Investigadores españoles publican un estudio sobre el origen y domesticación de los cítricos

Científicos del Centro de Genómica del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) han publicado en la revista Nature un estudio sobre el origen y domesticación de los cítricos en el marco de una colaboración internacional. El análisis descifra los orígenes de naranjas, limones, mandarinas y pomelos, miembros de una familia que se diversificó hace ocho millones de años en un área cercana al Himalaya, Myanmar y sur de China, basándose en los primeros intentos por domesticar estos frutos en la propagación asexual a través de semillas apomícticas y la selección deliberada de rasgos específicos.

Según explica el IVIA, este proceso generó una red compleja de parentesco entre los cítricoscultivados que quedó registrada en sus genomas. El estudio ofrece un escenario evolutivo nuevo para los cítricos que apunta directamente a la reformulación del propio género de los cítricos y ofrece indicios y señales sobre los determinantes de los rasgos deseables en los frutos comestibles.

La información generada permite la identificación de los fragmentos del genoma que controlan las características que heredaron las especies de cítricos cultivadas a partir de las especies silvestres. Ayudará también a detectar las dianas genéticas más efectivas contra enfermedades devastadoras y a desarrollar estrategias y enfoques para la mejora de variedades tolerantes al cambio climático y de cultivares más deliciosos y nutritivos.

El IVIA desarrolla un programa de mejora de cítricos con objeto de generar nuevas variedades de clementinas y mandarinas y ha elaborado una metodología para determinar el origen y la evolución de los cítricos que ha permitido desvelar algunas claves fundamentales para entender su proceso de domesticación. Para el estudio, los científicos de IVIA han revisado la genealogía de las principales especies de cítricos, remontando su origen al Mioceno tardío, hace unos 8 millones de años, en las estribaciones del Himalaya.

Fuente: http://www.agroalimentando.com

Foto: Archivo