Siete consejos para el bienestar de animales de producción

Existe una Declaración Universal sobre Bienestar Animal (DUBA), que fue concebida por la Sociedad Mundial para la Protección Animal WSPA, que ha sido firmada y apoyada por más de 150 países a lo largo y ancho de este mundo. La mayoría de los países signatarios o firmantes, luego de adherir a la DUBA han redactado y promulgado sus propias leyes de Protección y Bienestar Animal.

Esta declaración constituye cinco libertades o derechos de los animales: Libertad de hambre y sed, Libertad de incomodidad, Libertad de dolor, lesión y enfermedad, Libertad para expresar un comportamiento normal, y Libertad de miedo y angustia, pero ¿cómo traducimos estas libertades y estos derechos a los animales de producción animal o consumo?

El Dr. Enrique Rimbaud, Decano Facultad de Ciencias Agrarias, brinda siete consejos prácticos para el bienestar animal de los animales de producción o consumo:

1-Alimentación: la alimentación o nutrición es fundamental ya que de esta depende el rendimiento final del animal en carne o leche. Las vacas por ejemplo son herbívoras, por lo tanto debe  comer pasto ya sea en pastoreo libre o extensivo, cortado, como heno o paca, como silo siempre acompañado de agua de buena calidad. Se irrespetan sus derechos si se le da de comer materia fecal de aves, aceite de frituras o harinas de plumas.

2-Protección del calor y lluvias: el estrés calórico ya es considerado una enfermedad grave que atenta contra la salud y producción de los animales en esta época de cambio climático; por otra parte, tampoco es agradable para ellos estar al aire libre mientras llueve torrencialmente, por lo que, la disponibilidad de resguardos y sombra son esenciales para ellos, colocar en todos los potreros toldos de malla ciclón o forestar pueden ser la solución.

3-Provisión constante de vitaminas y minerales: esto es esencial dado que muchas veces las pasturas no los tienen en cantidad suficiente  y los animales sufren de calambres, problemas de desarrollo o del metabolismo, hasta convulsiones por sus carencias.

4-Cuidado del espacio mínimo: cuando se crean condiciones de estabulación o en criaderos extensivos, se debe mantener un espacio mínimo por animal para que estén cómodos, puedan deambular y elegir donde echarse. También hay que distribuir comida y agua estratégicamente para que puedan acceder a ella desde cualquier lugar. Ya en varios países del mundo se ha prohibido la cría de aves y cerdos en jaulas.

5-Manejo cuidadoso y amable de los animales: en muchos lados, para manejar animales, los hombres disponen de perros, que van mordiendo a las ovejas o vacas en pastoreo para juntarlas, chuzos eléctricos o palos con clavos en sus puntas, esto está totalmente prohibido, l hay que manejarlos por la persuasión, sin castigarlos ni provocarles daño.

6-Aplicación de medicamentos por especialistas: hay sitios anatómicos de los animales donde se ha prohibido en muchos lados administrarles inyecciones, como los cuartos traseros o las ancas. Los medicamentos deben administrarse por especialistas, veterinarios o técnicos veterinarios, que saben cómo y donde dar los medicamentos para que los animales no sufran.

7-Transporte y sacrificio humanitario: el hecho de que vayan al matadero a su sacrificio para su consumo, no significa que el animal pierda sus derechos, se debe transportar en forma cómoda, sin hacinamiento, y sacrificándolos de manera que no sientan dolor ni temor.

Fuente: https://revistaproagro.com

Foto: Archivo