Así se utiliza el ozono en medicina veterinaria

Este gas presente en la estratosfera genera efectos antioxidantes, oxigenantes, antiinflamatorios, inmunomoduladores, analgésicos, regeneradores y antisépticos en los animales. Conozca sus usos y  bondades.
¿Qué es el ozono?
El ozono, como gas presente en la estratosfera que nos protege de las radiaciones nocivas del sol, es conocido por todos; pero no tanta gente sabe que el ozono es sencillamente O3, una forma alotrópica del oxígeno; una molécula compuesta por 3 átomos de oxígeno en lugar de 2, que además aparece en la naturaleza en determinadas circunstancias de presión y temperatura.
Por lo tanto, el ozono (O3) es un gas presente en nuestra atmósfera, con un gran potencial de oxidación, la palabra ozono se deriva del vocablo griego “ozein” que significa oler, ya que tienen un aroma fosforado, en grandes concentraciones es de color azul, de día es el responsable de dar el color azul al cielo, su nombre químico es peróxido de oxígeno y su símbolo es O3.
Ozonoterapia
El ozono para uso en medicina veterinaria se trata de una mezcla de oxigeno-ozono. El proceso que se utiliza para lograrlo es pasar oxígeno medicinal puro por una descarga eléctrica de alto voltaje y alta frecuencia; se debe hacer con un equipo especial de electromedicina, que genera esta reacción química, y produce un gas con distintas concentraciones de ozono, acorde a la patología, el tratamiento y la vía de administración. Tiene una importante relevancia terapéutica para diferentes cuadros diagnósticos.
Desde hace más de 100 años, la ozonoterapia se viene utilizando en todo el mundo con fines médicos terapéuticos para inducir respuestas biorreguladoras en los pacientes. Todos los días crece la evidencia científica y clínica que demuestra los efectos antioxidantes, oxigenantes, antiinflamatorios, inmunomoduladores, analgésicos, regeneradores y antisépticos del ozono. Es indispensable dar a conocer esta poderosa herramienta terapéutica a toda la comunidad médica, veterinaria y zootecnista para que la incluyan dentro de sus alternativas terapéuticas.
Riego con ozono: el ozono se define científicamente como una molécula alotrópica del oxígeno que de forma natural e intrínseca, presenta una serie de rasgos y propiedades beneficiosas que ayudan a que los cultivos recuperen su ecosistema original, reduciendo así los costes en inversión y aumentando por consiguiente la producción y calidad de sus productos. Además, contribuye con el medio ambiente y la salud de las personas y animales de pasto.
Hidrocooling: el uso de agua ozonizada en las aplicaciones para hidrocooling tiene efectos interesantísimos desde el punto de vista de la desinfección del producto final, y por ello, en la duración de la vida útil de los mismos. El agua ozonizada a cierta temperatura de refrigeración y ciertas concentraciones presenta la propiedad de oxidar materia orgánica (bacterias, hongos virus, etc.), según estudios aparecen altas reducciones de índices bacterianos.
Concretamente, para el recuento de microorganismos a 30ºC, la reducción es del 97%, y para las enterobacterias, del 99.99%, garantizando así los niveles de inocuidad. Además, actúa descomponiendo los LMR (límite de materias activas de pesticidas o productos de aplicación sanitaria), lo que supone una garantía a efectos de seguridad alimentaria y empresarial.
Lavaderos hortofrutícolas: reutilización de agua. El ozono está considerado el mejor desinfectante, virucida, fungicida y antimicrobiano, a diferencia de productos químicos y ecológicos que dejan residuos químicos o biodegradables en el agua, el ozono el único residuo que puede dejar es oxígeno, lo que todos conocemos como la molécula de la vida.
Desinfección de aguas residuales: la mayoría de las aguas residuales procedentes de efluentes industriales, presentan niveles de contaminación química y microbiológica. Entre otros parámetros que se suelen medir para aguas residuales, encontramos DBO (demanda bioquímica de oxígeno), DQO (demanda química de oxígeno), SS (sólidos en suspensión), N²-nitrógeno (Kjeldahl), Zn, Ph y conductividad entre otra.
En ganados y criaderos: con el ozono se disminuye el uso de medicamentos químicos, se pueden tratar de manera integral enfermedades como la mastitis, mejora la calidad y producción de carnes, es efectivo en el área donde se encuentra amoniaco en el ambiente, etcétera.
Curso sobre ozonoterapia en Medellín
La actividad académica pretende generar procesos de formación que permitan identificar, valorar y potenciar las competencias a los médicos, veterinarios y zootecnistas en una de las nuevas tendencias de la medicina integrativa o complementaria como lo es la ozonoterapia, con el apoyo de las facultades de Ciencias de la Medicina y Ciencias Agropecuarias de universidades del país y de asociaciones internacionales.
En el país, han sido muy pocos los esfuerzos por introducir esta herramienta terapéutica, es por esto que Solociones Integrales con Ozono, Sico, decidio organizar cursos en la modalidad de nivel básico, avanzado y especializado, los cuales le darán al médico y médico veterinario zootecnista las herramientas necesarias para hacer una ozonoterapia responsable.
El curso hará un recorrido teórico y práctico por las bases científicas y clínicas de la ozonoterapia, revisando la información de las numerosas investigaciones científicas y de laboratorio, realizadas a nivel mundial complementada con la información basada en la experiencia de los docentes nacionales e internacionales que impartirán los cursos.
Fuente: http://www.contextoganadero.com
Foto: Archivo