Cracked PC Software microsoft office crack Crack IDM Full Version Free Vpn
artículo corto - Agrotendencia.tv

Cultivo de peces: factores que afectan y bienestar

En el cultivo de peces es importante lograr mantener buenos rendimientos en sus operaciones. Esto depende, en gran manera de la relación armoniosa del animal con el medio que lo rodea. Lo que ha sido definido como bienestar animal. En este sentido, las operaciones rutinarias del cultivo de peces y los factores ambientales cambiantes, generan un estrés en estos organismos que puede poner en peligro la producción. Por esta razón, es importante utilizar prácticas de cultivo de peces adecuadas para minimizar el estrés animal, garantizando un buen crecimiento y ausencia de enfermedades. Con lo cual se obtiene una mayor producción y una mejor calidad del producto final. Cultivo de peces: ¿Por qué generar bienestar? ¿Es posible que los peces sientan? El concepto de seres sensibles aplicado a los peces ha generado gran controversia a lo largo de los años. Principalmente debido a la dificultad de medir el grado de bienestar o de estrés en un determinado momento. Sin embargo, varios investigadores sostienen que probablemente los peces y otros animales pueden tener la capacidad de sufrir, pero de forma diferente a la de los humanos. En tal sentido, la Sociedad Veterinaria de Peces (FVS) en el año 2004, incluyó a los peces dentro de sus consideraciones sobre el estatus de bienestar animal. A partir de entonces ha habido un esfuerzo significativo por parte de las empresas piscícolas e instituciones por disminuir el sufrimiento animal en sus instalaciones. Esto es particularmente de interés en la etapa previa a la cosecha, ya que se ha comprobado que la calidad de la carne disminuye cuando existe un estrés previo al sacrificio. Incluso, actualmente existen asociaciones como Compassion in World Farming que se esfuerzan en crear conciencia de que los peces son animales que sienten y la forma en que los tratamos es importante. Importancia del bienestar animal en el cultivo de peces Un indicador de la perdida de bienestar animal en el cultivo de peces es el estrés. De hecho, produce cambios en los sistemas nervioso, endocrino, circulatorio y digestivo del animal, afectando las funciones de estos sistemas. Por lo tanto, la disminución del estrés en el cultivo de peces es uno de los aspectos que debe ser considerado prioritario en una producción acuícola. En especial, debido a que: El estrés en los peces puede conllevar a brotes de enfermedades y disminución del crecimiento. Al reducir el estrés se obtiene una mejor calidad del producto final, siendo más apreciado por los consumidores, mejorando las ganancias. Asegurando el bienestar animal, mejora el sistema inmune, con lo que se reduce el uso de drogas antimicrobianas que pueden crear resistencia. Además de afectar a los ecosistemas a través de los efluentes. Los peces sanos y con bienestar se alimentan eficientemente, disminuyendo las pérdidas de alimento. Factores que pueden afectar el bienestar en el cultivo de peces Existen una serie de factores y prácticas de cultivo de peces que pueden afectar el estado de bienestar. En efecto, estos pueden variar considerablemente según la especie, pero entre los más generales se encuentran: Alimento (Acceso, Distribución y Calidad) Un alimento insuficiente o de mala calidad dará como resultado un bajo crecimiento y baja supervivencia en el cultivo de peces. Asimismo, los peces mal alimentados sufrirán de estrés, y serán propensos a enfermedades o mostrarán comportamientos anormales como agresión. De manera que, un pez con un buen apetito es señal de bienestar. Calidad del agua El medio en el cual se desarrolla el pez afecta directamente su metabolismo y su bienestar. Por lo que es importante mantener niveles óptimos de los principales parámetros de calidad del agua usada para el cultivo de peces, como son: Temperatura. Conductividad. pH. Concentración de oxígeno. Nitrógeno amoníaco. Concentración de nitrito y nitrato. Caudal de agua Es un parámetro crítico, ya que un buen caudal suministra oxígeno fresco y diluye los desechos metabólicos. Además, con un elevado caudal el sistema puede tolerar un mayor número de peces. Densidad de población Describe la biomasa de peces por unidad de agua (kg peces/m³) en el sistema de cultivo y afecta la calidad del agua. Así como el crecimiento, el estrés y las agresiones entre estos. Recipiente de cultivo Es conveniente que los tanques empleados en el cultivo de peces permitan una eliminación fácil y eficaz de las heces. Con el fin de evitar el escape de los peces y daños en las aletas, piel, etc. Manipulación y transporte El muestreo de peces para su clasificación y la transferencia de un lugar a otro son causas de mucho estrés. Por eso, debería mantenerse al mínimo. Sacrificio En el cultivo de peces las operaciones involucradas en el sacrificio deben estar bien organizadas para reducir al mínimo la duración e intensidad del estrés. Debido a que pueden comprometer el bienestar de los peces y la calidad del producto. Prevención y profilaxis de enfermedades La separación de las poblaciones de peces infectados es un aspecto importante para salvaguardar el bienestar del resto. De igual forma, la vacunación y provisión de buenas condiciones de crianza, incluyendo una calidad de agua óptima y bajos niveles de estrés. Control de depredadores La presencia de depredadores es causa de mucho estrés en los peces. Por ende deberían ser excluidos del medio a través de la protección con mallas, redes, cortinas, etc. Sin embargo, también debería garantizarse el bienestar animal de estos depredadores evitando métodos letales de control. ¿Cómo medimos el bienestar animal en el cultivo de peces? La experiencia y capacitación del personal encargado de las operaciones rutinarias en las instalaciones de cultivo de peces es uno de los elementos claves; ya que pueden proporcionar una idea del estado de bienestar de los peces. En particular, debido a que ellos pueden detectar a simple vista señales de que algo no anda bien. Por otra parte, existen una serie de parámetros fisiológicos o moleculares que pueden indicarnos cuando un pez está estresado, como son: Parámetros bioquímicos moleculares: que detectan cambios en las cadenas de ADN o la composición de las membranas celulares. Parámetros bioquímicos hormonales: basados en la medición de respuestas endocrinas secundarias al estrés, como la hipersecreción de catecolaminas o niveles de cortisol plasmático. Los métodos fisiológicos computarizados no invasivos: como por ejemplo los que detectan en una cámara las variaciones de los signos eléctricos de un pez, al ser conectado a sensores. Los métodos histopatológicos: que permiten identificar, mediante cortes histológicos, los órganos, células y orgánulo que han sido afectados. Sin embargo, la pregunta es si la medición de estos parámetros es práctica en condiciones de cultivo de peces reales. Indicadores de bienestar en cultivo de peces En este sentido, algunas investigaciones han evaluado el uso de indicadores operativos de bienestar (OWI, Operational Welfare Indicators) para monitorear el bienestar en granjas de cultivo de peces. Además, son relativamente baratos y fáciles de medir. Entre estos indicadores de bienestar en el cultivo de peces se encuentran: Calidad del agua: la medición de parámetros como temperatura, la concentración de oxígeno disuelto y el amoníaco total. Las observaciones de comportamiento: como consumo de alimentos, la actividad de natación y el comportamiento social. Apariencia externa: como el color (oscurecimiento o palidez), el enanismo, lesiones en las aletas. Parámetros de producción: como la mortalidad, tasa de crecimiento y eficiencia en la reproducción. Puntos críticos más importantes para evaluar el bienestar en el cultivo de peces La evaluación del bienestar en el cultivo de peces requiere de la aplicación en conjunto de indicadores para proporcionar una buena percepción del estado de los peces en la instalación de cultivo. No obstante, se debe aclarar que estos indicadores pueden variar según la etapa de producción. En este sentido, la Universidad Politécnica de Madrid, en España, realizó un estudio para puntuar el nivel de riesgo para los peces de diferentes fases de la producción piscícola. Con una escala de 1 a 6: donde 1 corresponde a riesgo bajo y  6 para riesgo alto, para diferentes especies. Asimismo, todos coincidieron que el transporte y el sacrificio fueron los puntos críticos más importantes en el cultivo de peces, comparado con la cría de reproductores. Sin embargo, la duración y la severidad del proceso también deberían tomarse en cuenta. [caption id="" align="aligncenter" width="720"] Riesgo relativo para el bienestar animal en diferentes fases de la producción piscícola (encuesta de expertos, n=15 personas).[/caption]   Cultivo de peces: atenuación del estrés a través de la dieta y el uso de anestésicos El efecto acumulativo de varios estresores en el pez puede conducir a una incapacidad para lograr el equilibrio entre el consumo y gasto de energía, propia del metabolismo. Por lo tanto, debemos tomar medidas que ayuden a atenuar el estrés en el cultivo de peces. Un estudio reciente ha evaluado dos mecanismos diferentes de atenuación del estrés en dos procesos habituales del cultivo de peces: La inclusión de un aditivo natural en la alimentación de peces cultivados a una densidad elevada. Adición de anestésicos durante un proceso de transporte. Empleos de aditivos en la dieta de peces En una investigación se probó el efecto de un aditivo comercial preparado con extractos naturales (RF) sobre: el crecimiento, la regulación endocrina y el metabolismo intermediario de la dorada (Sparus aurata L.). A tal fin fueron criados en condiciones de alta densidad de población. Para ello, los juveniles de S. aurata se mantuvieron durante 3 meses en diferentes condiciones combinadas de alimentación (dieta control o complementado con aditivo RF). Así como una densidad de población inicial (baja o alta; 4 o 11,5 kg m-3, respectivamente). Al final del período experimental, se determinaron la expresión de genes hepáticos, los factores endocrinos implicados en el estrés y la regulación del crecimiento. Además, se evaluó el metabolismo de carbohidratos, lípidos y aminoácidos y las actividades de las enzimas hepáticas y musculares. Según la información dada por la empresa fabricante del alimento, el aditivo natural actúa como ansiolítico al bloquear las señales nerviosas del estrés y la síntesis de cortisol. Por lo que reduce la agresividad relacionada con la jerarquización, previniendo un estrés agudo o crónico. Los resultados mostraron un mayor rendimiento de crecimiento en peces alimentados con RF. Igualmente, el aditivo natural (RF) también redujo el catabolismo de los aminoácidos en el hígado y un aumento de la glucólisis en el músculo. Finalmente, los investigadores concluyeron que el aditivo RF probó ser una alternativa natural para mejorar el bienestar de la dorada. Especialmente en condiciones de alta densidad de población. [caption id="" align="aligncenter" width="720"] Masa corporal (g) de juveniles de S. aurata durante 3 meses en diferentes condiciones combinadas de alimentación y densidad de población. Alimento control (alimento regular para esta especie); Alimento Relax-Fish (alimento normal para esta especie complementado con 1 g de aditivo RF por kg de alimento); LSD: baja densidad de población (a partir de 4 kg de biomasa por m3); HSD: alta densidad de población (a partir de 11,5 kg de biomasa por m3). Fuente: Jerez- Cepa, 2019.[/caption] Empleo de anestésicos en el cultivo de peces El uso de anestésicos ha surgido como potencia agente para reducir los efectos negativos de la respuesta al estrés durante el cultivo de peces, principalmente en: Procesos de transporte entre instalaciones acuícolas. La clasificación por tallas. Muestreos. Manipulación de reproductores. Cabe destacar que estos compuestos químicos actúan sobre el sistema nervioso, disminuyendo la sensibilidad y como resultado el pez se tranquiliza. Entre los anestésicos más empleados en acuicultura están el MS-222, el aceite de clavo, el isoeugenol, el etomidato, la quinaldina o la ketamina. En este estudio se evaluaron, los efectos de dosis de sedación de dos anestésicos: aceite de clavo (CO) y MS-222 (TMS) en juveniles de dorada (Sparus aurata L.) durante un transporte simulado y la posterior recuperación. De forma tal que los marcadores que se midieron fueron los relacionados con la regulación del eje hipotalámico-hipofisario-interrenal (HPI); a través de la medición de los niveles de cortisol en el plasma. Para ello, los peces fueron dispuestos en acuarios sobre un dispositivo móvil y transportados durante 6 h con 2,5 mg de CO L-1 o 5 mg de TMS L-1. Además de un grupo control sin anestésicos. La mitad de los peces (n = 12 por grupo) fueron muestreados inmediatamente tras el transporte; mientras que el resto se dispusieron en acuarios con agua limpia donde se permitió su recuperación durante 18 h. Los resultados mostraron la modificación de la respuesta de eje HPI a nivel periférico, en función del anestésico empleado. [caption id="" align="aligncenter" width="720"] Cortisol plasmático (ng mL-1) en juveniles de S. aurata después de 6 h de transporte simulado (post-estrés), bajo dosis de sedación de: i) control (ninguno); ii) aceite de clavo (2,5 mg L-1); o MS-222 (5 mg L-1), y luego de 18 h de mantenimiento en tanques de recuperación (recovery). Fuente: Jerez- Cepa, 2019.[/caption] Los investigadores concluyeron que en comparación con el grupo control, ambos anestésicos indujeron cambios en el manejo de los recursos energéticos en S. aurata. Recomendaciones para mejorar el bienestar en el cultivo de peces A fin de garantizar que las instalaciones acuícolas estén operando con los estándares más altos de bienestar en el cultivo de peces; es necesario que todos los acuicultores cumplan con las siguientes recomendaciones: Capacitación del personal o tener acceso a un veterinario, para asesorar en materia de salud de los peces. Así como que esté disponible para asistir en poco tiempo si hay aviso de enfermedad. Cada granja debe tener una lista de indicadores de bienestar operacional (OWI); además de protocolos de muestreo y monitoreo de salud en un lugar visible. Se recomienda poseer diversos sistemas de monitoreo para: Seguimiento del comportamiento de los animales (indicadores de estrés). Vigilancia del entorno (sensores de oxígeno disuelto, amoníaco, nitratos, salinidad, turbiedad, floraciones de algas). Escoger un método de sacrificio humanitario identificado por cada especie. Reducir y mitigar el estrés de manejo mediante bombeo, acondicionamiento, etc. Elaborar un Programa Sanitario que se actualice periódicamente, donde se describa cada procedimiento: clasificación, vacunación, química, tratamientos, transporte (primario y secundario). Cultivo de peces y bienestar El seguimiento y la evaluación del bienestar en el cultivo de peces no pueden depender de la observación de un solo parámetro; sino que necesita la integración de varios. En la práctica, deben aplicarse una combinación de indicadores que comprendan varios aspectos del cultivo de peces. Por ende, van a depender de la especie cultivada, la etapa de vida, el tamaño y el sistema de cultivo. Aún continúan las investigaciones sobre indicadores de bienestar operacional o modelos. Con la finalidad de hacer más fácil determinar el bienestar en el cultivo de peces objetivamente en el futuro. Compiladora:  MsC. en Ciencias Marinas Trinidad Urbano Referencias consultadas Bonga, S. 1997. The stress response in fish. Physiological Reviews, 77: 591-625. Conte, F. 2004. Stress and the welfare of cultured fish. Applied Animal Behaviour Science 86: 205-223. Gregory, N. 1999. Do fish feel pain? Surveillance, 26, 8-10. Jerez-Cepa, I. 2019. Bienestar Animal en el cultivo de dorada (Sparus aurata): Mecanismos de atenuación del estrés. Tesis Doctoral, Departamento de Biología, Universidad de Cádiz, España. Rey, S.; D. Little; M.  Ellis. 2019. Farmed fish welfare practices: salmon farming as a case study. GAA publications. ... Ruáles, C. 2014. Bienestar en peces y aspectos reglamentarios en Colombia para la explotación de especies ícticas con fines experimentales y comerciales. Revista Lasallista de Investigación, 11 (1): 169-180. Santurtun. E.; D. Broom; C. Phillips. 2018. A review of factors affecting the welfare of Atlantic salmon (Salmo salar). Animal Welfare, 27: 193-204. Segner, H.; S. Reiser; N. Ruane; R. Rösch; D. Steinhagen; T. Vehanen. 2019. Welfare of fishes in aquaculture. FAO Fisheries and Aquaculture Circular No. 1189. Budapest, FAO. Villarroel, M. 2012. Bienestar animal en peces: indicadores operativos. Revista AquaTIC, 37: 107-112.
Leer más

Alcaparras: qué son, para qué sirven, su planta y beneficios

La alcaparra (Capparis spinosa L.) es un arbusto rastrero que crece de manera espontánea sobre zonas rocosas o muros. Además de requerir pocos cuidados, lo que la hace muy fácil de cultivar. A lo largo del tiempo se ha dado a conocer por sus capullos comestibles, muy degustados en conservas de vinagre o saladas. De acuerdo a evidencia arqueológica el origen del consumo de alcaparras se remonta a 10.000 años en Siria, Grecia e Israel. Estas son un ingrediente muy común en la cocina mediterránea y de muchas partes del mundo. De igual forma los alcaparrones, el fruto de esta planta, también es muy consumido en muchos países. No obstante, otras partes de esta planta también son utilizadas en la agroindustria como los brotes tiernos con hojas o tallos en forma de encurtido. Adicionalmente, esta planta y sus frutos es usada para la alimentación de animales y la industria farmacéutica por sus propiedades medicinales.
Leer más

Onoto: qué es, para qué sirve, beneficios y contraindicaciones

El onoto (Bixa orellana) es una planta perenne de gran importancia desde épocas precolombinas. Su fruto, también conocido como «achiote» o «bija», es utilizado en la elaboración de condimentos, cosméticos y medicamentos. Esta planta, originaria de la Amazonía, es muy común en países como México, Colombia, Ecuador, Venezuela y América Central. El árbol de onoto tiene una copa densa y de forma globosa. Posee un rápido desarrollo, alcanzando alturas que oscilan entre los 3 y 6 metros de altura. Su tallo puede llegar a medir hasta 30 centímetros de diámetro. El onoto tiene la capacidad de adaptarse en ambientes secos, con vientos fuertes, lluvias abundantes y elevadas temperaturas. También puede crecer en suelos pobres y ácidos. El rango de temperatura ideal del cultivo está entre los 20 y 38 grados celsius. La humedad relativa ideal varía entre el 60 y el 80 por ciento. Podemos verlo en altitudes que van desde la costa hasta los 1.200 metros sobre el nivel del mar. El cultivo de onoto inicia su fructificación a los dos años de su plantación. La producción más alta puede mantenerse durante 10 años y durar así hasta los 50 años, siempre con un buen manejo del cultivo. El rendimiento anual promedio de un árbol adulto de cinco años es de 2,3 kilogramos de semilla. Se estima que mil plantas producen en promedio 2.600 kilogramos de semilla por hectárea. ¿Qué hace que el onoto tenga su color característico? Es la bixina, el principal constituyente colorante del onoto. Esta se encuentra en la cubierta exterior de la semilla del fruto, representando más del 80 por ciento de los pigmentos que posee. El colorante es de gran interés comercial en la industria alimentaria. También es usado en la industria de cosméticos para la fabricación de cremas, lápices labiales, filtros solares y como repelente contra insectos.
Leer más

Cultivo de maní: Ciclo, cosecha, plagas y enfermedades

El maní o cacahuate (Arachis hypogaea L.) es considerado el uno de los cultivos oleaginosos más importantes en el mundo después de la soya, canola, girasol, algodón, olivo y el maíz. Debido a su contenido de grasa, proteína, fibra y vitaminas es usado en la industria de alimentos, productos farmacéuticos, la agricultura y ganadería. Actualmente el maní es muy consumido a nivel mundial, la principal forma de comercialización es el maní sin cascara. Además de su consumo fresco, también se encuentra en forma de aceite o mantequilla, como merienda o ingrediente en platillos tanto salados como dulces, es fácil encontrar esta leguminosa que a menudo pasa por nuez en nuestra comida. Es de resaltar que el maní es primariamente cultivado para consumo humano. Ciertamente es muy nutritivo, la semilla contiene un 25-32 % de proteína y un 42- 52 % de aceite; también consideradas “nueces de la longevidad” en China, su principal productor, con casi 18 millones de toneladas representando el 34% de la producción mundial. Dada la importancia del cultivo de maní o cacahuate es necesaria la aplicación de buenas prácticas agrícolas en todas las etapas de su producción con el fin de obtener un producto inocuo y de excelente calidad.
Leer más

Tamarindo: qué es, para que sirve, beneficios y propiedades

El árbol de tamarindo (Tamarindus indica L.) tiene sus orígenes en las sabanas secas del África tropical y está distribuido por todo el continente africano. Es un cultivo rústico que no requiere de grandes cuidados para dar buenos rendimientos. El tamarindo se adapta a los climas tropicales y subtropicales, presenta un crecimiento lento y puede alcanzar entre 10 a 25 metros de altura. También prospera en diversas condiciones de suelo con un pH entre 6 y 7,5. La producción de tamarindo se inicia a partir de los 5 años, con rendimientos de aproximadamente 0,5 a 2 kilogramos por árbol. Luego, a partir de los 30 a 70 años producen de 150 a 200 kilogramos por árbol por año. El árbol de tamarindo se utiliza en su totalidad en diferentes formas: como planta de ornato, brindando una excelente sombra. Sus hojas se utilizan como forraje para el ganado. También aporta gran contenido de materia orgánica al suelo, permitiendo la recuperación de terrenos degradados. Las semillas contienen 63 % de almidón, 16 % de proteína, 5,5 % de aceite y 2 % de azúcar. Por eso pueden ser aprovechadas como alimento hervidas o tostadas. La pulpa de tamarindo contiene ácido tartárico y cítrico, vitaminas y un elevado contenido de fibra. Se utiliza para la preparación de dulces, refrescos, conservas, salsas y como medicina natural para el tratamiento de múltiples enfermedades. El árbol de tamarindo se ha empleado para rehabilitar sitios donde se han realizado explotaciones mineras. También es utilizado como barrera contra incendios o rompevientos
Leer más

Guayaba: propiedades, beneficios, ventajas y su cultivo

La guayabaPsidiumguajava L. es uno de los frutos más conocidos y estimados para el consumo fresco, por ello es cultivada ampliamente en los países tropicales del mundo. Cabe destacar que este cultivo se caracteriza por su elevada adaptabilidad a diferentes pisos altitudinales y tipos de suelos; por tanto, factores determinantes al momento de escoger las variedades que garantizarán una fruta de buena calidad. La guayaba es considerada una fruta de importancia comercial en más de 60 países, muy utilizada en la agroindustria y para consumo fresco debido a sus propiedades nutricionales; pues, se considera una fuente importante de vitamina C, con muchos beneficios para la salud de los consumidores. Para el año 2021 su producción fue alrededor de 2,2 millones de toneladas a nivel mundial. Ciertamente el cultivo de guayaba tiene amplias perspectivas, ya que su aprovechamiento no solo es como fruta fresca; sino también en jaleas, conservas y bebidas enlatadas. Razón por la cual, es muy apreciada por agroindustria para el desarrollo de nuevos productos. La producción de guayaba como cultivo perenne, debe ser considerada en el marco de las buenas prácticas agrícolas (BPA) a nivel internacional, desarrollando nuevos conceptos de calidad; sobre todo, que no sólo consideren las características organolépticas y físicas de los frutos comercializados, sino también la inocuidad y su impacto en el medio ambiente.
Leer más

Forraje verde hidropónico: ventajas ante el cambio climático

La producción de Forraje Verde Hidropónico (FVH) es una de las diversas prácticas que tiene el uso de la técnica de hidroponía que permite obtener pasturas los 365 días del año en cualquier localidad geográfica. Por tal razón, representa una alternativa importante ante los efectos generados a nivel mundial por los fenómenos climatológicos en años recientes. Entre los efectos de este cambio climático global se encuentra el incremento en la variabilidad de las lluvias, la erosión del suelo, fallo en el balance hídrico; además de la incidencia de plagas y enfermedades en los cultivos por altas temperaturas. Existe una baja disponibilidad de forrajes para la alimentación animal originando innumerables retos al productor agropecuario a fin de mantener o incrementar la productividad y sostenibilidad de las unidades de producción. Entonces,surge como alternativa al método convencional de producción de forraje la implementación de un sistema de producción de FVH, garantizando de esta manera un forraje fresco y apto para el consumo animal. El FVH se posiciona entre las principales tendencias dentro de la agricultura, debido a su incalculable valor en épocas de sequía parala producción rápida y simple de forraje verde. De esta manera, el FVH se suma a la lista de herramientas de innovación tecnológica tales como: Big data, inteligencia artificial, drones, a fin de contribuir con un sistema agropecuario sostenible. En líneas generales, es importante reflexionar sobre los beneficios de implementar este tipo de sistema en las unidades de producción, ya que será una alternativa valiosa para hacer frente al cambio climático en las próximas décadas.
Leer más

Pollos de engorde: crianza y control de temperatura

El control de temperatura en aves es de gran importancia; principalmente en Latinoamérica, donde existe una extensa variación climática que obedece a la altura sobre el nivel del mar y la posición geográfica. De la misma manera, existen otras fuentes de variación climática, las cuales no son objeto de discusión en este artículo. Por el contrario, se intenta mencionar o dar una visión general de algunas estrategias de manejo que permiten controlar; o más bien mejorar las condiciones del ambiente productivo para obtener confort térmico en las aves de producción. En este sentido, manejos que tienen que ver con el recurso animal, cambios ambientales pre o post eclosión y control del microambiente productivo, son abordados en los párrafos siguientes. Existen diversas estrategias comprobadas para controlar la temperatura de los pollos de engorde y gallinas ponedoras. Ciertamente dichas soluciones parten de los intentos de selección de reproductores tolerantes al calor y, por supuesto, de su descendencia. Ese otro orden de ideas, la aclimatación mediante tratamientos térmicos tempranos también es una opción; para después pasar al control del microambiente productivo, mediante ventilación natural o forzada. Otras vías pasan por agregar electrolitos a la dieta o el agua y manejos restrictivos de la alimentación en horas calurosas. De esta manera, todas las estrategias mencionadas persiguen reducir la temperatura corporal de las aves y reducir las pérdidas por mortalidad.
Leer más