Por qué consumir el Raigrás entre el día 25 y 35 de crecimiento

compartir
Raigrás entre 25 y 35 días, monocultivo, mezclado con kikuyo 45 días, balance, crecimiento mayor es perdidas de nutrientes, aprovechamiento, CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
                            las hojas del Raigrás y si ve la de abajo amarilla, es el momento de pastorear
Experto recomienda que se debe consumir en dicha etapa porque presenta la mayor nutrición con proteína del 18 % y digestibilidad. Es lo que se conoce como aprovechamiento del forraje.  
“El forraje Raigrás en el esquema de monocultivo se puede ofrecer al ganado entre los días 25 y 35 de crecimiento porque se encuentra en el estado ideal de nutrición. Pero si lo combina con Kikuyo se debe buscar un balance que puede llegar máximo a los 45 días”.
“Lo ideal es que sea consumido por el ganado antes de los 45 días, pero no obstante esto se ve afectado por la lluvia o por el verano. Si lo puede aprovechar antes de ese tiempo, mejor”, dijo Ramón Valbuena, quien es ganadero de toda la vida, Administrador Agropecuario, consultor en lechería y experto en suelos.
Manifestó que “al entrar las lluvias el pasto se encuentra aporreado por el verano. Luego llega el invierno y todo el pasto se pone verde al mismo tiempo. Entonces el primer pastoreo es complicado porque no se puede comer todo al mismo tiempo”.
De acuerdo con Valbuena, “en estos casos viene lo que llamamos el aprovechamiento del forraje. Y no es otra cosa que beneficiarse del mejor momento del mismo. Recomienda dos opciones que son: poner a pastorear el ganado en el potrero para que consuma pasto altamente nutritivo y la otra es conservar el adicional en silo o heno”.
Para este experto “la opción de silo o heno tiene un contenido nutricional inferior, pero si no hay más opción toca guardarlo para usarlo en verano”.
¿Por qué pierde calidad?
“Cuando el ganado corta la planta al comer, esta comienza una etapa de crecimiento y de acuerdo a la especie forrajera, tiene un medidor que no es el calendario o el reloj, sino la acumulación de horas luz”.
“Hay que tener en cuenta que los días nublados requieren más horas luz para alcanzar el estado ideal de acumulación de nutrientes y de crecimiento. En los días de bastante sol dicho efecto es más rápido” agregó.
Dijo que “una vez la planta alcanza las horas luz necesarias, luego empieza a morirse y se puede ver porque la hoja de abajo, la más vieja se pone amarilla. Cada especie tiene un número de hojas que puede mantener vivas, por su fisiología y características”.
“Si un pasto de 45 días de crecimiento lo dejo para 90 días, pierde nutrición. La curva de crecimiento cambia la tendencia y comienza a crecer más lentamente. Si está en 18 % en proteína, comienza a bajar. Dos ciclos de 45 días producen más que un ciclo de 90 días”.
Fuente: http://www.contextoganadero.com
Foto: Archivo