Muda forzada en gallinas ponedoras

La muda o pelecha es un proceso natural que ocurre en las aves, mediante el cual renuevan su plumaje y detienen el proceso de postura este proceso es de particular importancia en las gallinas ponedoras, debido a que durante este lapso de tiempo las aves sufren cambios fisiológicos y pueden descansar en la producción almacenando nutrientes para incorporarse a un segundo ciclo productivo.
La caída de las plumas puede durar entre 2 y 6 meses de forma natural, no obstante, desde el punto de vista productivo, este intervalo de tiempo debe reducirse de manera no supere las 8 semanas, incluyendo el proceso de recuperación.
Los métodos de manejo para inducir la muda forzada deben considerar en primera instancia el bienestar animal, así como sus pautas obligatorias en cada país.
Actualmente se usan técnicas que permiten inducir el proceso que ocurre naturalmente, haciendo hincapié en el bienestar animal.

Leer más

Bienestar animal en gallinas ponedoras

Entre los años 60-80 se generaron las primeras leyes de protección de los animales.
Los sistemas de producción deben tener un mínimo de libertades para garantizar el bienestar animal.
La aclimatación precoz es utilizada para lograr que el ave enfrente con éxito el estrés térmico.

Libertades que representa el bienestar animal: Acceso a un alimento y agua adecuada; Ambiente adecuado; Diagnóstico y tratamientos oportunos; Manifiesta patrones de conducta normales; Evita condiciones de estrés incluyendo el emocional
Indicadores zootécnicos usados para medir el bienestar en ponedoras: Número de huevos; Peso del huevo.; Calidad de la cáscara del huevo; Conversión del alimento
Elementos claves del bienestar animal, según la World Organization of Animal Health: Sanidad; Alimentación; Estabilidad emocional, donde se encuentran: El temor; Sufrimiento; Dolor.
La gallina en estado natural presenta diversos comportamientos como: Baño de arena; Aletear; Picotear; Escarbar; Arañar; Hacer nido.

¿Por qué es importante considerar el bienestar en las gallinas ponedoras?
Porque existen reglamentos; Por las exigencias de mercados; Por los índices de rendimiento e inversión.

Leer más

Cría de avestruz

El avestruz es el ave más pesada, grande y veloz del mundo, aunque solo en tierra ya que no posee la capacidad de volar. Puede pesar unos 150 kilogramos, medir más de 2 metros de altura y correr a velocidades superiores a los 70 Km/h durante 30 minutos.

La producción comercial de avestruces es una actividad prometedora de popularidad reciente. Su objetivo principal es aprovechar la excelente carne del ave, aunque también se pueden aprovechar las plumas, la piel, y los huevos infértiles.

La fase de reproducción del avestruz es estacional, y dura unos 7 meses dependiendo de la región. En ella, los machos producen grandes cantidades de testosterona y las hembras se tornan más territoriales.
El apareamiento consiste en una danza ritual donde el macho, sentado sobre sus patas muestra las alas, la cabeza y el cuello, mientras que la hembra (si esta es receptiva) gira alrededor de él, agitando las alas y bajando la cabeza.

La carne del avestruz es altamente proteica y magra, de color rojo y muy similar en apariencia a la del vacuno. El rendimiento en canal del ave en sistemas cría, varía entre el 35 y el 42%
Este animal posee un extraordinario metabolismo que puede clasificarse como “intermedio” entre el de los rumiantes y los monogástricos. Pudiendo hacer tanto una digestión fermentativa en el intestino, como una digestión enzimática en el estómago glandular con gran eficiencia.

Los huevos del avestruz también son los más grandes y duros del mundo, pudiendo pesar entre 1 y 2 kg cada uno. La cantidad producida por ave depende de las condiciones ambientales; en estado silvestre pueden producir unos 15, mientras que en sistemas de cría logran producir cerca de 50.

Leer más

Cría de pavos

“Meleagris gallopavo” mejor conocido como “pavo” o “guajolote” es un ave domesticada inicialmente en Oaxaca, México cuya carne tiene notables propiedades nutricionales como un gran contenido proteínas, vitaminas y minerales, y un escaso contenido de grasas saturadas.

Es el ave domesticada para consumo de mayor tamaño y peso ofreciendo la ventaja y posibilidad de alimentar gran cantidad de personas con un solo animal.

La producción de pavos crece vertiginosamente en la actualidad, destacando en ello los países americanos con cerca del 80% del total de aves criadas en el mundo.

El pavo es capaz de adaptarse bien tanto a la cría intensiva como al manejo poco tecnificado de sistemas traspatio.

Para su cría intensiva se usan animales híbridos denominados “doble pechuga” capaces de alcanzar un peso de 18 Kg o más en aproximadamente 5 meses.

Por lo general las hembras pesan menos que los machos, el pavo más grande conocido fue un macho que alcanzo un asombroso peso de 43 Kg.

Las pavas reproductoras comienzan su ciclo de postura a las 30 semanas, el periodo dura máximo 5 meses tiempo durante el cual ponen entre 30 y 120 huevos. La incubación artificial de los huevos de pavo es un proceso más eficiente que la incubación natural.

Después de las 12 semanas, la densidad de cría de los pavos debe ser de entre 2 y 4 aves por metro cuadrado; más de esto es perjudicial al ave por estrés, que incluso puede provocar la muerte al ave por paros cardiacos.

Leer más

Cría de codorniz

La codorniz (Coturnix coturnix japonica), es una especie muy promisoria para la producción comercial, por su pequeño tamaño, rápido crecimiento y productividad.
Los sistemas de producción de codorniz pueden establecerse con tres objetivos: producción de carne, producción de huevos y pie de cría.
La explotación de la codorniz se establece principalmente para la producción de huevos, teniendo estos sistemas grandes ventajas: no requieren de grandes espacios, necesitan poca mano de obra, pueden ser familiar o comercial, tienen un alto nivel productivo, rusticidad y precocidad.
Los huevos de codorniz son ricos en proteínas (28%), superando a los de gallina y otras aves, y son bajos en grasas saturadas por lo que constituyen un alimento sano y poderoso desde el punto de vista nutricional.
La carne de la codorniz también es muy baja en grasas, lo que la hace un alimento sano y nutritivo. Su sabor es extraordinario y está presente en muchas recetas que se preparan en todo el mundo.
Esas características y otras hacen que sea considerada el ave del futuro, cuando se requiera el uso eficiente de recursos, entonces la codorniz será el ave a utilizar.

Leer más

Gallina ponedora

Las gallinas, fueron domesticadas hace más de 8.000 años, y aunque inicialmente eran solo mascotas; posteriormente, se convirtieron en un valioso recurso alimenticio. Esto, no solo por su carne, sino particularmente, por la producción de huevos.
El huevo, es uno de los alimentos más completos y económicos que existe, lo que le permite contribuir significativamente a mitigar el hambre y disminuir la desnutrición a nivel mundial.
La producción de huevos es una industria en auge de elevado nivel técnico; que utiliza instalaciones, genética y alimentación común a nivel internacional, pero pautas de manejo y programas sanitarios específicos para cada región.
Desde que nace al eclosionar el huevo, la gallina ponedora demora al menos 18 semanas para ser productiva y tener su primera postura. El huevo, se forma en un complejo proceso que demora entre 22 y 26 horas, Tiempo durante el cual el ovulo pasa por diversas estructuras del aparato reproductor de la gallina formando sus componentes.
Actualmente el huevo es considerado un “súper alimento”; compuesto por más de 12% de proteínas; 75% de agua y 8% de diferentes grasas. Además de esto, 4% de su contenido total se distribuye en diversas vitaminas esenciales; entre las cuales destacan, la vitamina A, D, B12, E, riboflavina, niacina, el ácido fólico y la biotina. Así como también minerales claves en el desarrollo humano como el hierro y el selenio, entre otros.

Leer más

Cría de pollos de engorde

Según registros históricos, la domesticación del pollo se dio en la India hace más de 4 mil años. Sin embargo, los pueblos que en un principio lo domesticaron veían al pollo como un animal sagrado.
No fue sino hasta épocas del imperio romano que se le dio mayor provecho a su carne para alimentar a la población. De esta manera, se daba inicio a una de las actividades económicas más grandes y rentables en la actualidad.
Se estima que la carne de pollo es la tercera más consumida en el mundo, apetecida por sus beneficios nutricionales y por su preparación fácil y versátil en varias recetas.
El consumo de la carne de pollo nos aporta una variedad extensa de nutrientes. Entre ellos encontramos:
Alto contenido de proteínas, energía y grasas insaturadas ideales para el cuerpo humano.
Además, fósforo y calcio, ambos nutrientes ideales para el fortalecimiento de los huesos.
Los israelíes son los principales consumidores. Cada persona consume en promedio 58,2 kilos de pollo al año, seguido por los EEUU con 49,3 kilogramos.
EEUU, Brasil, India, China y la Unión Europea son los principales productores de esta apreciada carne. Juntos superan 90 millones de toneladas al año en la producción mundial.
Para la cría de pollos de engorde se deben cumplir ciertos parámetros que garanticen la calidad del producto final. Esto incluye la selección del sistema de producción adecuado para su cría.
Es vital calcular la cantidad de pollos necesaria para el espacio donde se van a criar, lo ideal es ubicar 5 pollos por metro cuadrado.
Entre las razas de pollos ideales para el engorde se encuentran: Ross 308, Cobb Vantress y Hubbard.
La elección de la raza es fundamental para el tipo de clima, así como la alimentación y el control sanitario, con el fin de evitar la proliferación de enfermedades.
Sin las medidas necesarias, la cría de pollos puede convertirse en un foco de enfermedades perjudiciales para la actividad económica. Algunas enfermedades comunes en los pollos de engorde son: la cólera aviar, Bursitis y Coriza infecciosa entre otras.

Leer más