El mundial del césped en el terreno del juego

Como cada cuatro años se celebra en el mundo la tradicional fiesta futbolística, un evento deportivo organizado por la FIFA que despierta pasiones en millones de fanáticos que disfrutan de cada partido tanto de los países participantes como de los ausentes, toda una cita que demanda la mejor preparación de logística e infraestructura, en este sentido queremos destacar unos de los elementos que conforman el escenarios para cada encuentro y que puede llegar a ser ignorado en su totalidad por muchos, sin embargo este componente al que se refiere es la grama o césped del campo de juego el cual curiosamente genera un manejo minucioso y delicado por la relevancia que este representa.

Esta superficie vegetal que llama la atención por su estética requiere de especialistas en el área que debe manejar el crecimiento y salud de los céspedes, los brotes, la calidad agronómica del sustrato, las prácticas culturales, el manejo de plagas y enfermedades y las condiciones ambientales que lo afectan tomando en consideración las fluctuaciones climáticas estacionales incluyendo la temperatura, humedad, luz y viento, además de los cortes ideales y las especies indicadas para cada zona según sus condiciones ambientales, todo esto considerando que el césped sea de origen natural.

Actualmente el terreno de juego del campo de fútbol a base de césped natural ha disminuido con la implementación del césped artificial el cual también se consigue una importante contribución medioambiental, mediante el ahorro de agua y la no utilización de abonos y fertilizantes, que son contaminantes. Tampoco necesita máquinas de cortacésped, como ocurre con la hierba natural, por lo que tampoco se consume carburante ni se generan emisiones.

Ahora bien aunque por un lado el natural requiere de cuidados minucioso y al artificial aun no aporta la consistencia ideal para los jugadores por la dureza de su material, desde el mundial pasado Brasil 2014 se ha incursionado formalmente aunque en el Sudafrica 2010 hubo una leve inclusión a un especie de combinación de ambos tipo de grama denominado “césped hibrido” compuesto por 96% de material natural y 4% del mismo plástico con que se hacen las canchas sintéticas en el mundo, esta grama es una revolución. No se trata de simplemente sembrar y cortar sino más bien de tejer el plástico con la hierba natural a través de tecnología avanzada mediante un riguroso proceso, las fibra logran adherirse a la hierba que ya había sido sembrada previamente. Esta tecnología ha permitido campos ideales para los jugadores aunque algunos consideran que aún es muy rígido pero sin duda la innovación en este tema seguirá avanzando hasta marcar el gran gol en el mundo del césped del terreno del juego.

Ing. Agro. Ralexy Hernandez

Te parecio interesante?, no te lo quedes, compartelo!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *