China busca liderar la edición genética de cultivos agrícolas

China aspira a ser el líder mundial en la edición genética de plantas, y la medida ha preocupado a los agricultores, la industria agrícola y los académicos de Estados Unidos, según informó The Wall Street Journal el domingo.

El gigante químico y de semillas Syngenta AG, adquirido y dirigido por la empresa estatal China National Chemical Corporation (ChemChina), está construyendo un centro en Beijing para desarrollar tecnologías de edición genética de vanguardia como CRISPR-Cas9, que permiten nuevas formas para alterar el ADN, informó el WSJ.

La compañía también tiene la intención de aprovechar la investigación que están llevando a cabo las universidades chinas y acceder a un conjunto de talentos más amplio del que rivales como Monsanto y DowDuPont compiten en los Estados Unidos.

“El gobierno es muy partidario de esta tecnología en China”, dijo Erik Fyrwald, director ejecutivo de Syngenta, al WSJ, y agregó que la compañía está invirtiendo millones en el proyecto de edición de genes. “Es natural para nosotros construirlo allí para China y para el mundo”.

Pero a los intereses de Estados Unidos les preocupa que la vanguardia de la ciencia agrícola pueda pasar del cinturón agrícola a China, y eventualmente pudiera aumentar la confianza de los Estados Unidos en la tecnología china y potencialmente tener acceso a métodos innovadores, informó el WSJ.

Además, otras tecnologías de edición genética emergentes, como TALENs, ofrecen a los científicos y empresas de semillas formas de manipular genes vegetales de forma más rápida y económica que las prácticas biotecnológicas que han dado lugar a cultivos genéticamente modificados (GM), o transgénicos, en más del 90% de los campos de maíz y soja de Estados Unidos.

Las técnicas de edición de genes también permiten a los científicos realizar cambios sin agregar ningún ADN externo de la especie, logrando potencialmente efectos similares con una regulación más flexible.

“Mi mayor preocupación es el hecho de que Estados Unidos está retirando fondos públicos para investigación, mientras que los chinos están avanzando”, dijo Bob Stallman, un productor de arroz y ganado de Texas que anteriormente encabezó la Federación de la Oficina Agrícola Estadounidense.

China típicamente se ha quedado detrás de la investigación agrícola de otros países, pero “en CRISPR, pueden saltar”, dijo al WSJ el analista agrícola de la firma de investigación y consultoría China Policy, Even Rogers Pay.

Un portavoz de Syngenta dijo que la compañía apunta a comercializar globalmente cualquier cultivo desarrollado en Beijing. Y para desarrollar cultivos editados genéticamente que esperan vender, Syngenta ha licenciado la tecnología CRISPR-Cas9 del Broad Institute, una asociación que incluye la Universidad de Harvard y el MIT que tiene una patente sobre la tecnología de edición de genes.

Fuente: http://www.agroalimentando.com

Foto: Archivo