Mantener los suelos vivos para aumentar materia orgánica

Suelos vivos, meso fauna, insectos, cucarrones, lombrices, humedad, esponja, retención de agua, aforos y bromatológicos, CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.

Suelos vivos, meso fauna, insectos, cucarrones, lombrices, humedad, esponja, retención de agua, aforos y bromatológicos.

“Es recomendable mantener el equilibrio de la relación suelo-planta-animal”, dijo Felipe Aristizabal. Foto: Ecología con Asocebú – Cultura Empresarial Ganadera Internacional
Cada aumento en la materia orgánica permite retener cada vez más agua por hectárea. Es indispensable mantener viva la meso fauna con insectos (cucarrones, lombrices, etc).

“La materia orgánica en el suelo en épocas de verano es la reserva de la humedad y en épocas de invierno es la esponja de agua. De ahí la importancia de tener el suelo vivo (presencia de microrganismos e insectos)”. (Lea: Pastos nutridos se recuperan más rápido después de las heladas)

Así lo manifestó Felipe Aristizábal, Médico Veterinario, Zootecnista, especialista en producción de leche y consultor agropecuario (@instagram-maristimvz_consultoagro), quien a la vez destacó que “no hay suelo sin vida, ni vida sin suelo. Ambos evolucionan juntos”.

“Eso es lo que se debe buscar y para ello es importante mantener viva la meso fauna con insectos (cucarrones, lombrices, etc), y al mismo tiempo, evitar el uso de ivermectinas, herbicidas, insecticidas y fertilizantes químicos que deterioran poco a poco la vida del suelo”.

Resaltó que “por cada 1 % de aumento en la materia orgánica de los primeros 15 centímetros de suelo, se pueden retener 250 mil litros de agua por hectárea”.

“Qué bueno tener en la finca información de los aforos y bromatológicos de diferentes edades de corte y también de invierno y verano, para observar los cambios y la evolución de los indicadores respectivos o de manera simultánea, conocer desventajas y amenazas para hacer los correctivos pertinentes”, recomendó. (Lea: Bromatología: clave para mejorar producción ganadera)

Explicó que “también es necesario mantener un rumen sano con alta carga de microorganismos y para eso es oportuno realizar desparasitaciones estratégicas pero no a todo el ganado, es recomendable priorizarla a los animales jóvenes”.

Es fundamental combinar el suelo junto con los micro organismos, pastos y gramíneas, con árboles pues resulta interesante y vale la pena hacerlos participes en el ciclo productivo. (Lea: Ganadería tradicional y silvopastoril)

“No obstante en cualquier explotación ganadera hay que procurar mantener un equilibrio de la relación suelo-planta-animal”, concluyó Aristizabal.

Fuente: http://www.contextoganadero.com

Foto: Archivo