente para los riñones.

El uso de esta flor puede ser decorativo, industrial; como colorante textil vegetal, o comestible en ensalada, sopa y agua fresca. Especialmente en este último uso ha sido considerada como importante y favorable para la salud.

Sin duda añadir flores a nuestra comida no solo la hace más atractiva y fresca a la vista, sino que también añade sabores diversos a modo de sazonador para aportar ciertos matices e incluso nutrientes como vitaminas del grupo A y B, betacarotenos (colores amarillos, anaranjados o rojos presentes en alimentos), licopenos (tomates, sandias, pomelos rosados, albaricoques, rosa mosqueta y guayabas) y otros componentes como polifenoles o fitoquímicos, al igual que cuando condimentamos nuestros platos con hierbas aromáticas.

 

¿Quieres saber más sobre este curioso y colorido tema? Te invitamos a revisar todo lo relacionado a este rubro en nuestro artículo “Cultivo de Flor de Jamaica” en el siguiente link: https://agrotendencia.tv/agropedia/cultivo-de-flor-de-jamaica/

 

Fuente: Ing. Agro. Ralexy Hernandez

Foto: Archivo

Agrotendencia TV, La televisión que siembra un continente…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *