Una pesca más científica para salvar el mar

Las flotas de pesca global descartan cuatro de cada diez criaturas atrapadas en sus redes del mar. Estas técnicas de redes de deriva, que se extienden a lo largo de kilómetros, se llevan cada año por delante a miles de tortugas, tiburones y delfines, entre otras especies protegidas, sin que las medidas de restricción impuestas por los países surtan efecto.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford y otros centros, encabezados por Elliott L. Hazen, presenta una nueva herramienta para ayudar a los pescadores a descubrir las zonas de pesca más productivas al tiempo que les aporta información para evitar la captura de especies en peligro.

En un trabajo publicado en la revista Science Advances, Hazen y su equipo ofrecen los detalles del sistema e informan de los resultados de un año de pruebas en una pesquería de California en la que el acceso a los datos diarios de los movimientos de los peces y la información oceanográfica por parte de los pescadores redujo de manera significativa las capturas indeseadas, especialmente las de la tortuga laúd (Dermochelys coriacea), en peligro de extinción.

El nuevo sistema, llamado EcoCast, combina datos del satélite, información de observaciones y datos de rastreo de especímenes que portan localizadores GPS y, de acuerdo con sus autores, es hasta 10 veces más eficiente en la protección de especies amenazadas que los sistemas anteriores.

“Estamos poniendo la información directamente en manos de los gestores de recursos y los pescadores”,asegura Larry Crowder, coautor del estudio. “Es una manera de abrir el camino hacia una gestión más dinámica de los recursos marinos”.

Hasta ahora, las estrategias eran mas estáticas y se basaban en el cierre de determinadas zonas hasta que las especies se recuperaran, pero no tenían en cuenta que los peces y los mamíferos marinos se mueven fuera de las zonas vedadas con frecuencia y sin respetar esos límites imaginarios. El nuevo sistema no solo aporta información a los pescadores para que la usen de manera responsable, sino que ofrecerá nuevos datos a los propios investigadores para mejorar la gestión de los recursos basándose en el registro de toda esa actividad de miles de barcos.

Fuente: http://www.agroalimentando.com

Foto: Archivo