Pasto Vidal es óptimo para los esquemas silvopastoriles

Pasto Vidal es óptimo para esquemas silvopastoriles, es proteínico, nutritivo, aceptado por los bovinos, digestible, resiste la sombra, resiste clima húmedo y seco, CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Pasto Vidal se encuentra en la costa Caribe, meseta del Tolima, San Andrés y Providencia”, dijo Bernal y Duarte.
Esta variedad responde a la sombra en potreros con alta densidad de árboles y crece de manera abundante y tupida bajo la gotera de árboles leguminosos. El forraje tiene altos índices proteínicos y digestivos.
El pasto Vidal, Botriochloa saccharoides, es considerado óptimo para los sistemas silvopastoriles porque soporta la sombra y es nutritivo.
Así lo señala un estudio realizado por Roberto Piñeros, Jairo Mora Delgado y Vilma A. Holguín, Médicos Veterinarios e investigadores de la Universidad del Tolima de Ibagué.
Los investigadores analizaron los indicadores agronómicos, producción de biomasa y calidad nutricional del pasto Vidal bajo simuladores de sombra, con porcentajes de 3 0%, 50 % y 0 % (control) de penumbra.
La investigación que se encuentra en los registros de Corpoica fue realizada en la Hacienda “La estrella”, ubicada en el municipio de Venadillo en el departamento de Tolima.
Los investigadores realizaron mediciones de producción de biomasa a 52 días después de la siembra en dos épocas diferentes (húmeda y seca).
El pasto produjo mayor cantidad de materia seca sin control de sombra e igualmente lo hizo en la época seca, lo cual, le permitió constatar que esta variedad forrajera se puede implementar en sistemas agroforestales que presentan coberturas arbóreas moderadas.
Proteínico
“La altura de la planta presentó diferencias significativas en los tratamientos con sombra del 30 % y del 50 % con respecto al tratamiento sin control de sombra, principalmente en la época seca”, indicaron los investigadores.
El resultado de los análisis de proteína fueron positivos. En época húmeda el mayor registro lo obtuvo con la sombra del 50 % con un 11,41 % de proteína, seguido de 10,57 % (30 %) y 8,36 % (0 %).
En sequía el mayor contenido lo registró sin control de sombra con 12,95 % de contenido proteínico, seguido de 10,51 % (30 %) y 9,61 % (50 %).
Al verificar el resultado de la Digestibilidad in vitro de la materia seca- DIVMS los investigadores constataron que es un forraje de buena calidad ya que en ambas épocas -húmeda y seca- este indicador fue superior al 55 % y en algunos casos superó el 70 % en los tres escenarios, lo que indica que es una variedad de buena calidad digestiva y aceptada por los animales.
El potencial de producción se puede deducir de evaluaciones preliminares que reportan que animales en pastoreo obtuvieron resultados comparables a los obtenidos sobre praderas de brachiaria decumbens, es decir ganancias de peso entre 400 y 500 gramos por animal al día y producción de leche entre 4 a 5 litros por vaca al día (Duarte, et. al., 2004).
“Este pasto se ha reportado en el bosque seco de la costa Caribe, el bosque subhúmedo tropical de la meseta del Tolima y el clima oceánico de San Andrés y Providencia”.
Fuente: http://www.contextoganadero.com
Foto: Archivo