Manejo de pollitas, futuras ponedoras

Comparte el artículo vía

El éxito de la cría de las gallinas ponedoras comienza desde el nacimiento, período que por norma se extiende hasta las 4 semanas de edad; por lo tanto, debemos verificar el peso al nacer, sanidad de las pollitas y otros aspectos que ocasionará que sean clasificadas como de primera.

Luego de superar esta primera verificación, es imprescindible que ofrezcamos a las aves el máximo confort posible; cabe destacar que dicho bienestar no es utopía, sino más bien pautas obligatorias en el manejo de gallinas ponedoras, brindando a las pollitas las condiciones necesarias.

Dentro de estos aspectos resaltan la temperatura, humedad relativa, densidad de aves, manejo de cortinas, fuentes de calor, bebederos, comederos, etc.; por otra parte, resulta muy importante ofrecer un alimento en cantidad y calidad adecuada, lo que a la postre redundará en el cumplimiento de los objetivos biológicos en esta etapa.

Confort por espacio en las futuras ponedoras

Antes de recibir las pollitas, futuras ponedoras, es necesario preparar el galpón considerando todos los aspectos claves para ello; en primera instancia es imprescindible acondicionar el piso o soporte donde se desarrollarán.

De modo que es muy importante proveer una cama de al menos 10 cm de espesor, para ello se puede emplear:

  • Cascarilla de arroz.
  • Viruta de madera.
  • Arena u otro material similar.

Sin embargo, es de resaltar que el material a utilizar no debe ser muy fino debido a que las pequeñas partículas pueden ser aspiradas por las pollitas; en consecuencia, causan irritación en las fosas nasales y otras afecciones asociadas.

Además, la recomendación establece que la densidad de aves para la recepción se ubique entre 12 y 14 aves por metro cuadrado, hasta la semana cuatro de vida.

De igual forma, independientemente del tamaño del galpón, la estrategia es ubicar cercos alrededor de las criadoras (3 a 4 m de diámetro); para luego ir aumentando el espacio disponible acorde a la edad de las aves.

Dos pollitas, futuras ponedoras

Inventariando los equipos necesarios

La criadora

El primer aspecto a considerar es la criadora de las futuras ponedoras, debido a que en las fases iniciales de vida las pollitas no pueden controlar su temperatura corporal; por tal motivo, debemos disponer de equipos para el suministro de calor y poder controlar la temperatura.

En este sentido, existen diversos dispositivos que funcionan con combustible de distinta naturaleza: gas, electricidad, diesel, etc.; asimismo, la capacidad de estas es variable, encontrándose en el mercado criadoras para 500, 800, 1000 o 1200 pollitas.

Por otra parte, debajo de las criadoras se coloca un cerco con altura entre 30 y 50 cm, este accesorio es muy útil para mantener las aves debajo de la criadora, y así puedan recibir el calor apropiado; también, facilita otras labores a realizar con las aves, por ejemplo, la vacunación.

Comederos y bebederos

Cuando llegan las pollitas es usual que se usen las bandejas de recepción para suministrar el alimento; luego de la primera semana se pueden utilizar los bebederos de canal, tubo o plasón.

Por ello es de capital importancia que se verifique que las aves puedan contar con un espacio en los comederos entre 5 y 6 cm (sea cual sea el diseño); es decir, unas 50 a 60 pollitas por comedero.

Características

Los bebederos pueden ser manuales o automáticos, en la recepción se usan bebederos manuales (de galón o canal); luego, posterior a la primera semana se pueden usar bebederos automáticos, los cuales pueden ser de campana, niple o copa.

Así, cada ave debe disponer de 2 cm en los bebederos de canal, una copita debe ser suficiente para unas 15 aves en este período; aunque no se debe exceder de 50 pollitas por bebedero de campana.

Cabe mencionar que la disponibilidad de bebederos y comederos se deben regular en la medida que las aves avancen en edad; dado que su mayor tamaño exigirá más espacio para cada pollita. En otras palabras, se debe disponer de más bebederos y comederos.

Igualmente, es indispensable considerar que la altura tanto de los bebederos como de los comederos está determinada por el dorso de las aves; por esta razón, debemos regular la altura tomando como referencia la espalda de las pollitas.

Hay que resaltar que los comederos y bebederos deben limpiarse de forma regular; de manera que el agua y el alimento se mantengan limpios y libres de materias fecales, lo cual puede desembocar en enfermedades en los animales.

vista aérea de pollitas concentradas durante la recepción

Estrategias de control de temperatura

Una buena combinación entre el uso de la fuente de calor y las cortinas proporciona las temperaturas indicadas, y es la clave para un buen inicio; así, la temperatura ideal en la recepción está entre 29 y 30 ºC.

Para cumplir con este objetivo, el manejo de las fuentes de calor, las cortinas y la ventilación forzada deben combinarse; de modo que junto a la temperatura ambiental se logre el control de este factor dentro del galpón.

Combinación de calor, cortinas y ventilación

Usualmente y dependiendo de la temperatura exterior, las criadoras se mantienen encendidas durante la noche e inicio del día; también se apagan gradualmente en la medida que aumenta la radiación solar para mantener la temperatura ideal.

Adicionalmente, las cortinas se mantienen cerradas durante la noche para luego abrirlas, también de manera gradual durante el día permitiendo que el aire caliente y los gases tóxicos sean expulsados del galpón; mientras que en algunos casos se usa ventilación forzada, por tanto, se debe combinar de la manera correcta los tres aspectos para lograr el confort térmico de los animales.

Aunque la excesiva ventilación permite remover de manera eficaz los gases del galpón, puede ocurrir una reducción no deseada de la temperatura dentro de la nave de cría; por el contrario, deficiente ventilación ocasionará acumulación de gases y aumento de la temperatura que en casos extremos, serán perjudiciales.

Indicadores

La observación directa de las aves es una indicación muy efectiva del control de temperatura y gases tóxicos; entre los cuales encontramos:

  • Las aves deben estar distribuidas de manera homogénea en el área, activas, comiendo y bebiendo.
  • La acumulación de animales, aves postradas y somnolientas son indicativos de fallas en la temperatura y acumulación de gases tóxicos.

pollitas caminando y mirando bebedero

¿Podemos evitar la deshidratación de las pollitas monitoreando la humedad?

La respuesta definitivamente es “Sí”, al salir las pollitas de la planta de incubación la humedad relativa está alrededor del 80 %; por ello, debemos asegurarnos que la humedad relativa del galpón se acerque a este valor.

Si no se cumple con esta premisa y el alojamiento tienen una humedad relativa inferior, se activarán los procesos de intercambio (evaporación y convección) entre la pollita y el medio ambiente circundante; de hecho, las aves perderán humedad corporal aceleradamente, llegando incluso a morir.

pollitas comiendo en comederos tipo canal y bebiendo agua en bebederos tipo campana

En todo caso, si la humedad relativa es muy baja y hemos proveído de suficiente agua de bebida, la respuesta de las aves será ir a consumir la misma para evitar la deshidratación; mientras más se prolongue esta situación las pollitas ocuparán más tiempo bebiendo agua y no comiendo, siendo la respuesta final menor peso de las aves, incluso la muerte.

Debido a ello, debemos medir dentro del galpón la humedad relativa y aplicar estrategias, como la microaspersión; con el fin de mantener el parámetro en un rango adecuado y evitar pérdidas productivas.

dos pollitas negras

Cuidemos la clave del crecimiento: alimentación

Resulta lógico pensar que, en cualquier especie, el crecimiento está directamente relacionado con la cantidad y calidad del alimento ingerido. En este sentido, si la temperatura ambiental, la temperatura del agua, oxigenación, ventilación, sanidad, etc., son adecuadas, ocurrirá una correcta ingesta de alimento.

En la práctica, la ingesta de alimento no se restringe en las pollitas; sin embargo y a manera informativa se presenta en el Cuadro 1 el consumo promedio por día, semana y acumulado para pollitas ponedoras.

Cuadro 1. Consumo promedio (g) para pollitas, futuras ponedoras en fase de inicio.

Edad (semanas)Consumo/ave/día (g)Consumo/ave/semana (g)Consumo/ave/acumulado (g)
1138888
220137224
325173397
429203600

cinco pollitas escarbando en piso

Balance de nutrientes

Un aspecto de vital importancia es el balance de nutrientes en la dieta, o en términos sencillos, calidad de la dieta; también, es sabido que el nivel de energía presente en la dieta regula el consumo de alimento, por lo que existe una relación inversa entre el nivel de energía y la ingesta de la dieta. Entonces, mientras mayor es el nivel de energía en la dieta la ingesta de materia seca (alimento) disminuye.

Por este motivo, es de suma importancia que los niveles de energía, proteína, aminoácidos esenciales, vitaminas y mineral estén balanceados en la dieta; además de obedecer a las exigencias nutricionales de la raza, línea o híbrido avícola que se esté utilizando.

A continuación se muestran los valores referenciales del nivel de nutrientes en la dieta (Cuadro 2).

Cuadro 2. Niveles de nutrientes durante el período de crecimiento de pollitas, futuras ponedoras.

ItemNivel
Energía metabolizable (Kcal/kg)3000 – 3085
Lisina (%)1,17
Metionina (%)0,48
Treonina (%)0,82
Triptófano (%)0,22
Arginina (%)1,24
Isoleucina (%)0,81
Valina (%)0,85
Proteína cruda (%)20
Calcio (%)1,1
Fosforo (%)0,5

Revisemos los resultados a través del peso corporal

La recomendación general es comenzar a pesar las aves a partir de las cuatro semanas de edad; no obstante, es aconsejable tener idea del peso corporal de las pollitas durante los primeros días de crecimiento.

En el Cuadro 3 se presentan los valores de peso corporal para pollitas en crecimiento.

Cuadro 3. Peso corporal (referenciales) para pollitas en crecimiento

Edad (semanas)Peso corporal
(g)(lb)
1650,14
21100,24
31750,39
42400,53

pollitas alrededor de bebedero de campana

Sin duda, en avicultura los objetivos de peso se evalúan a través de la uniformidad, que no es más que el 80 % de las aves pesadas se ubiquen en el rango de ± 10 % de la media; por eso, el descarte de aves solo se justifica si estas son muy pequeñas y están fuera del rango propuesto.

En todo caso, si los resultados de pesaje no son satisfactorios deben revisarse los aspectos nutricionales, calidad del agua, sanidad y temperatura; ya que pueden influenciar de manera negativa el crecimiento de las pollitas.

Comentando sobre sanidad y prevención de enfermedades

Los programas de vacunación en las futuras ponedoras son variables de acuerdo a la zona y, por supuesto, la incidencia de enfermedades; por esta razón, el médico veterinario es el personal calificado para decidir sobre los programas sanitarios a aplicar.

De manera general, durante esta fase las pollitas deben recibir vacunas contra las siguientes enfermedades:

  • La enfermedad de Gumboro (2 dosis).
  • Newcastle + Bronquitis infecciosa (2 dosis).
  • Viruela aviar (1 dosis).

Asimismo, se pueden usar complejos de vitaminas – minerales en zonas calurosas para la recepción de pollitas o en días con temperaturas muy altas; en lo que respecta a la aplicación de antibióticos contra enfermedades ocasionales será recetada por el médico veterinario.

pollitas negras de cabeza blanca caminando en piso de viruta

Controlemos las horas de luz

La luz durante el período de cría de las futuras ponedoras es muy importante, no sólo se debe cuidar el número de horas luz a ofrecer, sino también considerar la intensidad de la luz suministrada; como en muchos aspectos, los programas de iluminación dependen del medio ambiente, en este caso de las horas de luz natural en la zona.

vista de galpón lleno de pollitas bebiendo agua y consumiendo alimento

No obstante, es usual utilizar galpones oscuros donde se controla el número de horas luz a ofertar a los animales; como regla general, la cría comienza con 20 a 22 horas de luz, para luego disminuir paulatinamente una hora de luz por semana.

De manera análoga la intensidad de la luz debe ubicarse entre 20 y 30 lux en la primera semana; luego se reduce paulatinamente hasta llegar a 15 lux en la semana cuatro de vida.

¿Es factible un manejo exitoso de las futuras ponedoras?

No es casual que en las pollitas de líneas comerciales estén establecidos todos los parámetros de manejo y biológicos promedios durante las distintas etapas de crecimiento; dado que la información que se provee a los criadores obedece a muchos años de investigación.

Así que en todas las líneas, cruces, razas o híbridos, durante la fase de cría es de capital importancia que las pollitas consuman alimento con un adecuado balance de nutrientes; en especial proteína, aminoácidos disponibles, energía metabolizable, vitaminas minerales, etc.

Sin embargo, no debemos olvidar que el manejo influenciará la respuesta del ave, donde una de las maneras de monitorear el crecimiento durante la fase de cría es el cálculo de la homogeneidad; a fin de orientar sobre las acciones a tomar para propender en el buen desarrollo de las pollitas.

Por ello, no basta con ofrecer un alimento acorde a las necesidades nutricionales; también se debe suministrar la cantidad correcta y en concordancia con el peso.

Asimismo, otra manera de asegurar un consumo de alimento satisfactorio es ofrecer agua abundante y de calidad sanitaria, controlar la temperatura dentro del galpón, los gases tóxicos (ventilación), humedad relativa y sanidad; y así lograr el peso y desarrollo del ave en correspondencia con la edad.

Compilador: Dr. Rafael Galindez

Referencias consultadas

Cotrina, S. 2016. Comportamiento productivo de la pollita Hy Line Brown en la etapa de inicio, levante y pre postura en el C.I.P.P. San José de Chuco. Distrito de Jesús Cajamarca. Tesis Ingeniero Zootecnista, Universidad Nacional de Cajamarca, Facultad de Ingeniería en Ciencias Pecuarias, Escuela Académico Profesional de Ingeniería Zootecnista. Cajamarca, Perú, 68p.

Hy – Line. 2009. Guía de manejo de reproductores, Estados Unidos de América. Disponible: https://www.hyline.com/spanish/variedades/brown.

Isa Brown. 2021. Isa Brown. Guía del Producto.  Disponible: https://www.isa-poultry.com/es/products-es/isa-brown-es/.

Uscategui, M. 2015. Elaboración Manual Levante Gallina Ponedora Comercial (Isa Brown). Granja Avisin. El Molino – Zapatoca. Práctica Profesional. Médico Veterinario y Zootecnista. Universidad Cooperativa de Colombia. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Bucaramanga, Colombia. 92p.

Vila, L. 2011. Caracterización preliminar del porcentaje de huevos incubables y el crecimiento de cuatro genotipos de gallinas criollas venezolanas. Pasantía de Investigación. Ingeniero Agrónomo. Universidad Central de Venezuela. Facultad de Agronomía. Departamento de Producción Animal. 17p.

NOTA: Agropedia es una herramienta de Agrotendencia TV para la producción y difusión de conocimiento técnico-agrícola especializado enfocado a optimizar el uso de los recursos y mejorar significativamente el manejo de los sistemas de producción en América Latina. Puedes acceder a la información más actualizada sobre la agricultura en el mundo a traves  de nuestro portal web: Agrotendencia.tv

una pollita
varias pollitas amarillas en suelo de paja
tres pollitas
pollitas alrededor y dentro de comedero
dos pollitas durmiendo
galpón lleno de pollitas
una pollita mirando a la izquierda
pollitos alrededor de comedero
tres pollitas
pollitas bebiendo agua en bebedero de copita
pollitas bebiendo agua en bebedero de campana
pollitas comiendo alimento y bebiendo agua
una pollita en la mano de una persona
pollitas caminando y otras en comederos y bebederos
pollitas comiendo en comedero de canal
una pollita en la mano de una persona
pollitas sobre cama
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Déjanos tu comentariox