Avicultura y su desafío con las nuevas tecnologías digitales

El crecimiento en la avicultura ha sido persistente, y para satisfacer dicho crecimiento se necesitan tecnologías digitales que puedan ofrecer a los productores una enorme ventaja de eficiencia. Aidan Connolly, director de innovación y vicepresidente de cuentas corporativas de Alltech, presentó “Moviéndonos a lo digital: El futuro de la tecnología avícola” ante una audiencia de 250 personas durante el Desayuno Anual de Alltech en la Exposición Internacional de Producción y Procesamiento. La presentación de Connolly se centró en la innovación, el futuro de la agricultura y las tecnologías digitales disruptivas para la industria avícola mundial.

“En los próximos 30 años, veremos otros 3 000 millones de personas habitar en la tierra, la clase media de habitantes urbanos seguirá aumentando, y los avicultores deben responder”, expresó Connolly. “Los productores deben cultivar datos y aprovechar las nuevas tecnologías digitales para responder a las crecientes exigencias de los consumidores

cada, los resultados estimaron los segmentos de alimento balanceado para pollos de engorde y ponedoras en 28 por ciento y 13 por ciento, respectivamente, combinando un total del 41 por ciento y representando el porcentaje más alto de la producción mundial de alimento balanceado por especie. A pesar de la continua preferencia por la carne de cerdo en Asia, el crecimiento actual proyecta que el consumo mundial de carne de pollo superará el de la carne de cerdo para el año 2022. El consumo de huevo también continúa creciendo ya que los huevos son baratos, de buen sabor y fáciles de preparar e incluir en otras comidas. La aceptación universal de casi todas las culturas y todas las religiones garantiza que las aviculturas continuarán prosperando.

Connolly discutió sobre las ocho técnicas  sobre que sirven de referencia para describir las novedosas tecnologías que llegan al mercado y que pueden ayudar a los productores en el manejo de sus parvadas de una manera más eficiente y sostenible:

  1. Impresión 3D: Las operaciones avícolas podrían beneficiarse de la impresión de piezas de plástico o metal en el sitio, cuando requieran reemplazo. La impresión 3D también tiene aplicaciones para salvar vidas, como la reproducción de patas, piernas e incluso picos.
  1. Robots: Las tareas repetitivas, como limpiar y desinfectar las instalaciones, recolectar huevos y supervisar a las aves, presentan oportunidades para los robots en la industria avícola. Los robots son más precisos y minuciosos sobre el trabajo que hacen en comparación con sus contrapartes humanas. Podrían usarse para prevenir y controlar enfermedades e infecciones en las granjas avícolas y para evaluar factores ambientales como la temperatura, la humedad, el dióxido de carbono, el amoníaco, el sonido y la iluminación.

  1. Drones: Puede que no tengan un lugar en la nave o el corral, ya que los drones podrían causar estrés en la parvada. Sin embargo, la tecnología de los drones podría tener una mejor aplicación para los pollos y pavos libres de jaula o camperos, que deambulan libremente. Estas tecnologías podrían reunirlos, protegerlos y supervisarlos.
  1. Sensores: Probablemente, la más fácil de las ocho tecnologías para la implementación, los sensores tienen costos más bajos y beneficios inmediatos. Han sido utilizados para medir el amoníaco, regular y controlar la ventilación y la temperatura, controlar el dióxido de carbono y controlar la iluminación, a fin de crear un entorno que estimule una mayor eficiencia de crecimiento en las aves y reduzca los costos. Los sensores portátiles podrían permitir a los investigadores y productores obtener información sobre la salud y el bienestar de los pollos de engorde, las ponedoras, los pavos y los patos. Equipado con etiquetas RFID, las aves de corral podrían ser observadas en un entorno más natural, dando a los investigadores la oportunidad de aprender de los animales. Esta información podría evaluarse para determinar todo, desde los comportamientos naturales hasta las ineficiencias de la dieta, aumentando en gran medida la oportunidad de ayudar con las eficiencias de producción.
  2. Inteligencia artificial (IA): Las tecnologías de IA se han convertido en la columna vertebral de muchas otras tecnologías. Los robots, por ejemplo, utilizan IA en la planta de procesamiento para mejorar la eficiencia. Los procedimientos de automatización como el deshuesado de pollo requieren el reconocimiento de la forma y el tamaño de cada pollo y la adaptación individual. La inteligencia artificial es la tecnología perfecta para esta aplicación. Mediante la combinación de tecnologías, los robots realizan el trabajo que la IA les ordena en base a los datos que recolectan los sensores. La inteligencia artificial puede supervisar y controlar el entorno de la nave. Los sensores recopilan la información, el software la rastrea y IA ajusta las condiciones de la nave o alerta al avicultor si existe un problema potencial, como un ave enferma. Toda esta información se puede transferir al teléfono inteligente o la tableta del productor.
  3. Realidad aumentada: La realidad aumentada o mejorada es la capacidad de ver cosas que el ojo humano no puede, utilizando los espectros de luz no visibles, o de superponer información, incluyendo la interpretación de datos, junto con lo que las personas ven. Los posibles usos de la tecnología son muy variados, en las plantas de procesamiento, la realidad aumentada permite que las cortadoras en las fábricas vean cómo cortar el pollo y eliminar con precisión las partes defectuosas de la carne. Además de los beneficios para los productores y procesadores, la realidad aumentada puede ser utilizada considerando a los consumidores, ya que la transparencia se está convirtiendo en una preocupación cada vez más crítica y la realidad aumentada ofrece la posibilidad de saber dónde y cómo se producen los alimentos. Las aplicaciones para teléfonos inteligentes pueden considerar la realidad aumentada para permitir a los consumidores escanear un código en el cartón de huevos y descargar información detallada acerca del origen de los huevos, así como también información relacionada con las condiciones de bienestar de las aves.
  4. Realidad virtual (VR): La aplicación más obvia para la realidad virtual en la industria avícola es la capacitación, en particular el procesamiento. Podría enseñar a los trabajadores de línea en la planta de procesamiento la manera ideal de cortar la carne de las aves. Aplicado en granja ponedoras libres de jaula, podría enseñar a los empleados cómo caminar por el alojamiento sin asustar a las gallinas, encontrar huevos errantes y evaluar a las aves. Una opción excéntrica es proporcionar la experiencia de realidad virtual a los pollos, para disfrutar de la experiencia de campo abierto mientras permanecen seguros dentro de la granja avícola.
  5. Cadena de bloques: La oportunidad para la cadena de bloques o blockchain en la industria avícola se centra en su capacidad para resolver problemas de seguridad alimentaria y transparencia. Los grandes minoristas de alimentos están trabajando con IBM utilizando la tecnología blockchain para proteger los registros digitales y controlar la gestión de la cadena de suministro, asegurando la trazabilidad de los productos avícolas que se venden en las tiendas. Blockchain se puede usar para controlar todos los aspectos de la cadena de suministro de alimentos, desde la producción hasta el procesamiento y distribución. “Se estima que la producción avícola mundial aumentará un 120 por ciento entre 2010 y 2050 un . Para satisfacer esta demanda, las tasas de conversión alimenticia y otras eficiencias de producción deben seguir mejorando”. Dijo Connolly. “La incorporación de tecnologías digitales, tales como las enumeradas anteriormente, ayudará enormemente en estas eficiencias y ayudará a los avicultores a cumplir con las exigencias y satisfacer las crecientes necesidades de la población mundial”.

Fuente: https://revistaproagro.com

Foto: Archivo