Cultivo de camarón en 2 minutos

Comparte el artículo vía

El cultivo de camarón o camaronicultura se inició en el sur de Asia hace más de 5 siglos. Actualmente la cría de camarones representa aproximadamente el 10% del consumo mundial, más de 150 mil toneladas por año.

El cultivo de este crustáceo se masificó para atender la creciente demanda mundial y el descenso en los volúmenes de pesca anual.

El cultivo de camarones se divide en extensivo, intensivo y semi intensivo. Cada modalidad está diseñada para atender criterios de inversión, conocimiento sobre las especies y alimentación a suministrar.

La primera forma larval del camarón es conocida como nauplio estas larvas se desarrollan en laboratorios. La fase inicial del cultivo se da con la producción de las poslarvas en tanques llenos de agua salobre.

La segunda fase es conocida como engorde, en este punto los camarones deben alcanzar la talla comercial de entre 18 y 25 gramos. La última fase consiste en captar nauplios para ser trasladados a los laboratorios e iniciar nuevamente el ciclo.

El camarón es una de las especies marinas más queridas por comensales de todo el mundo, la diversidad de platos que se pueden obtener a partir del crustáceo y su sabor inconfundible lo hacen irresistible para los amantes de la buena comida.

Existen más de 2000 especies diferentes de camarones, todos ellos son decápodos, es decir que poseen diez patas, e invertebrados, o sea que no poseen espina dorsal, pero poseen un exoesqueleto duro (cáscara) que suele ser transparente e incoloro, lo que hace difícil verlos en el agua.

Los camarones son pequeños, si bien el tamaño es variable entre las especies. Algunos no miden más de unos milímetros, como Periclimenes imperator, pero otros alcanzan hasta 20 centímetros de longitud. Pueden mostrar vivos colores como morado o rosado, o bien, ser blancos o semitransparentes.

Visita nuestra Agropedia y no te pierdas ningún detalle sobre el cultivo de camarón.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments