Como tratar la yuca amarga para alimentar al ganado

compartir
La yuca amarga antes de darla al a los animales debe sufrir un proceso de secado, para esto se debe picar el tubérculo y las hojas de la planta para exponerlas al sol o al aire libre para que se evapore el ácido. Es recomendable dejar en la noche este material para que se ventile.
Al día siguiente, se les puede dar a los animales en cantidades que pueden ir entre 1 y 4 kg, dependiendo si son sistemas de media o alta productividad. Además de fresca, también se puede dar ensilada y como harina, y sirven como métodos de conservación en casos de sobreproducción
En el ensilaje la concentración de ácido disminuye: La mayor parte del ácido cianhídrico se solubiliza en los subproductos acuosos resultantes del lavado de la pulpa, después de la extracción del almidón. (Buitrago, 1990).
Duración del período del ensilado y concentración de ácido cianhídrico en la materia seca de las hojas de la yuca (Nguyen Van Lai, datos no-publicados).Fuente: zoovetesmipasion.com
Semana
Ácido cianhídrico(mg/kg MS)
0
400
1
336
2
312
3
280
4
240
5
200
6
128
7
100
8
96
El cultivo de la yuca en nuestro país
De acuerdo con el estudio “La yuca en el Caribe colombiano: De cultivo ancestral a agroindustrial”, de María Aguilera Díaz, Publicado por el banco de la República, La yuca se cultiva en regiones altas y lluviosas como las andinas, en áreas semidesérticas (Baja Guajira), en suelos fértiles (Valle y Tolima), en suelos ácidos e infértiles (Llanos Orientales) y en las selvas tropicales (Putumayo), lo cual demuestra su amplia adaptabilidad al clima.
Los mayores cultivos se encuentran en regiones con precipitaciones promedio superiores a 1.000 mm/año y se adapta a precipitaciones de 1.000 a 3000 mm/año, pero necesita suelos bien drenados (Cock, 1989, pp.34-35).
En cada clima hay variedades diferentes de yuca; el CIAT tiene 325 variedades adaptativas para los diferentes ambientes del país.
Las variedades más difundidas en la región Caribe son: la venezolana que tiene un alto contenido de materia seca y almidón, se destina al mercado en fresco y los excedentes van al mercado del secado de yuca para la alimentación de animales, y la M TAI8 y la verónica, que tienen buen potencial, se destinan como yuca industrial
La temporada de siembra es entre abril y mayo, para recoger entre enero y marzo. Si se recoge en época de lluvia se disminuye la materia seca.
En la región Caribe la semilla de buena calidad la proveen los productores que manejan bien el cultivo.
Es necesario fortalecer programas para obtener semillas limpias. Para contribuir con esto último, el CIAT está promoviendo bancos locales de semilla que están siendo implantados en San Jacinto (Bolívar) y Ovejas (Sucre).
Fuente: http://www.contextoganadero.com
Foto: archivo