Forraje Verde Hidropónico un Complemento en la Nutrición Animal

El suministro de una buena alimentación en la ganadería es sin duda todo un reto y más si se trata de sistemas intensivos e incluso semi-intensivos, en este sentido es común que se genere en muchas unidades de producción de este tipo un fuerte desbalance entre la gran cantidad de demanda de forrajes de buena calidad y la escasa oferta de los mismos, sin embargo dentro de las alternativas que posee el ganadero para complementar la nutrición de sus animales encontramos a los forrajes verdes hidropónicos.

El forraje verde hidropónico es una tecnología de producción de biomasa vegetal que se obtiene a partir de la germinación y crecimiento de semillas de cereales principalmente, siendo esta de alta digestibilidad, calidad nutricional y es apto para la alimentación animal.

El forraje verde hidropónico tiene como premisa producirse en ausencia del suelo y en condiciones protegidas donde se controlan algunas variables ambientales (luz, temperatura y humedad). Usualmente de acuerdo a las experiencias que se reportan en la web se utilizan semillas de maíz, avena, cebada, trigo y sorgo. La producción de este tipo de forraje es una de las derivaciones prácticas de la hidroponía. El proceso se realiza en contenedores de plástico rígido por un periodo de entre 10 y 14 días aproximadamente, con riegos de agua hasta que los brotes alcancen un largo de 3 a 4 cm; a partir de ese momento, se continúan los riegos con una solución nutritiva con el fin de proporcionarle los nutrimentos necesarios para el óptimo crecimiento del forraje. Con esta producción se obtiene en corto tiempo un alimento de alta sanidad y calidad nutricional para el ganado, en cualquier época del año y localidad geográfica, siempre y cuando se establezcan las condiciones mínimas necesarias para ello.

La tecnología de los forrajes verdes hidropónicos es complementaria y no competitiva con la usada en la producción convencional de forraje, en este sentido se podría afirmar que es una alternativa para la alimentación de animales como bovinos, caprinos, ovinos, equinos, e incluso monogástricos como los porcinos y las aves, entre otros, siendo de gran utilidad en periodos de escasez de forraje verde.

Ahora bien analicemos sus ventajas y desventajas dentro de las cuales se destacan:

Ventajas:

-Alta digestibilidad muy apetecible por parte del animal, presentando un buen sabor y una agradable textura.

-Alto contenido proteico.

-Se produce en espacios reducidos.

-Requiere poca agua, es decir el agua utilizada es recirculada, realizando riegos de hasta solo 3 minutos diarios. Se estima que para producir, 1 kilo de alfalfa, en campo abierto, se requiere de 300 litros de agua, y de 150 litros de agua para producir 1 kilo de maíz forrajero, ya que las pérdidas se dan por percolación, escorrentía, evaporación y evapotranspiración. Mientras que para producir 1 kilo de forraje verde hidropónico, se requiere solo 2 litros de agua aproximadamente.

-Aumento de la producción leche, hasta niveles del 20 %.

-Tiene un importante aporte de vitaminas al animal, como por ejemplo: vitamina E; Complejo B, así como también esenciales como la vitamina A y la vitamina C. Contiene además enzimas digestivas que ayudan a una mejor asimilación del resto de la ración.

Desventajas

-Desinformación y falta de capacitación. En la producción de este tipo de forraje se debe considerar la especie forrajera, su comportamiento productivo, plagas, enfermedades, requerimientos de agua, nutrientes, condiciones de luz, temperatura, humedad relativa, entre otros. Asimismo, la producción es una actividad continua y exigente en cuidados diariamente, por lo que la falta de conocimientos e información pueden representar desventajas para los productores.

-Costos de instalación inicial por los implementos que requiere.

-Bajo contenido de materia seca.

-Bajo en contenido de fibra, por este motivo se recomienda como suplemento alimenticio y no como dieta completa para alimentar los animales.

El Forraje verde hidropónico sin duda representa una herramienta alimentaria de alternativa, con cierta inmediatez, con la cual se puede hacer frente a los clásicos y repetitivos problemas que enfrenta hoy la producción animal (sequías, inundaciones, suelos empobrecidos y/o deteriorados, etc.)

Es factible producir forraje verde hidropónico, como alimento de alta sanidad y calidad nutricional para el ganado en un periodo relativamente corto (de 10 a 14 días), en cualquier época del año y localidad geográfica, siempre y cuando se proporcionen las condiciones mínimas necesarias de temperatura, luminosidad y humedad relativa, principalmente. La tecnología de producción de este forraje es complementaria a los productos balanceados que se usan en la alimentación del ganado y no es competitiva con la producción convencional de forraje, en definitiva es cuestión de probar y evaluar los beneficios que podría aportar.

Fuente: Ing. Agr. Ralexy Hernández

Foto: Archivo

Te parecio interesante?, no te lo quedes, compartelo!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *