Así puede optimizar las ganancias y reducir las emisiones de GEI

De acuerdo con una investigación de la Universidad Nacional, en unos 10 años, alternativas para la alimentación del ganado, como las cercas vivas con pasturas mejoradas, optimizarían el margen de ganancias y reducirían la emisión de Gases de Efecto Invernadero en el Piedemonte Llanero.
 El uso de pastos mejorados aumentó en un 82 % las utilidades de los ganaderos dedicados a la cría, y en un 238 % las de quienes trabajaban la ceba de bovinos.
Para los pequeños productores por doble propósito, una combinación de 70 % de pastos mejorados en el predio y 30 % de cercas vivas aumentó en un 186 % los réditos económicos.
Por otro lado, la técnica de pastos mejorados redujo en un 40 % las emisiones de metano en pequeños ganaderos dedicados a la cría y en productores por ceba (tanto grandes como pequeños), mientras que en los dedicados al doble propósito disminuyó la generación de gases en un 46 %.
El investigador afirma que “mejorar la alimentación reduce las emisiones de metano por cada litro de leche producido o cada kilo de carne generado. Esto se debe a que la pérdida energética durante el proceso digestivo se reduce”. Además la rentabilidad aumenta con el tiempo al generarse mayores ganancias de peso y reducirse los tiempos de sacrificio. Asimismo se incrementa la producción de leche.
Según plantea, trabajos como el suyo, que tienen en cuenta diferentes tipos de unidades de producción, pueden servir como insumo para establecer programas de crédito.
“Conocer la manera específica en que cada técnica incide en el rendimiento de pequeñas y grandes fincas permite plantear políticas públicas para el sector. En el caso de los créditos, los asesores pueden orientar a los usuarios cuando llegan a solicitarles un préstamo, indicándoles, según las proyecciones, con cuál estrategia podrían sacarle más provecho a sus fincas”, asegura.
Encuestas a ganaderos
Para optimizar los resultados de la ganadería por medio del pastoreo en dicha zona, se planteó la alimentación a través de cercas vivas, bancos forrajeros (alta densidades de, principalmente, gramíneas de corte y leguminosas), ensilaje, pastos mejorados y el suministro de concentrados comerciales.
El primer paso fue realizar 340 encuestas a ganaderos del Piedemonte Llanero. “Así obtuvimos un número igual de variables que nos permitieran caracterizar, entre otros factores, la cantidad de tierra de cada productor, los animales que tenían, sus cultivos, el tipo de pasto de su predio e indicadores socioeconómicos como su composición familiar y los ingresos”, explica.
Los datos fueron consignados en un programa estadístico llamado R, con el cual se que clasificaron los ganaderos encuestados en tres grupos: los productores que se dedicaban a la cría (reproducción de bovinos para la venta de terneros), aquellos que trabajaban en el crecimiento de novillos para venderlos cuando alcanzaran edad adulta (ceba), y los que comercializaban tanto las crías de bovinos como la leche de estos (doble propósito).
Cada uno de los tres grupos de la muestra se dividió entre ganaderos a gran escala y pequeños ganaderos, para completar un total de seis tipos de unidades productivas.
“Era importante buscar respuestas específicas para cada subgrupo, porque a todos no les sirve lo mismo. El objetivo era determinar cómo se puede mejorar el rendimiento en sus fincas y al mismo tiempo reducir las emisiones de metano que se producen a partir del proceso digestivo de los animales”, asegura el investigador Martínez.
Con esta información, el siguiente paso fue la discusión con grupos de expertos provenientes de la Universidad Nacional, la Universidad de los Llanos y la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegan.
Como conclusión de este tramo del proceso se llegó a las 5 alternativas, cuyo potencial se comparó en proyecciones a 10 años realizadas en el programa Ruminant, utilizado mundialmente para analizar el sistema digestivo de los bovinos.
Fuente: http://www.contextoganadero.com/
Foto: Archivo
Te parecio interesante?, no te lo quedes, compartelo!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *