El Cultivo de Sorgo

El cereal que conspira contra el clima y sale triunfante.

El Sorgo (Sorghum spp.), es un cultivo granifero de la Familia de las Poaceas, originaria de las regiones tropicales y subtropicales de África oriental, cultivado en todo el planeta como cereal para consumo humano y animal,  su resistencia al calor y la sequía, lo sitúan como uno de los cereales más importantes del planeta.

Dentro de su versatilidad, comprende 366 especies descritas y de estas, solo 31 aceptadas. Por ser un cereal carente de gluten, representa una opción nutritiva para las personas celíacas, además de poseer condiciones antidiarreicas, astringentes y homeostáticas.

Por otra parte, su empleo en alimentación humana y animal, tiene interés por su uso como cultivo bioenergético, existiendo variedades de sorgo dulce con tallos ricos en azúcares, de los que se utiliza toda la planta para la fabricación de biocarburantes, existiendo variedades precoces, además de resistentes a plagas y enfermedades, que lo hace uno de los más cultivados del mundo.

Indudablemente que el poseer un metabolismo especial que le permite la reducción al mínimo de la fotorespiración y de ahorro en el consumo de agua, separando estos procesos entre el día y la noche, logra el respaldo de una buena productividad.

Con la obtención de híbridos, a partir de los años 50, se han logrado rendimientos de hasta los 13.440 Kg/ha, y el descarte de aquellas variedades susceptibles al vuelco, por su altura y de maduración tardía, el sorgo se expandió en todas las regiones tropicales y subtropicales.

En la actualidad, es el principal grano en algunas partes de África, Asia, India, Pakistán y China donde constituye gran parte de la dieta humana, en la alimentación animal, y para la elaboración de bebidas alcohólicas, sin descartar en América, las grandes producciones de; los Estados Unidos, México, Argentina y Brasil.

Aprovecha la energía del sol, donde otros perecen

Etimología, origen e historia

Origen

Se considera que el centro de origen del sorgo, se ubique entre Etiopia y Sudán, al existir hoy día la mayor diversidad de especies, lo cual disminuye en dirección norte de África y Asia, por vestigios del siglo I, d.C., y en esculturas asirias se le observa cultivado desde el 700 a.C.

Etimología

Indudablemente que la palabra o género sorgo, fue tomada del latín moderno sorguhum, proveniente del latín vulgar syricum, o sea proveniente de Siria, región donde probablemente los romanos conocieron esta poacea (gramínea).

Por otro lado, el nombre genérico Sorghum, fue impuesto por el biólogo Moench, en el 1794 y ha sido conservado oficialmente, de manera que Sorghum L., no es una denominación correcta.

Historia

El sorgo como cultivo doméstico llegó a Europa aproximadamente hacia el año 60 d. C. pero nunca se extendió mucho en este continente. No se sabe cuándo se introdujo la planta por primera vez en América y probablemente las primeras semillas se llevaron al hemisferio Occidental en barcos de esclavos procedentes de África.

Los primeros sorgos dejaban mucho que desear como cultivo granífero, ya que eran muy altos y, por lo tanto, susceptibles al vuelco y difíciles de cosechar. Además, maduraban muy tardíamente. Los tipos Kafir y Milo fueron seleccionados como productores de granos por los primeros colonos en las grandes planicies debido a que su tolerancia a la sequía es mayor que la del maíz.

Con el advenimiento de las máquinas cosechadoras se hicieron selecciones a partir de los materiales originales, obteniendo tipos más precoces y algo más bajos. Sin embargo, fue la combinación de "tipos" de sorgo granífero, iniciada por John B. Seiglinger de Oklahoma, lo que hizo posible cultivarlos utilizando la cosecha mecanizada.

NOTA: Los tipos salvajes encontrados en África central y del este no son aconsejables para usar en la agricultura actual, los fitogenetistas continúan buscándolos para crear nuevos germoplasmas, con el objeto de incorporar características deseables dentro de las líneas genéticas actuales. La mínima fotorespiración el máximo ahorro del agua, y la selección natural, dio un metabolismo especial al sorgo actual.

Cereal de gran relevancia social y agroindustrial…

Importancia del cultivo (social, gastronómica, ecológica, agroindustrial y comercial).

El sorgo se emplea con dos distintas finalidades: alimentación humana y animal. Mientras que a comienzos de la década del sesenta, una grandísima parte de la producción de sorgo mundial se empleaba directamente en la alimentación humana, desde entonces ha bajado constantemente su proporción con este fin y a aumentando su uso en la alimentación animal.

En América del norte, América central, América del sur y Oceanía, la mayor parte del sorgo producido se emplea en concentrados para animales, viéndose la producción mundial de sorgo destinada a la alimentación humana estancada durante los últimos 35 años en contraste con el consumo humano total de todos los cereales restantes, que han subido en consumo considerablemente a lo largo del mismo período gracias al crecimiento demografico.

Consumo animal

El consumo de sorgo actual es destinado fundamentalmente al procesamiento agroindustrial para la producción de alimentos concentrados para la alimentación animal; este destino se ha duplicado pasando del 30 al 60 por ciento desde principios de los años de la década del sesenta hasta la actualidad, mientras que el volumen total de su empleo destinado a alimentos de consumo humano se mantuvo inalterado o bajó ligeramente.


El sorgo es utilizado como forraje, incorporándolo completamente, solo, mezclado con otros, o ensilado, siendo su grano base de alimentos concentrados en diversas formulaciones, en combinación con maíces, soya, azucares y minerales. En esta condición el sorgo, es utilizado por los grandes productores como; Estados Unidos, México, Japón, Argentina y en las antiguas Repúblicas Soviéticas, en la alimentación animal, países que en conjunto consumen el 80% del sorgo mundial, de esta forma.

Consumo humano

El consumo de sorgo per cápita es elevado en países o regiones de esos países donde el clima no permite la producción económica de otros cereales y donde los ingresos son bajos, como en las franjas meridionales del Sahara, en particular Etiopía y Somalia, además de Botswana, Lesotho, el Yemen y algunas provincias de China o estados de la India, donde el consumo medio nacional per cápita de sorgo puede llegar hasta los 100 kg anuales.

Por lo tanto, el sorgo es por sus cualidades intrínsecas un cultivo excelente en aquellas regiones donde no se puede cultivar otro cereal, e incluso en terrenos que por su agroecología no se da otro cultivo, permitiendo la supervivencia y el asentamiento de poblaciones humanas.

Creatividad gastronómica en el consumo de sorgo

Desde el punto de vista alimenticio, el sorgo  en sus diversas variedades, se consume para la alimentación humana, como para la elaboración de bebidas, y por tratarse de un alimento carente de gluten, representa una opción nutritiva para las personas celiacas, además de poseer propiedades antidiarreicas, o astringentes y homeostáticas.

Precisamente en países africanos, como Etiopia y Somalia, además de China e India, es ingrediente común en su gastronomía local, en forma de; tortillas, panes con o sin levadura como el kisra, gachas y cuscús o es utilizado como acompañante de carnes y verduras, como sustituto del arroz.

Por otra parte, en China se ha desarrollado una agroindustria de bebidas alcohólicas, producto del procesamiento del forraje de sorgos dulces, ricos en azucares, y en países pobres, con condiciones agroclimáticas extremas con alto déficit de humedad, que solo permiten el desarrollo de variedades de sorgo, se ha desarrollado una incipiente agroindustria de harinas para consumo humano.

Un escudo contra el cambio climático

El sorgo, como cultivo especial para zonas agroclimáticas de régimen desértico o de escasez de agua, ha desarrollado variedades con taninos condensados (rojos y marrones), ya que éstos resisten mejor el deterioro ambiental a cosecha, dado que la naturaleza química de esos compuestos no es un medio favorable para el crecimiento y desarrollo de hongos, evitando así el enmohecimiento de los granos.

Sorgos sin taninos condensados.

Asimismo, es bien cierto que, fruto del esfuerzo de los programas de mejoramiento, los sorgos sin taninos condensados existentes hoy en el mercado, poseen un tipo de grano que permite cosecharlos con una óptima calidad, aún en condiciones ambientales de alta humedad durante la época de recolección. Estos sorgos graníferos sin taninos tienen un valor nutritivo equivalente al 95-98 % del valor nutritivo del maíz promedio.

Un creador de oportunidades…

El cambio climático global, la intensificación de la producción ganadera y necesidad de reservas, además de lograr una mayor eficiencia de conversión a menores costos, el requerimiento de recuperar suelos y su mantenimiento, entre otros factores, ha propendido a la mayor utilización del cultivo de sorgo para distintos usos, fundamentalmente en regiones edafoclimaticas más marginales, además de su uso potencial en bioenergía (biogás y bioetanol).

De manera que, es el cultivo del sorgo, es una alternativa válida, para utilizar terrenos marginales sin necesidad de realizar nuevas deforestaciones para incorporar terrenos fértiles, o cambio del uso de los ya existentes, sin necesidad de planificar e incorporar programas de riego o fertilización, para obtener buenos rendimientos del grano.

Indudablemente, el cultivo de sorgo constituye un factor estratégico de la agricultura sustentable ya que su cultivo tiende a conservar los recursos productivos, en un marco de sistemas de producción económicamente competitivos y rentables preservando el ambiente, y respondiendo así, a los requerimientos sociales.

NOTA: Actualmente el sorgo es el cultivo más usado en la producción de bioetanol, después del maíz, el trigo y la cebada.

El sorgo: un impulso a la economía

Se considera que la mayor importancia del sorgo, es desde el punto de vista bioenergético, al existir variedades de sorgo dulce con tallos ricos en azucares y sus granos como fundamento de alimentos concentrados para animales, a nivel mundial.

Se destaca los EE.UU. primer productor mundial del cereal, con un volumen de producción equivalente a 12.635.730 Ton/año, entendiéndose un consumo interno del 55% equivalente a 6.931.677 Ton/año, lo cual le permite incorporarse al mercado internacional comercializando sus excedentes, equivalentes a 5.704.053 Ton/año.

En esta misma situación se encuentran; China con un volumen de producción de 2.434.895 Ton/año, que la ubica en el puesto número siete como productor mundial, consumiendo el 90% equivalente a 2.197.232 Ton/año, con una comercialización de 237.663 Ton/año, al igual que Brasil con una producción de 1.440.750 Ton/año, ocupando el puesto diez, con un consumo interno del 80,35% y una exportación de 225.430 Ton/año.

http://www.fao.org/3/w1808s/w1808s01.jpg

Caso especial ocupa México, primer importador de sorgo, con un volumen de 1.878.474 Ton/año, ya que siendo el cuarto país productor con un volumen equivalente a 6.202.920 Ton/año, presenta un déficit interno, el cual es cubierto con la importación, al igual que muchos países cuyas condiciones agroecológicas adversas al cultivo, no permiten su producción exitosa o su producción no satisface una demanda cautiva permanente.

Principales países importadores de sorgo en el mundo:

Principales países exportadores de Sorgo en el mundo:

Morfología y fisiología del sorgo

Un cultivo adaptado al clima hostil

La Raíz

El Sistema radical del sorgo, puede llegar en terrenos permeables a dos metros (2 m) de profundidad, tiene tres clases de raíces, laterales, adventicias y aéreas. Cuando los granos germinan esta raíz fibrosa toma la iniciativa, continua la aparición de varias raíces adventicias, hasta consolidarse el sistema radicular permanente, muy fuerte y que le da anclaje y resistencia, además de constituir un eficiente sistema conductor de soluciones nutritivas de sabia bruta.

El Tallo

El tallo del sorgo, también llamado caña, es compacto, a veces esponjoso, con nudos engrosados, puede alcanzar entre 1 y 2 metros de altura, según la variedad. Puede originar macollas (unidad estructural de la mayoría de las especies de gramíneas. Se forman a partir de las yemas axilares o secundarias del meristemo basal del eje principal), de maduración más tardía que el tallo principal. La presencia de macollas es varietal y está influenciada por la fertilidad, las condiciones hídricas y la densidad.

Las Hoja

El área foliar o follaje del sorgo, consiste en el desarrollo de entre 7 y 24 hojas dependiendo de la variedad, son alternas, opuestas, de forma linear lanceolada, la nervadura media es blanquecina o amarilla en los sorgos de médula seca y verde en los de médula jugosa.

Tiene lígula en la mayoría de los casos. El borde de las hojas presenta dientes curvos, filosos y numerosas células motoras ubicadas cerca de la nervadura central del haz facilitando el arrollamiento de la lámina durante periodos de sequía.

La Flor

La flor del sorgo, posee estambres y pistilo, constituye la parte apical de la planta, se agrupa en una inflorescencia, la cual se presenta panojas compactas, semicompactas o semilaxas, con espiguillas que nacen a pares, una fértil y la otra estéril. Esta panoja es erecta con pedúnculo fuerte y largo de aproximadamente 18 - 20 cm sobre la última hoja, que sea densa y abierta, en la maduración.

El grano o semilla

Los granos o semillas del sorgo, miden de 3 mm a 4 mm, de diámetro, son esféricos y oblongos, de color negro, rojizo y amarillento, constituyendo en grano una cariópside grande y pesada. Además de todas las características anteriores, en el sorgo es muy interesante su resistencia al ataque de los pájaros, ya que estos provocan muchos daños, no sólo por lo que comen, sino por lo que desgranan.

El valor energético del grano de sorgo es un poco inferior al del maíz. Se puede estimar como media 1,08 UF/kg. Comparándolo con el grano de maíz, el de sorgo es generalmente un poco más rico en proteínas, pero más pobre en materia grasa; como las de maíz, son de un valor biológico bastante débil; son particularmente deficitarias en lisina.

Ciclo de vida y velocidad de crecimiento

Indudablemente que la fecha de siembra de la semilla cariópside, está condicionada fundamentalmente por la temperatura del suelo y la humedad. La temperatura óptima para la siembra del sorgo es alrededor de los 16° C (promedio de temperaturas tomadas a las 8, 13 y 17 horas) a 5 cm de profundidad.

1ra etapa del crecimiento EC1

En los primeros 30 días aproximadamente (identificado EC1), dependiendo del ciclo fenológico de la variedad, el punto de crecimiento de la planta está aún por debajo de la superficie por lo que el cultivo puede recuperarse si tiene buenas condiciones de temperatura y humedad a contingencias climáticas como el granizo con relativa facilidad.

Es en esta primera etapa donde se requiere una óptima ejecución de labores en el cultivo, debe estar libre de malezas y tener buena disponibilidad de nutrientes, y agua, así como una temperatura idónea, para un crecimiento inicial vigoroso.

2da etapa del crecimiento EC2

En la segunda etapa de crecimiento (identificado EC2), que abarca entre los 30 y 60 días aproximadamente, se marca el rendimiento potencial del cultivo, por lo cual es aún más crítico el suministro de nutrientes.

En este estado, se produce la máxima absorción de nutrientes y agua, la máxima intercepción de luz y se determina el potencial de rendimiento (N° granos); además se logra la acumulación del 60 al 70% del peso seco total.

3ra etapa del crecimiento EC3

La tercera fase de crecimiento (identificada EC3) se caracteriza por el desarrollo y madurez fisiológica del cultivo y es en esta etapa de llenado del grano donde se requiere un suministro de humedad constante en el suelo para su máximo rendimiento.

Taxonomía del sorgo

El sorgo pertenece a la familia de las poaceas. Las especies principales son el Sorghum vulgare y el Andropogum sorgum sudanensis.

Con respecto a las especies del género aceptadas, a nivel mundial como sorgo, se tiene las siguientes:

Entre las diferentes especies de sorgo se distinguen; sorgos tardíos, medios y precoces o cortos. Las variedades precoces, presentan un ciclo de una duración total de unos 100 días, con unos 68-75 días hasta floración. Las variedades intermedias, presenta un ciclo de hasta 120 días, con 68-80 días hasta floración y las variedades de ciclo largo presentan una duración total de más de 120 días con 72-82 días hasta floración.

A continuación, se detallan las características de algunas variedades consideradas clásicas. Típicas de las diversas zonas del mundo donde se ha cultivado el sorgo desde hace varios milenios.

Las variedades de sorgo y sus regiones

Durra

Esta variedad está intensamente cultivada en el norte de África, suroeste de Asia y en la India. Presenta una panoja compacta y dura lo que la hace en cierta medida resistente al ataque de los pájaros. La exerción de la panoja es bastante pobre. Tiene raquis, glumas y ramas de la panoja pubescentes y hojas oscuras. Es una variedad bastante susceptible a la sequía en comparación con otras.

Feterita

Procede de Sudán, su característica principal es la precocidad. Es intermedio entre Durra y Milo; tiene 8-9 hojas de color verde claro y una buena exerción de panoja, siendo ésta compacta y puntiaguda en el ápice. El grano, es color blanco tiza con testa marrón.

Hegary

Esta variedad da origen a los sorgos sensibles al fotoperiodo. Es resistente a la sequía por detención del crecimiento. Tiene abundante macollaje, forraje y tallos jugosos, lo que lo hace muy apto para pastoreo. La panoja es elíptica, semicompactas con aspecto de ramillete y el grano es blanco-azulado.

Kafir

Originaria de África Tropical desde donde se ha extendido por todo el mundo. Se caracteriza por poseer buena exerción de la panoja (compacta), por ser buen forrajero (plantas de 1,3 a 2,7 m de alto, tallo fuerte y de 12 a 15 hojas verde oscuro) y por su resistencia a la sequía.

Kaoliang

Constituye uno de los cultivos más antiguos de China. Está adaptado a zonas más frías. Posee poca exerción de la panoja, es poco macollador, con 7 a 10 hojas de color verde oscuro y cortas. El grano tiene taninos que le confiere un color castaño y propiedades anti-pájaros.

Milo

Originario de África, es una variedad importante pues ha sido base de numerosas hibridaciones; es macollador, tiene 8-10 hojas de color verde oscuro con nervadura blanca, panoja oval, corta y compacta, con exerción pobre. El grano es blanco, amarillento o marrón y tiene un embrión bastante grande en comparación con otras variedades.

Shallu

Procede de la India. También es del tipo anti-pájaro pero en este caso es debido a la gran flexibilidad de sus panojas. Es un sorgo de abundante macollaje, con 7 a 10 hojas de color verde claro, panojas erectas cónicas y muy laxas. El grano es pequeño, vítreo, duro, de color blanco amarillento.

Requerimientos edafoclimáticos del sorgo

Tolera suelos viejos con alto nivel de acidez, arenosos y limosos, y está adaptado a zonas secas; no soporta inundaciones las cuales son comunes por encima de los 500 mm de precipitaciones por ciclo ni tampoco heladas. Requiere suelos de 1,5 metros de profundidad efectiva mínima y la estructura de suelo ideal es la de tipo migajosa pero puede adaptarse bien a estructuras blocosa-migajosa siempre que el suelo sea bien preparado, cuando la estructura es únicamente blocosa da malos rendimientos.

Particularidades del tipo de fotosíntesis del sorgo

La vía CAM (metabolismo ácido de las crasuláceas) es el tipo de fotosíntesis predominante en el sorgo necesita ATP (adenosín trifosfato), el cual es un nucleótido fundamental en la obtención de energía celular. Se produce durante la fotorespiración y la respiración celular, y es consumido por muchas enzimas en la catálisis de numerosos procesos químicos, en varios pasos, así que, al igual que la fotosíntesis, no es un "regalo" energético.

Sin embargo, las especies de plantas como el sorgo, que usan la fotosíntesis CAM no solo evitan la fotorrespiración, sino que también usan el agua de forma más eficiente.

Sus estomas solo se abren por la noche, cuando la humedad tiende a aumentar y la temperatura a bajar, y ambos factores reducen la pérdida de agua de las hojas. Las plantas de tipo CAM suelen predominar en zonas cálidas, áridas y secas, como los desiertos, tal es el caso del Sorgo que tolera mejor la sequía que el exceso de humedad, requiriendo un mínimo de 250 mm de lámina por ciclo y un máximo de aproximadamente 500 mm en suelos no arenosos.

Las Temperaturas

Por selección natural, el sorgo está adaptado a temperaturas altas para su normal desarrollo, siendo por lo tanto más sensible a las bajas temperaturas que otros cultivos y presentando problemas cuando las temperaturas bajan de los 14° C aun en las variedades más adaptadas a zonas templadas.

Temperatura de germinación

Para la germinación necesita una temperatura de suelo no inferior a los 18 ˚C., el metabolismo de la semilla no se activa hasta que se sobrepasan los 15 ˚C, situándose el nivel óptimo de temperatura en esta fase hacia los 32 ˚C.

Temperatura de floración

Ahora que para el caso de la floración, el sorgo requiere una mínima de 16 ˚C, pues por debajo de este nivel se puede producir esterilidad de las espiguillas y reducir el rendimiento del grano.

Al principio de su desarrollo, el sorgo soporta las bajas temperaturas de una forma parecida al maíz, y su sensibilidad en el otoño es también comparable. Sin embargo, los descensos abruptos de temperatura en el momento de la floración pueden reducir el rendimiento del grano.

Por el contrario, el sorgo resiste mucho mejor que el maíz las altas temperaturas. Si el suelo es suficientemente fresco, no se ha comprobado riesgo de corrimiento de flores por acción del calor.

Resistencia a la sequía y zonificación agroecológica

El sorgo resiste la sequía mejor que el maíz. Es capaz de sufrir sequía durante un período bastante largo, y reemprender su crecimiento cuando esta condición cesa. Por otra parte, necesita menos cantidad de agua que el maíz para formar un kilogramo de materia seca.

El sorgo dispone de una amplia zona ecológica para su cultivo que se extiende aproximadamente entre los 22° de latitud norte y 40° latitud sur y delimitada hacia el oeste por la isohieta de 500 mm de precipitación anual. El límite austral del cultivo estaría dado por un período libre de heladas de aproximadamente 180 días y la isoterma media anual de 14°C.

¿Cómo se cultiva del sorgo?

Preparación de suelo

Desde el punto de vista comercial, el cultivo del sorgo, no es muy exigente en suelos, adaptándose y dando buenos rendimientos en suelos marginales, aunque resulta bastante conveniente la preparación profunda del terreno, mediante como mínimo un par de pases cruzados de rastra, dejando un suelo limpio de restos de cosecha y malezas, desmenuzando terrones e incorporando estos residuos al suelo, para su total descomposición.

El sorgo se desarrolla bien en terrenos alcalinos, sobre todo las variedades azucaradas que exigen la presencia en el suelo de carbonato cálcico, lo que aumenta el contenido de sacarosa en tallos y hojas, aunque prefiere suelos profundos, con buen drenaje, sin exceso de sales, sin capas endurecidas, con una acidez comprendida entre 6,2 y 7,8, respondiendo muy bien si el suelo es fértil.

Técnica de siembra

Ahora bien, cualquiera que sea el sistema de siembra adoptado (Siembra directa, Minima labranza o labranza convencional), se debe tener en cuenta que la semilla de sorgo es bastante pequeña y con menos reservas que otros cultivos como soja o maíz, por lo que se le debe colocar sobre suelo húmedo y en contacto directo con el mismo, para que tenga lugar una rápida germinación y emergencia de lo que depende en gran parte el éxito del cultivo, esto debe hacerse preferiblemente a la salida del periodo lluvioso.

La siembra puede ser realizada con diferentes modelos de sembradoras de trigo, regulando la separación de la línea según se desee, o bien con sembradoras de maíz equipadas con tipos de discos adaptados al grano de sorgo, debiendo ser de unos 2 a 4 cm la profundidad, y procurando que ésta sea regular, consiguiendo una buena distribución en la hilera de siembra y por tanto una buena uniformidad del cultivo. Generalmente, con sorgos híbridos se necesitan 15 kg de semilla/ha.


Previamente, se han de realizar hasta dos pases cruzados de cultivadora, para eliminar las malezas incipientes que hayan brotado, antes de realizar la siembra mediante sembradoras que dejaran el grano enterrado y a chorro corrido, dejando calles entre 20 y 60 cm., de separación y para una densidad de 20 a 30 plantas/m2, sembrando como regla entre 15 y 30 días después del maíz en cada región.

Manejo del cultivo

Densidad de siembra, según variedad y propósito

Es muy importante saber, que a medida que la siembra se desplaza hacia regiones, con mayores temperaturas, deficiencias hídricas y “ambientes más pobres” en general las densidades deberían reducirse para todos los ciclos y ajustarse a cada situación en particular y tipo de uso.

Sorgo para forraje

En los forrajeros tipo Sudan para pastoreo directo se usan altas densidades y siembras a 0.35 m entre surcos, debido a que se pastorea hasta 3-4 veces según región/ambiente/variedad y manejo del cultivo y rodeo.

El ajuste de la densidad adecuada para cada ambiente es importante para la obtención de altos rendimientos, para un adecuado uso de recursos y además para evitar problemas de manejo.

Sorgo granífero

En variedades graníferas y doble propósito, si la densidad es demasiado alta, aumenta el consumo de agua en etapas tempranas del cultivo, lo que puede generar un estrés hídrico durante la floración y llenado de granos, si la disponibilidad de agua es limitante, por tanto, se utilizan densidades más bajas.

Sorgo para ensilaje

En sorgos para silaje de mayor estructura y altura y en sorgos dulces para bioenergía o de alta producción de biomasa, si la densidad es demasiada alta además de originar el estrés hídrico anteriormente indicado, se favorece el vuelco de las plantas, afecta el diámetro de tallo y otros factores, como dificultad en su cosecha por encamado.

La fertilización en el cultivo del sorgo

Un factor a tener en cuenta y que condiciona la respuesta del sorgo a la fertilización nitrogenada, es el cultivo antecesor. Este afecta la disponibilidad de agua y contenido de nitratos al momento de la siembra. Esto se explica, por la amplitud del periodo del barbecho, luego de soja, maíz, pastura degradada, etc. respecto a verdeos de invierno.

En cuanto a la demanda de nutrientes por el sorgo, la gran necesidad se manifiesta a partir de los 30 días aproximadamente, luego de la emergencia, en coincidencia con la diferenciación del ápice reproductivo, hasta 10 días previos a la floración, período de máxima captación de macronutrientes N, P y K, en que la planta toma un 70-80% del total requerido.

Una deficiencia de los mismos en este periodo puede reducir los rendimientos y calidad del grano por disminución del contenido de proteína si no se corrigen a tiempo, aunque no se considera imprescindible, el cultivo responde eficientemente a su aplicación.

Momento de aplicación

El nitrógeno, puede aplicarse fraccionado, un 30-50% del total a la siembra y el resto al estado de 5-6 hojas en el cual se reduce la pérdida del nutriente por lixiviación. El fósforo es un elemento esencial, de suma importancia para el crecimiento de raíces y partes aéreas. Los fosfatos amónicos constituyen un excelente arrancador especialmente en siembra directa. En general el potasio, aumenta la tolerancia a deficiencias hídricas, vuelco y a enfermedades.

La aplicación de estos fertilizantes, se combina con el aporque, incorporándolo a chorro corrido, incluso iniciándolo al momento de la siembra, de ser posible.

Cantidades relativas de nutrientes/hectárea, para óptimos rendimientos.

Control de malezas

La actuación de las malezas en el cultivo de Sorgo, depende de la época, debido a que unas aparecen y actúan en el periodo lluvioso y otra en época de sequía, en las áreas tropicales y subtropicales, al igual que el tipo de malezas, sean de hoja ancha o dicotiledóneas o de hoja larga o poaceas o las distintas épocas de climas templados.

El Sorgo, por ser uno de los cultivos más importantes de Latinoamérica y del Mundo, dada su rusticidad y amplia adaptación a múltiples ambientes, requiere de un Manejo Integrado de Control de Malezas.

Se iniciaría por la correcta identificación de las malezas, destacándose entre las de hoja ancha generalmente: Bledos o Quelites (Amaranthus sp.); trompillo (Solanum elaeagnifolium Cav.); giganton (Tithonia tubiformis Jacq. Cass); girasol silvestre (Helianthus annuus L); correhuelas o bejucos (Ipomoea sp.); chayotillo (Xanthiun strumarium) y la hierba amargosa (Parthenium hysterophorus).

Entre las de hoja larga o angosta, se destacan: zacate Johnson (Sorghum halepense L.); la cañita (Sorghum bicolor L.) y otros géneros; Urochloa, Echinochloa, Leptochloa, Setaria y Cenchrus, siendo el período crítico de competencia de malezas se ha señalado como los primeros 30 a 35 días de desarrollo de la mayoría de los híbridos de este grano.

Estrategia cultural

La base del manejo integrado de malezas son las prácticas culturales que hacen al sorgo más competitivo hacia las malezas como son: la siembra en húmedo, el uso de surcos estrechos, la fecha y densidad de siembra, el uso de fertilizantes “arrancadores” en la siembra y la rotación de cultivos.

El obtener un campo de sorgo uniforme y vigoroso desde sus etapas iniciales evitará en gran medida el establecimiento de malezas. Además, es común que los productores realicen de dos a tres escardas para el control de malezas que se asocian al sorgo y que se complementan con la aplicación de herbicidas y en algunos casos con deshierbes manuales.

El uso de herbicidas

Para el caso de los herbicidas, la atrazina, es un producto que data de la década de los años 60, siendo el más utilizado en pre-emergencia al sorgo y a las malezas. Es común que la aplicación de atrazina se realice al momento de la siembra para evitar el establecimiento de las malezas y su competencia temprana.

El uso de atrazina a razón de 1.0 kg i.a/ha es muy conveniente en lotes con antecedente de fuertes infestaciones de malezas anuales de hoja ancha. Sin embargo, hay que tener cuidado con su dosis aplicada en suelos arenosos y con menos de 1% de materia orgánica, ya que si ocurren lluvias torrenciales la atrazina se puede lixiviar y causar daños al sorgo por absorción.

Cuando se tengan lotes con problemas de malezas gramíneas es aconsejable la mezcla de atrazina con los herbicidas acetoclor y s-metaloclor que tienen mayor acción sobre malezas gramíneas anuales. El uso de estos herbicidas requiere que la semilla de sorgo se trate con el protector fluxofenim que inhibe sus efectos tóxicos sobre el sorgo al incrementar la acción de las enzimas que metabolizan estos herbicidas.

Los herbicidas hormonales, principalmente el 2,4-D y dicamba, son los más comúnmente usados para el control selectivo de malezas de hoja ancha anual y perenne en posemergencia (POS). Estos herbicidas pueden ser aplicados con buena selectividad al sorgo en un estado máximo de desarrollo de tres a seis hojas liguladas.

Además, si se presentan a los vientos fuertes durante su aplicación se pueden causar daños por la deriva de la aspersión a cultivos sensibles a este tipo de herbicidas particularmente, algodonero, tomate, y otros cultivos. A pesar de sus riesgos, los productores de sorgo siguen utilizando al 2,4-D por su bajo costo.

Entre las alternativas posibles al uso de herbicidas hormonales están: bentazona, carfentrazone, prosulfuron y halosulfuron. La bentazona y el carfentrazone son herbicidas POS de contacto que tienen un control efectivo de algunas malezas de hoja ancha.

El uso adecuado de herbicidas debe incluir el equipo apropiado, agua de buena calidad, la calibración correcta del equipo aspersor, el uso de coadyuvantes cuando lo indique la etiqueta del herbicida, el uso del equipo de protección para el personal a cargo de la aspersión y la eliminación adecuada de los envases de herbicidas.

Principales plagas del cultivo

El sorgo, como otros cultivos, es atacado durante su crecimiento y desarrollo por insectos y otras plagas secundarias y ocasionales.

El control de los insectos debe realizarse mediante un manejo integrado de plagas, que comprende el uso de insecticidas, cultivares resistentes, métodos culturales (fecha de siembra, rotaciones, manejo de residuos de cosecha, etc), control biológico (parásitos y predadores), y la verificación de poblaciones de plagas y daño causado.

Entre las principales plagas, se puede mencionar:

Heliotis sp.

Es un lepidóptero que ataca a numerosas plantas. A veces se confunden los ataques de Heliotis con los de gardama; pero como los medios de lucha de esta última son los mismos que para el Heliotis, su distinción no tiene importancia práctica.

Gusano cogollero (Spodoptera frugiperda)

Se alimenta de las partes tiernas de las hojas. Daña la panícula antes de que emerja, y después de la emergencia de ésta se alimenta del grano en desarrollo. Puede actuar como cortador y barrenador.

Gusano soldado (Spodoptera exigua)

Palomilla de este insecto pone sus huevos en las hojas en grupos, son de color blanco amarillento y cubiertos de pelusa. Las larvas recién salidas raspan la superficie de las hojas, luego se alimentan de los márgenes de las hojas, avanzando hacia el centro de ésta dejando solamente la nervadura central. Puede alimentarse del grano en maduración.

Arañuela o araña roja (Tetranychus sp.)

La araña roja es un pequeño ácaro, apenas visible a simple vista, que produce grandes daños en numerosas plantas, sobre todo en las regiones donde se cultiva sorgo, pues le favorece el calor seco. Viven en el envés de las hojas y se alimentan de ellas.

Mosquita de la panoja (Contarinia sorghicola)

Ataca durante la floración, causando pérdidas cercanas al 100 % si no se controla oportunamente. Esta mosca pone los huevos en las flores, y sus larvas se alimentan del grano en formación, impidiendo su desarrollo y causando la pérdida de éste.

Pulgones (Schizaphis graminum)

Son varias las especies de pulgones que afectan al sorgo. El que más daño produce en el cultivo es el pulgón verde de los cereales Schizaphis graminum. Succionan la savia de la planta, introducen toxinas que pueden transmitir virus. Son vectores de múltiples enfermedades.

Barrenador del tallo (Diatraea sp., Elasmopalpus lignoselus)

Es una plaga que puede ocasionar importantes pérdidas, principalmente en siembras tardías. Las mariposas ponen los huevos en el envés de las hojas y las larvas se alimentan primero del tejido de las hojas, perforan luego los tallos introduciéndose en su interior y haciendo galerías. Como consecuencia las plantas se quiebran antes o durante la cosecha.

Principales enfermedades del cultivo de sorgo

Roya del sorgo (Puccinia sorghi)

Es una de las principales enfermedades con mayor incidencia y severidad que se presenta en el cultivo del sorgo. Esta enfermedad aparece cuando inicia la maduración del grano hasta las últimas etapas del cultivo de sorgo, incrementando la severidad del daño en variedades susceptibles, volviendo inservible el follaje para la alimentación del ganado.

Mancha zonada de la hoja (Gloeocercospora sorghi)

Es una enfermedad que inicia su daño en plantas jóvenes alrededor de los 45 días de edad hasta los 80 días, que es cuando desaparece. Si la planta es susceptible puede dañar completamente la lámina foliar, afectando la fotosíntesis.

Carbón

La enfermedad se manifiesta por la aparición de grandes tumores, en los que se observa como la epidermis de la parte afectada encierra polvo negro, que son las clamidosporas. Las esporas acompañan a la semilla desde su germinación, penetra a través del embrión y permanece como micelio en el tallo hasta infectar y manifestarse en toda la panoja.

Las plantas tienen un crecimiento más lento, los tallos son más frágiles y las panojas emergen antes que en las plantas sanas. El daño está limitado enteramente a las panojas, reduciendo el rendimiento y el valor como forraje.

Mancha gris de la hoja (Cercospora sorghi)

Esta enfermedad aparece en el sorgo en la etapa intermedia del ciclo vegetativo del cultivo, aproximadamente a los 60-70 días después de siembra. Cuando las variedades son muy susceptibles el hongo daña completamente el follaje, causando muerte de las hojas viejas, que es donde inicia.

Antracnosis y/o pudrición roja (Colletotrichum graminícola)

Aparece en el sorgo por lo general en la etapa final de su ciclo vegetativo, aproximadamente a los 80-90 días después de siembra. Es un hongo que afecta hojas, tallos y panojas. En etapas tempranas, puede no observarse externamente ningún otro síntoma. Si la enfermedad avanza, el tejido del tallo se torna blando y esponjoso, la parte superior de la planta se seca y la caña puede quebrarse. Si esto último no ocurre, la panoja presenta aborto de flores o granos muy pequeños.

Medidas generales para el manejo de enfermedades

• Seleccionar los cultivares menos susceptibles y mejor adaptados a las condiciones agroecológicas de la localidad donde se piensa sembrar.

• Usar semilla certificada, porque estas garantizan un alto porcentaje de germinación, vigor y están libres de enfermedades.

• Manejar eficientemente las fechas de siembra, lo cual garantiza que las siembras ocurrirán en las épocas menos favorables para el desarrollo de los hongos.

• Emplear un programa de fertilización básica y de reabono nitrogenado, oportuno y adecuado al cultivo.

• Controlar las malezas para evitar los reservorios de plagas y enfermedades.

• Realizar una buena preparación de la tierra para eliminar o reducir las poblaciones de hongos patógenos y, a su vez, permitir la incorporación de los residuos o soca del cultivo anterior.

• Usar las densidades de siembra recomendadas para evitar el establecimiento de microclimas, que favorezcan el aumento de la patogenicidad del hongo, lo cual dificulta el control eficiente por parte del agroquímico.

• Eliminar las plantas hospederas de hongos, como el falso Johnson y la paja peluda, para reducir sus efectos negativos sobre el cultivo.

El momento oportuno de cosecha del cultivo

La cosecha va depender del destino del cultivo, si es para grano, silaje o agroindustria (bioenergía o molienda como parte de formulación de alimentos concentrados), debe recordarse que en la panoja de sorgo, la floración procede desde el extremo distal de la misma hasta la base con aproximadamente 5 a 10 días de duración según cultivar y ambiente.

Consecuentemente en una misma panoja, mientras el 1/3 de arriba está en pastoso/duro, el 1/3 de la base estaría en lechoso. En el caso de silaje, el momento de cosecha y altura de corte modifican la digestibilidad y composición del material ensilado. Grano lechoso a pastoso/duro es lo óptimo para picado (un nivel de humedad superior al 26% de humedad).

Por otra parte, según el tipo de cultivar y requerimiento de utilización, por ejemplo, un híbrido silero de 2,50 m de altura, puede cortarse para ensilar a 35-50 cm del nivel de suelo.

De esta manera no entra al silo material de la planta de mala calidad, aumenta el índice de cosecha (mayor proporción de panoja sobre el total) y a su vez ese rastrojo que queda con el sistema radicular ya implantado, colabora en el aporte de materia orgánica al suelo, sirve de cobertura y mejora así la estructura física del suelo.

Misterios y curiosidades del “cultivo milagro”

1. El origen del sorgo es un poco misterioso, la mayoría de expertos creen que las primeras plantas crecieron en la zona tropical de África Oriental, pero actualmente puede encontrarse indicios de su presencia en África, Asia, Europa y América de datación similar.

2. Aunque en Europa es una rareza y es utilizado para pienso de animales, el sorgo es una de las principales fuentes de alimento de Etiopía, Somalia y algunas regiones de la India, donde puede llegar a representar hasta el 70% del consumo calórico de la población, (aunque realmente no suple todos los nutrientes necesarios particularmente vitaminas y minerales).

3. Su éxito como cultivo se debe a que es el cereal más resistente a las sequías de aprovechamiento humano, (y por lo tanto la opción más segura en estos países de clima árido); y a un ciclo de vida relativamente corto que permite hacer 2 cosechas al año.

4. Se han desarrollado algunas variedades de la planta que resisten “relativamente bien” las heladas; si bien necesita más de 15° C para crecer, (la temperatura ideal es unos 32°), el frío no la destruye, solo paraliza su crecimiento, dejando la planta viva para que una vez suban las temperaturas crezca y florezca. Por esas cualidades la FAO (Organización de Alimentos y Agricultura) en ciertas oportunidades lo ha bautizado como el cultivo milagro.

5. Las propiedades del sorgo son similares a las del maíz, pero con menos proteínas y propiedades calóricas, lo que significa que no se puede considerar un substituto natural del trigo, ni del maíz y por eso se recomienda mezclar con otras harinas o alimentos cuando es destinado a consumo humano.

6. El Sorgo carece de gluten y por lo tanto es un alimento apto para celíacos. También se recomienda para los diabéticos ya que, aunque no reduzca la cantidad global de azúcar del alimento del cual forma parte, sí que provoca una digestión más lenta que ayuda a mejorar el procesamiento del azúcar en el individuo. También es una buena fuente de fibra, lo que ayuda a un buen funcionamiento del tracto intestinal.

7. No es un cereal muy panificante (bueno para hacer pan), por eso, aunque no es muy usual es posible encontrar en países donde el consumo es elevado, panes elaborados con sorgo sin que lleve harinas adicionales.

8. Se puede usar para crear galletas y otras preparaciones con poco volumen, pero para hacer pasteles y otros alimentos que necesitan “crecer” es necesario mezclarlo con otras harinas. En África lo consumen mayoritariamente como unas papillas de cereales llamadas “api” o “pap”, pero también hacen tortillas, gachas y cuscús.

9. En Sud-África es bastante popular la cerveza de sorgo, ya que durante el apartheid era la única bebida alcohólica que se permitía consumir a la población negra. En América y Europa también fue bastante popular durante la segunda guerra mundial debido a la escasez de la “cerveza tradicional”, pero al finalizar la guerra el interés por ella desapareció.

10. Tradicionalmente se considera que América fue el último continente dónde llegó, fue en el siglo XVIII y se cree que las primeras semillas fueron transportadas por los esclavos capturados en África para ser luego vendidos en Estados Unidos de América.

11. Lo que aún hoy se desconoce es si las semillas fueron transportadas conscientemente por los esclavistas o llegaron de forma accidental con lasmiles de personas que viajaron forzosamente al nuevo continente; tiene lógica pensar que fueron los esclavos los que primero sembraron las semillas ya que ellos debían conocer y apreciar su valor alimenticio.

12. Con respecto a los cereales, hoy día el Sorgo, ya es el quinto cereal más cultivado a nivel global, y ha logrado adaptarse bien en todos los continentes del mundo.

Compilador

Ing. Agr. Jesús Silva

Referencias

Pérez, O. Saucedo, J. Iglesias, Hilda B. Wencomo, F. Reyes, G. Oquendo e Idolkys Milián. (2010). Caracterización y potencialidades del grano de sorgo (Sorghum bicolor L. Moench). Pastos y Forrajes v.33 n.1, 1-14 pp.

Angel Castillo Mamani, Kevin Quispe Ramos y Chito Huascar Yujra Quispe. (2017). Sistema productivo del cultivo de sorgo (Sorghum vulgare). Revista Estudiantil AGRO-VET. Vol.1 Nº 1, 26-30 pp.

CENTA, C. N. (2007). Guia técnica del sorgo (Sorghum bicolor, L Moench). CENTA. : La Libertad, El Salvador. 40 pg.

CESIX. (2008). Sorgo. Guía para la asistencia Técnica Agrícola de Nayarit. CESIX: México. 10 pg .

FAO. (2017). FAOSTAT Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Roma, Italia: http://www.fao.org/faostat/en/#data.

Héctor Williams-Alanís, Francisco Zavala-García, Gerardo Arcos-Cavazos, María del Carmen Rodríguez-Vázquez, Emilio Olivares-Sáenz. (2017). Características agronómicas asociadas a la producción de bioetanol en genotipos de sorgo dulce. Agron. Mesoam. 28(3), 549-563.

INIA. (1982). El sorgo para grano Núm. 7. PUBLICACIONES DE EXTENSION AGRARIA: Madrid, España. 20 pg.

INTA. (2011). Manual de Sorgo. INTA : Buenos Aires, Argentina. 112 pg.

Martínez L. (2012). El cultivo del sorgo. Tesis de grado para optener el título de Ingeniero Agrónomo en Horticultura. Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro: Saltillo, México. 62 pg .

Martínez Mendoza, Eduardo; Fernández Lambert, Gregorio; Matus Girón, Fernando; Sol Sampedro, Francisco Javier. ( 2012). Evaluación económica de la producción de sorgo (Sorghum vulgare) en el Istmo de Tehuantepec. Investigación y Ciencia, vol. 20, núm. 56, 11-17 pp.

NOTA: Agropedia es una herramienta de Agrotendencia TV para la producción y difusión de conocimiento técnico-agrícola especializado enfocado a optimizar el uso de los recursos y mejorar significativamente el manejo de los sistemas de producción en América Latina. Puedes acceder a la información más actualizada sobre la agricultura en el mundo a traves  de nuestro portal web: Agrotendencia.tv

Deja un comentario

avatar