El auge de los sistemas silvopatoriles

La integración de los sistemas de producción ha generado nuevas dinámicas en el sector agropecuario es así como hoy en día está tomando cada vez más fuerza los llamados sistemas silvopastoriles (ssp) sobre todo en nuestra región de Latinoamérica por la diversa presencia de especies forestales, por otro lado surge la necesidad de prácticas que minimicen el impacto negativo que ha generado el cambio climático y a su vez seguir cubriendo la demanda de alimento de la creciente población y es que por años el estilo habría sido la desforestación de considerables superficie de terreno, la introducción de especies forrajeras y la ganadería extensiva.

Ahora bien, aunque todo parezca sencillo no lo es, ya que se debe tomar en consideración muchos aspectos como en lo económico, ambiental y social.
Desde un punto de vista económico, los sistemas silvopastoriles permiten producir diferentes bienes en diferentes lapsos de tiempo, lo cual aumenta la estabilidad económica. También los SSP bien manejados pueden generar más ingresos que los sistemas ganaderos tradicionales. Desde el punto de vista técnico y productivo, estos sistemas son más complejos y hacen más necesario contar con conocimientos técnicos en comparación con los sistemas puramente de producción forestal o de carne.

Desde una perspectiva ambiental, al comparase con la producción puramente de carne, se ha comprobado que los sistemas silvopastoriles aportan al control de la erosión, la protección de cuencas y el secuestro de dióxido de carbono.

Tienen la capacidad también de contribuir a la conservación de la biodiversidad, aunque ello depende en gran medida de las condiciones locales y del uso previo de la tierra, sin embargo el aspecto de manejo más importante es la disponibilidad de luz solar ya que el sombreado de los árboles se convierte en un factor restrictivo para la producción de forraje, aunque los árboles introducen humedad y nutrientes en el suelo que pueden mejorar la calidad del pasto. Por otro lado, el sombreado puede dar bienestar a los animales y generar así un efecto positivo en la producción del animal. Por su parte, el ganado puede causar efectos negativos directos o indirectos en los árboles debido a la compactación del suelo y el daño a los árboles, pero contribuye al control de malezas e incendios forestales.

Los impactos sociales de los sistemas silvopastoriles reciben un apalancamiento considerable de parte del componente silvícola, ya que la silvicultura de plantaciones proporciona entre 20 a 80 puestos directos de tiempo completo cada 1.000 hectáreas en comparación con1 a 3 puestos de tiempo completo que proporciona la producción de carne bovina.

Según la experiencia en nuestra región se registra muchas variedades de eucaliptos y pinos, así como Araucaria, Corymbia y Grevillea, son adecuadas para los sistemas silvopastoriles por la arquitectura del dosel, y los arreglos espaciales que se pueden aplicar son principalmente espaciamientos homogéneos en densidades bajas o hileras dobles entre callejones ancho, este último arreglo permite una mayor densidad arbórea, pero su impacto sobre la calidad de la madera aún no se conoce.

Entre las especies herbáceas adecuadas para SSP (por su tolerancia a la sombra y su valor nutricional) se incluyen variedades de Brachiaria, Tanzania, Panicum, Axonopus y pasto elefante, así como pasturas naturales de Axonopus Compressus en Argentina. Para mantener buenas pasturas y evitar la compactación del suelo y la erosión, los productores deben hacer ajustes a la carga animal. El desafío más importante en la práctica es realizar raleos y podas a tiempo, y mantener una carga animal y rotaciones adecuadas, sobre todo en las pasturas naturales.

Los SSP constituyen una opción muy inteligente que sin duda tendrá aún más auge, principalmente para que los productores de carne a gran escala mejoren sus rendimientos a largo plazo y diversifiquen su negocio, ya sea de forma independiente o en asociación con empresas de manejo forestal los SSP encontrarán su lugar entre la agricultura, los bosques de plantación, las pasturas y los bosques naturales como una opción para lograr paisajes productivos y sostenibles.

Fuente: Ing. Agr. Ralexy Hernandez

Foto: Archivo

 

Te parecio interesante?, no te lo quedes, compartelo!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *