El calostro mantiene su poder nutritivo hasta el octavo ordeño

Calostro, primera secreción láctea, nutritivo, alto poder energético, minerales, proteínas, calidad de vida, protección, hasta octavo ordeño, inmunoglobulinas, crecimiento, disminución de mortalidad, CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“El calostro provee al animal de altas fuentes de energía, grasa, vitaminas liposolubles y sales minerales”, afirman Rómulo Campos, Anggy F, Carrillo, Valentina Loaiza y Leonidas Giraldo.
Investigación de la Universidad Nacional resalta que si la madre abandona a la cría y no la estimula para el consumo de calostro, el resultado es un ternero débil que posiblemente no ingerirá este componente, y por ende, no alcanzará los niveles de nutrición para sobrevivir.
La primera secreción láctea de los mamíferos obtenida después del parto se llama calostro, el cual posee nutrientes de alta calidad y factores no nutricionales que brindan al ternero alimentación de alto poder energético, mineral y proteico. Igualmente, ofrece la protección que la madre no logra transferir a la cría durante la gestación.
Así lo revela el “Estudio de la forma y momento del suministro de calostro sobre el crecimiento y la salud del neonato bovino en diferentes grupos raciales”, de los investigadores  Rómulo Campos, Anggy F, Carrillo, Valentina Loaiza y Leonidas Giraldo, del Departamento de Ciencia Animal de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Palmira.
El estudio destaca que las características de este producto se mantienen en los primeros ordeños, normalmente entre el primer el octavo ordeño. Las secreciones posteriores y hasta que la leche se torne completamente normal (entera) se conocen como leche de transición.
De acuerdo con los investigadores, los terneros nacen con el sistema inmunológico suprimido, es decir, son susceptibles de ser afectados por agentes patógenos que pueden ocasionarles enfermedades e incluso la muerte.
Considera que es la mejor herramienta para mejorar la calidad de vida de los bovinos recién nacidos y la más barata para mejorar los procesos de su cría, disminuir la mortalidad y la presentación de algunas situaciones como diarreas, cólicos, deshidrataciones y neumonías.
Inmunoglobulinas en 24 horas
La investigación indica que debido a su alto contenido de inmunoglobulinas (70-80% Ig G, 10-15% Ig M y 10-15% Ig A), es la única fuente alimenticia que le transfiere al ternero inmunidad pasiva hasta que el neonato adquiera su inmunidad activa y ésta demora en activarse por lo menos seis semanas.
Los autores sostienen igualmente, que las inmunoglobulinas se absorben intactas en las primeras 24 horas después del nacimiento, pasado este tiempo el tracto intestinal no permite el paso de todas las inmunoglobulinas ni de otras proteínas no específicas cuya acción es la estimulación y crecimiento de los tejidos del animal, después de 72 horas de nacimiento ninguna inmunoglobulina consigue absorberse.
Resalta que el calostro provee al animal de altas fuentes de energía, grasa, vitaminas liposolubles (A, D y E) y sales minerales con altos contenidos de calcio magnesio y fósforo. Tiene un efecto laxante que ayuda a la eliminación del meconio y al establecimiento de los movimientos intestinales.
Concluye que además de contener un alto porcentaje de agua, energía, proteína, vitaminas y minerales, también, posee factores de crecimiento, elementos protectores de la mucosa del intestino (aglutininas, interferón, interleukinas) e inmunoglobulinas que aseguran un excelente desarrollo del sistema inmune, protección contra bacterias entéricas y un adecuado crecimiento.
Fuentes: http://www.contextoganadero.com
Fotos: Archivo