Cultivo de ají en 2 minutos

Comparte el artículo vía

El cultivo de ají, pimiento o chile es una hortaliza conocida por ser un popular condimento o aderezo de sabor inconfundible, que lo hace esencial en la cocina.

La domesticación del cultivo de ají se dio hace más de 12 mil años en el actual Perú. Desde allí se extendió por todo el continente y más allá hasta llegar a Europa en el siglo 16.

La planta de ají es herbácea. Generalmente su cultivo es anual y los colores más comunes del fruto son: rojo, verde, amarillo y naranja.

La altura máxima que alcanza una planta de ají es de un metro y medio. Las flores son de color blanco y aparecen solitarias en los nudos del tallo. La aparición de estas depende de un número de hojas bajo y de condiciones de luz, temperatura y humedad.

El ají se cultiva mayormente por trasplante. Las semillas a sembrar deben tener un porcentaje de germinación de 80%. Se debe hacer una desinfección del terreno y de la semilla. La profundidad de la siembra no debe superar los 2 centímetros.

El trasplante debe hacerse en periodos de poca lluvia y cuando la planta logra alcanzar los 15 centímetros de altura.

Para aprovechar al máximo las capacidades de desarrollo y producción de la planta se debe tener en cuenta que el rango de temperaturas del cultivo debe estar entre 20 y 30 grados Celsius.

Las bajas temperaturas inducen la formación de frutos de menor tamaño los cuales pueden presentar deformaciones, reducen la viabilidad del polen y favorecen la formación de frutos sin semillas.

Visita nuestra Agropedia y conoce todo sobre el cultivo de ají.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments