Tendencias de consumo e innovaciones de envases para productos cárnicos

La “etiqueta limpia” es una tendencia que llegó para quedarse. La visión del estilo de vida de alimentos orgánicos ha impulsado un crecimiento de más de 10% en el sector.
Con las cambiantes demandas del consumidor que hoy en día dictan las tendencias, el concepto de “etiqueta limpia” está tomando el escenario central de las compañías de productos envasados para el consumidor, según el reporte 2017 de Visión 2015 de la Asociación de Tecnologías de Envasado y Procesamiento (PMMI, por sus siglas en inglés).
Mientras que no todas las compañías de productos envasados para el consumidor están de acuerdo en precisamente qué significa “etiqueta limpia”, todas están de acuerdo en que está aquí para quedarse y ha convertido a la industria alimentaria en una industria que está guiada por el estilo de vida.
La creciente demanda de alimentos orgánicos se ha disparado comparado a con toda la industria en general. Mientras que el segmento completo de alimentos creció de manera constante a un poco más de 3%, la visión del estilo de vida de alimentos orgánicos ha impulsado un crecimiento de más de 10% en el sector.
El creciente deseo de un estilo de vida más sano también significa más demanda de productos bajos en sodio, o sin sodio, y minuciosos conteos de calorías. Los consumidores requieren de ingredientes de colores y sabores naturales, eliminando aquellos conservadores cuyos nombres “suenen a químicos”.
Esto trae otro problema para los procesadores de alimentos y los empacadores de carne, pues algunos químicos usados para extender la vida de anaquel pueden convertirse en obsoletos por esta razón.
Una peculiaridad significativa de lo que los consumidores dicen que es un deseo de alimentos más sanos y etiquetas limpias, continúa sucediendo al momento de compra. Continúa existiendo algo de desconexión entre lo que los consumidores dicen querer versus lo que los consumidores realmente compran. Por ejemplo, muchos dicen querer productos más bajos en sodio, pero los productos salados siguen manteniendo su participación en el mercado.
Una conclusión del reporte de PMMI es que, independientemente de los que los consumidores dicen, quieren que sus alimentos tengan buen sabor, aunque haya alternativas más saludables disponibles.
También existen retos de etiqueta limpia conectados a la asequibilidad de los consumidores. Aquellos consumidores que tienen los medios económicos para poder comprar estos productos, los quieren, pero otros consumidores los quieren y no necesariamente los pueden comprar. Cómo balancear esto es uno de los retos que algunas de las compañías de productos envasados están buscando resolver.
La tendencia hacia las etiquetas limpias es evidente en su impacto en los avances de maquinaria. Los equipos de procesamiento y envasado deben cumplir con estrictas regulaciones de inocuidad alimentaria, para lo que los procesadores tendrían que procesar lotes más pequeños en manufacturas más compactas.
Fuentes: http://www.contextoganadero.com
Fotos: Archivo