La clave para obtener un cerdo ideal

Los porcicultores son conscientes de que una mejor salud intestinal es la fuerza motriz de la rentabilidad. La mortalidad, la eficiencia alimenticia, el crecimiento y los costos de salud son solo algunas de las muchas áreas influenciadas por una salud óptima. Una salud intestinal adecuada puede proporcionar efectos duraderos en el desempeño animal, la salud de la manada y las ganancias del productor.

El Dr. Stewart Galloway, nutricionista de cerdos para Hubbard Feeds, discutió recientemente, en un seminario en línea, sobre los impactos a largo plazo de las estrategias de salud intestinal implementadas al inicio de la vida del cerdo. Según Galloway, la salud intestinal es un factor clave en el éxito que afecta tanto el valor del cerdo (como fuente de ganancias y como fuente de proteínas a nivel mundial), al igual que la productividad de las cerdas, el bienestar animal y el uso responsable de antibióticos.

La salud intestinal es esencial para construir la base del desempeño y la rentabilidad en la producción porcina. Los cerdos sanos comerán y producirán de manera más eficiente, asegurando su máximo potencial de desempeño.

¿Cuál es el intestino ideal?

El objetivo es ayudar a generar un sistema gastrointestinal completamente desarrollado en el que el agua, el pH y las bacterias beneficiosas se equilibren y mantengan mientras los patógenos y las toxinas se mantienen fuera.

Por lo tanto, ¿cómo saber si el intestino del cerdo está sano? Para comenzar, observe la actividad del cerdo. ¿Está el cerdo en alerta y en movimiento? ¿Está comiendo? ¿Muestra un comportamiento normal? Otro indicador es la diarrea. La diarrea es un signo revelador de que algo no está bien en el intestino del cerdo, es  importante estar atento con los cerdos que tienen este síntoma. Otros indicadores de un intestino sano incluyen una menor morbilidad y menos cerdos tratados, así como también el crecimiento y la eficiencia alimenticia. Sin embargo, es importante recordar que muchos factores pueden alterar la buena salud intestinal. Por ejemplo, el destete es la mayor causa de estrés en el cerdo. Las estrategias deficientes de salud intestinal  implementadas en esta etapa de vida tendrán un impacto negativo en el cerdo a lo largo de su ciclo de vida. Los cambios en la dieta, los patógenos y mezclas, al igual que el estrés por hacinamiento son algunos de los otros factores que afectan negativamente la integridad intestinal.

Consejos para una buena salud Intestinal

Galloway sugiere un enfoque integral implementando estas tres estrategias para una buena salud intestinal:

  1. Disminuir la inflamación del intestino
  2. Disminuir los patógenos
  3. Disminuir la pérdida de agua

Cuando un intestino se inflama, surgen varios problemas: los nutrientes no se absorben adecuadamente; hay un aumento en los antígenos, lo cual causa una mayor inflamación; los patógenos y las toxinas se mueven directamente a través de las células, causando inflamación en la célula; y hay pérdida de agua y movimiento de agua en el intestino, lo cual provoca deshidratación y diarrea.

Para combatir la inflamación y, a su vez, disminuir los patógenos y la pérdida de agua, los productores deberían considerar ciertas cosas importantes. Primero, identifique los factores estresantes del cerdo y disminuya el estrés. Segundo, optimice la selección y combinación de ingredientes, como las proteínas y aminoácidos, al igual que el uso de carbohidratos. Y en tercer  lugar, utilice enzimas para extraer más nutrientes del alimento balanceado, haciéndolos más disponibles para que el cerdo los absorba para su propio uso, y menos disponibles para que los patógenos más adelante lo usen como fuente de alimento en el intestino.

Lograr y mantener un intestino saludable es un proceso continuo y requiere un enfoque integral de la salud intestinal, no solo una única y rápida solución. Un animal realmente nunca se libera de un buen o mal inicio. La salud intestinal es una prioridad, ofrezca a sus cerdos en camino para el éxito de por vida.

Fuente: https://revistaproagro.com

Foto: Archivo