Mercado del cacao premiun cuenta con más oportunidades de desarrollo

El incremento en la popularidad del cacao y el chocolate en los mercados emergentes, la valoración del chocolate de calidad superior y los beneficios para la salud del chocolate amargo suponen nuevas posibilidades para una región que aún no ha aprovechado su potencial económico.

Un acuerdo firmado entre el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Organización Internacional del Cacao (ICCO), dirigido a impulsar la producción de cacao de la categoría premium, reconocida mundialmente, permitirá que los cultivadores de América Latina y el Caribe (ALC) pueden beneficiarse.

El valioso patrimonio del cacao se remonta hasta miles de años atrás; sus raíces pueden hallarse en los bosques lluviosos de la cuenca del Amazonas. No obstante, la región que le obsequió al mundo el cacao y el chocolate, uno de sus placeres , ya no domina el mercado. En la actualidad África controla el 75 % de la producción mundial, mientras que ALC cultiva solo el 17 % de este producto.

Además: Productores de café y cacao mejorarán el manejo de los desechos sólidos

Hoy el mercado global distingue dos categorías principales de este producto: el cacao común o a granel y el conocido como cacao fino y de aroma. En la región de ALC se encuentra la gran mayoría de países productores del cacao de esta última categoría.

El cacao fino y de aroma se reconoce como el de más alta calidad en el mundo. Lo que lo diferencia del cacao a granel que se comercializa más ampliamente con su aroma y sabor característicos. Al igual que un vino sofisticado, este cacao ofrece a los consumidores chocolates con una variedad de sabores, derivados de siete perfiles básicos, descritos como floral, afrutado, térreo y sabor a caramelo, nuez, especias y verduras.

También: La gallina ciega: un peligro para producción del cacao en Nicaragua

Durante una reunión celebrada el año pasado con la Dra. Elizabeth Johnson, representante del IICA en Jamaica, el Dr. Anga expresó la disposición de la ICCO para fortalecer las relaciones con los países productores de cacao fino y de aroma, a fin de contribuir a la revitalización y ampliación de este sector en la región.

La cosecha y fermentación de este tipo de cacao constituye una labor particularmente delicada y costosa, que requiere un uso intensivo de mano de obra. Una industria revitalizada y sostenible podría ayudar de manera significativa a cambiar la suerte de los más de 250.000 productores que existen en la región, mediante el mejoramiento de sus medios de vida, la promoción del desarrollo rural y la generación de oportunidades para los jóvenes y las mujeres, lo que tendría un impacto positivo en millones de personas que toman parte en la cadena de valor del cacao en la región.

Veinticuatro de los 34 países miembros del IICA constituyen productores de cacao fino y de aroma. La Dra. Johnson, quien cuenta con conocimientos especializados sobre la utilización y conservación de recursos fitogenéticos como el cacao, fue designada por el IICA para liderar los esfuerzos que el Instituto realiza en términos de este prometedor proyecto.

Fuente: https://revistaproagro.com

Foto: Archivo