El juego como indicador de bienestar en lechones

Se confirma la variabilidad entre camadas con relación al comportamiento de juego en los lechones destetados

Un equipo de científicos escoceses ha demostrado la existencia de un “efecto de camada destetada” según el cual las camadas responden como una unidad en términos de comportamiento de juego locomotor una vez han sido destetadas.

(Foto: CC licensed - Alexas_Fotos)

El objetivo de este estudio*, publicado por pig progress, fue determinar si las diferencias existentes entre camadas en referencia al comportamiento de juego antes del destete también fueron consistentes en el periodo posterior al destete.

Se seleccionaron siete camadas de lechones criados en granjas comerciales con destete a los 28 días y, una vez destetados, los lechones se mantuvieron en grupos a lo largo de cuatro semanas más. En las camadas, se observaron las diferencias con relación al juego locomotor tanto durante la lactación como en el posdetete.

En cuanto al juego motor, se observó que el 28 % de la varianza de un solo animal durante la lactación y el 26 % en el posdestete se podía atribuir a la camada. Sin embargo, las camadas evidenciaron un “efecto de destete de la camada” ya que se observaron diferencias y cambios en el comportamiento cuando se compararon ambos periodos.

Por otro lado, en la observación del juego social, estas diferencias a nivel de camada se redujeron hasta el 8 % y el 1 % de varianza respectivamente. Por el contrario, cuando tuvieron en cuenta los juegos de pelea como elemento principal del juego social, observaron la existencia de diferencias significativas en la camada y en ambos periodos. De promedio, el juego incrementó en el periodo posdestete.

En cuanto a posibles diferencias entre sexos, observaron que en las camadas en las cuales había predominio de machos mostraron una mayor tendencia al juego social mientras que cuando había un mayor número de lechones hembras lo que dominaba era el juego locomotor.

En resumen, los investigadores estimaron que más del 25 % de las diferencias en el comportamiento de juego locomotor se pueden relacionar con un efecto camada mientras que menos del 8 % de la variación en el juego social es atribuible a este efecto.

Estos resultados confirman los obtenidos en otros estudios previos y dan más apoyo al uso del juego como indicador de bienestar en lechones.

Fuente: https://mitreyelcampo.cienradios.com

Foto: Archivo