¿De qué se trata la Ración Parcialmente Mezclada (PMR)?

Ración Parcialmente Mezclada, Partial Mixed Ration, Ración Total Mezclada, Mixed Total Ration, Sistemas de alimentación bovina, dieta total mezclada, tmr, ganaderia Colombia, ganaderos Colombia, Planificar demanda de comida, disponer de alimentos sostenibles, CONtexto Ganadero, noticias ganaderas Colombia
Una ración parcialmente mezclada (PMR) combina la TMR (ensilajes y concentrados) con el pastoreo. Foto: Sano Chile.
Este sistema de alimentación bovina combina la Ración Total Mezclada (TMR) y el pastoreo, que se emplea sobre todo en sistemas semiestabulados y que podría servir para aquellos productores interesados en adoptar corrales confinados.
Mientras que las explotaciones lecheras en Estados Unidos han favorecido los sistemas estabulados basados en el uso de TMR, en especial por la falta de suelo para mantener a las reses, en otros países se ha empleado el pastoreo como fuente de alimentación del ganado.
Como lo señalan los argentinos Gustavo Bretschneider y Eloy Salado, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, INTA, la necesidad de reducir costos de producción los ha llevado a usar este sistema.
Según ellos, se ha probado que “el costo de producir un litro de leche aumenta significativamente a medida que disminuye la proporción de pastura en la dieta”. Además, aunque han pretendido reducir mano de obra, un sistema estabulado requiere más personal que un sistema pastoril.
Así pues, mientras que la TMR se limita a la suplementación en sala de la vaca lechera con una ración que contiene todos los nutrientes necesarios para su sostenimiento y productividad, la PMR se convierte en una alternativa estratégica.
José Miguel Caquilpan, ingeniero agrónomo chileno, citó en la revista Infortambo a Bargo y otros para definir la PMR “(…) como una ración totalmente mezclada o TMR dada en patios de alimentación, entre periodos de pastoreo y que representa solo una parte del total de la ración diaria consumida por el animal”.
De esta manera, el pastoreo es fundamental y la alimentación con suplementos, como la mezcla de concentrados con forraje como ensilaje, se otorga en segundo plano.
En efecto, usted ya habrá podido deducir que la gran mayoría de explotaciones lecheras de nuestro país optan por la PMR, aun cuando varios ganaderos han tratado de implementar la TMR con el fin de obtener mayor cantidad de leche con mejor calidad composicional.
Ante esta situación, los expertos han advertido sobre los riesgos de suministrar elevadas cantidades de concentrado, que pueden afectar tanto la salud ruminal de la res como su salud reproductiva.
Por ejemplo, como contó Caquilpan, una investigación australiana de 2014 demostró que el uso de una PMR incide positivamente en las poblaciones bacterianas ruminales, reduciendo la incidencia de acidosis ruminal.
La propuesta es modificar los porcentajes de TMR y pastoreo de acuerdo con cada temporada, dependiendo de la demanda de leche. A mayor demanda, como en época seca, se debe aumentar la proporción de TMR, mientras que en época de lluvias, hay que aprovechar la abundancia de los pastos.
Así mismo, la PMR requiere un confinamiento parcial que solo necesita una pista de alimentación (feed-pad) definida como un área de superficie dura diseñada únicamente para este propósito.
Fuente: http://www.contextoganadero.com
Foto: Archivo