Cultivo de guanábana

La guanábana conocida científicamente como Annona muricata es un árbol frutal originario de Sudamérica distribuido por toda América tropical y el Caribe.
Conocida por su fruta que es usada tanto fresca como procesada, asimismo su nombre muricata es una palabra latina que significa “erizada” debido al aspecto de la piel del fruto.
El árbol de la guanábana es de tamaño mediano con follaje compacto, pudiendo alcanzar entre los cinco y nueve metros de altura. Sus flores son pequeñas de cuatro centímetros de longitud y emergen en cualquier lugar del tallo o rama; además su forma de multiplicación es por semilla o por estacas injertadas.
La planta es susceptible al frio, por ende prefiere el clima tropical, cálido y húmedo, con temperaturas que oscilen entre los veinticinco y veintiocho grados centígrados. Su fase reproductiva es estacional, aunque bajo condiciones de riego y manejo agronómico apropiados su producción se torna continua.
El cultivo de la guanábana tiene alto potencial de rentabilidad, debido a que cada árbol tiene una capacidad productiva de 30 años. Y cada planta puede producir un aproximado de noventa kilogramos de fruta al año.
Actualmente vienen creciendo a nivel mundial las exportaciones del fruto, debido a sus bondades y atributos nutricionales y medicinales.

Leer más

Cultivo de moringa

La Moringa oleífera, es conocida como el árbol de la vida o árbol de las perlas; reseñada por primera vez alrededor del año 2.000 A.C como hierba medicinal, donde adquiere el nombre de “El árbol milagroso”.

Aunque su origen está ubicado en la India la misma se ha difundido a nivel mundial por ser un árbol multiuso, de gran importancia económica, gracias a sus diversos usos en la alimentación humana y animal, así como en la industria farmacéutica, cosmética, agrícola y ambiental.

Es una especie perenne, pero no longeva que puede vivir alrededor de 20 años, se adapta a diversos ecosistemas y crece muy bien en las regiones tropicales y subtropicales.

Fue introducida en el continente Americano por los españoles para ser usada como cercas vivas, ornato y alimento para animales, por sus características nutritivas, su potencial forrajero y su alta digestibilidad.

Las características agronómicas de la planta de moringa indican una elevada prolificidad y rápido crecimiento; con rendimientos de biomasa forrajera superiores a 100 toneladas y una producción promedio de semilla de 4.500 kg por hectárea en sistemas de producción intensivos.

El 40 % del peso de la semilla de moringa, representa aceite de alta calidad, rico en ácidos grasos insaturados; el mismo es utilizado en la industria para elaborar compuestos nutricionales, perfumes, lubricantes, y biodiesel; además, de la semilla se extrae la cascarilla la cual es la materia prima para la producción de carbón activado.

Leer más

Cultivo de plátano

El plátano o “Musa” es un fruto climatérico considerado estratégico en la seguridad alimentaria de casi todas las regiones donde se cultiva.

Esta musácea se diferencia de otras principalmente en su forma de consumo; ya que se prefiere sancochado o frito en lugar de crudo; lo cual realza sus características sensoriales.

Es considerado uno de los primeros frutales cultivados por el hombre, encontrándose evidencia de ello en las antiguas escrituras hindúes, chinas, griegas y romanas; de las cuales las más antiguas datan de 2600 años aproximadamente.

Las plantas de plátano crecen extensivamente en región tropical y son cultivados en más de 130 países en los 5 continentes. Destacándose Latino América y el Caribe entre los mayores productores, donde al igual que en África es la cuarta fuente de energía en la dieta después del maíz, el arroz y el trigo gracias a su alto contenido de carbohidratos.

El manejo agronómico del cultivo de plátano requiere de la cuidadosa aplicación de Buenas Prácticas Agrícolas (o BPA), algunas de las más importantes son la adecuada selección de semillas, el control de malezas y prácticas culturales como el deshoje, deshije, desbellote, desmane, entre otras.

Es de resaltar que el comercio internacional de plátanos está por encima de otros productos de alto valor como lo son: la manzana, la uva, la naranja y el melón. lo que hace que el rubro sea altamente rentable cuando se cuenta con una buena gestión de cultivo.

Leer más

Cultivo de coco

“Cocos nucifera” es la denominación científica que recibe el “cocotero” o “árbol de coco”, una planta única en su género considerada entre las especies más productivas y útiles del mundo.

Su fruto, tiene un significativo valor nutricional en la alimentación humana y animal. Y en conjunto, la planta puede ser utilizada como materia prima para la producción de artesanías, cosméticos, medicinas y detergentes, además de biocombustibles e incluso tela y ropa ecológica.

El coco es una drupa exótica que requiere entre 10 y 12 meses para desarrollarse.

Es una de las pocas plantas cuya gran demanda de cloro hace que el agua salobre sea particularmente beneficiosa a su metabolismo, por lo que es fácil encontrarla en estado silvestre en playas tropicales de todo el mundo.

Un cocotero puede llegar poseer unas 5.000 raíces capaces de penetrar el suelo en todas direcciones y de alcanzar hasta 18 metros de longitud, lo que hace a la planta poco vulnerable al acame.

Según su condición genética, los cocoteros pueden durar entre 60 y 120 días en germinar, unos 5 o 7 años en dar su primer fruto, y entre 50 y 70 años de vida útil comercial; produciendo unos 70 o 80 cocos por año.

El “palmito” no es otra cosa que la yema terminal del cocotero en estado juvenil, que se consume cruda o en ensaladas.

Leer más

Cultivo de zanahoria

La zanahoria es un tubérculo herbáceo bianual considerada una de las raíces comestibles más populares del mundo.
Cultivada desde hace 5000 años contiene grandes cantidades de fósforo, potasio e importantes antioxidantes como el betacaroteno o pro-vitamina A, cuyo contenido es tan elevado que su consumo regular logra tratar y prevenir la degeneración macular.
Al principio, la zanahoria era poco llamativa, picante y ocasionalmente toxica; pero su forma, color y sabor ha variado con el tiempo gracias a la domesticación y el mejoramiento genético artesanal hasta llegar a los estándares actuales.
El ciclo vital de la zanahoria tiene dos etapas: el desarrollo vegetativo y la vernalización. En la primera la raíz se engrosa almacenando nutrientes y minerales, mientras que en la segunda se desarrolla el proceso de reproducción sexual a través de la producción de semilla.
Su alta tasa de extracción de nutrientes puede provocar agotamiento hasta en los suelos más fértiles, por lo que es necesario aplicar rotación de cultivo o barbecho al menos cada 4 años si se desea mantener buenos rendimientos.
Suelos muy pesados, compactos, rocosos o pedregosos, no permiten el adecuado desarrollo del vegetal, deformándolo y disminuyendo su valor comercial.
Todas las labores de este cultivo pueden ser mecanizadas.

Leer más

Cultivo de pimentón

El pimentón o pimiento junto con el tomate y la papa, es una de las especies de solanáceas más cultivadas en el mundo.
Domesticado hace más de 10.000 años, ofrece gran variedad de tamaños, colores y sabores, cuidadosamente valorados por la gastronomía global.
Actualmente la superficie dedicada al cultivo de pimentón en el mundo supera las 3.700.000 hectáreas y la producción global es de 41 millones de toneladas anuales.
Reino Unido con más de 318 toneladas por hectárea es el líder respecto a rendimientos, mientras que China es el líder en cuanto a volumen de producción.
La planta adulta requiere mucha luz, pero en los primeros estadios de desarrollo vegetativo le favorecen ciertos niveles de sombra; que al final del ciclo se traduce en más y mejores frutos.
La temperatura es un factor crítico, cuando supera los 32 grados centígrados provocan la caída de las flores, lo que elimina cualquier posibilidad de producir frutos.
Los pimientos rojos maduros superan en contenido de vitamina C a la mayoría los cítricos y contienen más vitamina A que cualquier otra planta comestible.

Leer más

Cultivo de pino

¡Pino!, es la denominación que reciben unas 110 especies de árboles maderables de gran valor comercial pertenecientes a la familia pinacea; considerada como una de las más antigua y difundidas del planeta.
La palabra pino proviene del latín “pinus”, que significa grasa o resina.
Su rápido crecimiento y versatilidad de usos permite a los pinos servir para producir piñones, resinas, aceite y especialmente una excelente madera capaz convertirse en gran cantidad de subproductos.
El pino requiere 15 años para producir madera aserrable, aunque su calidad se considera óptima a partir de los 20. Antes de este tiempo, su aprovechamiento se limita principalmente a la obtención de celulosa, madera para leña, pulpa de papel, enmaderaciones menores y materia prima para fósforos.
Una hectárea de pinos bien sembrados puede tener entre 1600 y 1100 árboles capaces de producir entre 12 y 20 metros cúbicos de madera aprovechable al año.
Las piñas de pino o piñones, son un fruto comestible en algunas especies. Además, el aceite de pino posee propiedades medicinales como expectorante, diurético, inmuno-estimulante y vasoconstrictor entre otras.

Leer más

Cultivo de champiñón

Hoy día existen muchos tipos de setas y hongos comestibles, entre ellos los más conocidos son los portobellos, los Shiitakes, las Trufas y por supuesto los “Champiñones”.
Según la Sociedad Internacional de Micología en Inglaterra, a nivel mundial se consumen alrededor de 25 millones de toneladas de hongos de 30 especies diferentes.
El consumo de Agaricus bisporus, mejor conocido como champiñón, es cada vez más popular en el mundo gracias a su delicioso sabor, sus propiedades gastronómicas, su alto valor nutricional y sus sencillas condiciones de cultivo.
Los champiñones al igual que todos los hongos, no se clasifican dentro del reino vegetal ni del reino animal, que son las categorías que agrupan la mayor parte de los organismos que componen la dieta humana. En su lugar, forman parte del reino fungi, que está compuesto por más de 1.5 millones de especies, de las cuales apenas el 5%, (unas 100.000 especies) han sido descritas.
El cultivo y consumo de champiñón se extendió desde Paris hacia España, América y Alemania a finales del siglo XVIII, cuando se comprobó que el cultivo realizado en galerías subterráneas, bodegas y minas proporcionaba excelentes resultados.
Esta actividad productiva tiene como ventaja importante la utilización de sub productos de otras industrias; como la paja de trigo, la viruta de madera y el carbonato de calcio.
Actualmente el champiñón es cultivado en más de 70 países, y ha promovido un interés creciente en la optimización de técnicas de producción para otros hongos de alto valor gastronómico.
Este producto no tiene desperdicio, es 100% alimenticio y puede prepararse de muchas formas, desde una ensalada hasta platos muy sofisticados y populares en la cocina internacional.

Leer más

Cultivo de ajonjolí

El Ajonjolí o sésamo es un cultivo herbáceo, natural de la India y de las montañas de Abisinia, en África, desde donde se expandió hacia todo el mundo.
La planta es de ramas erectas y hojas simples pudiendo alcanzar hasta 1.5 metros de altura. Además, presenta flores solitarias y frutos tipo capsula, abiertos y dehiscentes, que pueden contener hasta 60 semillas brillantes.
La expresión “ábrete sésamo” fue usada en la obra “Las mil y una noches” por primera vez, haciendo referencia a la capacidad del fruto de abrirse al mínimo toque cuando está maduro.
En la actualidad es una de las semillas más utilizadas en la gastronomía global por ser muy energética; 100 gramos de semillas pueden suministrar 598 calorías, el 26% de su peso total en carbohidratos y 58 gramos de ácidos grasos insaturados. Además de 17 gramos de proteínas y unos 1850 miligramos de elementos químicos esenciales y antioxidantes con cualidades bactericidas, fungicidas, antiparasitarias y anti-cancerígenas, que retardan el envejecimiento de la piel entre otros beneficios para la salud.
Luego de ser procesado, 50 kilogramos de ajonjolí pueden llegar a producir hasta 990 gramos de un delicado aceite, muy valorado por su uso en el ámbito culinario, farmacológico, en la industria cosmética y en el procesamiento de alimentos.
La tendencia comercial actual se dirige a la preferencia del ajonjolí orgánico, lo que se traduce en mejores precios, representando una excelente oportunidad de mejora para el ambiente, el productor y el consumidor final.

Leer más