No existe riesgo que la influenza equina sea transmisible a los humanos a diferencia de la gripe aviar o porcina

Esta enfermedad es una gripe, una virosis comparable con la misma afección en el humano. Trae catarro
mucosidad y temperatura elevada, el inconveniente que tiene es el perjuicio sanitario para el animal y después el económico.

Esta enfermedad se presenta cíclicamente cada siete u ocho años donde el virus presenta alguna mutación donde adquiere una mayor virulencia, la población que más lo sufre son los potrillos al tener menos defensas, no así a los caballos grandes que no son tan propensos a enfermarse, existen vacunas preventivas que minimizan esta afección, las inoculaciones son efectivas pero con estas mutaciones que presenta la enfermedad y que no son propias de nuestro país hace vulnerable a los planteles.

El último foco lo recibimos de Chile en noviembre pasado, no hay que olvidar que tenemos bastante intercambio de equinos a través de esas cabalgatas que se hacen en la cordillera de los Andes, donde el virus comienza a circular. Estamos trabajando en los haras, en los centros de entrenamiento donde los ejemplares que van de los dos a los seis años.

En la parte deportiva, polo, salto, pato son caballos más grandes empiezan a los seis años a jugar así que estos ejemplares tienen más defensas. No existe riesgo que esta enfermedad sea transmisible a los humanos a diferencia de la gripe aviar o porcina.

Fuente: https://mitreyelcampo.cienradios.com

Foto: Archivo