Cultivo del Aguacate o Palta

El aguacatero, científicamente conocido como "Persea americana", es el árbol cuyo fruto es el aguacate o palta, y tiene una vida útil comercial de aproximadamente 50 años, en los que puede llegar a crecer hasta 30 metros de altura.
La planta es originaria de Mesoamérica, específicamente de México y Guatemala, en donde fue domesticado por pueblos originarios de esas regiones hace más de 12.000 años.
Existen más de 500 variedades de aguacate en el mundo, todas con su característico fruto de tipo polinización; lo que significa, que dependiendo del fotoperíodo, hay la posibilidad de que el órgano femenino no esté receptivo en el mismo momento que es liberado el polen, lo que hace imposible la fecundación y la formación del fruto.
A la hora de establecer plantaciones de aguacate, puede hacerse directamente a través de semillas o a través de injertos, siendo esta última la forma más recomendable para cultivos comerciales, ya que garantiza la producción de frutos más uniformes en cuanto a tamaño y forma.
Para cosechar el aguacate, hay que esperar que éste esté en estado de maduración fisiológica. De lo contrario, al ser retirado de la planta la piel o cascara se arruga y la pulpa no se ablanda, lo que le proporciona un mal aspecto y un sabor poco comercial.
Cuando el fruto ha llegado a su estado de maduración fisiológica, la semilla se siente suelta en el interior del mismo, la piel pierde su brillo y el pedúnculo se quiebra fácilmente, lo facilita la cosecha. Una vez que el aguacate ha sido cosechado hay que esperar entre 4 y 10 días para que se ablande y adquiera madurez de consumo.

Leer más

Cultivo del cacao

Producción y procesamiento del amargo precursor del chocolate… El cacao o cacaotero, científicamente denominado “Theobroma cacao” es una planta de

Leer más

El cultivo de la papaya

la lechosa o papaya, cuyo nombre científico es carica papaya, es originaria de centro américa y es conocida en méxico y costa rica como el árbol de la buena salud, por el particular uso que tiene en la medicina ancestral en la que se usan las hojas, los tallos y hasta las semillas.
para establecer una plantación de lechosa, es necesario hacer germinar la semilla en semilleros y llevar las plántulas a vivero, donde se le suministran todas las condiciones edafo-climáticas necesarias para un desarrollo óptimo durante sus primeros días de vida.
luego de que sus tallos alcanzan entre 15 y 20 cm, son trasplantadas al campo. con ese tamaño, cuentan con las características necesarias para soportar todas las inclemencias de la naturaleza.
el sistema floral de la lechosa o papaya es uno de los más complejos dentro de las especies cultivadas. el sexo de la planta es el que determina los niveles de producción y las características de los frutos a cosechar. solo las plantas con flores hermafroditas y femeninas producen frutos de valor comercial.
el fruto de la lechosa es de tipo pericarpio (la parte que cubre la semilla, mejor conocido como pulpa), es grueso y jugoso. en ese espacio llegan a producirse de 300 a 1000 semillas, dependiendo de su tamaño. además, es clasificado como un fruto climatérico: su proceso de maduración continúa aún después de ser cosechado.
la papaya contiene látex, una sustancia blanquecina que se solidifica rápidamente al entrar en contacto con el aire. el látex es de gran valor comercial, ya que contiene una enzima proteolítica llamada pa-pa-í-na, con múltiples usos en la gastronomía y la medicina.
la papaya es un fruto tropical exquisito y rico en minerales. contiene calcio, hierro, magnesio y potasio y posee muy bajas en calorías. especialistas aseguran que 100 gramos de lechosa contiene 7 veces menos calorías que 100 gramos de banano.

Leer más