Tecnología para disminuir la descomposición

Un grupo de investigadores de la Universidad de Concepción, en Chile, desarrollaron una tecnología a base de pino radiata y algas que permiten prolongar la duración de los alimentos, sobre todo de las frutas frescas. El objetivo de este proyecto es reducir hasta en un 60 por ciento las pérdidas de fruta por oxidación y descomposición por acción microbiana postcosecha, que se producen durante el proceso de almacenaje y transporte. Y es que Según expertos entre el 3 y 5 por ciento de la fruta fresca exportada no alcanza a llegar a la mesa de los consumidores por descomposición en el traslado.

Deja un comentario

avatar