Insecticidas Naturales: 5 Aliados Ecológicos para Todo Tipo de Huerto

Las actividades agrícolas a pequeñas escala, bien sea con fines ornamentales, alimenticias o medicinales, no siempre son practicados con avanzados conocimiento sobre el área, de hecho, sucede mucho el caso de ser ejecutado a manera recreativa; sin mayores conocimientos o técnicas de producción.

Sin embargo, no por el hecho de que dicha actividad sea realizada en pequeñas dimensiones, bien sea en jardín, traspatio, huertos, terrazas, entre otros, los practicantes logran escapar a la incidencia de insectos perjudiciales o plagas. Por ejemplo todos aquellos; cuyo comportamiento natural pueda impedir el buen desarrollo del rubro a producir.

Ante esta situación, Insectos como los pulgones, mosca blanca, ácaros, trips; por mencionar algunos ejemplos se pueden convertir en lo que podríamos clasificar como “plagas” de los cultivos y arruinar la cosecha, sobre todo en rubros alimenticios; en consecuencia la falta de conocimiento puede llevar a la opción más fácil, es decir la de adquirir algún producto químico para la eliminación del problema.

La Alternativa al Plaguicida Químico Sintético

En contraparte a los plaguicidas de origen químico, existen una serie de opciones que no solo pueden ser efectivos, si no que gozan además de otras bondades como: ser amigables con el medio ambiente y contribuir a la producción de productos saludables. Dentro de las opciones se destaca ciertos productos naturales o la combinación de dos o más de estos elementos, lo que podría constituirse en un gran aliado en el cuidado de nuestro huerto:

1. Aceite de Neem

Con especial atención en sus semillas y hojas cuyo compuesto activo en su interior es la azadiractina, el aceite extraído de esta planta se usa mucho en huertos ecológicos; porque es un insecticida natural de amplio espectro que es efectivo contra varias plagas, entre ellas: pulgones, ácaros (particularmente la araña o arañita roja o la araña blanca), mosca blanca, nematodos, lepidópteros, cochinilla algodonosa y trips.

Puesto que actúa al ser ingerido (no por contacto) el efecto no es inmediato, sino que requiere el tiempo necesario para que el insecto lo coma y enferme (algo que suele tardar entre 5 y 7 días).

¿Cómo se Prepara?

  1. Mezclar el agua tibia con el jabón ó detergente líquido, de ser posible de tipo ecológico o biodegradable para evitar daños a las plantas.
  2. Se añade el aceite esencial de neem (bien sea luego de ser prensado ó machacado su semillas y hojas) poco a poco mientras vas removiendo bien, hasta que quede bien diluido y veas una mezcla homogénea.
  3. Colocar la mezcla en un envase con atomizador tipo spray, pulverizador o rociador y ya está listo para su uso.
  4. Se recomienda hacer la cantidad a usar en una sola vez, y si se desea guardar sea en una zona en la que no le dé la luz directa. Siempre debe agitarse bien antes de usarse.

2. Preparado de Ajo y Cebolla

El ajo y la cebolla son potentes bactericidas y fungicidas, por lo que preparados hechos con estas plantas ayudarán a prevenir y curar enfermedades producidas por hongos y bacterias. Este preparado no sólo es efectivo para curar enfermedades comunes de las plantas en huerto, también se puede utilizar para hacer insecticidas naturales contra plagas tales como pulgones y ácaros.

¿Cómo preparar un «spray de ajo y cebolla» casero?

Mezclar cinco o seis dientes de ajo machacados con media cebolla grande o una cebolla mediana en trozos y añadir un litro de agua. Dejar reposar durante 24 horas. Después, hervir durante 20 minutos a fuego lento y colar la decocción.

Aplicar de dos a tres veces por semana.

3. Extracto de Canela

Compuesto por cinnamaldehido y ácido cinámico, el extracto de canela es un insecticida y repelente bastante bueno contra ácaros que además impide el desarrollo de hongos y de bacterias.

En los insectos causan excitación del sistema nervioso provocando un enmascaramiento de las feromonas involucradas en el proceso de apareamiento. Además, contiene sustancias con acción fungicida, que actúan al inhibir la germinación de esporas y crecimiento micelial de hongos fitopatógenos.

Actúa por contacto por lo que es necesario mojar bien toda la planta y las hojas por su haz y envés con una solución a base del extracto.

4. Purín de Cola de Caballo

La cola de caballo es una de las plantas más utilizadas para hacer remedios naturales contra plagas y enfermedades en los huertos ecológicos. Es muy efectiva contra los hongos del huerto, pero también es útil para ahuyentar a caracoles y babosas y para luchar contra plagas como el pulgón y la araña roja.

Modo de Preparación

El purín de cola de caballo se puede hacer dejando varias de estas plantas en maceración en un recipiente con agua o también se puede hacer una infusión o decocción en casa.

  1. Se hierve en 5 litros de agua 50 gramos de cola de caballo seca (o 100 gramos si es fresca) durante una hora.
  2. Después de dejar reposar hasta que se enfríe, pasar por un colador y pulverizar sobre las plantas la decocción diluida con agua al 20%.

5. Azufre Micronizado

El azufre en polvo o azufre micronizado se usa en el huerto ecológico como fungicida natural contra el oídio y otros hongos comunes. Pero también es eficaz contra plagas, por lo que se usa para luchar repeler insectos en general.

Forma de Aplicación

Se puede aplicar espolvoreándolo directamente, aunque se adhiere mejor si se mezcla con algún disolvente líquido específico para este uso. Se puede mezclar el azufre en polvo con un líquido adherente-dispersante, con esos dos líquidos por separado, o bien usar “azufre mojable” y mezclarlo con agua.

Debe aplicarse con una temperatura entre 10° y 25º C° (preferiblemente en días calurosos al atardecer).

El Objetivo de los Insecticidas Naturales

Sin duda, las bondades de estos productos benefician al ambiente, nuestra salud y a nuestra economía, tomando en cuenta que son productos naturales, además de ser de bajo ó ningún costo.

Hay que destacar que el principio de toda agricultura ecológica no es “buscar eliminar por completo” las incidencias, en este caso de insectos plaga; sino la reducción significativa de su población, así como también la presencia de enfermedades ocasionadas por hongos y bacterias impidiendo daños considerables dentro de los cultivos a producir.

Es bueno resaltar que los resultados de estos métodos no suelen apreciarse de inmediato, como se quisiera y como ocurre con métodos de control químico, y es cuestión de ir probando incluso con otros métodos de control además de los mencionadas en el presente texto y ser constantes con las aplicaciones a fin de obtener buenos resultados.

Compilador

Ing. Agr. Ralexy Hernandez

Te parecio interesante?, no te lo quedes, compartelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *