Recirculación acuícola en 2 minutos

Comparte el artículo vía

Los sistemas de recirculación acuícola o “RAS”,  permiten la cría de peces y otros organismos acuáticos a través de una tecnología donde el agua de cultivo es reutilizada luego de ser filtrada o depurada por métodos físicos, químicos y biológicos.

Debido a que se utiliza la misma agua una y otra vez la calidad del agua es el punto crítico de estos sistemas.

Se utilizan filtros mecánicos para eliminar los residuos sólidos provenientes de las excretas de los peces y las sobras de alimentos; mientras, los filtros biológicos (o “biofiltros”), eliminan elementos tóxicos (como el amoniaco) proveniente de las sustancias orgánicas disueltas en el agua.

Al final del proceso, el agua es aireada y desgasificada para eliminar el dióxido de carbono antes de ser enviada nuevamente al estanque.

Los recambios de agua constantes, proporcionan una calidad de agua adecuada que finalmente garantiza el máximo bienestar, y ganancia de peso de los peces.

Las heces y las sobras de alimento representan la principal fuente de residuos orgánicos del sistema. De cada 100 kilogramos de alimento se estima que entre el 20 y el 30% se convertirán en residuos sólidos.

Debido a la gran cantidad de factores implicados en los sistemas de recirculación de agua, estos suelen ser muy complejos. Sin embargo, las nuevas tecnologías permiten automatizar cada vez más el proceso, garantizando una muy buena operatividad y productividad los 365 días del año.

En nuestra Agropedia podrás obtener información técnica para el establecimiento de sistemas de recirculación acuícola.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments