Variedades de granos básicos adaptados al cambio climático y a la sequía

Productores hondureños cuentan con 20 variedades de maíz, frijol, arroz y sorgo, tolerantes a enfermedades y con mayor adaptabilidad a sequías.

En ese país los efectos del cambio climático afectan considerablemente el nombrado corredor seco que comprende las zonas sur, central, sur oriental, occidente y norte del país. Ante esta situación, los productores de granos básicos disponen de nuevas formulas y cultivos con mayor adaptabilidad y resistencia a las prolongadas sequías.

Los más afectados según un comunicado de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (DICTA), de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), son los pequeños productores de laderas que representan un 70% de la población productora de granos básicos.

Esa institución indicó que dispone a los agricultores del país una oferta de 20 materiales de granos básicos de los cuales 10 son de maíz, seis de frijol, tres de sorgo y uno de arroz,  los cuales “poseen características agronómicas que permiten a los productores enfrentar los efectos del cambio climático, mejorar los rendimientos y reducir el daño por enfermedades”.

“Las variedades de maíz DICTA esperanza, maya, laderas y sequía, se presentan como alternativas para el pequeño productor que vive en las zonas secas de Honduras”, se resaltó.

La SAG junto a otras instituciones han generado estas variedades de granos básicos con el fin de hacer productos resistentes al cambio climático y que se adaptan a las nuevas condiciones del clima y el suelo.

Fuente: https://revistaproagro.com

Foto: Archivo